Ven y enloquece

Ven y enloquece
Fotocomposición a partir de una imagen de Eva Green en la película “The Dreamers”

sábado, 7 de junio de 2014

Nueva Plataforma Ciudadana en Gijón.



No estoy de acuerdo con la privatización que se ha hecho de las calles de mi barrio, El Carmen, en Gijón. Ya en su momento intenté exponer el porqué de mi rechazo con varias entradas en este blog.
En muchos casos, esta privatización se presenta como peatonalización, cuando en realidad es imposible para un peatón pasear por unas calles convertidas en pistas de obstáculos por la acumulación de terrazas y la falta de urbanidad de muchos de los terraceros.


En octubre se va a iniciar una nueva peatonalización de calles situadas en manzanas vecinas; e incluso a completar las que se han hecho de facto en El Carmen.
En un principio, toda mejora e inversión pública en una zona tan deteriorada como el Distrito Centro de Gijón cuenta con mi apoyo; pero desconfío de que el resultado de este proyecto de peatonalización sea tan beneficioso para los ciudadanos que vivimos en esa zona como se nos presenta. De entrada, es llamativa/hiriente la falta de información institucional que tiene la Asociación de Vecinos sobre el proyecto.

Quizá esté equivocado, y me esté dejando llevar por un pesimismo desaforado, cuando me temo que esta remodelación llevará a peor a mi barrio, a los que vivíamos en él antes de que se pusiera de moda y seguiremos viviendo en él cuando especuladores y usuarios floreros se hayan ido a otra parte, ya que aquí está nuestro hogar.
Una serie de personas que buscamos recibir información sobre el inminete proyecto de peatonalización y que se escuche nuestra voz al respecto, nos hemos unido en la página de Facebook Afectados por la Peatonalización del Centro de Xixón - Plataforma Ciudadana.

Este jueves, varios de las afectados asistimos a una reunión en las oficinas de la AVV Jovellanos, donde parte de la junta de la asociación nos informó, asesoró y se ofreció a canalizar nuestra opinión como ciudadanos.
Confío en que logremos que este proyecto resulte en la mejora que tanto necesita nuestro distrito.

Ésta es la dirección en Facebook de la plataforma ciudadana.

2 comentarios:

  1. Espero que todo os vaya bien, aunque mi realidad cósmica :) me dice que ni pruna, que no escuchan ni a su madre. Al menos os habréis quedado con la sensación de haberlo intentado. Pero ¿sabes qué? no es broma intentarlo porque a veces suena la flauta. Creo que en mi casa somos los reyes de las hojas de reclamaciones -aunque ahora el personal, por eso de la falta de empleos, se lo piensa más a la hora de hacerte una pirula- y alguna vez nos han dado la razón y hemos salido ganando.

    Adelante con la idea, espero ver ese barrio algún día y me contarás con orgullo durante un paseo que ese barrio tan bonito sigue así por vuestro grupo.

    Abrazo y muchos ánimos, no pasarán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Verónica:
      Gracias por tu comentario animoso.
      Aunque coincido con la sordera institucional que preconiza tu sensibilidad cósmica respecto a la sordera del Imperio Institucional, a este rechoncho ewok alopécico lo que le altera la fuerza es el que haya tanto vociferante de su condición de rebelde, que en realidad se siente atraído por ser un siervo del Lado Oscuro. ¡Trabajo me cuesta cada vez que salgo a la porqueriza en que han convertido mis calles, no blandir mi sable de luz e iluminar sus posaderas con unos mandobles!

      Puedo comprender la insensibilidad del ayuntamiento frente a este problema, el privatizar las calles para su abuso hostelero supone un ingreso en impuestos. Entiendo que los filibusteros con patente de corso abusen de sus licencias hasta lo ilícito, en su seguridad de que el poder los apoya y los cantamañanas llenarán sus sacas. Pero el que la gente normal y corriente, gente humilde como yo, me miren como a un gañán cada vez que les pido que me dejen pasar para cruzar mi puerta. El que cuarentones descuiden a sus hijos en el asfalto de calles insalubres para hacerse los fascinantes mientras se otean unos a otros… Eso de que si me quejo soy un insolidario y si me enfado soy un airado, eso no. ¡ahí es donde me pongo atómico!

      Mi barrio es una sucesión desordenada de calles trazadas para ser ocupadas por el proletariado. Está atrapado entre dos avenidas, la calle señorial de la ciudad y una barrera ferroviaria. Mi casa tiene 80 años, sin apenas mejoras ni reformas, lo que puede llevarte a hacerte una idea de su situación actual. Hasta entrada la década de los 90, en mis calles te encontrabas a pescaderas vendiendo el pescado sobrante de las rulas, tiendas de efectos navales, de curtidos de cuero, de alimentación, de cuadros, de libros de segunda mano o de carbones. Por la noche era el barrio chino de la ciudad, con numerosos prostíbulos. Yo crecí en esas calles, sin problemas.
      Ahora que las han adecentado, es cuando se han llenado de indecentes.

      Será todo un placer acompañarte por ellas, a horas como estas en las que aún son de todos y no de una marabunta. Te contaré mis vivencias, las porpias y las compartidas, ya que soy la tercera generación de mi familia que vive en este barrio.
      Confío en no haber convertido mi respuesta en un lamento lloroso, Verónica.
      Gracias por éste y cada uno de tus comentarios.
      Un abrazo animosamente agradecido.
      Nino

      Eliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.