Ven y enloquece

Ven y enloquece
Ya está disponible en Amazon mi antología «Nada ha sido probado». Gracias por vuestro interés.

miércoles, 29 de octubre de 2008

Besé a un tío.

Nunca me lo había planteado
y desde luego no era mi intención.
Pero me pongo tan burro cuando tomo un granizado
que pierdo toda discrección.
No es a lo que estoy acostumbrado,
pero me apetecía probarte.
Despertaste mi curiosidad
y atrapaste mi atención.
Besé a un tío y me gustó
el sabor de la nicotina en sus labios.
Hociqué a un tío, sólo por probarlo
Espero que a mi novia no le importe.
Me sentía tan mal…
Me sentí tan bien…
No significa que esta noche me haya enamorado, pero…
Morreé con un tío, ¡un tío¡
y me moló.

A estas alturas, más de una y más de dos, no solo montáis un trío, si no que os habréis enterado de todos los problemillas a los que se enfrenta la ingeniosa cantante y compositora norteamericana, Katy Perry.
Ya con U R so Gay, el primer tema promocional de su cd imprescindible One of the boys, la pizpireta californiana montó una buena. Junto a los de siempre (Hermandad del Santo Trastorno, Liga de Feministas con Pelo en las Axilas y Asociación ¿Jugamos al cinco?) fueron muchos los fariseos filisteos, contertulios ignaros y onanistas refutados que afearon su conducta.
Vamos que si en lugar de llamar “gay” al pimpollo, llama “asesino” al presi, no pasa nada. Estaría ejercitando sus derechos como ciudadana, pero, claro, eso de llamar “marica” al “nenaza” de su novio… ¡No, hija, no! ¿Qué pensará Jesús Vázquez!?
Pues lo dicho, buena la había liado la mala de Katheryn Elizabeth Hudson con la presentación de su cd.
Sí has leído bien, volví a escribir “CD”. Soy uno de esos retrógrados que aún usan ese trasnochado soporte, en lugar del avant-garde vinilo —como hacen los exclusivistas de los alternativos— o de descargarlo del aiTiuns —como hacen los que combaten oligopolios apoyando monopolios—.


Bueno, lo dicho, si con su primer sencillo ya desató la ira de los liberales intolerantes… con su I kissed a girl, hasta en la isla de Kong se ha montado revuelo.
Creedme cuando os juro por la saliva del maromo que no he besado, que no tengo ningún tipo de subvención del British Council —ni fantaseo con ser columnista de Speak Up!— al aconsejaros que os pilléis un diccionario de voces anglosajonas, y os pongáis a leer alguna de las muchas páginas en las que se recogen comentarios de padres atribulados que se preguntan si la émula de Britney Spears a la que mandan a la Universidad volverá hecha una adoradora de Lesbos. ¡JAR!,
La verdad es que sus problemas con madres carpetovetónicas me desuelan. ¿Qué hay del factor de provocación que caracteriza a muchos movimientos artísticos, o a artistas? ¿Es acaso la creación una ciencia empírica? ¿Todo lo contado fue vivido?
El caso es que, a este lado del Atlántico, también las cosas se ponen difíciles para la popera. A su categorización como desviada, se une una acusación más seria; pues el acreditado diario británico The Sun —cuya mayor aportación a la Humanidad ha sido introducir en sociedad a la senuda Samantha Fox, quien tras conocer a Rafi Camino se declaró lesbiana, ¡no, si a las tías cualquier excusa les vale para besarse!—. Como decía, entre otros, el veraz periódico la acusa de instigar, o por lo menos tomarse a solfa, el problema que están teniendo en Londres con las agresiones con cuchillos.
Pues Katy, no tuvo mejor idea que colgar una foto en su blog, donde aparecía blandiendo un cuchillo. No, si esto de los blogs es de degenerados o de políticos.
Ante las acusaciones sufridas, su original respuesta fue sustituir el retrato por una instantánea blandiendo una cuchara, asegurando que justifica su uso para engullir helado, y de paso poner en su sitio al tabloide solariego. ¡Jar!
El caso es que el despropósito no se queda ahí, pues el origen de este texto está en que hace apenas una hora, una locutora triglicérida de Radio 3 ha comparado a la besadora de chicas con Charles Manson.
Eso sí, al final, ha dicho no sé qué filigrana sobre un conocidísimo ignoto que defendía el derecho de sus enemigos a insultarlo en público, y puso una canción de un chauvinista.
Bueno, me voy a acostar y a leer algo de Safo.
Aquí os dejo un par de vínculos más.
¡Cuidado a quién besáis, que puede gustaros!
©Nino Ortea Gijón, 28-X-08



5 comentarios:

  1. Si la verdad es que estos yankys son la leche luego matan a todo dios y no pasa nada

    Lei algo de esa web en la que critican la canción y es increible las movidas q cuentan

    Tio d donde sacas la inspiracion para scribir tanto y tan variado? porque lo de que te lo hiciste con un tio, como q no cuela :)

    La verdad es que alucino con parte de lo q escribes, lo de escribir sobre el guionista en inglés me partio, o lo de ahora

    Nino si un dia publicas una novela tienes un comprador seguro

    Espero que mantengas las ganas de escribir

    Un abrazo

    Manu

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡¡CUIDADO KONG!!!!! Que dicen que el que prueba,repite.....Imaginate, que a tus consabidas comeduras de cabeza con las fèminas, tuvieras que añadirles problemàticas homosexuales....
    SALUD Y REPUBLICA

    ResponderEliminar
  3. Hola, Manu.

    Creo que nos resulta muy fácil criticar a la sociedad norteamericana basándonos en una serie de estereotipos y realidades. A mí, sinceramente, lo que más me preocupan son:su integrismo religioso y su convencimiento de que son el pueblo elegido.

    Pero, sinceramente, creo que España, país donde por el hecho de nacer borbón te conviertes en intocable, o el frecuentar ciertas compañías en despreciable, tiene también aspectos muy cuestionables como sociedad.

    Como comenté, ayer no tenía pensado colgar nada, pues ando liado con mil cosas, y estaba escuchando la radio mientras ordenaba pelis antes de ver una genialidad llamada "Los 5 venenos", cortesía de Blade. Pero la voz del destino me alejó de mi objetivo venenoso.

    Me inspiró en muchas cosas, de hecho muchas veces lo que hago es ponerme a escribir, y las palabras brotan.
    Vuelvo a recordaros que lo mío no son la autobiografía ni los artículos didácticos.

    Cuídate

    ResponderEliminar
  4. Que rollo por un beso... por Dios! Aquí o en yanquilandia...a alguien le preocupa como se cepillan los dientes los demás?

    ResponderEliminar
  5. Ahí está el problema, Alberto, en que se ha montado un revuelo por nada.
    Oyendo la canción queda clara su inocencia, no me quiero ni imaginar qué pasaría de sacar ahora Bowie su ” Ziggy Stardust”.
    Por desgracia, y a otro nivel, esa dificultad del creador para que su audiencia comprenda que lo creado no tiene que ser producto de lo vivido es, en muchos casos, una batalla perdida.
    Yo mismo me temo que haya más de uno que tras leer este texto, haya dicho eso de: “No, ya sabía yo que Nino era un trucha”.
    Nos seguimos leyendo

    Nino

    ResponderEliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.