Ven y enloquece

Ven y enloquece
Fotocomposición a partir de una imagen de Eva Green en la película “The Dreamers”

lunes, 24 de noviembre de 2008

Grant Morrison y los X-Men 01


Desde hace más de cuarenta años, la aparición de la especie mutante ha provocado una serie de alteraciones en el noveno astro del Sistema Solar Artístico.


Sí, hablamos de El Planeta Historieta, al que algunos creen extinguido, reducido y guardado para su salvación en botellas de cristal que pueblan bibliotecas de soledad; y al que muchos de los que saben de su existencia lo consideran un páramo cultural, tierra de Nunca Jamás infantil a la que no hay que regresar una vez superados los albores de la adolescencia.
Somos pocos los Vigilantes que, desde la zona azul de La Luna, prestamos atención a Mundocómic; y, además, nuestra hermandad se encuentra fraticidamente dividida entre seguidores y detractores del Mainstream —la ideología más extendida en El Noveno Mundo—.
Alistado forzosamente en la facción pro hombres voladores en leotardos, los recientes cambios que ha experimentado la especie X, han atraído mi atención.
El informe subjetivo que sigue a estas palabras es fruto de mi investigación distendida.


Cómo solucionar los problemas del corazón en situaciones adversas.



Los primeros actos públicos mutantes se producen en diciembre de 1963, orquestados por los líderes y creadores del partido Universo Marvel: Jack Kirby y Stan Lee.
Prescindiendo de la paternidad genética de esta especie –lo que se vendía como un dos por el precio de uno, se acabó convirtiendo en un Jackfonso no des más guerra y vete con tu hermano– lo cierto es que los Hombres-X, llamados así por presentar un cromosoma identificado con dicha letra, se agruparon formando patrullas que intentaban reproducir el modus vivendi de la casta dominante: los superhéroes.
Con todo, no evitaron ser calificados como raros –uncanny– y experimentaron una involución que acabó poniendo en peligro la pervivencia de su estirpe, pese a que entre los líderes que guiaron su desarrollo se encuentran reputados doctrinarios como James Steranko, Neal Adams o Roy Thomas.


Tras años de vagar por desiertos creativos cuyo único oasis artístico era la reedición, todo cambiaría en mayo de 1975. Comandados por el excepcional Chris Claremont, los hijos del átomo experimentaron una segunda génesis y una posterior evolución, que no sólo aseguraron la supervivencia del linaje sino que lo llevaron a convertirse en la raza dominante.
John Byrne, Alan Davis o Paul Smith no son ajenos a esta transformación exitosa, que llevó a príncipes submarinos a renegar de su abolengo regio y a airear su condición de mutantes primigenios.


10 comentarios:

  1. Desde luego que te gusta escribir enrevesado. De unos tebeinos de na, construyes una hsitoria loca que a la mayoría se nos escapa,pues del tema de los cómics como que no creo que haya mucha gente que controle lo que tu.
    Espero que le eches tantas ganas a escribir sobre cine o liteartura.
    O sobre tus cosas.... Pero sobre comics, como que es más dificil.
    Soy Carmen, la amiga de Lys. No hace falta que me contestes pues te escribí para que veas que te leo. Je je
    Yo no entiendo de blogs, pero el que te hayan leido casi 4000 oersonas, suena prometedor,.

    Date tiempo y céntrate, escribirás cosas muy grandes.

    Muac

    ResponderEliminar
  2. Hola NINO, que tal vasssssssss?
    Aquí lo de siempre un Lunes más con una pereza que no puede ser humana. Se te echa de menos los sábados. Bueno por ahora nada más que no toy inspirada. Besisnes, has de cuidarte.

    la Mary

    ResponderEliminar
  3. Querida Mary:
    Me encanta que vencieras tu pereza para escribirme, todo un detallazo.
    En mi caso me domina la vigilia, tengo miedo a escribir auténticos delirios pues me domina mi estado de vigilia, neuronalmente llego plano a estas horas. confío en que cuando me acomode en mente y cuerpo a este horario las cosas marchen menos delirantes.
    También te eché de menos este sábado.
    ¡Quién fuera abrigo, pa'andar contigo!
    nino

    ResponderEliminar
  4. Nino, tio, como estas? Soy Álvaro. Era cliente de arcoiris. Tengo tatuados los brazos y solia ir los sabados por la mañana a comprar y charlar contigo de comics y mis movidas. Me animaste a comprar tebeso en americano, y empecé a pedir lo que me aconsejabas. Macho no sabes lo que cambió eso desde que te fuiste, primero anton casi nos hecha a todos y el menda que esta ahora es un listo asi que cago pa él y lo pillo casi todo por internet o a saltos.
    Te vi el otro día todo escopetau por la calzada, ibas a lo tuyo. Casualmente había estado hablando con Tony el munipa sobre tebeos y salisteis tú y antón. Se os hecha de menos, expecialmente a ti, tio. Tony me comentó que habia oido que tenias un blog, pero ni puta del nombre. Así qu busqué tu nombre de guerra en un trama, y encontré el blog. Está muy bien ya le debes hechar horas.
    Na, ya me enrollé mucho.

    Saludos, tío

    ResponderEliminar
  5. Hola Ninus:
    Soy de una rara generacion sin tebeos (si suena raro, verdad?), pero en regimenes totalitarios eso sonaba a desviacion ideologica). Aún asi creí con los de mi hermano mayor, que se guardaban en el garaje de casa, escondidos de mi padre convencido y con casi todas las hojas amarillas. Mi hermano era mas de superman y spideman que de otra cosa, asi que tengo una cultura muy limitada (en eso y muchas cosas mas). de cualquier forma ya le empiezo a encontrar el gustillo a sus eclecticos relatos que van de lo humano a lo fantastico.
    Un abrazote

    ResponderEliminar
  6. ¡Salve, Albertus!
    ¿Ya has hecho la maleta?
    Gracias por pasarte.
    Respecto a tu comentario, imagino que sabrás que Cuba fue uno de los países donde la narrativa gráfica contó con más fuerza en Hispanoamérica. De hecho, las ediciones de las tiras de prensa yanqui se publicaban con excasa dilación. Tenéis un nombre para los tebeos, un diminutivo, que no recuerdo.
    Mi madre aprendió a leer con estas separatas gráficas de los tebeos, allí en Santiago.
    Yo tengo como unos 30 semanarios gráficos cubanos de la década de los 50, los compré a precio de oro.
    Más adelante, los puedo ir digitalizando y enviártelos, ¿qué te parece?

    Nos leemos

    cuídate

    Nino

    ResponderEliminar
  7. Hola Marcelo.
    Creo que los tebeos en Cuba se llaman (o llamaron) "muñequitos".Así se menciona al menos en el libro que estoy deshojando poco a poco.

    Por cierto,¿para cuándo un resumen de Galáctica?

    Saludos
    Juncal.

    ResponderEliminar
  8. Asi es eran "muñequitos"...me encanta estar rodeado de gente que conoce la cultura cubana tanto (o quiza mas) que yo. Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola, Ninín (o debería decir Mar-ce-li-no Jo-sé?).
    Anda que tu también, mira que escribir sobre Cine o Literatura (véanse las mayúsculas), o sobre tebeos (con minúscula), y cosas así tan banales...
    escribe sobre Perikeo, leñe, que nos interesan mucho tus aventuras y desventuras del cuore, y del...(censurado por B****er). Es broma, escribe de lo que te salga del Orto (el tuyo va con Mayúscula). Voy a leerme el resto de posts de Morrison de una tacada!!
    ¡Esto con Linux o con un iMac, no pasaba!

    ResponderEliminar
  10. Llámame como quieras, Blade, pero llámame o si quieres lámeme. MJ

    ¡Aparta, degenerado del orto rectal!

    Pues ya ves, matavampis, aquí ando hecho un Nosferatu. Espero que la lectura de todo el artículo no te haya dejado morrisonado.
    Disfruté mucho escribiéndolo, y releyendolo. Tú ya me dirás.
    Por cierto, collarines, te recuerdo que soy un hombre enamorado.
    Si eso mañana os recuerdo las ventajas de ser monógamo y afortunado, mientras vineamos.
    Hasta las 10 no quedaré con Eva, por cierto le encantó la peli de Last man standing que me pasaste. Bueno... ¡y la de las pellejudas neoyorkinas que me pasó Jandrín!
    Duerme, netpassport

    aiKonNino!

    ResponderEliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.