Ven y enloquece

Ven y enloquece
Aunque este blog lo firme Nino Ortea, pertenece a quienes lo sentimos nuestro al leerlo.

viernes, 8 de agosto de 2008

Interludio002


-->
Sigue este plomizo agosto, poblado de bochorno, tufos, ruidos, malos modales y un repugnante exhibicionismo de cuerpos repulsivos… Y lo peor está por llegar. Comienza La Semana Grande, y yo no sé dónde esconderme. De hecho, mis planes para La Noche de los Fuegos se reducen a escuchar a Prince mientras subo archivos al blog.

Puede sonar a patético, pero creedme: lo prefiero a andar por la calle en momentos en los que las personas trashumamos por ellas como ganado.
Seré un sociópata, pero en noches como ésa (y viendo el percal) no puedo evitar pensar que finalmente en la “caverna” de la que nos habló Platón ya no queda ningún “mico”. En noches como ésa, me vuelvo desagradable y rechazo las invitaciones de mis amigos a compartir su compañía. En noches como ésa, me vuelvo apóstata de la ciudad que adoro. Noches como esa, sólo las hace llevaderas tu compañía.
¡Falta una semana, y ya rezo para que haya pasado un día de la noche fatua!

Bueno, cambiando de tema, ¡GRACIAS! No sólo por venir y enloquecer juntos, si no que, ante todo, por el cariño real que me habéis mostrado en el mundo real.
Una vez más, me ha superado vuestra respuesta. Una vez más, habéis hecho que me sienta soberbio por contar con vuestra amistad.
Durante los últimos días he tenido encuentros, más o menos accidentados, con algunos de vosotros. Escuchar vuestras opiniones, indicaciones y sugerencias de viva voz ha sido muy útil. Oír el mismo barrunto en voces distintas, avivó mi curiosidad. Recibir vuestros consejos u ofrecimientos, me ha arrebatado.
Antes de nada, debo recordaros que el mundo de los blogs es un misterio para mí, y el abrir uno no ha despertado mi curiosidad por lo que hacen los demás. Me interesa aprender a crear, no a robar ideas ajenas. Cuando sea grande, ya leeré la letra de otros blogs.

Poco a poco, voy enmendando mi torpeza:
He incluido datos en el perfil. Ni imaginaba que la gente lo leería.
He puesto una dirección de correo electrónico de contacto, por si un enloquecido necesita contactar.
He incluido opciones para subscribirse a Ven y enloquece mediante feeds. Es decir, si alguien quiere estar al día de lo que se publica, o de vuestros comentarios, ahí tiene la solución. El primero es para posteos. El segundo, para comentarios. Así se facilita la comunicación entre vosotros.
Por ejemplo, Zukki me ha glosado que debe cancelar su viaje a Zaragoza para ver la Expo. Se come dos entradas válidas para tres días. Si alguien quiere evitar que se le atraganten… Contactad. Además, no deja de ser una excusa perfecta para desvelar esa misteriosa identidad que tanto os ha preocupado.

Mi idea es que la página de presentación esté lo más limpia posible, así que, de momento, no pienso añadir más cosas salvo sugerencias.
En un principio, el diseño me gusta. En cuanto tenga tiempo voy a intentar aprender HTML para agrandar los márgenes de la plantilla, y así ampliar el espacio para el texto. Con el tiempo ya llegará lo de establecer un nuevo orden mundial.
Ya tengo ofrecimiento para diseñarme la página web; y a su vez he recibido ofertas gratuitas para albergarla. Prefiero ir despacio. Aunque ya he mirado lo del dominio, y la cosa promete.

El tema de los artículos sobre tebeos me gustaría dejarlo claro: Los seguiré subiendo. Quien no los quiera leer, que no lo haga. Pero, NO voy a dejar de colgarlos.
Está claro que añoráis el Tomate. No le veo otra explicación al éxito de un posteo tan peculiar como Ayer la vi. Eso sí, de saberlo, ¡la habría visto antes! Abrumado me habéis.
De hecho, todavía recibo comentarios en el post. Cosa curiosa. Ayer, entra una anónima que firma como Dana (confío en que no sea la eurovisiva), según ella era su primera vez (¡ayyyy, las mujeres!) y deja su gracia en sacrosanto lugar. ¿Casualidad? Casualmente fue una mujer la que me enseñó a desconfiar de la casualidad.

Obviamente, no tengo ningún problema con visitantes anónim@s. El problema viene cuando confiáis en que adivine quién sois. Veréis, no soy deductivo si no inductivo, y cuando intento hacer de Sherlock Holmes, siempre acabo viendo la huella de Moriarty. Como mi vértigo me impide acercarme a desfiladeros suizos, confío en que comprendáis que me tome ciertas reservas al respecto. Cobarde que es uno.

Me estoy planteando colgar salmos de una biblia pellejil que llevo años redactando. La culpa la tiene Bridget Jones. Me apeteció escribir una especie de versión del mundo erótico / festivo desde el otro lado del espejo. El seguir sin entender a las mujeres cuando uno está en edad de plantearse el uso de viagra, es preocupante. El colgar fragmentos de mi vida, también me preocupa. Cualquier anaros@ se los puede apropiar, y presentarlos con sabor a sí.
¡Y eso sí que haría que iKong se enfadase!
Llega el fin de semana. Ojala te vea este domingo.
Aunque sé que el Sol calentará más fuerte en cuanto aparezcas.

Cuidaros
Nino Ortea Gijón, 8-VIII-08

4 comentarios:

  1. Buenas!
    Comenzando por orden, he leído esta última entrada, por la tarde me dedicaré a las entradas de Batman, que me parecen batante interesantes, pero ahora me espera la sintonización de canales mortal.
    Un plan mejor para la noche de los fuegos, es dedicarse como un buen John McClane (o mejor dicho, Zeus) samaritano a viajar por los hogares de apacibles jubilados a sintonizarles canales de Tv e intentar hacerles ver que no tiene por qué verse TLG en el 6 en todas las casas de España...

    Otro tema, el HTML, he investigado un poco, junto con el diseño de este blog, y para ampliar el ancho se hace con CSS, es otra tecnología web, con la que aplicas un estilo determinado a un documento HTML. En este caso tienes un ancho de 700 píxeles, se puede cambiar a más o a un % de la página. Ya te haré un mini-tutorial para que petaquees, en cuanto pueda te digo dónde se cambia el ancho, tienes que tocar en varios sitios, para que no se te descoloque el texto.

    Por lo demás, te animo a que postees lo que te salga del orto, vale que para esa gente que dedica el 90% de su tiempo a leer literatura profunda y ver documentales de la 2, al final les resultan más interesantes los posts en los que sale iKong con la cara tapada por un icono enorme de un tomate, pero esto también puede servir para hacer de escaparate de un trabajo personal y que sí, que coño, es bueno.


    Termino el rollo con una gran frase de la jungla 4.0 que sería un buen colofón al famoso post multivisitado:
    "La última vez que via tu novia, estaba en el fondo del hueco de un ascensor, con un 4x4 metido por el culo."

    ResponderEliminar
  2. ¡Pero qué complicada es tu parte masculina! ¡Con lo sensible que es tu parte femenina!
    No hay ninguna intriga, sólo una pregunta que sigue en el aire.
    A veces las explicaciones más sencillas dan los mejores resultados y yo no me siento nada complicada.
    Aunque,por supuesto, siempre es posible buscar un triple sentido a las cosas. Es lo maravilloso del juego con las palabras, aunque resulta mucho más divertido cuando también puedes jugar con la expresión y el gesto.

    Enhorabuena a José: Dana Scully siempre me ha apasionado y es un nombre que llevo usando desde hace mucos años (hasta se lo puse a una maravillosa boxer albina)aunque en este caso estaba pensando en Dana, Señora de la Torre y Dama del Dragón, pero no te preocupes por entenderlo (a fin de cuentas soy mujer) que ya sé que ni vemos las mismas pelis ni leemos los mismos libros y, por supuesto, no escuchamos la misma música.
    Aunque no quieras has entrado en el juego y has intentado adivinar.
    ¿M? ¿quizás de Mujer?

    Me despido como siempre con 3x pero sin connotación erótica (esa ya la buscarás tú)
    Besos
    XXX
    DANA

    ResponderEliminar
  3. Verás, Dana, hablarme de mi parte femenina es hablarme de la cara oculta de la Luna.
    No recuerdo esa pregunta que sigue en el aire. Quizás sea: ¿Me invitas a un café y te enseño mi Renoir, Ninin?
    Era obvio que eres mujer, utilizas tus armas de cazadora: palabras como dardos, el lazo de las insinuaciones, el escudo del anonimato. Es más, quieres jugar, pero a tu juego y con tus reglas: Mientras tú sabes quién soy, yo intuyo quien eres.
    Eso es trampa, aquí o en cualquier reino o condado.
    Además, tras haber dormitado con el espíritu del vino, como que no estoy para muchos Mind Games.
    ¡Con la resaca que tengo, ni se te ocurra cantarme Purple Rain!

    Puestos a jugar a adivinanzas, a mí me gusta interpretar jadeos. ¿Te apuntas?
    Seguro que José ya se ha cambiado de calzoncillos tras leer tu enhorabuena. Él es el Holmes de los “enloquecidos”, yo soy el Kong.
    Aunque, si de verdad hubieras tomado un café mañanero conNino, sabrías que no creo en Expediente X. En el momento de su estreno estaba felizmente casado. No recuerdo qué prefería ver ella, yo me limitaba a mirarla y ver la tele reflejada en sus ojos.

    Sabes mucho de mis gustos. ¿Me pondrías un notable o un sobresaliente? Un consejo, lee Peter Pan en edición ilustrada, encontrarás la respuesta.
    ¿Jugamos?

    ¡Ok!

    Si introduzco tu nombre y datos literarios en Google, me llevan al nombre que da título a la película protagonizada por el Sr. Andrews. ¿Curioso, verdad? El “Hi” con el que saludaste, me lleva a costas bañadas por ojos verdes en los que siempre se encendió la luz del engaño.
    ¿Sigo?

    Como imagino que sabrás, XXX, es una transcripción de origen sajón. Los normandos la vetaron, las mujeres abusan de ella. ¡No me mandes besos, dámelos!

    No es que le busque triple sentido a las cosas. Simplemente, las cosas que pensamos que nos identifican pueden pasar desapercibidas a otras personas. No hay juego más peligroso que la ambigüedad.
    ¿Crees que quiero jugar?

    Como bien deberías saber, jugar es como tocar el piano, requiere práctica. ¿Y si en vez de jugar nos tocamos las teclas, Dana?
    La “M” de “Me muero por saber quién eres” puedes rellenarla con lo que resta de tu nombre.

    ME voy a tomar un Actrón. Mi cabeza va a explotar.
    Espero volver a leer a Dana, y verte a ti.

    ¿Jadeamos?

    Nino

    ResponderEliminar
  4. Te voy a contar mis sueños, los que me aterrorizan, las fantasías, un mundo de palabras dispersas por mi mente, vuelan, las alcanzo, en el último momento, abatidas, a punto de desmoronarse, ahora lejanas, diminutas, indescifrables, vuelven a mi, arrastrándose, suplicándome que las vuelva a utilizar, quieren ser difundidas, conocidas, estudiadas, analizadas, quieren jugar, siento su cosquilleo, me susurran algo al oído y entran a formar parte de mi vida y la tuya, impacientes, excitantes, te piden que no las olvides, utilízalas para animarle el animo a un amigo, para tus interludios, para encontrar la libertad o para inventarla, haz un trueque, conócelas y continua compartiéndolas conmigo, con nosotros, sin olvidar su misterio, atesora alguna para ti.

    G.G.

    Lo puedo decir mas alto... Felicidades.

    ResponderEliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.