Ven y enloquece

Ven y enloquece
Ya está disponible en Amazon mi antología «Nada ha sido probado». Gracias por vuestro interés.

domingo, 7 de septiembre de 2008

Elric, el eterno campeón albino -8 de 13


La canción de Stormbringer

Afortunadamente gran parte de los cómics relacionados con el mundo de Elric, han sido editados en nuestro país. A continuación, haré un breve repaso a sus diferentes ediciones, siguiendo el orden de la saga y no el de producción.

La adaptación del libro Elric de Melnimone, fue publicada en nuestro país por Ediciones B. en los seis primeros números de su colección dedicada al albino. Se recoge una obra editada en primer lugar por Pacific en forma de álbum, y que First Comics publicó de manera serializada en USA.
Esto provocó el que en estos números las portadas fueran sustituidas por reproducciones de viñetas interiores. Es ésta tal vez la obra más aconsejable tanto para los desconocedores de la obra de Moorcock, como los no aficionados a la Fantasía Heroica, pues su temática se centra en aspectos muy humanos: amor, intriga, traición,...; diferenciándose en esto de las restantes obras en las que las referencias a múltiples realidades, mundos y deidades marcan la narración.

Del guión tanto de esta conversión al cómic como de todas las restantes editadas en nuestro país —salvo Stormbringer— se ocupa Roy Thomas. Éste realiza un trabajo muy diferente al que había ejecutado con Conan el bárbaro.
Ahora se limita a resumir los relatos de Michael Moorcock, adaptándolos a un soporte que él conoce perfectamente. Es de destacar que su control de los textos de apoyo, de los que tanto había abusado en ciertas etapas del cimerio, nos permite apreciar la riqueza expresiva del apartado gráfico, pues deja que los lápices de los dibujantes nos hagan ver aspectos que expresados con palabras no alcanzarían la belleza narrativa de las imágenes.
No es ésta una serie en la que Thomas saque a relucir el ingenio que alcanzó en ciertas etapas de su estancia en Marvel, pero, aún así, su trabajo es sumamente digno.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.