Ven y enloquece

Ven y enloquece
Ya está disponible en Amazon mi antología «Nada ha sido probado». Gracias por vuestro interés.

domingo, 14 de septiembre de 2008

Enloquece y ven





Hola a todos, bienvenidos a Ven y enloquece 2.0.
La verdad es que llevaba tiempo dándole vueltas a la necesidad, creativa y vital, de adaptar el blog a estos tiempos nuevos, tiempos salvajes que vive La República de Ninolandia.

Como os comenté en su momento, este proyecto surge al confluir la insistencia de parte de vosotros en la conveniencia de tener un sitio dónde pudierais encontrar mis textos escritos para diferentes publicaciones, con una paulatina recuperación de mi pasión por asomarme a escotes. Un café compartido con el escueto José —“Marcelo, un hombre de tu aspecto físico y nivel económico, o abre un blog o no se come una rosca”— fue todo lo que necesité para adentrarme en la boca del miedo.

Desde mi soberbia ignorancia, confundí abrir un blog con comprar un bloc, así que planeaba usar sus páginas como un cuaderno de Rubio donde plasmar mis ínfulas creativas. A estas alturas no os voy a negar que padezco de vértigo, y que mi idea de publicar la mejor novela escrita desde mi cama sigue en pie, cuando me levanto.
Mis conocimientos sobre Internet se limitaban a estar seguro de que era el único lugar donde un desgarbado viejuno y alopécico, podría resultar atractivo. Y además, como, hoy por hoy, tengo un acceso franco a La Red —sin necesidad de dejarme bigote—, no me lo pensé dos veces. Más que nada para no volver a acostumbrarme a lo de darle vueltas a las mismas ideas. (También me mareo con facilidad. ¡Estoy hecho un pupas!)

¿Dónde iba…? ¡Ah, sí, al servicio, ahora vuelvo!

Una vez abierta la excusa de seducción, tenía que llenarla de contenido.
Cómo me había pasado los últimos 4 años amnésico, me inventé una serie de recuerdos —un pasado trágico como traductor y artículista—, una trayectoria amoral y dipsómana, y una vida amorosa truculenta. (Nota para los completistas: La “Betty” de la que os hablaba en mi posteo descartado, es en realidad una gatita a la que me suelo encontrar en una esquina, de la que regreso embebido a mi casa, y con la que me obcequé en convertirla en destinataria de mis mejores trabajos de amor perdidos)

En mi amnesia se me había olvidado que tengo mejores amigos de lo que me merezco; pero, por fortuna, lo recordé pronto, aunque no acabaré nunca de agradecéroslo.

Lo del blog funcionaba. Poco a poco mi autoestima fue subiendo, a medida que la cintura de su falda iba bajando. Para disimular mi torpeza, me inventé diferentes voces. Por un lado, en caso de afonía nunca me quedaría mudito ante Blancanieves, y por otro, al ser varios los ocupantes de la mesa de redacción, siempre podía echarle la culpa a “L’autre” —al otro, para los no sofisticados—.

Poco a poco voy tomando conciencia de lo que es Internet, y de las inmensas posibilidades que ofrece. De hecho, acabo de adquirir el dominio http://www.venyenloquece.com/ con lo que mis planes de establecer un Nuevo Orden Mundial marchan sobre ruedas.
El problema es que ahora todo gurú informático que se aprecie, habla de La Red 2.0. Intenté robar un libro que tratara el tema con muchas fotos de chicas de bikini y poco texto, pero estos días trabajaban las bibliotecarias grotescas, (en mi ciudad, agosto no es mes de ferias, lo es de feas) y como no me apetecía que me cachearan con sus manos tullidas, preferí esperar a que llegaran las monas (Kong dixit).

Bueno, tenía que hacer algo para aparentar ir con los tiempos, así que he improvisado un nuevo blog, donde todo seguirá igual pero parecerá distinto.
En estos días asistiréis a un preestreno de la próxima temporada de Ven y enloquece, antes de que me tome unas vacaciones hoteleras (no, si en realidad vivo como un Marqués, de san esteban)
Aparecerán un par de secciones exclusivamente ficticias:
A Bilitis: donde le hablaré a esa desdentada eterna, con la que me llevo enfrentando desde que tengo desuso de razón. Puestos a dirigirme a una mujer imposible, y que me ignore, ¿qué mejor que hacerlo a la figura de Bilitis?
Bestiario: donde fabularé con por qué me gustaría ser tan civilizado como los animales.
La realidad autobiográfica tendrá cabida en Marcelino, haz el pino, donde os contaré experiencias personales y familiares.
El cine, los tebeos, mis neuras, obsesiones y digresiones varias, tendrán cabida en las secciones ya etiquetadas.

Las mismas ganas de vivir y compartir, aparecerán reforzadas por un aumento en la pasión y la ironía.
¿Os parece poco? tranquilos, habrá más.
¿Os he hablado de mi gusto por el exhibicionismo impúdico?
¿Os he dicho que me he comprado una cámara web?
Esperad, la voy a conectar...

Nino Ortea. Gijón, 14-IX-08


3 comentarios:

  1. Tantas personalidades, tantas historias y tantas desdentadas pululan por este sacrosanto lugar; que al final has necesitado dividir y encauzar de alguna manera las peripecias de tus múltiples vidas. Ánimo con la obra, los cimientos están bien firmes y secos. Encima de ellos podrás construir a placer. Te estas embarcando en un proyecto muy interesante, pero temo que no seas capaz de dar a basto. Tomalo con calma y date un respiro de vez en cuando. Tu aventura empezó como un paseo y ahora se esta convirtiendo en una exploración de un país desconocido, una odisea. Una experiencia emocionante, excitante, llena de peligros y aventuras.
    Recuerda que no navegas solo, y que estaremos para ayudarte. Despliega las velas, fija el rumbo y dejate llevar por el viento. Que Fortuna sea tu guía y te lleve a buen puerto.

    Sergiux, al otro lado del espejo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Sergiux!
    Pues sí, este nauta de Los 7 mares del Destino anda recorriendo los caladeros, ensenadas y escalas del piélago cibernético. Extasiado, animado, veloz y con brío. Eso sí, soy consciente de que en sus aguas anidan aberraciones celadas como sirenas, y de que las corrientes de sus remolinos me pueden alejar para siempre de la costa firme de La Realidad.
    La ventaja de esta carta de navegación, que ojeada puede parecer vasta, es que al ser yo su cartógrafo plasmará lo vivido por mí a la vez que vuestras acotaciones. Me he preparado a fondo para este viaje sin destino ni duración, que en el fondo es sólo un alejarme del páramo baldío donde me encontraba. Y volver a mi lugar natural, no al purgatorio donde me conociste. En cualquier momento este viaje de recreo y descubrimiento puede acabarse. En el fondo será buena señal, será señal de que la vida me abraza.
    Conviene recordar que el verdadero viaje, es el vital. Quedarse atrapado en Internet, reducir tu vida y experiencias a sus confines infinitos sería insensato.
    A uno y otro lado del espejo, había vida.
    Alicia supo elegir el adecuado.
    Me sabes apasionado de Lewis Carroll, sabes de mi intención de traducir sus viajes a Wonderland. Al igual que ella tengo un corazón que me aferra a la realidad.
    Cuídate.

    ResponderEliminar
  3. Hi Nino

    El mundo es un panhuelo que se suele decir. Buscando por internet cosas sobre Moorcock me topo con un tal Nino Ortea. Pero si ye Ninin desde el otro lado del charco ahora en el ciberespacio!
    Como pasa el tiempo verdad?

    Hace una semana que di contigo y he leido bastante de lo que has escrito. Te mando un email con cosas mas personales, ya que veo que en estos ultimos anhos te han pasado muchas cosas y pocas buenas.

    Salgo del anonimato para decirte que consegui recuperar el post que borraste, con dificultades eso si, gracias a un amigo hacker, ventajas de vivir en yanquilandia, aunque como te digo en el email prefiero no mandartelo por ahora.
    Si lo borraste tus razones tendrias y quizas no tenga sentido que lo vuelvas a leer, no te parece?

    Ya me contaras.

    Saludos de Romi, si,si, despues de todo este tiempo sigue conmigo. Siempre decias que era un poco rara no? jaja Tambien te lee

    See you

    Genio

    ResponderEliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.