Ven y enloquece

Ven y enloquece
Por favor: no compréis aún ejemplares en Amazon de «Nada ha sido probado», esperad hasta que anuncie su publicación definitiva. Gracias por vuestro interés.

viernes, 15 de agosto de 2008

Catwoman: Ojos de gata 05



Siempre hay un precio




Brubaker firma unas historias entretenidas, divertidas, ágiles y amenas. En las que demuestra un conocimiento del personaje y de las coordenadas creativas de DC.

Sus episodios funcionan unitariamente, lo que permite la incorporación a la serie en el transcurso de cualquier arco argumental, a la vez que fijan una estructura narrativa más ambiciosa, que en muchos casos se desarrolla a lo largo de un gran número de entregas (como la subtrama de enfrentamiento a un misterioso jefe del hampa trenzada del capítulo 5 al 16)


Estas características son compartidas por otras series excelentes, como Gotham Central o Batman Adventures, también enclavadas en el Universo Batmaniano. Lo que diferencia a Catwoman de otros títulos es su perseverancia a la hora de defender una idea, sobre la que Brubaker ha articulado, hasta el momento, la totalidad de sus historias: el potencial de supervivencia del ser humano.

Sin descuidar ni un ápice las estructuras, mecanismos y recursos propios del tebeo de acción y aventuras, el guionista ha sabido dotar a la colección de un marcado discurso humanista.

Nuestra capacidad / necesidad de adaptarnos a los embates de la vida, y sobrevivir a lo que siempre temimos, es un tema creativo habitual, de hecho podemos encontrarlo en la génesis de Batman, quien logra vencer el mayor temor de cualquier niño: ser abandonado por sus padres.
Brubaker personaliza su enfoque del tema.
No estamos ante un personaje guiado por una especie de epifanía mesiánica que lo convierte en inasequible al desaliento.
Estamos ante una persona, que sufre al ver que son inocentes los que pagan por sus actos, que duda al comprobar que el camino que ha tomado no la aleja del dolor, que necesita a alguien que la abrace y le haga sentirse querida.
Estamos ante alguien que pese a la desolación y el vacío que moran en su interior, opta por levantarse, afrontar sus miedos y sacrificarse por los que le son amados.
No es difícil encontrar en Selina una referencia a esa MUJER a la que no le importa que sea el hombre (Batman) quien se lleve todos lo méritos, siempre y cuando los suyos sigan bien.
A esa MUJER dispuesta a defender con uñas y dientes a sus seres queridos.
A esa MUJER que debe esforzarse por conseguir lo que a un hombre se le regala.



Continuará

A partir del número 25, Paul Gulacy y Jim Palmiotti se convierten en los dibujantes regulares de la serie. Con ellos asistiremos a una reorientación argumental en la serie y gráfica en el personaje.
Ya en las primeras páginas de…
Y hasta aquí os puedo contar. Aunque el espacio de este artículo llegue a su fin, confío en que la magia de la serie continúe.



Cuidaros.

ANTERIOR



Nino Ortea. Gijón 16-II-04

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.