Ven y enloquece

Ven y enloquece
Aunque este blog lo firme Nino Ortea, pertenece a quienes lo sentimos nuestro al leerlo.

martes, 28 de mayo de 2013

Reseña sobre Skreemer para Zander Comics.



Hola:
Acabo de publicar una reseña sobre el cómic Skreemer –PeterMilligan, Bret Ewins y Steve Dillon– en la página web de Zander Comics


Si te apetece leerla, sólo tienes que pulsar aquí.

Gracias.
Nino

sábado, 25 de mayo de 2013

Petición para la instauración en España de una “Cuota reducida para autónomos con ingresos bajos o trabajos inconstantes”



Son muchas las leyes que nos llevan a la ilegalidad.

La obligatoriedad de darse de alta como autónomo -lo que conlleva pagar como mínimo una cuota mensual de 254 €-   hace que muchas veces tengamos que rechazar trabajos esporádicos o hacerlos de manera subterránea, lo que nos acerca a muchos a vivir bajo el subsuelo: siempre está ahí la amenaza de que a los no cotizantes nos excluyan del Sistema General de laSeguridad Social.


Te invito a que leas esta petición para la instauración en España de una “Cuota reducida para autónomos con ingresos bajos o trabajos inconstantes”; y luego, si te parece oportuno, la apoyas.


Gracias.

Nino

jueves, 23 de mayo de 2013

El desempleo de las oficinas de empleo.



En la mañana de ayer 22 de mayo fui, sin quitarme el sayo, a la oficina de empleo. Pasaban 4 minutos de las 9 y no llegábamos a 6 los desempleados esperando turno. Mientras hacía cola, ojeé las numerosas levas institucionales de manos de obra a destinos internacionales: me sentí como un agricultor irlandés huyendo de “La hambruna”, o como un universitario famélico apuntándose a la tuna.

Imagino que si en ese momento hubiera entrado en la oficina cualquier pantagruélico amante de aguar gatos o ponerles cascabel, habría corroborado su mentira de que los desempleados somos unos desvergonzados a los que no nos gusta despertarnos antes de las 12. 


Un español de bien a esas horas no sólo estaría levantado, estaría levantando el país; de ahí que al no considerarnos españoles, esos gatunos nos quieran deportar al extranjero a ganar dinero en galeras germanas. Ya en casa, el minino se pondría a maullar sms con su manada televisiva, en los que se preguntaría dónde estábamos a esas horas, si no era en la cama, los millones de desempleados que deberíamos madrugar para primero abarrotar las oficinas de empleo, luego ir a abuchear a las sedes sindicales y por último acudir a mendigar a los pórticos de las iglesias.

Quizá ese añorante de la España donde se daba caña al diferente, no sepa que desde la época de su denostado ZP, a las oficinas de empleo sólo se acude con cita previa: al igual que a las audiencias reales o a las auditorías de Hacienda. De ahí que en estos tiempos inquietos, los desocupados no estemos quietos en las agencias públicas de ocupación, donde somos tan mal vistos como esos necesitados que rebuscan comida en los contenedores de basura.

De hecho, el señor funcionario que tuvo a bien atenderme –sin responder a mi saludo–  tras verse obligado a interrumpir su risueña conversación con un compañero, me urgió a que no volviera a ir a la oficina a renovar mi demanda de empleo. No hace falta que me ocupe con ir, ni que me preocupe por no asistir. Pues para eso está Internet, donde puedo sellar sin dejar huella en su asiento.

Así que ya sabes, si buscas un sitio donde poder sentarte tranquilo y sin miedo a encontrarte con algún conocido que te cuente sus problemas laborales, olvídate de parques y jardines: no hay mejor sitio que una oficina del Servicio Público de Empleo.

Quizá a ti, que lo lees, te suene a increíble; pero para los que lo vivimos es cierto: a los desempleados nos quieren parados en casa, o activos en Alemania.

domingo, 19 de mayo de 2013

18 de mayo de 2013.



Ayer, mis pocas ganas de estudiar me llevaron a ojear perfiles ajenos.

Hace tiempo que sopeso la idea de editar en pdf una serie de textos escritos por un amigo que lleva varios meses muerto. 


Revisando nuestra cibercorrespondencia, acabé visitando su perfil en Facebook. Y tras el suyo, el de otros amigos/conocidos que han fallecido recientemente.

Me volvió a sorprender la necesidad humana de monologar con quien no le escucha.

Me volvió a indignar que los silentes en el momento de hablar con alguien, se vuelvan locuaces al hablar de alguien.

Decidí que no soy quien para dar nueva vida a las palabras de mi amigo.

Espero que esta entrada me sirva de recordatorio ante futuras tentaciones de endiosarme en Hades.

jueves, 16 de mayo de 2013

Sobre cómicseries y teleseries.



http://zandercomics.com/index.php/de-teleseries-a-comics-en-serie/

Hola:
Os invito a que leáis el artículo “De teleseries a cómics en serie” que me acaban de publicar en el blog de la editorial Zander Comics.


Gracias.

Nino