Ven y enloquece

Ven y enloquece
Ya está disponible en Amazon mi antología «Nada ha sido probado». Gracias por vuestro interés.

viernes, 6 de marzo de 2009

Los Wildcats de Alan Moore 2 de 7


-->
¡Qué sueño el de aquel año!.
WILDC.A.T.s fue la carta de presentación de WildStorm, dentro del proyecto Image surgido en Mayo del 92, tras la diáspora de creadores producida a principio de la pasada década, motivada por la búsqueda de un mayor control económico y creativo por parte de los artistas sobre sus obras.


Mientras Malibú albergaba a nombres como Chaykin, Simonson o Starlin; Legend recogía creaciones de Byrne, Miller o Mignola; y DC respondía en Julio del 92 con el sello Vertigo; Image nacía con una característica que la diferenciaba de los restantes proyectos: sus fundadores (Liefeld, Lee, McFarlane,...) eran dibujantes cuya escasa obra había revolucionado el mundo del Cómic. Enarbolando la libertad creativa como banderín de enganche y basando su eslogan de alistamiento en más poder para el dibujante, acreditaban la exclusividad de sus artistas para este sello.



Esta utopía de los beneficios del Arte para el artista, esta tierra de promisión que prometía ser Image, poco a poco fue perdiendo sus aires renovadores. Los creadores —tras unos primeros números en los que se ocupaban de todos los aspectos de sus obras— fueron poco a poco abandonando el campo artístico para centrarse en el económico.
Los antaño espartacos se tornaron en patricios contratando a clones de sus lápices; el materialismo venció al idealismo, el dinero compró el Arte y la vuelta, a base de talonario, en diciembre del 95 de Liefeld y Lee a Marvel para desarrollar el proyecto Heroes Reborn, marcó el comienzo del fin del espejismo de unos artistas que —al igual que Sean Connery en El hombre que pudo reinar— soñaron que eran dioses olvidando su condición de mortales.
La adquisición en octubre del 98 de WildStorm por parte de DC, es la constatación de que el hombre propone y el dólar dispone, pues vivimos en un mundo donde lo pragmático se impone a lo utópico.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.