Ven y enloquece

Ven y enloquece
Fotocomposición a partir de una imagen de Eva Green en la película “The Dreamers”

martes, 2 de febrero de 2010

Sin conjuras ni necios

Cuentan las portadas que ha muerto J. D. Salinger, escritor que no buscó vivir más allá de las páginas de sus obras. Encuentro ofensivo que se sigan exhibiendo fotos de un hombre que nunca quiso ser imagen.


¡Hola a todos!

Espero que el martes os esté tratando de lo más llevadero posible.
A mí me ha traído otra decepción, rechazo o eso que cantado suena tan “Se lo agradezco, pero no”.
Por una vez, mi lamento no obedece a que a este eterno Peter Pan, Wendy le haya vuelto a cerrar las puertas hacia su Siempre Marcha Atrás. No, nuestro ceniciento favorito sigue viajando en ese carruaje que, de momento, no se transmuta en calabaza por no llegar a los 12. Y es que, a mi edad, pasar de dos merece un chocolate con churros de recompensa.
Lo que acabo de acumular es otro rechazo a la que yo consideraba “la mejor novela que había escrito nadie que hubiera dormido en mi cama”. Pero, me temo que incluso los encefalogramas de las pulgas que pueblan mi colchón, tienen más interés que las memorias de este amante sarnoso, que –con o sin gusto– siempre acaba picando en eso de que, algún día, dejará de pasar hambre gracias a su ingenio.
Concretando, que ya me estoy enrollando, y dicho en román paladino: Al mundo editorial le importa un comino la novela de Nino.
Parece que sólo valgo para mandar sms que aturden a sus receptoras, escribir artículos gratis o hilvanar libros por encargo; pero, en cuanto me planteo hacer literatura con la Realidad y mis deseos, incluso las memorias del desmemoriado pez Nemo tendrían más éxito que mis falsos recuerdos novelados.
Ya van tres noes y cinco silencios al borrador de la novela de la que os hablaba en este posteo.
Pero, como tengo más de terco que de burro, sigo a lo mío mientras los demás van a lo suyo. Quizás motivado por esa nueva nominación al premio oscar de la incomprendida Penélope Cruz. Así que, aprovecho este texto para pediros un favor:
Si os enteráis de algún concurso, premio o certamen literario, de narrativa en castellano y de tema libre, por favor avisadme mediante el envío de un correo a la siguiente dirección: venyenloquece@hotmail.es.
Aunque la temática de mi novela es de tono erótico-festivo, al estar en borrador, podría efectuar una serie de adecuaciones y acabados que le permitan presentarse a convocatorias específicas.
Las características técnicas de la ficción son:
256.319 espacios que, con el formato de texto Arial 12 y a doble espacio, ocupan 146 páginas.
No hace falta que el premio sea en metálico; más bien busco la publicación de la obra conservando los derechos para futuras ediciones. El único problema podría estar en el envío de las copias, pues los convocantes deben de pensar que el servicio de mensajería es regalado. Y todo lo contrario.
Vengo de apuntarme como peón a una oferta de empleo en el servicio de limpieza municipal de mi ciudad. Al estar desempleado, no se cobran las tasas de examen; pero las bases de la convocatoria establecen la obligatoriedad de enviar por carta certificada urgente  los 2 folios de papel necesarios para inscribirse en la convocatoria –nada de ir a las dependencias municipales andando, que sería lo ecológico y económicamente sostenible–.
¡Pues me acaban de cobrar 4,5 € a beneficio de Correos! Que será un servicio barnizado como público, pero está carcomido por la precariedad laboral.
Quizás haya períodos en los que la vida nos trata como merecemos, y puede que los que sufro como rechazos sean meras respuestas. Hay momentos en que detrás de un "no" hay simplemente una negación, y no un desprecio. 
Lo que está claro es que tras cada tropezón no se encuentra ninguna conjura de necios. Imagino que el acierto de Danny DeVito fue optar por ser actor de caracter; y no buscar ser ídolo de quinceañeras, para –tras su fracaso– dedicarse a culpar de su rechazo al aire que respiran los demás
Quizás deba ser quien soy; y no pretender ser quien quiero ser.
Daros las gracias por anticipado y desearos un febrero grato.

Salud y suerte.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.