Ven y enloquece

Ven y enloquece
Por favor: no compréis aún ejemplares en Amazon de «Nada ha sido probado», esperad hasta que anuncie su publicación definitiva. Gracias por vuestro interés.

martes, 6 de enero de 2009

La voz humana




Son muchos los verbos que no me gusta conjugar, y ahora mismo no estoy pensando en los defectivos o en los irregulares… ¡Y mucho menos en la voz pasiva!
“Esperar” es uno de esos predicados transitivos que odio transitar, pues me vuelve intransigente a la vez que desvela mi imposibilidad para actuar de sujeto paciente en ciertos contextos.
De hecho, mi imagen de purgatorio es muy parecida a la que Jean Cocteau creó para La voz humana, y Agustín Díaz Yanes recreó en Sin noticias de Dios: estar sentado esperando a que suene el teléfono.
No me voy a definir como un hombre puntual —puestos a mentir prefiero fantasearme como atractivo— ni mucho menos de los que acuden con tiempo a sus obligaciones o citas; pero sí que procuro llegar dentro de un tiempo prudencial.
La inquietud a la que me conduce la quietud de la espera, me ha llevado a autorecetarme un protector de estómago de efecto placebo, y de uso bastante genérico: suelo llegar unos 5 minutos tarde a mis citas… Bueno, vale, hay veces en que me retraso 10 minutos, pero siempre lo hago pensando que el otro va a llegar más tarde.
El caso es que, el pasado viernes, tuvo a bien sugerir que nos viéramos la sugerente “María”, mujer de virtudes sugestivas entre las que, como me temía, no se encuentra la puntualidad.
Por culpa de este período festivo en el que nadie cree pero todos celebran, me he visto obligado a cambiar mi horario de clases, con lo que ya ni los viernes disfruta este Yeins Von de su quantum of solace. ¡¿Por qué seré tan débil ante el canto de sirenas de un euro?!
Con la excusa de felicitarnos el año —pues con tal de acercarme a la belleza celebro el año chino, el musulmán o el visigodo— le propuse quedar para cambiar cromos; eso sí, antes recordé cambiarme de calzoncillos y perfumar mi falta de aseo, mientras en mi ninocueva tarareaba preso del deseo el premonitorio Ma quale idea?
L'ho beccata in discoteca con lo sguardo da serpente; io mi sono avvicinato, lei gla non capiva niente. L'ho guardata m'ha guardato e mi sono scatenato


Habíamos quedado a las 9 en una cafetería céntrica, cercana por si las musas a mi casa, pero alejada del lugar donde acabo, por el reloj, mis clases a las 8 ½. Como me veo gordo, y me sé pesado, procuro aprovechar mis idas y venidas docentes para caminar y calmar mi componente narciso de la que me miro en los escaparates. Así que me subí a mi caballo de cartón, y venga a trotar hacia la posada donde confiaba en que el amor hiciera morada.
Fred Astaire al mio confronto era statico e imbranato. Le ho sparato un bacio in bocca, uno di quelli che schiocca, sulla pista indiavolata li per li l'ho strapazzata
Tras esquivar a perros que paseaban a personas indolentes que recogían excrementos, a niños desvalidos por la artritis de sus abuelos, a coches fantásticos con apertura automática de puertas, y a impasibles soberbias de una belleza que me causó tortícolis, llegué al lugar señalado a la hora acordada. Bueno, más o menos, según mi reloj solar pasaban 4 minutos de las 9 de la noche.
Con la ilusión de un nino en La Noche de Reyes, busqué y rebusqué por el café gijonés dividido en dos por el muro antitabaco, y no la encontré. Respiré hondo. Me miré a un espejo. Me subí la bragueta. Y me senté, a esperar a mi diosa.
I'ho lanciata, riefferrata senza fiato l'ho lasciata!!! Tre le braccia m'e cascata era cotta innamorata


De hecho, en ese bar, es casi el mismo el tiempo que le he dedicado a Baco brindando que a Cronos esperando; pero, creedme, siempre mereció la pena. Ver entrar por ese portalón a las virginales Manón, Ginebra o Eva tenía un componente arrebatador de anunciación y epifanía de que el deseo se había hecho carne y anidaba entre nosotros.
El caso es que, a esas horas, ponerme a ojear el periódico me parecía demodé, y empezar a morderme las uñas resultaba declasé; así que saqué el móvil para asegurarme de que ningún misil lanzado en Oriente Medio se había cargado el satélite de comunicaciones. Todo en regla. Las 21:09. sólo quedaba esperar y mantener la compostura.
Per i fianchi I'ho bloccata e ne ho fatto marmellata!!! Oh yea si dice cosi no? E poi e poi

Café en mano me puse a fisgar en vidas ajenas mientras la mía se consumía en la incertidumbre. Frente a mí tenía a una orgía de niñas hipersexualizadas y niños megazoketex, así que aparté la mirada antes de que me partieran la cara. Un par de escenas aburridas más allá, vi a una vestal de pelo negro azabache recogido en un moño. Su piel anacarada, limpia de maquillaje, tenía como único contraste el tenue rosa de sus labios.
La mirada perdida revelaba que se encontraba en otro lugar, quizás en otro tiempo, y no allí sentada frente a un repeinado que intentaba retenerla con palabras convertidas en lamentos. No pude evitar quedarme atrapado en esa escena. Me fascinó lo discreto del desprecio que la esfinge mostraba. No hablaba, ni gesticulaba. Ni siquiera lo miraba.
La mayor exteriorización de su desdén se expuso en algo superfluo: pese a estar en zona de no fumadores, prendió un cigarrillo.
Unas cuantas caladas después, se acercó un camarero a llamarle la atención, lo que desató toda la ira contenida del chico. Mientras los dos discutían a viva voz, ella se levantó parsimoniosa, me miró indiferente antes de apagar el cigarrillo y decirle algo al barman. Tocó sin acariciar la espalda de su compañero de mesa y se fue hacia donde ya estaba su mente. 21:16
Che idea! - Ma quale idea? Non vedi che lei non ci sta?

Che idea! - Ma quale idea? Emaliziosa ma sapra

tenere a bada un superbullo buffo came te e poi che avresti di speciale che in un altro no non c'e!

Che idea! - Ma quale ideaz Non vedi che lei non ci sta?

Che idea! - Ma quale idea? Attento lei lunga la sa!

Lei ti fara girare in tondo senza avere mei


Una preciosidad rubia, de enormes ojos azules tan alegres como su sonrisa se me quedó mirando. Le devolví la sonrisa, y se acercó. Cuando ya estaba a mi lado, resonó una voz inquisitiva en eslavo. Imagino que la madre le pedía a su hija que no me molestara.
Y entonces llegó ella. Con su pelo azabache recogido en un moño. Su piel anacarada limpia de maquillaje, y la mirada perdida…
Comprendí que acababa de pasar del purgatorio de la espera al infierno de la pérdida.
Inconscientemente deseé poder estar sentado junto a un teléfono con la esperanza de que sonara.
sul visino suo di fata ma sembrave una patata!

L'ho acchiappata

I'ho frullata e ne ho fatto una frittata!!!


©Nino Ortea Gijón, 5-I-09.

14 comentarios:

  1. Hola Nino! hermoso ver la actividad en tu BLOG! queremos dejar un inmenso saludo en estas fiestas!!!
    por fin pude dejar un mensajito! ahora estoy refeliz!
    besos y mas besos

    ResponderEliminar
  2. Buenos días, Nino

    Levantarme y encontrar tu relato ha sido un buen regalo. El día de reyes no se la razón pero me pone algo triste.
    Quizás ni te des cuenta, pero con historias como esta aumentas tu fama de pendón, quedas con una chica y te pasas el tiempo mirando a otras!
    Debes de ser tremendo... como para enloquecer contigo
    Y ahora, a envolver regalos
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Feliz día de reyes!
    Aquí estamos esperando que vengan los sobrinos a convertir en especial este día.
    Me ha parecido muy acertada la forma en que reflexionas sobre la espera y cómo vemos en los demás lo que nos afecta a nosotros. Por cierto, también Almodovar revisitaba La voz humana en Mujeres al borde... otra gran película.
    Confío que el descanso te traiga un montón de ideas para el blog.
    Feliz día

    ResponderEliminar
  4. Hola Marcelo.
    Bonito el post de hoy.
    Ya sabes que a mí me van más los personales, por maquillados que estén, que los técnicos (de los que no
    conozco apenas nada).
    Me reí mucho con los demodé y declasé.
    Y ahora...me dejas escudriñar un poco?
    "Fascinación", = atracción,
    embeleso,seducción....
    ..."No pude evitar quedarme atrapado en esa escena. Me fascinó lo discreto del desprecio ..."
    De manera que parece que el binomio desprecio/atracción
    tiene cierto embrujo para ti,lo cual podría tener su punto, si no fuese porque mas tarde,a las 21:16 viste ante ti,el infierno de la pérdida...
    Creíste ver,Digo yo.
    Predestinar una relación antes de que empiece?
    Derrotada de antemano?
    Por otro lado.
    Protesto enérgicamente.!!!
    Y me refiero a los estudios antropológicos...
    Ay, cada vez que digo que no me gusta ir sola a las cafeterías porque estoy incómoda, me siento como observada,me ponen verde y me dicen egocéntrica.
    Veis,veis,veis?
    y ahora cantáis...
    Nadie pasa desapercibido del todo.
    Egocéntrica..si, ¡ya!
    (es coña)
    Saludos
    Juncal.

    ResponderEliminar
  5. Muy buenas Pino... Esto Nino
    Ma qualla idea la tuya de quedar con María en un portal que no fuera el de Belén. Y encima lleno de malos pensamientos... Serás irreberente!
    Voy a seguir leyendo

    ResponderEliminar
  6. Muy buenas, José:
    Acertadísima esa reflexión sobre la falsa sensación de intimidad que sentimos en los bares, aunque, ese “alguien me está observando” (I know it's fear mine, somebody is watching me) es una sacudida que nos recorre con asiduidad: todos, o la mayoría, observamos mientras somos observados en una especie de cadena alimenticia de la curiosidad.

    Lo de los teléfonos móviles y las cabinas, ya es de nota. Venga, toma, un 10 y no te lo gastes todo en muyerones.
    Me alegra verte tan alejado de lo trostélido.
    Respecto a los comentarios de barra de bar, o los cotilleos en general, ya sabes lo que hacen las personas inteligentemente sensatas: Llegan los primeros y marchan los últimos, así nadie los critica. Todavía me lo recordó este domingo un sensato inteligente.

    ¿La morena? ¿Ésa….? ¿La de la boca de fresa? ¿La que es tu princesa?
    ¡Auuuuuuuu, lobo-hombre en Gijón!

    Cuentas con el elixir de tu humor inteligente, valóralo, pues no es un regalo, es un don.
    Además, lo de que la monarquía es un camelo, ya me lo dijo el lelo de Marcelo. Y con lo dormir juntos todas las noches… pienso como el siente. Y es que todo se pega, ¡menos el celofán de los chinos!
    Pues sí, la verdad es que ésta ha sido una buena tarde de regalos que ha puesto a prueba mi decisión de dejar de acumular cosinas, que no muestras de cariño.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  7. ¡Gusigus!
    Digamos que lo de interesante no lo estoy tan seguro, pero lo de real, por desgracia, bien sabes que lo es.
    Pero bueno, yo intentando quedar como el barón dandy de la puntualidad, y vas tú y muestras mi componente real,
    ¡NO HAGÁIS CASO, CHICAS, SOY INOFENSIVO Y PUNTUAL!

    Además, tenista mío, ¿no sé de qué te quejas? ¡con lo bien que te lo pasas mientras esperas, mirando a esas chicas 10.
    Pues nada, este sábado llego puntual y ves mi careto cubista a la hora del café.
    Por cierto, !Nos tocó la lotería del Niño¡ No sé cuánto, ya me lo dice mi padre, que ye el que controla.

    Venga, ánimo, que la semana es más corta

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola, Laurilla!

    Confío en que las noches y los días que te quedan por vivir te sean propicios. Deduzco que, o te regalaron un coche teledirigido, o te han regalado ropa de esa pret-a-presumir que tanto te mola-mola.
    Pues sí, el principal regalo que me está trayendo la vida es la tranquilidad, junto a la salud de los míos. Lo de Charyn deberías tenerlo, otra cosa es que lo leyeras, so ágrafa. Y sí, la peli me prestó mucho regalártela por dos veces, pues hace años te la había dado en vídeo.

    No se te escapa nada, aciertas: estoy en período de prácticas para llevar el correo de la renacida Lib, de ahí mis descripciones tan rijosas. Y, deberías de saber, leidecilla que cuando hace falta no sólo espero hasta desesperar si no que también suplico, lloro y canto canciones de Los Pecos.

    Ya queda poco, la mañana del 23 comenzará de nuevo todo.
    Todo el calor del mundo, mi emperatriz de hielo.
    Hot, hot

    ResponderEliminar
  9. ¡Muy buenas, Juncal!
    Jo… así que el post es bonito, ¿y el firmante? No si mi fealdad no tiene arreglo, aunque ya me pasaré por el quiosco para que veáis los milagros que hago con el Equipo de la señorita Pepis que me han traído los Reyes.
    Reírse es bueno, o eso dicen ellas cuando me miran y se ríen.
    Venga, escudriñemos a placer:
    "Fascinación", = atracción, embeleso,seducción....
    No sólo has acertado, si no que me parece genial lo de “embeleso”
    ”No pude evitar quedarme atrapado en esa escena. Me fascinó lo discreto del desprecio ..."
    De manera que parece que el binomio desprecio/atracción tiene cierto embrujo para ti

    Pues aquí no quería decir eso. Verás, lo que buscaba decir es que me fascinó la discreción, por eso la coloqué detrás del verbo; pero bueno, debo reconocer en que hubo un tiempo en que coleccionar desprecios fue mi religión, espero haberme vuelto apóstata.
    Al llegar, “María”, vi en ella el mismo porte y aspecto que en la esfinge previa. Y sí, he vivido relaciones predestinadas y las he sufrido.
    ¿Derrotado de ante mano? Je je, muchas barras de bar me han visto salir temblando a citar al toro de la pasión, que no del amor.
    No sólo entiendo tu protesta, si no que la mayoría tenemos un componente egocéntrico, el mío tamaño King Kong. Así que quien te afea de serlo, probablemente también lo sea.
    Cantar, cantar… si, a estas horas necesito una buena ducha, je je.
    Es mucha la gente, hombres incluidos, que no se siente cómoda en un café a ciertas horas o en situaciones concretas.
    Para mi desgracia, suelo salir solo de bares, de ahí mis problemas con la bebida y con cierto tipo de situaciones.
    Así que, tal y como yo lo veo, si no estás cómoda, haces bien en no ir; y quien te lo afee, que se ondule el flequillo.
    Dos cálidos saludos para combatir el frío

    ResponderEliminar
  10. Buenos días, Vega.
    Hay veces en que las ideas pueden ser llamadas insensateces, pese a que uno las idee como genialidades. En mi caso, soy el kung-fú master en estropear ideas geniales.
    Tiendo a quedar con quien puedo donde quiere, además, desconozco la razón por la que el género femenino se desvive por quedar en unos cafés chic, y aborrece quedar en bares con personalidad.
    Ellas se lo pierden.
    Mis pensamientos NUNCa son malos, lo que es francamente mejorable es mi puesta a en marcha de esos planes.
    No soy irreverente, con ser alopécico, cantamañanas y rarín ya tengo bastante.
    Espero que encontraras interesante lo leído.
    Voy a hacerme un descafeinado con pingarates

    ResponderEliminar
  11. Creo que ya te lo he dicho pero hay veces en que te sales mas en los comentarios que en los articulos. El articulo de hoy esta mitico pero en las respuestas rebufas y eso que las escribes tarde y cansado
    Yo he pasado muchas veces por situaciones como esa que cuentas de ver a la pareja cortar en el bar, y luego achantar cuando llega mi novia
    Animo con los turnos y no te agobias que te queda muy poco
    un abrazo

    ResponderEliminar
  12. el espiritu que anda8 de enero de 2009, 20:13

    Salud y Republica.
    Ya estamos de nuevo akì, tras derrotar en singular combate a un malèvolo artilugio k apareciò por mi hogar la noche de reyes. Castillo de Robin Hood, se denomina y su desembalaje y ensamblado es una delas mas arduas tareas k puede acometer un padre de familia.
    Leo con atenciòn, los comentarios k surgen al socaire de tu objetiva observaciòn de los genotipos que pululan por (sospecho cual) un bar. Pero, olvidas algo, mi estimado Marcelo, a todas esas clasificaciones (hay muchas mas) hay que añadir el factor,diriamos de -la distorsiòn etìlica-. Seguro que si Jose, ve por ejemplo, a sus cajeras de supermercado, horas mas tarde, y en un mano a mano con el siempre alabado Dionisios, su apreciacion de esas supuestas pellejudas criticonas ,variaria sensiblemente.
    Un abrazo y me despido pletòrico y felìz, puesto que el Lunes de nuevo se podr``a disfrutar de las siempre reconfortantes aventuras de tu alter ego Frank Mody.

    ResponderEliminar
  13. Hola, Manu:
    Todo mérito que tengan mis comentarios se debe a vuestras opiniones. Créeme, hay algunos que incluso han llegado en el momento oportuno a la hora señalada. Además, el que escriba un desconocido es aún más reconfortante.
    Sí, la verdad es que estoy cansado, y la maldición de la desazón recepcionera sigue ahí. Pero bueno, por suerte la novela que estoy traduciendo usa un lenguaje muy directo y en la descripción es casi fotográfica; por lo que no hay ningún problema de que traduzca “blue” por triste en lugar de azul.
    Todos somos espectadores de las vidas de otros en ciertos momentos, sin que eso nos convierta en cotillas o fisgones; quizás algo indiscretos, pero eso depende de los ojos del observador. Además, el Arte tiene mucho de reflejo de vidas ajenas, o de paralelismo vital. De ahí que N.Y. nos sea tan familiar sin conocerla, o que situaciones ficticias nos evoquen lo vivido.
    Me quedan dos semanas de contrato, y luego… ¡a montar una casa!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. ¡Salud y República, Espirituoso!
    Te temía perdido en alguna comisaría tras celebrar el triunfo sportingusita, pero ya veo que fueron los malévolos Reyes Magos (no, sí de la monarquía no se puede esperar nada bueno) los que te han tenido alejado del mando a distancia de la tele, y tu guiski homérico.
    Por cierto, ¡cómo cambian las cosas! En mis tiempos, Robin Hood vivía en una choza en un bosque, y a los castillos sólo se acercaba para meter a los chungos, o rescatar a Marian. ¡Bueno, parece ser que para el muy zorro no hay crisis!
    Por otro lado me preocupa tu uso de un lenguaje que parece sacado de un episodio del culebrón de los culebrones “Caballo viejo”. Eso sí, te recuerdo que a mí sólo se me olvida pagar lo que debo, en lo demás soy como Suitnei Tud.
    José, como enamorado que es de la belleza, imagino que al igual que todo aficionado al arte, habrá confundido alguna vez la ¿belleza? cubista de un picasso con la serenidad de un soroya. Sin rimas, plis


    A mí, como bien sabes, mezclar muyerio y bebercio, ¡me lleva a la subcultura!
    ¿Vuelve Frank? Tío, esta vez no airees nuestras vergonzantes similitudes, que uno va a ser padre, y luego me pedirán que cuente batallitas.
    Por cierto, tengo la 1ª temporada en dvd , si te interesa.

    ¡Venga, ahora a montar la casa en el árbol de Chip y Chop!
    A cuidarse

    ResponderEliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.