Ven y enloquece

Ven y enloquece
Fotocomposición a partir de una imagen de Eva Green en la película “The Dreamers”

miércoles, 30 de julio de 2014

Seamos decadentes (reprise).



Ayer, mientras tomábamos unos vinos optimistas, una buena amiga, María añadió un símil a los que ya pueblan mi imaginario.
En su ánimo optimista respecto a este blog y su futuro, María establecía una comparación exquisita entre mi espíritu creativo y el de los literatos Decadentes. Todo ello ante el gesto cómplice de su afortunado marido.
Probablemente, mi Lola, ninguno de los dos reparó en la mueca que en ese momento marcó mi cara, pues desconocen mi gusto, ya enmohecido, por sugerirte “Seamos decadentes” cuando busco bañarme en tu sonrisa.


Apurado el vino compartido, y mientras “resaboreaba” en casa el buen rato pasado, volvió a mí una constante que, curiosamente había resonado con intensidad horas antes en una respuesta dada a un comentario en este blog: el maridaje entre Realidad y Deseo.
Es más, en ese momento recordé de forma vaga haber leído que el mediático Barack Obama había inspirado la creación de un personaje para la serie televisiva El ala oeste de la Casa Blanca. Recordar es un vicio que me envicia cuando tu ausencia me saca de quicio, Lola.
Falto de todo menos de memorias de lo inservible, me acordé de que el ticket presidencial demócrata del año 2008 estaba estrechamente ligado a la mejor serie televisiva post Frasier: Battlestar Galactica. Al parecido físico y vital —veteranos de guerra torturados por el enemigo, y casados con rubias neumáticas— entre John McCain y el inconmensurable Saul Tight, se unía el parecido físico y maestril entre la adoratriz Sarah Palin, y la firme Laura Roslin.
  
¿Más coincidencias?
¡A puñados!
Tom Clancy pronosticó en 2001, dentro de la trama ideada para el videojuego Ghost Recon, que Rusia invadiría Georgia en 2008. Se equivocó al parecer en sólo 3 meses. Curiosamente, ayer noche, María calificaba de “tronados” a todos los que consideran los videojuegos como un entretenimiento para adolescentes.

¿Más casualidades?
Rodríguez Zapatero afirmaba, en Marzo de 2008, la inexistencia de toda clase de crisis. Días después, la editorial DC involucra a Superman, Batman y demás superhéroes en la solución de una Crisis Infinita. Los personajes ya han superado esta crisis de viñetas, los humanos seguimos tomando puñetas.
Admito que en el caso del señor Rodríguez Zapatero, habría que hablar más de inutilidad que de irrealidad; pero bueno, nuestra realidad no deja de tener su punto decadente.

¿Otra fatalidad?
¡El mismo día en que me llega el catalejo que pedí por catálogo, vas tú, Lola, y decides bajar las persianas de tu casa!
Y ahora, ¿a quién reclamo?
¿Para qué quiero yo un catalejo si ya no me quieres ver ni de lejos?
¿A quién podemos reclamar cuando lo vivido no se ajusta a lo soñado?
¿Al maestro armero?
Yo, no. Yo soy pacifista.
Yo sólo puedo reclamarle a tu realidad el que le sea tan infiel a mi deseo.


Y aquí está mi posteo original: Seamos decadentes
Gracias por tu lectura.

13 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias a ti, ulapenrod por tu lectura y comentario.
      Escribo confiando en que me lean; y si quien me lee tiene a bien hacerme sentir que no estoy solo, mucho mejor.
      Lo escrito: gracias.

      Eliminar
  2. me gusta tu humor hoy.... y no es una casualidad creo.... salu2!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, JLO:
      Creo bastante en las casualidades, no tanto en las coincidencias.
      Sí, estos días estoy (creo) de buen humor. En general diría que estoy tranquilo.

      Espero que vosotros estéis bien.
      Un abrazo keatoniano, JLO

      Eliminar
  3. Vengo con el cafelito y un par de cojines...

    Eso de la memoria de lo inservible me ha producido una sensación que hace años me ronda, la de que me aparecen a la memoria escenas, nombres o personas que ni a cuento vienen, ni nada de nada me dicen ni me producen; a qué santo aparecen estas inutilidades cuando nadie las llama???
    Otra cosa son los malditos recuerdos que duelen, molestan o ponen de mala leche, esos son independientes y aparecen cuando les apetece, generalmente cuando la mente se libra del ajetreo. Un almacén lleno de trastos somos...

    Si hay que pedir cuentas a alguien que sea al clero, que tiene la culpa de todo, amigo...

    Un beso y muchos buenos deseos de que te mejores, Don Pupas. Seguro que ibas con chancletas, jajajaja! Niño irresponsable!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, caritativa Verónica:
      Gracias por estos cojines, ya me veo postrado de por vida, como el maloso Lord Bemburry de los tebeos de El corsario de hierro.
      Sí, la verdad es que es bastante fastidioso eso de que se te vengan a la cabeza un batallón de inutilidades, en vez de la combinación ganadora de la lotería o una cura para todos los males que no sean de amores.
      Palabras a destiempo, gestos inapreciables, envidias sanas… imagino que tendrá su explicación en la mecánica celeste y esas memeces, pero en mi ninomundo eso de que quien me ignoró en persona, me añore en la memoria, me pone como el caballo de un indio.

      Pues sí, llevaba chanclas. Pero… la culpa es de mi debilidad ante las sonrisas.
      Estaba en la playa intentando hacerme el yamesbond. Por precauciones médicas, no me conviene tumbarme al sol, por lo que paseaba por la orilla intentando que los aguerridos sexagenarios no me arrojaran al suelo. Al llegar al pedrero, me senté a beber agua. Se me acerca una niña con un cubo de agua. Yo escuchaba a los Stones, ella me señalaba para su cubo. Me quito los auriculares y oigo que la niña, con un acento castellano muy “fisno”, tras disculparse ante este “señor”, me pregunta sonde se pueden coger conchas de mar. Al final, nos vamos los dos de excursión por las rocas. Yo estaba tan pendiente de que la cría no se hiciera daño, que ¡zas! resbalé con el “verdín” y me metí un cañonazo.
      Allí me hice el atleta, pero luego en casa…. Ay, pobre Ninínnnn.

      Gracias por la visita, el café y los cojines, Verónica. Me voy a leerte sobre "él y sus circunstancias".

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. me gusta tu blog
      tiene un no se que
      saludos

      Eliminar
    2. Buenos días. RECOMENZAR:
      Gracias por tu nuevo comentario.
      Te agradezco que encuentres aquí ese "no sé qué". Uso bastante esa expresión para aquello que me gusta por alguna razón que no llego a definir. Me gusta que algo de lo que escribo despierte en ti esa sensación.
      Gracias.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Hola, RECOMENZAR:
      El verdadero ploacer es contar con vuestra lectura.
      Permíteme que te felicite por el contenido de tu blog.
      Gracias por tus palabras de ánimo.

      Eliminar
  6. Acabo de encontrar tu blog y me parece todo un descubrimiento.
    Me encanta lo que escribes, no quiero perderme nada, Te sigo sin dudarlo.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Sara.
      Gracias por tu visita, tu comentario y el haberte hecho seguidora del blog.

      Confío en que la lectura del blog te sea amena; y lo que ahora valoras como “descubrimiento” no te lleve pronto al aburrimiento.
      Bienvenida, Sara.

      Eliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.