Ven y enloquece

Ven y enloquece
Ya está disponible en Amazon mi antología «Nada ha sido probado». Gracias por vuestro interés.

martes, 16 de diciembre de 2014

Blacksad edición integral 3 de 3



El informe contiene referencias a flores del mal que florecen en cualquier sociedad: músicos adictos a la heroína, políticos corruptos, millonarios depravados… Esta atemporalidad de los personajes y lo mundano de sus impulsos –ambición, venganza, racismo, lujuria…– convierten el contenido de los cinco álbumes en algo más que un análisis de la sociedad norteamericana hija del átomo nuclear. Aunque, dada su ambientación en USA, cada caso está orquestado sobre referencias a características generales o fiebres temporales que aún definen al país adoptivo de Superman o lo infectaron por la época en que transcurren las historias: Ku-Klux Klan, Macarthismo, Guerra Fría…

 
La figura del narrador-personaje, especie de voz en off que conduce el relato, puede ser un guiño del escriba a los clásicos del género negro, o un descuido del redactor, quien demostraría saber detalles de los casos que sólo sabría al dedillo un implicado en ellos. De hecho, los lectores conocemos los hechos y los giros de la trama a la par que los va desvelando su protagonista; mientras que el narrador siempre parece ir in paso más adelante que los investigadores. Indagaré la posibilidad de que ese tal Juan Díaz Canales, que firma como guionista, sea en realidad un alter ego de Blacksad o alguien que lo maneja en la sombra.

Juanjo Guarnido entremezcla el realismo casi fotográfico que logra al plasmar sórdidos ambientes en los que conviven animales de las más variadas especies, con el tono onírico que muestran las escenas románticas o el rico detalle con el que recrea las mansiones. Sus personajes antropomorfos son proporcionados, y funcionales a la hora de dar verosimilitud al relato. En pasajes, como aquél en que Blacksad ronronea con ratitas presumidas a la hora de sacarles información, creía encontrarme en mitad de Los aristogatos; en otros, como en los truculentos desenlaces de cada álbum, en Los sobornados.

La página aparece utilizada como unidad narrativa, albergando escenas hábilmente montadas gracias a un inteligente uso de toda una serie de recursos cercanos a lo cinematográfico. La secuenciación de las viñetas se adapta al tiempo narrativo. El uso expresivo de la luz junto con la planificación variada, refuerzan la ambientación y ritmo de la historia. El lenguaje visual se constituye en un narrador, en unas ocasiones complementario y en otras suplementario de la palabra, tan seductor como la historia que cuenta.

Ardo en deseos de volverme a encontrar con la gatita para que me facilite los restantes dosieres sobre Blacksad que dijo poseer.


El volumen Blacksad integral consta de 308 páginas y tiene un precio de 49 €.
Los cinco álbumes de Blacksad publicados hasta la fecha pueden encontrarse de manera individualizada en el catálogo de Norma Editorial.

8 comentarios:

  1. siempre leí unos elogios desmedidos por esta serie y este comic... la verdad que los dibujos son geniales y este único que pusiste no le hace honor creo... muy atractivo....

    son tantos volúmenes? yo pensé que era una sola historia... salu2...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, JLO:
      Como bien escribes, la ilustración que he seleccionado no hace honor a la obra. Pero no veas en ello un acto de traición a su calidad, sino de incitación a su lectura: lo bueno está en las páginas de la obra, no en este blog.

      Hasta el momento llevan publicados 5 álbumes. No es una obra con una subtrama que una sus entregas, por lo que, quizá, lo mejor sea leerla de manera pausada y no pegarse un atracón.
      Un abrazo, JLO.

      Eliminar
  2. Mejor no digo nas. Ya una vez te conté sobre los comics y yo :s

    Leí la primera línea y pensé en "Les Fleurs du mal" de Baudelaire :s

    Me voy de puntitas... no me has visto.... :s

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Nicki:
      Siempre tienes algo que contar y a mí me gusta leerlo.
      El mero hecho de tu lectura ya es para mí toda una suerte, y el que me saludes ya es una privilegio.

      No sé dónde vives, por lo que desconozco si Blacksad está editado allí. El principal problema del mundo editorial se acrecienta en el mercado del Cómic: tiene un precio prohibitivo. De todas formas, si tienes oportunidad de hacerte con una copia, te aconsejaría que empezaras por el primero: Un lugar entre las sombras.
      Hubo un tiempo en que me creía el “Baudelaire” gijonés, ahora me conformo con aparentar que sentí lo que de él leí.

      Tu visita, no vista pero sí sentida, me ha alejado del “spleen”.
      Gracias, Nicki.

      Eliminar
  3. He de reconocer que es la primera vez que he tenido información de este cómic. Parece interesante.
    Tu forma de escribir me ha recordado el cine negro...... o, mejor, la película "cliente muerto no paga". Por eso de las reflexiones de la persona a quien le encargan una investigación y se va encontrando con personajes que no dicen todo lo que saben o no son lo que paracen.....
    No sé, a veces se me va la pinza y mi imaginación vuela a lugares donde nadie la han invitado ;)
    Es el problema de tener una imaginación demasiado volátil je je je

    Me gusta leerte. Me gusta tu ironía.

    Hasta el próximo pergamino, Sir Nino.
    Espero sus buenas nuevas, como agua de mayo.

    Un beso



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Maduixeta:
      Puestos a reconocer, mi ingeniosa desconocida, tengo que admitir que me gusta despertar interés y avivarlo hacia lo que me parece interesante. Existe también una edición en catalán (publicada por Norma) tanto de los álbumes como del integral. Quizá en alguna biblioteca pública puedas hacerte con alguno; conviene conservar el orden de publicación, pero no es imprescindible.

      Casualidades del caso que nos ocupa: ayer de noche vi otra peli de Bob Reiner (Misery). Me gustó mucho “Cliente muerto no paga”. Steve Martin hace una interpretación comedida, alejada del histrionismo al que se vació para intentar llenar sus bolsillos con un dinero que no necesitaba. Tengo una copia de la peli en versión original; intentaré volverla a ver esta noche.

      Escribir desde la libertad del sentimiento y en las alas de la imaginación hace que nos alejemos de los que están prendidos a la realidad por pinzas. A nosotros no se nos va ninguna, son ellos los que están colgados por los modismos y sujetos por los convencionalismos. Nosotros vamos donde nos lleve el viento del ánimo, de ahí que también nos llamen veletas por aceptar lo diferente y no mantener un punto fijo.
      Lo mío no es ironía, es ver ciertas cosas del revés. De ahí que me prescriban usar gafas, cuando me basta con librarme de gafes.

      Los gustos, como los helados, cuando se disfrutan compartidos nos alejan del frío.

      Cuente usted, Lady Maduixeta, con que el próximo pergamino fabulará sobre todos, no sólo sobre Nino. Y, sin tener la velocidad del rayo, llegará antes de mayo.
      A sus pies.

      Eliminar
    2. Correré presta a consultar las bibliotecas de los alrederdores a ver si consigo tan ameno pergamino.
      Como cualquier bilingüe que se precie soy amante de las dos lenguas.
      Así que buscaré en castellano y catalán una edición para disfrutar.

      No he visto la película Misery pero he visto un par de veces "cliente muerto no paga", coincido contigo, creo que es de las pocas veces que este actor me ha gustado, posteriormente lo encontraba muy histriónico.

      Es cierto que vivir desde la libertad del sentimiento, volando con la imaginación, hace difícil que se nos vaya la pinza, dado que no hay pinza que nos sostenga.

      Te recomiendo librarte de gafes más que usar gafas.... para eso siempre habrá tiempo, en cambio los gafes, a veces, se atan a ti y no es tan fácil echarlos de tu lado. Como las malas hierbas tinen una raíz profunda y fuerte.

      Espero ansiosa su próximo pergamino Sir Nino, ahora que sé que aunque no sea un rayo, llegará antes de mayo.

      Una reverencía, elocuente caballero

      Eliminar
  4. Saludos renovados, Maduixeta:
    Si me permites un consejo basado en mi inexperiencia, procura ir a la biblioteca cuando haya anochecido. Así será más difícil que te cruces de camino con un conocido o que te reconozcan al salir de tan aburrido lugar; a mí una vez me vieron con un libro y ya no me libro de la mala fama que me acompaña desde tamaña patraña. Bueno, creo que esta noche, quizá mañana, os lo contaré a trote y moche lo sucedido.

    La suerte del bilingüismo —cuando es real y no una mera diglosia institucional de la que se benefician unos robaperas— es que aumenta la libertad de elección, de acción y de creación. Aquí en Asturias tenemos una televisión pública asturiana en la que la presencia de nuestra lengua y cultura es en meros entremeses o para estigmatizar con su uso a ciudadanos presentados como aldeanos, viejos o analfabetos.

    Sin ser “Misery” una mala película, me gusta más la novela pues profundiza en los aspectos de creación literaria con una gran lucidez. La película es más bien una obra de suspense (me estoy haciendo un ciclo de pelis en las que el protagonista es un escritor en apuros y de ahí que la viera, ayer vi una peli argentina “Betibú”(pasable) y hoy toca “The Year of Living Dangerously”)
    Sí, los sensimaginantes no somos de los que llevan las ideas cogidas con pinzas, sino que tenemos la imaginación activa de “pe” a “pa”.
    Respecto a las gafas: mi dandismo me impide llevarlas conmigo. ¡Prefiero no leer a perder la compostura! Además, así aprovecho para que alguna voz susurrante me lea lo que tengo delante. Respeto a los gafes, los chafo. De ahí que sea tan raro verme acompañado.

    Debo finalizar esta carta, agraciada desconocida, pues me dispongo a redactar un aviso de publicación. Mañana, si mi falta de maña no me convierte en una alimaña ágrafa, lanzaré un nuevo pergamino al mar de éter de Internet.
    Reverencia y genuflexión, de este hijo de Xixón, como agardecimiento por la cortesía de su compañía, Milady Maduixeta.

    ResponderEliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.