Ven y enloquece

Ven y enloquece
Aunque este blog lo firme Nino Ortea, pertenece a quienes lo sentimos nuestro al leerlo.

viernes, 4 de abril de 2014

CAPITÁN AMÉRICA: CUANDO DESPIERTA EL DURMIENTE



Escribí este artículo en el obscuro noviembre de 2003. Casi once años después me parece oportuno traerlo a la luz, animado por el estreno de la película Capitán América: El soldado de invierno y de la (re)edición por parte de Panini comics de algunas de las obras que comento en este texto en ocho entregas.
Espero que te guste. Gracias por leerlo.


Creado en marzo de 1941 por Joe Simon y Jack Kirby para Timely Cómics, el Capitán América figura entre la innumerable lista de las víctimas injustificadas de La vergüenza del Comic Code, que se extendió en la década de los 50 por una Norteamérica donde la congelación de libertades que supuso La Guerra Fría convirtió a La tierra de las libertades en un páramo de prohibiciones.
En marzo de 1964 se descongela la trayectoria del personaje –de la mano de su cocreador Jack Kirby y de Stan Lee, quien ya había guionizado previamente al Capitán– dentro del horno de ideas que era por entonces la editorial Marvel.
Pasados casi 40 años desde su deshielo, traducidos en una presencia continuada del personaje en el mercado del comic-book internacional, El Centinela de la Libertad atraviesa una de sus etapas creativas más dulces, tanto en su propia colección como en series del peso de Los Vengadores o The Ultimates. Las siguientes líneas se centrarán en su reciente renovación dentro del sello Marvel Knights, quedando para otro momento un acercamiento a las otras dos series citadas.

Pero antes de centrarnos en la colección actual permitidme una consideración.
Se ha hablado mucho sobre el efecto de los ataques terroristas del 11 de septiembre del año 2001 sobre en la industria del cómic. No faltan quienes apuntan que la editorial Marvel ha dado un tratamiento crítico a la política del ejecutivo yanqui, cono el adoptado en el cuarto volumen de Captain America. Me encuentro entre los que no creen ver una respuesta sustancial del Medio ante la realidad acedada que desvelaron estos atentados.


Es más, considero que no ha habido respuesta, ni acertada ni errónea. Tal vez los creadores estaban demasiado ocupados por asegurarse su supervivencia económica dentro de una industria cada vez más endogámica, o hayan optado por convertir su silencio en un homenaje respetuoso a las víctimas. Quizás Peter Parker estaba demasiado atareado revelando su identidad como Spiderman, y Batman desvelando la del misterioso Hush. Probablemente Superman, Thor, La JLA o La Patrulla-X tenían asuntos pendientes que atender más importantes que prestar atención a los problemas de nuestro Mundo, donde el emplazamiento de El Bien o El Mal obedece a los caprichos cartográficos de un Presidente gustoso de trazar ejes del mal.


El caso es que lejos están los años en que los tebeos eran considerados un vehículo apropiado para trasmitir ideologías. Y tal vez sea mejor así en estos tiempos de pensamiento único globalizado.

2 comentarios:

  1. Muy interesante este articulo, gracias a la película se renueva el interés por el personaje y voy a leer todas las partes del texto para aprender más, en mi colección tengo alguna cosilla del capitán pero no es un personaje que domine en profundidad, es lo que tiene mirar más a DC que Marvel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Boris:
      Muchas gracias por tus palabras de aprecio hacia el texto.
      El Capitán América es un personaje con muchas etapas interesantes en su laaarga presencia creativa. Las que comento en el artículo son sólo unas de ellas.
      Los personajes de DC tienen mucho interés, si tus inquietudes te acercan más a ellos es lógico que formen mayor parte de tus lecturas. Yo leo de todos los sellos. Ahora mismo mis favoridas son Hawkeye y Daredevil en Marvel, Batman en DC y Thief of thiebes en Image.
      Gracias por el comentario, Boris.

      Eliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.