Ven y enloquece

Ven y enloquece
Nada ha sido probado

miércoles, 23 de septiembre de 2009

El mundo de Gaia




-->




Creo que descubrí El mundo de Gaia como respuesta a una visita que ella había hecho a este espacio. Pero no veáis caballerismo en mi agraciar a las mujeres el que pasen primero; es puro egocentrismo, como bien me ha comentado una persona a la que vuelvo a sentir amiga y me ha destacado que hay ocasiones en que uso mi verborrea para evitar oír a los demás —para lo de escuchar, se necesita inteligencia… y de esa cualidad estoy en la más absoluta indigencia—.
Como es decía: creo que fue en la noche del Día de la mujer trabajadora— que quizás cayó en domingo por eso del descanso bíblico para las sufridas hijas de Eva— en que me adentré en la arcadia donde Gaia combina lo impresivo de sus palabras con lo expresivo de sus imágenes —la mayoría de las fotos que nos podemos encontrar han sido sacadas por ella—. El resultado es un parnaso donde la emotividad sortea los límites que el negro de la tipografía porfía en imponer al blanco que lo fondea.
Como lleva ocurriendo con un grupo de lectores de este blog, comencé a mensajearme con Gaia fuera de los espacios de la zona de comentarios. Descubrí a una persona comprensiva con las debilidades humanas y atesoradora de un ingenio muy vivo, que le permite resumir en una línea lo que a mi me lleva un párrafo plantear. Así mismo, me encontré a una mujer sosegada en su pasión por la vida e impetuosa por vivirla.
Todos —al menos los que tenemos el vicio de respirar— tenemos mucho que aprender de lo que otros transpiran: en su caso sensibilidad, generosidad y pasión. Yo, que he convertido mi blog en mi púlpito y mi látigo, sólo puedo enseñar en una escuela de odio.
Quizás, cuando el Mar se calme, mi mundo tenga algún rincón de serenidad como los que pueblan su tierra. Hasta entonces, seguiré adentrándome con ganas en cada esquina del suyo, donde nos esperan bienvenidas como la que os reproduzco con su permiso.
Gracias, Gaia, cuando me preguntan por qué he abierto un blog, respondo que es para que entren en mi vida personas como tú.
NO PASA NADA


No pasan más que

risas y nubes blancas,

lágrimas y tormentas,

ajetreo lunático

en el agua del mar

y el sol sale de nuevo.



No pasa nada,

no es preciso buscar guías

tan sólo seguir firme

en el camino,

y un poco de tus sueños

por si la noche dura

demasiado,

y mil sonrisas

por si mis fugaces cometas

hoy no alcanzan cielo.



No pasan más que

las palabras importantes

que tú escoges como rumbo

y aquellos recuerdos

que no fueron

y aquellas miradas que

inundan el presente

para cerrarse en

solitarios

e inciertos

hados futuros.



No pasa nada,

nunca pasa nada

salvo el tiempo,

sólo la vida.
http://gaia56.blogspot.com/2009/09/no-pasa-nada-no-pasa-nada.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.