Ven y enloquece

Ven y enloquece
Felicitación navideña obra de Mónica http://neogeminis.blogspot.com.es/2017/12/y-llego-el-dia.html .

viernes, 15 de agosto de 2008

Batman: La dulce victoria de Loeb y Sale 04


Sueños Rotos


Batman: El largo Halloween –BELH– (Norma, 2001) y Batman: Dark Victory –BDV– (Norma, 2003) son el punto álgido en la relación de creación y creadores con Halloween, vinculo plasmado en relatos como El primer Batman (Detective Comics 235, 1956) que basaba la elección por Wayne de su indumentaria murcielagesca, en la vestimenta lucida por su padre en un baile de difuntos.
Señalar como muestra de este lazo especial el que, coincidiendo con Halloween, se celebre en Rutland, Vermont, el Festival anual de Batman.
Loeb y Sale habían realizado con anterioridad tres acercamientos a la ligadura entre la celebración y el personaje, firmando tres especiales de Halloween dentro de la serie Legends of The Dark Knight: Choices, Madness (publicada en España como Locura) y Ghosts.

Locura (Ediciones Zinco, 1996) utiliza la excusa del secuestro de unos niños por parte de Sombrerero Loco, para reflexionar sobre la dificultad en transmitir nuestro cariño a los seres queridos, ejemplarizada en la relación de Gordon con su hija adoptiva, Barbara.
A su vez establece una engarce entre Alicia en el país de las maravillas y Batman, para quien el libro es una especie de kriptonita que irradia recuerdos de una etapa feliz y sentimientos de culpa.
La humanización del héroe, sensible al recuerdo de una lectura infantil, nos trasmite la soledad de aquél que lo posee todo, y todo lo que posee le recuerda que está solo. Idea omnipresente en sus posteriores trabajos con el personaje.
El largo Halloween se desarrolla en el primer año de existencia del Murciélago, cuando los bajos fondos de Gotham estaban controlados por familias mafiosas, y los monstruos llamados a aterrar la ciudad estaban en fase de rodaje.
Wayne acompasa su función de defensor de la ciudad a su actuación de vividor, y el paladín establece vínculos de amistad / odio con personajes que conllevarán su devenir posterior. Millonario y alter-ego compartirán objetivos: Wayne combate económicamente a los Falcone, Batman frena sus fechorías; Bruce encara la sensualidad de Selina, el Murciélago el ronroneo de la Gata.
Archie Goodwin, supervisor de los anteriores trabajos del dúo para DC, los animó / retó a que desarrollaran una aventura de Batman estructurada como una novela negra.Frank Miller aceptó que usasen algunos personajes creados por él para Año uno; Mark Waid recordó la importancia de Dent en la forja del héroe;...
El resultado es un soberbio fresco batmaniano donde los creadores no ocultan referencias a obras como El padrino, homenajes a mentores (Gordon guarda gran parecido con Goodwin), y guiños a sus trabajos anteriores. Releyendo Locura, vemos que son varios los párrafos de ésta repetidos en BELH: como la descripción de Sombrerero Loco, calcada en la página 18 de la novena entrega, o en la 16 del décimo capítulo.

Miembros de las dos familias mafiosas más importantes de Gotham son asesinados, las coincidencias en el modus operandi, y en el momento elegido para los crímenes, siempre días festivos, hacen sospechar a los representantes de la ley (Gordon), la legalidad (Dent), y la justicia (Batman), que están ante un asesino en serie, bautizado como Festivo.
Mientras las víctimas van en aumento y las relaciones entre los gángsteres se ensangrientan, afloran diferencias entre los defensores del orden a la hora de decidir como se enfrentan a unos gángsteres a los que simultáneamente tienen que proteger de un asesino.

El argumento bebe directamente de la tragedia clásica: Familia, Lealtad, Honor,... son los factores que condicionan el desarrollo de este drama. El amor a una ciudad, a un padre, a un esposo... impulsan tanto a asesinos como a justicieros.
Una impresión de muerte de la inocencia (Batman y Dent cambian concluyentemente tras esta historia), de desaparición de un orden (los imperios mafiosos serán reemplazados por los reinos de taifas de las monstruosidades), de quiebra de los vínculos afectivos (relaciones como la amistad o el matrimonio no protegen a los protagonistas de la fatalidad), impregnan a la obra de una gris sensación de pérdida.
El desamparo de los personajes queda patente en su continuo reafirmar sus creencias ("Creo en Gotham..." "...Creo en Harvey Dent" abren y cierran el relato). La sensación de que todos son víctimas de los caprichos del destino, queda reflejada en el uso indistinto por parte de los protagonistas de las mismas expresiones ("Haré lo que deba ser hecho...")
Batman se resiente ante esta condición de marioneta en manos del sino, y al acercarse al abismo emocional por el que se ha precipitado Dent, ahora Dos Caras, no puede evitar darse cuenta de que él podría haber sido el que se despeñó por la falla que separa a la obsesión de la locura.

Este tema dará mucho juego en el siguiente trabajo de la pareja.
ADELANTE ATRÁS

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.