Ven y enloquece

Ven y enloquece
Aunque este blog lo firme Nino Ortea, pertenece a quienes lo sentimos nuestro al leerlo.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Cuestión de tiempo


Hola, a todos:
Es cuestión de tiempo que las cosas se aposenten en su sitio.

Poco a poco me voy adaptando a mi nueva rutina de días sin luz. Mentiría si no admitiera que me encuentro expectante ante esta temporada laboral, que conlleva un componente de prueba del asentamiento de mi habilidad mutante para regenerarme y combatir el desánimo.



Este blog sigue vivo, y ya tengo bastantes perfilados mis planes de trabajo para este taller literario en el tiempo que dure mi condición de lunático. Confío en que el despliegue os guste.
Obviamente la realidad afecta al desarrollo de este sueño de fantasía.

El sábado fue un día ajetreado, como por fortuna lo son todas las noches de sábado. Pues si no hubiera trajín, no habría trabajo. El problema está en que tras mi primera noche, no duermo, así que encaré el domingo cansado. Ese turno fue muy desagradable, quizás el peor desde que desempeño este puesto. En el hotel había alojados un número considerable de seguidores béticos, que desmerecieron a su cuidad y a su equipo con su comportamiento. Sabido es que estos nuevos bárbaros no tienen más dios que su sindios agresivo


Eso sí, lo sucedido se presta a un paralelismo kinkonero. Al igual que al gran simio, un grupo de indignos fanfarrones vino a buscarme, y me encontraron. También ellos huyeron aterrados a sus refugios; pero traer a Kong a mi realidad es efectivo a corto plazo, aunque devastador a medio término, pues la ira es mala compañera en noches solitarias.
El problema es que ciertas personas y en situaciones muy concretas sólo entienden la ley del más bestia, ¡y para bestia iKong!


Ayer, con bastante mal cuerpo e intelectualmente plano tras impartir mis clases, me vine a la recepción dispuesto a comenzar a trabajar en la traducción de una novela de Peter Tomasi que me han encargado para finales de febrero. Al igual que Felipe II, yo no contaba con la furia de los elementos; pues a las 2:30 de la madrugada, se desató sobre Gijón un temporal que asoló el tendal del hotel lleno de sábanas sudadas durante el fin de semana.
Con lo que, entre recibir a los huéspedes que regresaban al buen puerto del hotel, y desarbolar el velamen del tendal, me pasé una noche muy movidita. Acabé, como decimos en asturiano "frayau".

Mañana colgaré un texto sobre lecturas que he recuperado, y el jueves volverá la magia. Si las autoridades y el tiempo lo permiten…



Acabo de leer un emilio del paciente Manuel Barrero, donde me anuncia que ha colgado en su página web —www.tebeosfera.com— el último artículo que le he enviado donde comento la antología Cuestión de tiempo, escrita y dibujada por Juan Jiménez.
A continuación os dejo con un fragmento de la reseña:



Desde siempre La Ficción ha tenido un componente de reflexión sobre la realidad sociológica del momento en que vivimos (véase el despegue de la Ciencia-Fición durante La guerra fría); una crítica a los valores sociales imperantes en la época (véase toda la excelente narrativa gótica engendrada durante La época victoriana); y una denuncia sobre los desastres que conlleva la concentración del poder tecnológico en unos pelajes de elegidos…


Todo esto y más, está presente en cada uno de los relatos recogidos en esta antología.
El vínculo común, ya preconizado en el título de la obra, es El Tiempo, o más bien esa teórica Cuarta Dimensión que Hawking o Einstein han venido a denominar El Espaciotiempo.
En el caso que nos ocupa, nos encontramos ante una especie de metalenguaje creativo, pues, en realidad, todo proceso artístico es un viaje por esa cuarta dimensión, aunque por desgracia muy pocas obras logran culminar con éxito esa singladura que concluye en el puerto de la perpetuidad.



En caso de que os apetezca leer el artículo al completo, sólo tenéis que pinchar aquí.
Abrigaros y vitaminaros, que noviembre se despide sombrío.


Gracias, y hasta mañana.

Nino Ortea Gijón, ¿25? ¿26?-XI-08

7 comentarios:

  1. el hombre enmascarado26 de noviembre de 2008, 15:05

    Ye verdad Nino. Puto Betis.....
    Por cierto, para alcanzar "la cuarta dimension" parece ser que hay que acceder a algo que en fisica (de momento teòrica) se llama "agujero de gusano",el cual nos podrìa, no solo hacer viajar por el tiempo , sino acceder a innumerables "multiversos" o sea, infinitos universos paralelos al nuestro.
    Te das cuenta: solo se trata de encontrar el agujero de gusano adecuado y accederiamos a un universo muy "! parecidin" al nuestro, pero con variantes mararvillosas.
    Tiene que haber un multiverso, en el que en este momento , mientras celebramos la lesiòn irreversible de Raul en el Real Madrid, somos atacados sexualmente por una mesnada de modelos de Victoria Secrets camino de la peluqueria a la que acudias a arreglar tu sedosa melena.
    Interesante, verdad......

    ResponderEliminar
  2. Mecagüenmimanto!!!!! Equivoqueme de alias.

    ResponderEliminar
  3. Mecagüenmimanto!!!!! Equivoqueme de alias.

    ResponderEliminar
  4. Tengo que dejar los chupitos despues de comer.

    ResponderEliminar
  5. Creo que sería interesante el que abrieras varios blogs donde colgaras los diferentes posteos que escribes, asi sería mas fácil entenderte. Es un blog personal pero raro y dificl de seguir pues hay partes que enganchan y otras que no interesan.
    Pareces alguien con sentido del humor, sensible y hipercrítico. Entretiene mucho leerte.

    Me sorprendió lo que escribiste en film affinity, animate y escribe más allí
    Un beso

    Leire

    ResponderEliminar
  6. Ufff, el Betis...por desgracia, los tópicos se basan en algo, y el nivel de cafrismo de esos es bastante importante, y real. Ya me imagino lo que tuviste que aguantar (o quizá no, eso hay que vivirlo). Espero que vaya bien el turno nocturno en general.
    Cuídese.

    ResponderEliminar
  7. Hablando en plata, Blade (y espero no herir tu componente vampírico) ¡valiente mierda de afición! ¡y valiente panda de nenazas! Mucho kiyo, pero cuando salió iKong... ¡a mear y pa'la cama!
    El turno es pesado, pero ya me acostumbré. Esta temporada la he empezado con buen ánimo, cuento con acabarla contento del trabajo hecho, y del dinero ganado je je

    Prefiero que me cuiden

    KongNino se vive mejor

    ResponderEliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.