Ven y enloquece

Ven y enloquece
Aunque este blog lo firme Nino Ortea, pertenece a quienes lo sentimos nuestro al leerlo.

sábado, 16 de agosto de 2008

Batman: El caballero oscuro 01




-->
El regreso del oscuro señor de la noche

Próximo a cumplir esos veinte años que Carlos Gardel nos aseguraba que no eran nada, a The Dark Knight Returns (TDKR) le han dado un hermanito de nombre The Dark Knight Strikes Again (TDKSA).
Al orgulloso padre de la criatura no han dejado de caerle palos desde que anunció la feliz concepción de un retoño largamente esperado.
¿Qué hace del primer vástago alguien tan venerado y del segundo algo tan denostado?
¿Es verdad que cuando el dinero entra por la puerta, la creatividad sale por la ventana?
¿Llegaré a saber porqué me dejó aquella que jamás me quiso?

Tal vez el siguiente texto logre dar respuesta a alguna de estas preguntas sobre los trasuntos de un Caballero Oscuro que, como el desamor, contraataca cuando menos lo esperas.

1986 fue un buen año para DC. En su seno nacieron dos obras que no sólo han enriquecido sus arcas desde entonces, sino que alcanzaron una repercusión fuera del medio como ninguna ha logrado desde entonces.
Watchmen y The Dark Knight Returns fueron saludadas con una salva de piropos que aun resuenan hoy en día.
Entrar en el estudio de lo que la mini-serie de Miller supuso en su momento es algo que se escapa a mi intención. Se acerca más al propósito de este artículo el comentar el presente tanto de esta obra como de su ¿secuela?

Batman, año 30

En marzo de 1986, veía la luz la primera entrega de TDKR, miniserie de cuatro volúmenes en formato prestigio.
Hacía tiempo que Miller acariciaba la idea de desarrollar un proyecto propio sobre El Hombre-Murciélago. Junto a Steve Gerber había presentado a DC memorandos para relanzar Superman, Wonder Woman y Batman, aprovechando el intento de reorganización creativa que suponía Crisis en tierras infinitas (mayo 1985 – abril 1986)

Dark Knight era el título de la colección centrada en El Murciélago, apareciendo algunas de las ideas para la propuesta recogidas dentro de Año Uno, arco argumental desarrollado del episodio 404 al 407 de Detective Cómics ( febrero-mayo 1987).

El éxito de TDKR sorprendió tanto al artista como a la editorial, no conviene olvidar que Ronin (1984) no había funcionado bien.
Dick Giordano (co-editor de la obra) apostó fuerte por el proyecto, ordenando la impresión de un número de copias que superaban con creces los pedidos iniciales.

El concepto del producto varió en numerosos aspectos: título (La muerte de Batman o La venganza de Batman), formato (tres volúmenes de 48 páginas) y limitaciones editoriales (DC obligó a Miller a que Batman luciera el óvalo amarillo, aunque éste duró poco en su pecho)
De entre los cambios introducidos destaca el uso de Robin, personaje al que en un principio era reacio.
Todo señala a John Byrne, quien le habló de una Chica Maravilla dibujada por Jaime Hernández, como inspirador de la idea.
Robin llena la obra, tanto en sus momentos de ausencia –son continuas las referencias a las diversas encarnaciones del personaje– como cuando está presente.
Su alegría, entusiasmo y vitalidad quitan capas de negrura al Caballero Obscuro.
Carrie Kelly, jovencita de 13 años, se adapta perfectamente al papel.
La capacidad de iniciativa y resolución que la impulsaron en su combate contra el crimen hacen que brille a la sombra del Murciélago; la obediencia y disciplina con que ejecuta las órdenes no evitan que su humanidad se manifieste en lágrimas.

4 comentarios:

  1. enlarge your penis (Blade)17 de agosto de 2008, 12:46

    Veo que tienes un grupo de admiradores "desinteresados" jaja. Misoginada del día: jofio que son mujeres. si es que...te voy a regalar una mosquitera para que not e piquen.

    Respecto a Batman, tengo que decir que a mi DK2 no me pareció tan malo como dicen algunos, que Dark Knight me gustó más la segunda vez que lo leí (la primera creo que teniá 15 tacos) y que lo que más me gusta de Frank Miller es Batman Año uno.

    Por cierto, me ha llamado la atención The Anhk (o como se escriba), ya que no lo he leído. A ver si lo localizo por ahí.

    when will you buy some penis elongator?

    ResponderEliminar
  2. Oh, Blade, he who enlongates his pennies
    Te respondo por duplicado, gracias al copier pegar, que la cabeza me duele después de gatubelar en Xceso

    Confío en que lo que te mantuvo la cabeza ocupada fuera algo creativo, y no la lectura de un manual sobre prolongaciones pendulares.

    Ya me contarás.

    Puff, mi Catwoman es más lista, más ágil y más rotundamente curvilinea de lo que te puedes imaginar. Bueno, ahora que lo pienso, puede que la conozcas, quien Sí que la conoció una noche en la Otto a las mil fue The Güel, y ese encuentro es la génesis oscura de su parafilia trasvestil.

    Sobre el Black & White, a mí el esocés me gusta en vaso bajo y con dos piedras de hielo, y a ti?
    Booster Gold es un crack! Y los que leéis sus tebeos una bellísimas personas (me harás el favor que te pedí, no te costará mucho deshacerte de su cuerpo)

    Coincido contigo en lo de Año Uno. ES una obra que rezuma calidad, pero como es un tebeo, lo desprecian. Pobre de una sociedad que juzga la calidad del arte por su formato.
    The Ankth es una maravillosa historia de amor imposible. No te sé decir si está editada en España.
    Y, para que lo sepas, I´ve already bought a huge King Size penis elongator for alcohol abusers, Special Edition!
    Do U wana feel da force, sweetie?

    ResponderEliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.