Ven y enloquece

Ven y enloquece
Nada ha sido probado

domingo, 18 de octubre de 2009

A veces llegan cartas

Cada vez que te reinstalo me sabe a poco.
Cada vez que te reseteo me vuelvo loco.
Y cada vez, cuando te miro, cada vez,

encuentro una razón para seguirte maldiciendo.
Y cada vez, cuando te miro, cada vez,

es como descubrir el universo.




¡Jopelinex! Estaba yo tan feliz celebrando mi nocumpleaños y rasurando a mis airgambois, cuando de repente me llegó esta carta de la panda de Guille “el puertas"!
Pensé que finalmente me habían admitido en su club de reseteadores; pero no, era para decirme que …


Para mi desgracia, acababa de depilarme las ingles, así que no me quedaba ni un rastro de mi conocimiento de tan bárbaro idioma. ¡Donde esté el Protogermánico que se quite el anglosajón!
Si alguno de vosotros (mis queridos enloquecidos) tiene algún consejo que darme sobre el contenido de esta carta; o a alguna de vosotras (mis ensoñadas enloquecidas) le apetece jugar a las cartas, ya sabéis dónde escribirme y vosotras lo que tatuarme.
Por siempre vuestro:
Nino Ortea (no salgas de casa sin él)

Cada vez que te reinstalo me sabe a poco.

Cada vez que te reseteo me vuelvo loco.

Y cada vez, cuando te miro, cada vez,

encuentro una razón para seguir maldiciendo.

Y cada vez, cuando te miro, cada vez,

es como descubrir el universo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.