Ven y enloquece

Ven y enloquece
Aunque este blog lo firme Nino Ortea, pertenece a quienes lo sentimos nuestro al leerlo.

viernes, 17 de julio de 2009

The Savage Dragon: Si volvieran los dragones 7/8


-->
En el episodio 13 Larsen enfrenta al superpoli con Jimbo, creación de un lector de la serie que resultó ganador en un concurso establecido entre sus seguidores. Cuando Dragon y Rapture se disponían a disfrutar de su primera cita vestidos, aparece Vanguard preguntando por el paradero de su multiforme. Poco después una segunda encarnación de Demonio vuelve a ser derrotada, para ya en el capítulo 16 personificarse en la madre de Debbie.
En el TSD 15 había aparecido She-Dragon, estrambótica que desde su presentación en el encuentro con Megaton Man, decidió dedicar su vida a seducir, suplantar o eliminar al encrestado. A esas alturas, Overlord cansado de matar repetidamente a Frank, comienza a sospechar que su victoria puede haber sido pírrica, sensación que se afianza al saber que Cyberdata ha renacido.
A estas alturas, 1994, La Comunidad de la Imagen había logrado frenar el avance de Muermor, y despertado la desazón en Los señores del dinerillo, quienes veían como algunos de sus creadores más afanados se sumaban a Image. Los comuneros decidieron recurrir en septiembre al truco de “y ahora algo completamente diferente..”.
El artificio, denominado Mes X, consistía en que, sin previo aviso, algunas colecciones intercambiarían sus creadores. El TSD 13 usa contó con Brandon Choi y Jim Lee, mientras que Larsen pasaba a ocuparse del WildC.A.T.S 14. Sin embargo, en España, cuando llegamos a la edición correspondiente al TSD 13 nos encontramos con un tebeo firmado por Erik, que además reproducía seis páginas que nos podríamos encontrar en el C.A.T.S 14 made in Spain.







¿Estábamos ante un caso de magia potagia, o ante una chapuza de la bruja Averías? Ni lo uno, ni lo otro. Larsen arrepentido de haber faltado a su promesa de confeccionar, como mínimo, los 100 primeros episodios de TSD, decidió realizar su propia versión del capítulo.
Mientras Dragon y Rapture tienen su primer conocimiento carnal, el multiforme de Vanguard revela su papel en las muchas muertes de Frank, quien es descubierto en su refugio por Overlord. Dragon, recuperado de la mordedura de la pasión, sufre la picazón de una de las sanguijuelas locas que pueblan Chicago, el cabreo del encrestado ante el sarpullido lo lleva a perder el control –más tarde sabremos que las lombrices están comandadas por el pútrido Horde– y a matar y destrozar a lo loco. Será gracias a la colaboración involuntaria del vigilante trastornado Mace, que Dragon recupera la razón. R. R. Richards aprovechará el descontento popular hacia el superpoli para combatirlo utilizando un juguetito creado por un profesor chiflado. ¿Por qué mi sentido arácnido se avivará ante esta imagen de editor utilizando un exoesqueleto para combatir a un héroe?. Será She-Dragon quien sufra las alopécicas consecuencias de este combate.
Ya en TSD 21, Dragon digerirá la acometida de diablosuegra, la cual mostrará una preocupante retención de líquidos, que convierte su mala leche en obesidad en aumento. Tras una noche de los muertos vivientes en la que el héroe se enfrentará a todos los inocentes muertos en su nombre o por su mano, la suegra se retira prometiendo volver –lo peor de ciertas promesas de mujer es su semejanza con una amenaza– y dejando a Dragon muy malito. El mejor ungüento para sus heridas, será encontrar al renacido Cyberdata, quien revela secretos sobre Overlord que animan a lo más escogido del cuerpo policial a hacerle una visita al capo di tutti i monstrui. La batalla consiguiente fue de las de mucha pupa, y la victoria de Dragon es de las que convierte a la de Pirro en gloriosa, dejando al encrestado con ganas de irse a Disneylandia a ver si ese tal Donald es tan pato como lo pintan. A falta de pato buena es una tortuga, y mejor si son cuatro tortugas ninja mutantemente adolescentes las que vienen a visitarte. A la tristeza de la despedida de los galápagos, se une el bajón de ver como tu húmeda novia te envía a dormir a otra parte. Aunque su diablosuegra reaparecerá para convertir toda tristeza en dolor y todo hueso en astilla. Considerada que es ella, lo arroja a una chimenea, por eso de que se le bajen los humos. La ausencia del superpoli hará a She-Dragon soñar con ocupar su lado a este lado de la cama, lo cual obligará a Rapture a ponerle las cosas claras y los dientes en su sitio. Con un Dragon escapándose de su trabajo forzado de deshollinador, Planeta dio por finalizada la serie regular de TSD en su entrega 26.



-->


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.