Ven y enloquece

Ven y enloquece
Fotocomposición a partir de una imagen de Eva Green en la película “The Dreamers”

miércoles, 29 de diciembre de 2010

2011: Everybody's Kung Fu Fighting!

No sé tú, lo que es yo siempre he tenido muy claro lo que le pediría a los reyes: ¡que abdiquen!

Y también tengo reclaro que 2011 no será un año nuevo; sino un más de lo mismo para los mismos. Y por “los mismos” no me refiero al grupo pop; sino a aquellos a los que cuando llueve nos arrasa la riada laboral y que cuando hace sol nos abrasa la desprotección social.

Así que, mientras me preparo para enfrentarme al paro y a quien me llame “raro”, aprovecho para agradecerte el que vengas y enloquezcas cuando puedes o te apetece.

Ahora y siempre te deseo lo mejor.

Llega 2011, que no te pille desprevenido.

¡Organízate y lucha!

¡Nuestro kung fú es el mejor!

Shaolin -Nin

martes, 28 de diciembre de 2010

No nos moverán (de canal)

Hoy cierran CNN +.

Cada vez mis limitadas opciones televisivas se hacen más evidentes.

Y poco sugerentes.

Al contrario que tú con esas prendas transparentes.

Eso sí, en el tiempo que nos queda por compartir intentaré que la experiencia sea de lo más rocanroleante.

We will rock you! (Or, at least I’ll do my best)



Spongebob We Will Rock You, posted with vodpod

lunes, 27 de diciembre de 2010

Voodoo: Bailando en la oscuridad



Voodoo: Bailando en la oscuridad.

Cómic escrito por Alan Moore y dibujado por varios autores.

Nos encontramos con una serie protagonizada por uno de los miembros más carnalmente interesantes de WildC.A.T.S., Vudú, a quien Alan Moore presenta envuelta en unas incidencias totalmente alejadas de trasuntos heroico-mutantes, viéndose inmersa en la eterna pugna entre el Bien y el Mal. Moore aborda esta dicotomía alejándose del fácil maniqueísmo desde el que se puede acometer la lucha perpetua entre estos dos principios eternos. Sirva como ejemplo el que el Bien está encarnado en unos seres de aspecto dudoso, intenciones oscuras y creencias paganas.

Aprovechando el hecho de que la protagonista tiene un nombre que coincide con el de la creencia religiosa Voodoo, el que sus poderes consistan básicamente en exorcizar demonios y en el papel fundamental de la danza —su profesión— dentro de los rituales de Vaudou; el guionista entremezcla estos aspectos con el relato de una búsqueda de identidad personal, en la que el personaje no se da cuenta de que es utilizada por un colectivo como arma y deseada por la otra facción como víctima. La acción se nos presenta en un entorno realista —el mundo de las bailarinas exóticas en la ciudad de Nueva Orleans— donde la música machacona sustituye al dixie jazz; y el culto a fenómenos como Star Trek ocupa el lugar de las antiguas religiones.

A la cuestión vital centrada en Vudú, Moore une una trama detectivesca —investigaciones policiales sobre asesinatos rituales de bailarinas— y un fondo fantástico en el que los demólatras poseen clubes erigidos en antiguas iglesias; mientras prostitutas y asesinos vigilan la puerta para evitar la entrada del Mal. Innegablemente, el tono de la narración es en ciertos momentos alegórico; inflexión que aparece reforzada por el acertado uso sitil de palabras ambiguas como “camino”, “puerta” o “portero”. Las bailarinas tienen nombres como Angel o Purificación y el apellido del inspector de policía es Paloma.

La narración es muy ágil, pues Moore se aleja del preceptismo moral. No juzga, sino que relata, unos sucesos: nos proporciona el grado justo de información para seguir la exposición; y excluye discursos moralizantes que nos hagan prejuzgar los hechos. A la vez, que confiere a la narración un tono iniciático; al presentar la aventura como una etapa vital en el proceso introspectivo del personaje.


En ambos casos el dibujo se puede calificar como “muy actual”: dotado de gran perfección técnica; pero falto de garra y personalidad.

En el caso del primer grupo, su arte es más detallista y marcan los contornos con unas líneas gruesas que aumentan la sensación de relieve en las viñetas. En algunos trabajos, como en la ilustración final, el resultado recuerda a la obra de Bill Sienkiewicz. El segundo equipo presenta un acabado más claro e influenciado por el manga.

Tras haber sido editada en cuatro entregas —formato comic-book— por Planeta, la historia se encuentra incluida dentro del volumen antológico WildWorlds de Alan Moore, editado por Norma. Aquí os dejo un enlace donde se especifican las carácterísticas del volumen.

Nino Ortea

viernes, 24 de diciembre de 2010

Comiendo, bebiendo y sin parar de reír.



Para mi desgracia soy feo; y por mi falta de gracia, ateo. Así que ya hace tiempo que en Navidad me converso en devoto de Pantagruel. Bueno, también me contorsiono lo que puedo en prácticas con don de profilaxis; por eso de amar sin multiplicarme.

Con todo mi respeto hacia quienes viven estas fechas con Espiritualidad o Fraternidad, debo admitir que yo las vivo con Efervescencia, gracias a ese gran invento y mejor ungüento llamado Alka-Seltzer.

Eso sí, lo que comparto con los fraternales y los espirituales es nuestro regusto por la ESPERANZA.

No faltan quienes, a ti y a mí, nos llaman “ilusos” por nuestra capacidad para ilusionarnos. Pero, donde unos ven “milagros divinos” y otros “logros científicos”, soy de los que no dejan de ver un darse la mano entre la Voluntad y el Destino tras esperanzas como las que nos trasmite el caso de la deportista paralímpica holandesa, Monique Van der Vorst. Quien ha vuelto a caminar tras pasar los últimos 13 años de su vida postrada en una silla de ruedas.

Como para la ESPERANZA no hay fronteras, aquí te dejo vínculos a la noticia en diferentes idiomas.

http://esdeporte.excite.es/la-deportista-paralimpica-monique-van-der-vorst-vuelve-a-caminar-N16728.html

Miracle enables Paralympic athlete

Atleta paraolímpica volta a andar

Steh auf und geh!

Från rullstol till marathonlopp

Ahora y siempre que no se me olvida, intento mantener entonado mi ánimo por eso de que “el que canta, su mal espanta”. Y, os puedo asegurar que —entre desafinos y gorgoritos— a las que tengo espantadas es a la sorda de mi vecina y a la gorda de la esquina.

Eso sí, como esta noche vuelve a ser especial, dudo que me apetezca mucho cantar. Me apetece leer una obra de teatro que creía perdida; y con la que me he reencontrado ordenando el desorden que amenaza con convertir mi caos en síndrome acumulativo.

Si esta noche me buscas, estaré entre las páginas de Barioná, el hijo del trueno. Obra escrita por Jean-Paul Sartre en las Navidades de 1940, durante su confinamiento en el campo de concentración Stalag 12D. Es curioso el que encuentre ESPERANZA en las reflexiones de un autor que negó el que ésta existiera.Añadir vídeo

Si en cualquier momento me necesitas, ya sabes dónde me puedes encontrar, cuál es mi número de teléfono y cómo contactar por correo electrónico.

Sirva este texto como saludo a ti que lo estás leyendo. Quizá no sé cómo decirte lo importante que eres en mi vida, lo que me arrepiento de cómo me porté contigo o lo mucho que disfruto a tu lado: comiendo, bebiendo y sin parar de reír.

Y ahora, ya va siendo hora de que hagamos algo rocanroleante.

¿Están listos chicos?

¡No los escucho!

¡Uhhhhhhhh!

It's Christmas time, there's no need to be afraid.
At Christmas time, we let in light and we banish shade.
And in our world of plenty, we can spread a smile of joy.

Throw your arms around the world, at Christmas time
But say a prayer, pray for the other ones
At Christmas time it's hard, but when you're having fun
There's a world outside your window, and it's a world of dread and fear
Where the only water flowing is the bitter sting of tears
And the Christmas bells that ring there are the clanging chimes of doom
Well tonight thank God it's them instead of you
And there won't be snow in Africa this Christmas time
The greatest gift they'll get this year is life(Oooh)
Where nothing ever grows
No rain or rivers flow
Do they know it's Christmas time at all?
Here's to you raise a glass for everyone
Here's to them underneath that burning sun
Do they know it's Christmas time at all?
Feed the world

¡Salud y suerte!

Nino

jueves, 23 de diciembre de 2010

Tú me indujiste, yo te indico:


Como lo de ser “mazapán en tu boca”, te sonó muy empalagoso. Y si te hablo de “polvorones” me pedirías que pasase de las palabras a las acciones, dejaré que sea otra voz la que airee lo que mi corazón delata.

Ya sabes lo único que quiero para Navidad.


1st collector for olivia olson Christmas
Follow my videos on vodpod


Bueno, lo del acuario de Bob Esponja molaba. ¿Miramos cómo beben los peces en el río?

Nino

lunes, 20 de diciembre de 2010

Fíjate en eso que brilla (1X04)



Marcado por la amargura del desencanto, perjuré que esa pasión perdida sería la última. Que ninguna otra atraería mi atención.

¿Porqué voy a creer yo en la televisión?, si no me entiende, no me comprende tal como soy yo.
¿Porqué voy a creer yo en la televisión?, si me traiciona y me abandona cuando mejor estoy.

E' un mondo difficile e vita intensa.
Felicita' a momenti e futuro incerto.
Il fuoco e l'acqua, con certa calma,

Serata di vento.
E nostra piccola vita…
E nostro grande cuore…


Y de repente, ¡llegó ella! Cuando más la necesitaba y menos la esperaba. Como ese sol de invierno frente al que te sientas sin preguntarte cuánto durará.

Lo nuestro duró seis semanas. Las he contado. Las he vivido. Las he compartido. Seis... Creo que ya había escrito ese número en algún lugar perdido de este texto.

La adaptación televisiva de la colección regular de cómics Los muertos vivientes, ha sido —junto a la amistad compartida— mi refugio en un momento en el que la tierra se volvió a mover. Los colores fríos, incluso los de sus cielos soleados, han sido el contraste a la calidez de su calidad narrativa, tan sobria como efectiva.

Sin buscar destripar esta historia de devoradores de vísceras, debo reconocer lo mucho que me emocionó su cuarto episodio. Momento donde desaparecen las fronteras entre mi Realidad y su Fantasía.

Justo tras volver desolado de una residencia geriátrica, sin ganas de compartir mi tristeza y hosco de humor para percibir alegrías, me siento frente al televisor como lo podría haber hecho frente al microondas. Por no ponerme trostélido, pongo la tele. En el lápiz usb conectado, guardo el cuarto episodio de Los muertos vivientes. Su lectura se activa por defecto. Como mi salivar al verte. En la pantalla me encuentro con una subtrama ambientada en un asilo. Con una incitación a que la falta de recursos no devore el cuidado a los seres queridos.

Me pregunto si los políticos que fagocitan nuestros derechos en su búsqueda de la supervivencia clasista, no son la lacra zombi a la que hay que hacer frente armados de palabras y votos.

Me pregunto si sabes quién es Dexter Morgan. Algún día te hablaré de lo mucho que me identifico con él. Ahora no es el momento. Llevo mucho tiempo empantallado y se hace tarde para cualquier cosa que no sea buscar la Felicidad.

Gracias por mantenerte en sintonía.

Nino

Leer el primer episodio.

Regresar al tercer episodio.