Ven y enloquece

Ven y enloquece
Nada ha sido probado

domingo, 31 de agosto de 2008

El ruido y la furia


Ayer fue un día lleno de casualidades.

Entre otras, recibí un emilio de un amigo en el que me pedía consejo sobre la lectura de un tebeo. En su mensaje me comentaba que había leído en Internet un extracto de un texto escrito por mí, que la editorial usaba para publicitar la novela gráfica.

Sorprendido, entré en la página web de los publicantes y vi que era así.
Me invadió la ira.
Apagué el ordenador, y me puse a lavar mi ropa interior a mano. Por nada del mundo me habría cambiado por mis calzoncillos. Los estrujé hasta extraer de ellos la última gota de agua.

No me quitaba de la mente la cusa de mi enfado.
Los mismos empresarios que no me habían pagado por mi trabajo de traducción; la misma organización que había desleido mis mensajes solicitando el pago por mi trabajo; la misma editorial que —casualmente— había presentado mi trabajo en Gijón y traído hasta aquí a su autora, sin invitarme a la presentación… ¡Esos ali-babas que ya se habían apoderado de mis palabras, habían vuelto a robarme lo que más quiero!

Salí a la calle. El ruido convivió con mi furia.
Tomando un café, un amigo me aconsejó que demandara a la editorial.
Le recordé que no sólo el importe de mi minuta era muy bajo, si no que Nino no es mi nombre.
En mi situación, cuando acordaba traducir un libro o una novela, aceptaba el trabajo confiando en la palabra dada.
Las palabras son lo más importante en mi vida. Y la palabra dada es el oro de los pobres.
Por eso que me las roben, o que me condenen al silencio es algo que me llena de ira.
Finalmente, José entendió el porqué de mi abandono de mis sueños de traductor. No podía soportar que me siguieran dando donde más me duele.

Quizás por eso entendáis mi aferrarme a este blog como un último atisbo de cordura.
No estoy loco, aunque mi realidad suene a enloquecida.
No peco de soberbia. Protejo mi autoestima.
Necesitaba sentirme cuerdo, vivo y querido, por eso abrí este refugio.

De vuelta a casa, el cielo se me vino encima.
Pero ésa es otra historia.
El caso es que, tras una digestión accidentada por el combate entre mis tripas y mi mente, he decidido seguir a lo mío: escribiendo.
También he decidido seguir a lo tuyo: esperándote.

Aquí tenéis un vínculo con mi artículo saqueado. La obra comentada merece la pena, creedme.

Cuidaros.
Nino Ortea Gijón, 31-VIII-08

El Faro


El faro

Guión y dibujo: Paco Roca.

Un joven, al que el hambre y el deseo llevaron a alistarse como carabinero, ve como la desdicha en forma de Guerra inCivil lo alinea en el bando republicano, siendo su primera misión detener a su mejor amigo.

Huyendo del acoso de los insurrectos y del combate entre las formaciones que defendían al gobierno legal, el muchacho llega a un faro, donde, de la mano de un anciano, aprenderá el verdadero sentido de la LIBERTAD.

Roca (El juego lúgubre) se aleja del maniqueísmo con el que se ha tratado esta lucha fratricida desde hace casi setenta años; sirviendo el fondo de la España desangrada para resaltar el sinsentido atemporal de una sociedad en la que el hecho de pensar diferente conlleva peligro de muerte.
Desgraciadamente, tenemos cercanos los ejemplos de genocidios disfrazados con el eufemismo de “limpieza étnica”.
Desgraciadamente, seguimos viviendo en un país en el que los miserables disfrazan de ideología su mezquindad.

Desde un principio, Roca deja clara su intención de homenajear al género de aventuras con referencias que van de Cervantes a Stevenson, pasando por Twain.
Desde un principio, defiende la necesidad de soñar, de compartir, y de ejercitar nuestro albedrío, aunque ese ejercicio acarree la pérdida de lo que nos es más querido.

A su inteligente guión y sus acertados diálogos, se une un excelente dibujo en bitono enraizado en La Línea Clara, cuya dulzura refuerza la sensación amarga de deshumanización de una sociedad donde soñar en libertad sigue siendo perseguido.


Nino Ortea Gijón, 8-VII-04

sábado, 30 de agosto de 2008

La madre que lo parió


-->


David Duchovny in rehab for sex addiction

Aug 29, 2008, 08:53 AM | by Mike Bruno
Categories: Movie Biz, TV Biz
David Duchovny's lawyer confirmed to People on Thursday evening that the Californication star has checked into rehab to undergo treatment for sex addiction. "I have voluntarily entered a facility for the treatment of sex addiction," Duchovny said in a statement. "I ask for respect and privacy for my wife and children as we deal with this situation as a family." Duchovny has been married to actress Téa Leoni since 1997. They have two children, daughter Madelaine West, 9, and son Kyd, 6.
In addition to his role as FBI agent Fox Mulder in The X Files TV series and movies, Duchovny also starred for several years as the presenter/host on Showtime's erotic drama series Red Shoe Diaries, and he currently stars on Showtime's Californication as Hank Moody, a novelist grappling with a midlife crisis and having a lot of sex.

viernes, 29 de agosto de 2008

Mirador 01

I
I will be king
And you
You will be queen
Though nothing will
Drive them away
We can beat them
Just for one day
We can be Heroes
Just for one day

And you
You can be mean
And I
I'll drink all the time
'Cause we're lovers
And that is a fact
Yes we're lovers
And that is that

Una de las cosas que peor llevo —a parte de los calzoncillos ajustados— es la falsa modestia.
Por desgracia, este comportamiento social está muy arraigado, y la pena que se aplica a los que no lo practicamos es el calificarnos de soberbios.

Ese levantar la mano y decir: “Yo lo sé hacer”.
Ese no bajar la mirada cuando una autoridad en la materia pregunta: “¿Acaso a alguien se le ocurre otra forma de hacerlo?”
Ese creer que uno también tiene su grano de arena que aportar.
Todas estas muestras de sinceridad, autoestima y ganas de compartir están mal vistas.

¡Pues que se pongan gafas!

Todos tenemos algo que decir, crear, y opinar.
El caso es encontrar el modo y el momento, y, ante todo, saber mandar al cuerno a esos falsos censores que —en muchos casos llevados por la envidia más insana— no hacen más que intentar impedirnos brillar en nuestra propia intensidad.

El que un mediocre, una insegura, unos cobardes, o unas resentidas con la vida, me llamen “soberbio” no me afecta. Ahora no. Ya no.

Como creo que ya dejé clara mi opinión, mi actitud y mi jactancia respecto al tema de los capadores vitales, os remito a mi vanidoso posteo; por si sois de los que llegáis tarde al blog, en su momento se os pasó u os apetece releerlo.

(Cómo me gusta esto de autocitarme. ¡Bendita la hora en que abrí este blog absorvente!)

Una de las cosas que visto más orgulloso desde que comencé Ven y enloquece —a parte del cariño de mis amigos— es el comprobar cómo varios de sus visitantes han sido también mordidos por la inquietud creativa.
Basta con leer algunos de vuestros comentarios, para apreciar el valor literario que guardan. Esas ganas de que os lean, de comunicar, de compartir…

Ya que me ha dado su permiso, os voy a citar un caso concreto

ADELANTE

Mirador 02

Hace más de cinco años que conozco a Marcos Begega.
Nuestra pasión común por el mundo de los tebeos nos unió. Pese a los casi 10 años que nos separan, nuestra percepción compartida de aquello que callan las mujeres nos unió. El cine de John Carpertenter, las novelas de Philip K. Dick, y el placer de una buena conversación bañada en vino nos hermanaron.
Con el paso del tiempo, el conocido se hizo amigo.

Los dos hemos pasado en este lustro por situaciones personales duras y delicadas.
Pese a que él es todo un señor ingeniero, amante de la vida tranquila, y yo soy un soñador embrutecido por los excesos, seguimos compartiendo risas, confidencias y dislates.
En su momento me había hablado de que le gustaba dibujar.
Me dijo que hacía tiempo que no lo hacía.
No le veía sentido a eso de estropear un arte que tanto ama.
Finalmente me mandó tres de sus ilustraciones.

Marcos, como amigo te aconsejaría que desates tu pasión. Involucrarse en un proceso creativo es algo apasionante, sin duda absorbente, pero que ayuda a crecer nuestra mente y nuestro espíritu.
Sin duda, este proceso desatará incomprensión en algunos (¿Qué haces a tu edad dibujanto tebeinos?) interferencias de otros (ya ves, a mí no me falta quien quiere decirme cómo escribir en el blog) e inseguridad en ti.
Pero merece la pena. No hay nada comparable a comprobar que desarrollamos nuevas formas de comunicación.

Como “comentarista de cómics” te diría que tu trabajo tiene calidad. Llevo leyendo tebeos desde que nací. Me han pagado por opinar sobre ellos. Los he traducido, escrito y potenciado. Aun hoy en día hay gente que me pide consejo de lectura por la calle.
Quien te habla no es un nindundi.
Eres bueno, tienes dominio de la anatomía, de la perspectiva y de la expresividad. Un trazo muy definido, y una capacidad para personalizar lo que en otros serían meras copias de creaciones ajenas.
Lo que deberías hacer es ser constante. Decidir si te quieres centrar en la ilustración o en la narración. Persistir, trabajar y perfeccionarte.
Ya que cuento con tu permiso, voy a colgar la ilustración de The Creeper.
No tardes en enseñarme más.

Los procesos creativos son duros. Están llenos de soledad e incertidumbre. De eso sé mucho.
Como os comenté al principio, son varios los amigos que tienen inquietudes creativas. Con su permiso, sus obras irán apareciendo por aquí. Dentro de la sección Mirador.
Gracias a vosotros, Ven y enloquece se va convirtiendo en lo que quiere ser.
Un espacio armónico impregnado de caos creativo y desorden pasional.
¡Y no sabéis cómo me gusta!

Though nothing
Will keep us together
We could steal time
Just for one day
We can be Heroes
For ever and ever
What d'you say


David Bowie: Heroes.


Nino Ortea Gijón, 28-VIII-08

Mirador 03

The Creeper, personaje propiedad de DCComics.

Ilustración realizada por Marcos Begega en el año 2003

ATRÁS

jueves, 28 de agosto de 2008

Dark Knight: ¿El Batman definitivo?







Es sorprendente el enorme éxito cinematográfico, y la tremenda repercusión mediática de Batman: El caballero oscuro.
Ni se me ocurriría decir que ambas realidades son injustas, ¡líbreme Bob Kane de ello!
Pero si que, una vez más veo en ello una muestra del desprecio generalizado tanto de Industria como de espectadores hacia el mundo de la Historieta.
Ese arte al que muchos califican despectivamente como “tebeinos”, y otros creen dignificar con el extranjerismo “comics”.
La película de Christopher Nolan ha sido descubierta por muchos como el "acabose" dentro del mundo del Cine.

“El bienaventurado señor Nolan se propuso dirigir la mejor película de Batman y lo consiguió. Qué lejos quedó la propuesta de Tim Burton. Y me atrevo a decir que una de las mejores películas de los últimos tiempos…” Jose Antonio Rodríguez.

“En la línea divisoria entre arte e industria, poesía y entretenimiento, 'The Dark Knight' llega más oscuro y más profundo que cualquier otra película de Hollywood sobre adaptaciones de cómic." (ManohlaDargis: The New York Times)

“Pura magia, puro espejo (...) y con ese plus prestigioso de la auténtica pelea a muerte, que no es entre personajes, sino entre los actores por adueñarse de la función.”(E. Rodríguez Marchante: Diario ABC)

"Batman ya no es simplemente un cómic. 'The Dark Knight', de Christopher Nolan, es una inquietante película que trasciende sus orígenes, convirtiéndose en una absorbente tragedia". (Roger Ebert: Chicago Sun-Times)

Sinceramente, creo que la gente debería salir más. Socializar. Enamorase. Viajar. Hacerse cosquillas. Vivir…
“Bienaventurado señor Nolan…, poesía y entretenimiento…, pura magia, puro espejo…, película que trasciende sus orígenes…”
No sé, o yo estaba muy ocupado intentando adivinar la combinación de tu escote, o nos proyectaron la versión desacralizada de esta divina tragedia.
Eso sí, la experiencia de ver la peli reflejada en tus ojos, supera a la de verla proyectada en cualquir pantalla Imax.

Aunque para llamativamente entregada, la entrada que podemos encontrar en la edición española de la Wikipedia sobre la peli. Les domina tanto la emoción que cuentan toda la trama de la historia, olvidándose de ésta aun está exhibiéndose, y que quien se dirige a la enciclopedia busca información, no que le destripen relatos. http://es.wikipedia.org/wiki/The_Dark_Knight

¿POR QUÉ TAN SERIOS?

Obviamente la peli me ha gustado, y recomiendo a cualquiera que tenga corazón que la vaya a ver.
Bien dirigida. Soberbiamente interpretada. Con un diseño de producción impecable. Este Batman: El caballero oscuro es una gran película. Además, nadie que acuda a su reclamo, puede aducir que desconoce de qué va para justificar sus críticas.
“Pensé que iba a ser más existencialista”, “Creí que salía Denzel Washington”, o “¿No era el documental La Marche du le murcielagué? Como aquí en España los títulos se cambian” no son excusa.
El filme te da lo que te esperas y más.

Sin lugar a dudas es una película que funciona mejor en conjunto que su antecesora, con un aprovechamiento mejorado de los personajes / actores, y con unas mayor solidez argumental. Pero, por desgracia, Nolan, no muestra el pulso narrativo tan firme que mostró en la primera parte de Batman Begins.
¡Torpe que soy! Ignoraba que gran parte de los deslumbrados por esta nueva entrega, fueron ciegos a la primera. Yo no. Debía de llevar puestas mis bat-orejeras. de aquella, no me tentaba ningún escote.
Por cierto, inauguramos concurso: ¿A ver quién de entre vosotros es capaz de decirme dónde apareció mi reseña sobre la peli?
Como premio, un bat-aplauso y un detallito.

Volviendo a El caballero…. Nolan firma una dirección ágil en la acción, climática en el dramatismo y épica en la narración. Su clasicismo en la técnica nos permite disfrutar de escenas dialogadas bien panificadas, pasajes de acción soberbiamente encuadrados, y una cuidada planificación.
Del realismo sucio setentero de las secuencias iniciales de atraco al banco, al frío milenarismo de la sala de el ojo informático que todo lo ve, su paleta cinematográfica es muy amplia.

El reparto es muy sólido. La asignación de papeles acertada. Y el trabajo del director con los actores es efectivamente efectista. Obviamente destaca un entonadísimo Heath Ledger. Su composición de El Joker es magistral. Y considero todo el circo creado sobre su posible nominación a los oscars, una falta de respeto a su figura.

El guión, firmado por Christopher junto a su hermano Jonathan (su colaborador habitual) cuenta como en la anterior entrega con la ayuda de David S. Goyer.
Es el libreto la parte débil en toda esta historia. Aquí os ofrezco la posibilidad de leerlo en la comodidad de vuestras casas.
Y es que pese a aciertos como no contar la génesis obscura de The Joker, o evitarnos frases heroicas grandilocuentes, el guión contiene una serie de errores.

Crea toda una tensión pasional en torno al trío amoroso formado por Wayne, Dent y Dawes que luego desaprovecha.
El final es flojo respecto a la expectación dramática creada, y desoye el odio entre los personajes.
Y, sobre todo, es imposible aceptar que el mismo Bruce Wayne que sacrifica su vida privada en pos de su lucha obsesiva contra el crimen, y que ese Batman enamorado de Gotham hasta la ofuscación, se deshagan de una herramienta fundamental en su lucha contra el crimen, y en la defensa de su ciudad.

Hay más aspectos que me apetece comentar con vosotros. Pero, prefiero esperar a la edición en DVD de la película para verla en versión original y valorar ciertos aspectos. No es que sea un estirado, soy curioso.
Es más, a estas alturas de la madrugada soy consciente de que muchos aun no la habéis visto, y de que este texto se está alargando.

Eso sí, comentaros que tengo en la mente un artículo donde os comentaré una serie de tebeos que han inspirado claramente a los guionistas. Y otro sobre la repercusión industrial del filme.

Pero eso será pronto, a cambio del pago de vuestra complicidad.
Pues como bien dice The Joker:
“Cuando eres bueno en algo, jamás trabajas gratis”

Nino Ortea Gijón, 27-VIII-08

martes, 26 de agosto de 2008

Pasando olímpicamente


Ya vi Batman: El caballero oscuro.
Ya no veo tu número en mi móvil.
Ya casi leí las cuatro entregas de Canción de hielo y fuego.
Ya casi no releo la carpeta con tus mensajes en Hotmail.

Ya ordené todos mis recuerdos.
Ya desordené tus olvidos.

Se acabaron las Olimpiadas.
¿Se ha acabado tu tiempo?

Mejor me siento y lo pienso.
Mejor lo pienso mañana.
Pues el mañana nunca llega.
Pues el mañana no existe (igual que tú)


"Pensábamos que sería muy difícil y la gente estaba muy nerviosa los primeros días pero, cuando vimos que la policía no iba a tocarnos, todo el mundo se puso manos a la obra. Ahora incluso los chinos están tranquilos", contaba un revendedor estadounidense de entradas de los Juegos explicando que le resultaba mucho más fácil de lo esperado.

-Darleys Pérez (púgil colombiano tras ser eliminado en los cuartos de final por el campeón ruso Alexey Tishchenko): "Lo destrocé con mis golpes, se pudo ver en la cara que llevaba, pero los jueces no lo vieron igual".

-"Algunos de mis mejores amigos en Toronto son de origen chino e incluso uno de los patrocinadores de nuestra selección es la marca china Li Ning", alegó el miembro de la selección española de baloncesto, José Calderón, de los Toronto Raptors de la NBA, defendiendo el anuncio que realizó el combinado nacional posando en una foto con los ojos rasgados y que podría no ser muy positivo para la candidatura de Madrid a ser sede de los Juegos-2016.

-Alistair Brownlee (triatleta británico): "Estaba pensando, ¡vaya!, esto es lo que siempre he soñado. Iba por delante, sintiéndome bien y otros corrían con esfuerzo detrás de mi. Entonces, llegó el kilómetro siete y ya no tuve nada que hacer".

"Queríamos dar una imagen perfecta y pensamos en lo que sería mejor para la nación", declaró Chen Qigang, director musical de la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos, sobre la polémica surgida al saberse que la niña que supuestamente cantó durante el acto no era la verdadera intérprete, quien fue sustituida por no ser lo bastante guapa.

"Para evitar problemas y quedarme desnuda, me puse el traje del entrenamiento debajo del otro porque a veces se rompen con mucha facilidad", comentaba la italiana Federica Pellegrini para explicar cómo se aseguró de no tener sobresaltos en la piscina del Cubo de Agua al ganar los 200 metros libres batiendo el récord del mundo.

-Hayden Roulston (ciclista neozelandés sobre la forma de derrotar al británico Bradley Wiggins en persecución individual): "Se puede derrotar a cualquiera, pero la única forma de batir a Bradley es cortándole la cabeza".

-José Pedrazqa González (boxeador puertorriqueño, derrotado por el francés Daouda Sow): "Tenía un plan A, un plan B y un plan C, pero ninguno me funcionó".

Princesa Haya de Jordania (Presidenta de la Federación Ecuestre Internacional después del positivo de cuatro caballos): «Puedo decir que hoy (ayer) es un día realmente triste, un desagradable día para el deporte».

Kyungseon Hwang (coreana de taekwondo después de ganar a la princesa de Dubai Maitha Almaktoum): «Me siento muy feliz de haber luchado contra una princesa, supongo que será muy duro para ella entrenar como luchadora de taekwondo. La respeto muchísimo».

-Javier Noriega (nadador española): "Este tío(Michale Phelps) es medio pez".

-Les Gramantik (jefe del equipo canadiense): "La mayor parte de mis decisiones son pocos populares entre los atletas. Será por eso que nunca he visto un ramo de flores delante de mi puerta".

-Liang Huo (China, oro en saltos): "La medalla de oro, cuando la mordemos, no sabe muy bien".

Es un poco raro cuando eres pequeño y sueñas con ser una de esas personas famosas, también es extraño convertirse en esa persona, no esperas que te pase".
El joven saltador de trampolín británico Tom Daley sobre los efectos de la fama a los 14 años.

"Por la patria, durante los Juegos de Pekín pelearé con toda mi energía y coraje por ser el primero, competiré justa y amigablemente, ganaré sin orgullo y perderé sin espíritu perdedor".
Voto hecho por todos los miembros del equipo chino en los Juegos Olímpicos.

Sueño con la medalla de oro. Soy un piscis y a los piscis nos gusta soñar". - El éxito está en las estrellas para el jugador chino de bádminton Zheng Bo.

"Cuando estás en el hospital, sufriendo tanto, sintiéndote tan cansado, no quieres pensar en el día siguiente ni en la semana siguiente. Sólo piensas en la hora siguiente. El hecho de estar tumbado en una cama de hospital te enseña a ser paciente y ésa fue casi la misma estrategia por la que opté aquí. Esperar mi oportunidad". El holandés Marteen Van der Weijden, campeón olímpico de 10 km en aguas abiertas, que superó una leucemia en 2001.

"No sólo podemos ganarles, sino que además vamos a ganar". Samson Siasia, seleccionador de Nigeria, antes de la final de fútbol contra Argentina.

"No creo que necesitemos mujeres medio desnudas para llevar dinero a nuestro deporte pero hay que cambiar algo". La amazona Edwina Alexander, sobre la evolución del salto de obstáculos.


En la vida, como en el deporte, hay que saber ganar, y hay que saber perder.
Tú quédate con las medallas. Yo me reservo las risas.
Ayer, tu desdén fue olímpico.
Ahora vuelves a calentar por estás instalaciones.
Hoy, al igual que mañana, paso de ti olímpicamente.


Nino Ortea Gijón, 26-VIII-08

¡Yo odio las momias!










Me gusta lo imperfecto.
Lo reconozco.

He perdido la cabeza por mujeres que no harían girase a un preso recién salido de prisión.
Mis labios se han secado de tararear canciones sin ritmo, y mis ojos devorar novelas cuyo autor se niega a firmar.
Prefiero la sidra al cava, la Pepsi a la Coca, y Gijón a París.

Me gusta el cine de entretenimiento, en pantalla grande, sin palomitas, ni voceras.
Me gusta el cine de aventuras exóticas. Tener la sensación de que por el precio de la entrada también sacas un billete de avión a otro tiempo y otro lugar.
Me gustan las películas de monstruos. Protagonizadas por héroes a la fuerza, y damas independientes.
Me gusta King Kong, y me gusta El protegido.
También me gustas tú.

En 1999, la película La Momia me sirvió para pasar un buen rato, descubrir a un director (Stephen Sommers) y desarrollar una debilidad por un actor (Brendan Fraser).
Con la llegada de 2001, disfruté con El regreso de la momia, y mi identificación con Fraser cobró forma: los dos adoptamos expresiones estúpidas cuando queremos parecer inteligentes.
En 2002, la peli El rey escorpión me hizo sentirme cimerio en pleno Egipto predinástico.
Después, el paso del tiempo que no ha logrado derribar las pirámides, ni demoler las esfinges, me erosionó.
Emprendí una travesía del desierto encaminado por falsos guías. Anidé en oasis de aguas emponzoñadas. Sufrí espejismos, y moradores de las arenas dejaron mi corazón en los huesos.
Mi expedición en búsqueda de la ciudad perdida de la felicidad parecía condenada al fracaso.

Durante ese período de tiempo, Stephen Sommers había perdido el norte creativo presa del exceso. BrendanFraser había desaparecido en un pozo de arenas movedizas, y Rachel Weisz había sido madre y ganado un oscar.
Para entonces yo dormía con una momia gatuna en su sarcófago bermellón.

Por suerte, las buenas historias siempre son retomadas.
Yo enterré a mi momia, y la productora Universal desenterró a The Mummy.

Por desgracia, Sommers se limitó a oficiar de productor ejecutivo en esta nueva entrega, La Momia: El regreso del emperador dragón.
Por fortuna, Weisz se desvinculó del proyecto, y su lugar lo ocupó una gran actriz y una mujer sugerente: MaríaBello.
La película, pese a todos sus defectos me gustó. Me entretuvo y me dejó can ganas de más.
Su director, Rob Cohen, con sus casi 30 años en la Industria, continúa siendo un torpe con estrella.
Pese a su falta de habilidades técnicas (en el segmento que nos narra el origen asiático de la nueva momia, se dedica a perder el encuadre de los actores) y su nulo aprovechamiento de actores (contar con Jet Li y Michelle Yeoh en una peli de acción, y no rodar con ellos ninguna escena memorable es toda una gesta) Cohen se vuelve invisible.
Su personalidad anodina permite que los encargados de efectos especiales, el diseñador de producción y Brendan Fraser se adueñen de la película.

Una vez más me encontré con una trama de aventuras sostenidas por el espíritu de la venganza, un amor imposible y la terquedad.
Por el medio, los previsibles guionistas, intentan meter una trama inoperante de pecados del padre repetidos por el hijo.
Pero esos escribas sin pasión no lograron arrebatarme la mía.

Con el Cine pasa como con el Amor, cuando idealizas al ser querido, sus defectos se vuelven virtudes.
Quizás sea por que al igual que los protagonistas de La Momia, he regresado a mi Shangri-La, me he bañado en las aguas de la autoestima, y las heridas que me amenazaban han sanado.
Quizás sea por que al igual que Yeoh, creo que la fugacidad de una pasión compensa la inmortalidad del abandono.
Quizás tengo algo de ese hijo a la sombra de un padre que confunde ternura con debilidad.
Quizás sea por que cada vez que veo a María Bello me acuerdo de lo carnosas que son las fresas.


El caso es que me lo pasé en el cine como no me lo pasaba desde que supe que no volvería a ver una película contigo.
Aunque sea sin mi, tú lo decidiste así, te aconsejo que la veas.

Bueno, ya ahora voy a ver si me dejan excavar un rato.

Nino Ortea Gijón, 25-VIII-08

domingo, 24 de agosto de 2008

Interludio: 004


Bueno, una semana más en la que debo agradeceros el que vinierais y enloquecierais.

Se acaba agosto, y la verdad es que ya tenía ganas.
Tanto calor no es bueno para alguien tan calenturiento.

Ya que no me despierto a tu lado, no me gusta despertarme sudado.
La única sed que me gusta sentir es la de tus labios, no la del estío.
Para mí, los únicos fuegos artificiales que importan, son los que brillan en tu boca al sonreír.

Mirando hacia atrás sin ira, a lo que ha sido la semanita en Ven y enloquece, nos encontramos, con una nueva sección, Catalejo, en la que recojo mi percepción de noticias y sucedidos.
Continúan las visitas anónimas con firma, que esta vez me llevaron a uno de mis personajes favoritos El hombre enmascarado.

Así mismo, continúan las visitas de amig@s, entre las que destacaría la de mi hermano en la fe daltoniana, Jandro.
Confío en que se una a José, Blade, Laura, o Juncal en lo habitual de sus comentarios. Aunque más me gustaría que fueras TÚ quien lo hicieras.

El repaso a lectura pasada de ciertas obras, ha convivido con un amago de glosa sobre la peli de La Momia.

Continúa mi peregrinaje por Los siete pecados capitales. A la Soberbia, le ha seguido la Lujuria. ¿Cuál vendrá ahora?

De momento he dejado descansar a Batman, y dentro de mi recuperación de artículos he comenzado el viaje a Sin City. Este artículo en concreto, levantó cierta controversia pues fueron varias las voces que me acusaron de machista y cosas peores.
Ya me diréis qué os parece.
Como siempre, he respetado la integridad del texto, escrito hace 8 años.

Bueno... afeitarme, ducharme, y cafeinarme es lo que me ocupará la hora siguiente.

¡Ah, se me olvidaba!
Mañana, comienzan en Gijón unas nuevas jornadas centradas en el glorioso despropósito fílmico. Peor Imposible arranca en su décima edición con la proyección de Caperucita y Pulgarcito contra los monstruos.
Mesas redondas, Talleres sobre proceso creativos, y diferentes actividades improvisadas nos acompañarán.
Un homenaje al cine con “meneo”, y una buena excusa para disfrutar sin avergonzarte, ¡qué no todo va a ser sufrir!
Ahora sí que os dejo.

¿Por qué tan serios?

Sin City: Más letal es la mujer 01



Con poco más de veinte años en el mundo del cómic, la contribución de Frank Miller es una de las más importantes de cualquier creador en el medio.
Durante los años 80 sus trabajos para Marvel y DC cambian la despectiva imagen que muchos tenían de la historieta.
Tras guionizar la segunda y tercera parte de Robocop, su regreso al tebeo en los 90 supuso encontrarnos con innovadoras historias, que reflejan una búsqueda de nuevos horizontes para el cómic.

Su trabajo, su defensa de los derechos artísticos y su ataque a la censura, lo convierten en el autor más respetado del ámbito. Cuando manifiesta públicamente su opinión, sus palabras son escuchadas por industria y aficionados.

En el presente artículo, me centraré en su segundo advenimiento tebeístico.
Tras escribir Robocop 2, regresa al cómic desarrollando un género como el ·hard-boiled” que tan bien funciona en literatura y cine, destacando en la historieta de la mano de Wally Wood o José Muñoz.

Frank necesitó cambiar su narrativa. Su obra no habla de un mundo armónico donde la maldad es traída por científicos chiflados o villanos disparatados.
El mal pudre toda la sociedad, enraizado en las instituciones encargadas de protegerla: cardenales antropófagos, senadores megalómanos, presumibles candidatos presidenciales amigos de violar y matar jovencitas.

Alejado del quimérico mundo de los superhéroes, dibujar un simple coche se tornaba en algo heroico.
Al usar el blanco y negro, buscó la expresividad recurriendo al contraste, la mancha, el rallado. Las marcadas sombras, el uso de líneas verticales que encarcelan a los personajes, una iluminación que incorpora o aleja a sus creaciones de la narración sólo con enfocarlas y sus encuadres que nos sitúan a un palmo de la acción, acentúan la sensación de inquietud e inestabilidad.

La unión de escritura y dibujo, resulta en una perfecta narración, afianzada en las viñetas a toda página, desnudas de textos de apoyo y cubiertas por expresivas onomatopeyas, controlando el tiempo narrativo y el ritmo de lectura, atrayendo nuestra atención cuando es preciso. Como con los climáticos finales de los que dota a cada capítulo de sus obras, o su detenida narración, en momentos propicios a ser solventados rápidamente.
Dedicando 22 viñetas a las embestidas de Marv contra la puerta de su celda en Sin City, nos muestra la psique de un personaje que superará cualquier dificultad que surja en su sagrada misión.
El dibujo llega a contradecir lo escrito, la lluvia que aclara las ideas de Marv enturbia la imagen.


Sin City: Más letal es la mujer 02


Una ciudad llamada Pecado.

Sin City le supone realizar el cómic que siempre deseó: historias policíacas repletas de aventuras, romance y situaciones más grandes que la vida.
Su vínculo editorial con Dark Horse nos permite disfrutar de su don para crear historias y situaciones, que aunque llevadas hasta los holgados límites que el cómic posee, resultan en algunos aspectos cercanas y en todo momento creíbles.
Este tipo de relato es una constante en nuestra cultura. En Edipo, escrita por Sófocles pocos años antes de juntarse los Rolling Stones, aparece una sociedad corrompida, tras su tranquila apariencia yace una retorcida realidad. El desvelar una maraña de secretos fija el argumento de la tragedia.

No es una serie realista, plantea situaciones extremas rodeadas de atractivo: largos abrigos, mujeres curvilíneas, coches rápidos.
A diferencia de la novela negra clásica, sus héroes no son desarraigados en un mundo ordenado según valores ajenos. Son seres normales que obran según su instinto y disfrutan caminando con el fuego.
Marv no se limita a matar al asesino de Goldie, le mutila todas sus extremidades procurando que aún esté vivo cuando un lobo lo devore.

No son monstruos alienados, poseen un entorno afectivo.
Marv cuenta con el amor de su madre, el afecto de Lucille, su agente de libertad condicional, y Kadie, transexual propietaria de un bareto auténtico cruce de caminos de las almas pecadoras que pueblan Sin City.
Dwight disfruta de los favores de Shellie, la carnal camarera de Kadie´s, mientras la disciplinada Gail ronronea en su ausencia.

Es este interconectado devenir de los personajes un gran atractivo en la obra.
Por un lado creaciones principales son secundarias en otros relatos. Marv realiza una desinteresada intervención en Moriría por ella. Dwight protagoniza un baboso cameo en Ese cobarde bastardo. El fondón fotógrafo griego, los pedantes Gordo y Enano, forman parte de un elenco que por fuerza se nos hace familiar.

Además, al unir temporalmente sus historias contemplamos una acción desde varias perspectivas, la primera entrada de Marv en Kaide´s; conocemos a los personajes en diferentes momentos vitales permitiéndonos comprender mejor ciertos hechos, tras leer Ese cobarde bastardo es más creíble el suicidio de Mort; vemos actos extraordinarios, el asesinato del cardenal Roark, como cotidianos.

No explica el comportamiento de sus personajes, en una sociedad tan torva como Basin City, las personas no mantienen una línea de actuación consecuente. Mort que embrujado por Ava mata a su compañero en Moriría por ella, es un buen colega en Ese cobarde bastardo.

Miller mantiene su peculiar visión de la Religión.
Marv, pese a llevar colgado un crucifijo, asesina a un sacerdote y mata a un cardenal que ve en la antropofagia una comunión divina. La visión positiva de las prostitutas reflejaría su influencia cristiana. Una de las acusaciones hechas a Jesucristo fue confraternizar con rameras.
La capacidad de sacrificio por un ideal, encarnada en Marv o Hartigan, recuerda a los apóstoles inmolados por su fe.

El héroe no lo es por vestir un disfraz o tener ultra-poderes; sino por tomar decisiones.
Dwight busca la redención de un pasado disoluto, Marv un sentido a su vida, Hartigan un final consecuente con sus ideas. Deben lidiar sus demonios interiores. Marv duda de la existencia de Goldie, Dwight ve como la penitencia por sus pecados es seguir pecando,
Hartigan soporta penalidades por delitos no cometidos. Al igual que Matt Murdock deben renacer para alcanzar la honra.

El bien surge de los más alejados de este concepto: asesinos, prostitutas,... como en 300 donde la democracia la defienden los espartanos.
El Mal presenta varias encarnaciones; la maldad en estado puro, legada de generación en generación y que al no estar motivada por una necesidad degenera en prácticas perversas, la encarnaría la familia Roak; los instrumentos del mal, como Matute, no obtienen ningún beneficio de su iniquidad, son herramientas de maquinaciones ajenas; Ava representa a las vampiresas, cuya malicia les permite perdurar en un mundo presuntamente gobernado por hombres.

Miller muestra iconos reconocibles en entornos inapropiados. Viste a la transexual Kadie como Wonder Woman, cubre a delincuentes con camisetas de Hell Boy.

Hay múltiples referencias fílmicas. Mort recuerda al Glen Ford de Los sobornados; Ava evoca a la Ava Gadner de Forajidos; Klump y Shlubb rememoran al dúo Peter Lorre-Sydney Greenstreet. El final del primer capítulo de Moriría por ella, nos lleva a la Casablanca de Michael Curtiz.

Sin City: Más letal es la mujer 03

Con las mujeres no hay manera




Violentas, provocativas, adorables, vengativas, desesperadas, manipuladoras, locas, misteriosas. Las mujeres mostradas por Miller explican que el masoquismo sea una fantasía sexual masculina.

Escasas de ropa, sobradas de maldad, falsamente sumisas, claramente dominadoras, los personajes femeninos son tan variados como los masculinos, los cuales desarrollan una vida monótona hasta que una fémina de la más deslumbrante especie se cruza en su vida arrojándolos a los abismos de la pasión.

Al ser el cómic un arte tan dotado para los excesos sus damas atraen como el imán más potente, dañan como un cristal abandonado en la playa, matan como el veneno más letal. Dolorosamente hermosas, al contrario que La Sombra, no necesitan poderes paranormales para nublar la mente del hombre.
Les basta una mirada para convertir al valiente en borrego, al ateo en creyente.
Los personajes femeninos se adecuan a los masculinos, pero con las ideas más claras que éstos. Se hacen pronto familiares al estar muy bien descritas por sus acciones.
Creaciones como Elektra, o Selina Kyle ya eran una clara muestra de su peculiar idea sobre las damas.
La Historia, las leyendas y nuestras torturadas existencias rebosan mujeres cuya única función en la vida es traer males para el cuerpo y tormentos para la mente del hombre.
A Pandora y su femenina curiosidad debemos la propagación de los males por el mundo; a Eva y su mujeril seducción adeudamos la expulsión del Edén y tener que trabajar para ganarnos el pan. ¿Os suenan Dalila, Salomé, Jezabel,...?.

Es en su retrato de esas mozas que hacen aflorar tus más secretas estancias del alma, donde la narración de Miller se muestra más cercana; lo que la vuelve más creíble es su alejamiento de la misoginia. Sus mujeres no son dañinas, sus hombres son los pardillos.

Por amor a Goldie.
Tengo enfrente a una diosa. Me dice que me quiere. No malgastaré más tiempo pensando en mi suerte”.

Sin City se presenta como un típico enigma policiaco. Un tipo duro tras un resacoso despertar descubre que la desconocida con la que compartió colchón fue asesinada, iniciando la búsqueda del culpable.
En realidad, cuenta la emotiva historia de un amor obsesivo, que se convierte en expiación de la sangrienta existencia de Marv. Éste, sabiendo que Goldie lo usó como escudo frente al peligro, no puede evitar adorar a una diosa que le ungió en su gracia.
Tal es su soledad que unos minutos de placer justifican una vida. El precio por adorar a su deidad es la muerte, prestándose gustoso, cual Leónidas, al sacrificio heroico
Goldie es esa mujer que sabiendo que te está utilizando, su cercanía te hace dichoso.
Ese masoquismo de: “Sí, puede que me haga daño, pero me envidiáis porque me daña a mí”, no nos es ajeno.
¿Quién no ha enfermado por una persona de la que todo salvo su nombre y aroma le es desconocido?

El encuentro con Wendy, clónica hermana de aquella, quien lo bendice con un piadoso conocimiento carnal antes de su ejecución, habla de las mujeres en las que buscas deseo y hallas piedad.