Ven y enloquece

Ven y enloquece
Fotocomposición a partir de una imagen de Eva Green en la película “The Dreamers”

miércoles, 28 de enero de 2015

Vivo en dos mundos



Me cansa vivir por inercia.
Me veo obligado a articular una cadencia rutinaria de obligaciones autoimpuestas que me sacan del aislamiento. Aunque cada vez ignoro más la ¿conveniencia? de socializar y paso más tiempo solo. Es curioso el que la mayoría de la compañía ajena me aburra y la mía me entretenga. Mantengo compromisos sociales por mera autorregulación; cada vez los frecuento menos, ya que cada vez me hartan más.

Sin embargo, en el mundo de éter en que flota Ven y enloquece recibo visitas estimulantes; y gracias a él he conocido personalidades briosas como las de Verónica, JLO, Maduixeta, Recomenzar, Nicky… En este entorno sí me gustaría tener más contactos sociales, comentar en más blogs y compartir más experiencias. Pero no puedo. Mi realidad mundana se proyecta a este mundo en el que soy un “sin papeles”, un “ilegal” que no tiene un contrato que regularice su ciber-existencia. Este alejamiento forzado me frustra.

Tolero mal la frustración, quizá porque me acerca a mi Realidad y me aleja del Deseo: no quiero ser como se me obliga a ser, sino que como ensueño ser. Para evitar que el desencanto se convierta en ira, suelo eliminar del deseo aquello que no me es accesible. De ahí que, periódicamente, me plantee dejar este blog. Pero siempre acabo volviendo, ya que uno nunca desatiende aquello que de verdad ama.

Tras sopesar, nuevamente mi enrocamiento  en el Cibermundo, vuelvo a ser yo mismo en este blog, o más bien soy quien quiero ser en él: el inexistente Nino.
Fuera de aquí, para archivistas y numerarios, aún me llamo Marcelino. Por suerte tengo dos nombres, por suerte vivo en dos mundos.

29 comentarios:

  1. A veces lo que pasa es que cuando uno no está motivado, o tiene problemas personales, o poco tiempo, ésto deja de ser interesante o pierde emoción o no se puede continuar. Desde que llevo en el mundo bloguer han sido tantos los blogueros que lo han abandonado demasiados, pero también hay gente nueva, con ganas de comenzar, con ilusión, con ganas de empezar, aunque sigo encontrando cierta desgana y apatía en algunos blogs, yo creo que va por rachas, no lo se, espero que sigas, Alexander porque tienes mucho que contarnos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, María:
      Sí, tienes razón: en estos seis años y medio que llevo blogueando son muchas las veces en que me he planteado convertir el blog en privado (escribir, escribo en papel a diario) Más allá de imprevistos, situaciones pasajeras y vicisitudes varias, lo que en principio me frenó fue comprobar la manera en que gente cercana a mí me ignoraba en Internet. Por una serie de razones llegué a la deducción de que esas “amistades” me preferían bajo de ánimo y accesible a su voluntad. Otros, se creían el alma y aliento de este blog, que tras su marcha continúa su curso aunque ni se interesen por él ni por mí. Mi respuesta al llegar a esa conclusión fue borrar los comentarios previos a septiembre de 2014: para los que no quieren, tengo mucho. Sonará a paranoico, pero soy un creyente ferviente en eso de la conjura de los necios y las insulsas. Quizá de ahí mi notoriedad de engreído y superlativo.
      Últimamente el que me replantee seguir con el perfil público del blog se debe a mi penuria internaútica: accedo a Internet en condiciones muy precarias y eso me dificulta contestar a comentarios, corresponder a las visitas o leer con detenimiento a otros. Para hacer las cosas mal o incómodo, prefiero no hacerlas. De ahí que, por defecto, mis textos en este blog aparezcan sin la opción de comentarios o que me plantee dejar aparcado el blogueismo hasta que tenga una conexión mínima.
      Gracias por tu comentario, María.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado este texto
    Simple
    lindo
    sin vueltas
    ni remolinos
    tal cual sos vos
    Un muchacho abierto
    a la vida
    con algo de timidez metida entre vos
    Nino
    Y el Dr
    al cual tanto admiro....
    Me gusta cuando escribis as
    i mucho mas que cuando hablas de peliculas que nunca veo
    El cine actual me aburre.
    Es nada mas que accion
    cuando lo bello en la vida es susurros entre dos
    mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Mucha.
      Gracias por tus renovadas caricias a mi ánimo.

      Me gusta hablarte de películas que no ves, pues es como verlas juntos.
      Me gusta abrirme en mi timidez, para que me encuentren sensibilidades como la tuya.
      Me gusta que me sientas como soy, o al menos como quiero ser sentido.
      Me gusta que tengas palabras sin vueltas ni remolinos para abrirnos a la vida.
      Me gustaría tener tu capacidad sintética al expresarte.
      Me gustaría tener tu corazón limpio al sentir.
      Me gustaría ejercitar tu pensamiento claro al opinar.
      Gracias, Mucha, por reafirmarme en mi creer que todo lo que me gusta es real y todo lo que me gustaría es posible.

      Ha sido una suerte, de las de verdad, el encontrar4nos en el camino.
      Un fuerte abrazo, Mucha

      Eliminar
    2. Gracias, Mucha, por reafirmarme en mi creer que todo lo que me gusta es real
      y todo lo que me gustaría es posible.
      Genial quote

      Eliminar
    3. Buenos días, Mucha:
      Te sobra ingenio, de ahí que se nos contagie a quienes disfrutamos de tu compañía.
      Además, es verdad que la forma de saber que lo que ansiamos es posible consiste en comprobar que hay quienes convierten lo que para nosotros está lejano en algo cercano.
      Feliz jueves, Mucha.

      Eliminar
  4. ya solo por poder escribir una entrada así NO deberías dejar esto... o cuantas lees de este tipo vos por la web? pocas...

    seas Nino o Marcelino o el que quieras ser, te queremos... y no es broma...


    gracias por la mención master, me estimula tanto como el que decidas quedarte entre nosotros, los sensibles de la vida...abrazo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, JLO:
      Gracias a ti; de las de verdad, de las que damos las personas que valoramos las palabras pues son lo que tenemos; y antes sin vida que sin honra.

      No quiero repetirme en lo que ya le he comentado a María; pero es curioso que personas que estáis tan lejos me hagáis sentir tan cerca., mientas que los cercanos me condenan al olvido.
      En cierto modo, máster, si este blog mantiene su carácter público es por ti: va a hacer un año que la casualidad hizo que me dejaras un comentario, al que confío en haber correspondido. Desde entonces, sólo has tenido palabras de aprecio hacia mí, a la prueba me remito con tu último cometario. En tu blog también me has mostrado afecto y me has incluido en varias de tus entradas dedicadas a otras voces. Además, gracias a ti me conocieron muchas de las personas que ahora me leen y comentan. Con lo que te tengo que estar muy agradecido.

      Parafraseando a nuestro admirado Prince: I wish you Love, I wish you Heaven, JLO.

      Eliminar
    2. !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! que decidas quedarte entre nosotros, los sensibles de la vida...
      buenísimo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

      Eliminar
    3. Pues sí, Mucha. No es solo buenísimo, sino verdadísimo: JLO es una persona que vive con los sentidos y revive con viveza lo vivido.
      Un abrazo, Mucha.

      Eliminar
    4. gracias a los 2, abrazo y besos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

      Eliminar
    5. Gracias a ti, JLO:
      ¡Un fuerte abrazo, master!

      Eliminar
  5. Buenos días encantador Nino,
    Te entiendo ya que a mi últimamente me pasa un poco igual, estoy bastante solitaria y me siento bien, Y tengo más relación con gente lejana que con la gente cercana.
    A veces no podemos dedicar demasiado tiempo o todo el que querríamos a leer otros blog o comentar las entradas que nos han gustado o interesado (particularmente ahora tengo tiempo por estar de baja, cuando vuelva a trabajar no podré entrar tanto tiempo), no te estreses, entra cuando puedas o tengas ganas y mantén el contacto más o menos con la gente que te gusta leer, que te gusta que te lea.
    Descubrí tu blog por tus comentarios en el blog de Nicky, me gustaban tus comentarios y me pudo la curiosidad. El título ya me pareció genial y cuando empecé a leerte tus letras me atraparon, supongo que necesitaba venir y enloquecer.
    Me encanta intercambiar contigo comentarios, estimulas mi imaginación con tus relatos y me hacer reflexionar con otras entradas.
    Así que en mí tienes una fan entregada.

    Una lluvia de besos y una caja de cosquillas de frambuesa que te endulcen la tarde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenos días, compañera Maduixeta:
      Un verdadero deleite contar con tu compañía; y un verdadero orgullo leer las palabras que me dedicas.
      El estímulo es mutuo, ya que me sorprende la manera en que hablas de ti partiendo de arranques de otros que reconoces con una sinceridad que me es ajena ( a mí me inspiran “musas” a las que me cuido muy bien de no llamar por su nombre)

      De tener una conexión mínima a Internet, tampoco creas que me dedicaría a navegar en plan descubridor de nuevos mundos, para aventurarme en blogs ajenos a ciegas, ya que eso sería tan aburrido como ir a la biblioteca y sacr un libro al azar. Sería un incursionador en tierras conocidas de las que ahora apenas me alejo de sus costas de actualidad: cuando comienzo a leer un blog lo hago a partir del momento en que llego a él y no puedo ir atrás en el tiempo, ese fastidio es algo que me gustaría solucionar.
      Además, me gustaría leer los comentarios que dejan otras personas, por eso de evitar que mis palabras sean parejas a otras que las preceden.

      El de Nicky era un blog estimulante, confío en que su silencio se deba a que está muy ocupada sonriendo. Bendita sea la curiosidad que te acercó al callejón donde mora este gato, ¡remiaú!

      Espero que las causas para esa baja laboral queden pronto atrás, Maduixeta.
      Un fuerte abrazo y mil cálidos agradecimientos.

      Eliminar
    2. Buenos días Nino,
      estoy contigo, es un verdadero deleite contar con tu compañía y me abrumas con tus buenos comentarios hacia mis letras.
      Yo tampoco soy muy aventurera, los blog que he ido visitando han sido por los comentarios que hacen en otros blogs y que pican la curiosidad de saber un poco más sobre las letras de esa persona. O por blogueros que me han descubierto, han dejado un comentario y he pasado de visita y me he quedado porque he encontrado un mundo lleno de sentimientos, divertimentos, poesías, alegrías, tristezas..... Normalmente leo algunas entradas anteriores, pero es muy difícil leer todas las entradas.

      De Nicky hace días que no se nada de ella, ni ha contestado al último correo que le envié, yo también espero que esté muy ocupada sonriendo y siendo feliz. Dicen que la curiosidad mató al gato, en mi caso me llevó a un callejón estimulante y trepidante. Miau!

      El último trimestre de 2014 fue una época desafortunada en mi vida en varios aspectos, lo que dio al traste con mi habitual manera de ser y me hizo caer en las garras de la depresión. Afortunadamente cada día voy estando mejor, escribir me ayuda y compartir me enriquece el alma. Así que poco a poco restableceré mis niveles de serotonina y endorfinas y volveré al mundo laboral y real.

      Una lluvia de besos cosquilleros que siempre hacen reír o sonreír.

      Eliminar
    3. Muy buenos días, Maduixeta:
      Es curioso que la verdad pueda resultarte abrumadora; a mí me pasaba lo mismo cuando iba al cole y me daban las notas, llegado el momento de la verdad frente a mis padres, la cosa se ponía muy malita. Bueno, también me pasaba al mirarme al espejo; pero he puesto frente a mi cama un póster de Danny deVito, para recordarme en cada despertar que mi decrepitud no es delito je je.

      No me sorprende que recibas tantas visitas y comentarios en tu blog; como creo que ya te escribí tus textos tienen el encanto de lo personal y el atractivo de lo sucinto. Además, nos tratas con cariño y nos cubres en besos, ¡así da gusto mojarse, y no con el agua helada que cae aquí y conviertirá mi inminente salir a comprar pan en una aventura constipante!
      La verdad es que esto de descubrir un blog que cuenta con una trayectoria prolongada, es una suerte, ya que para nuestros ojos lectores todo es nuevo y misterioso. Yo, de cara a los nuevos venyenloquecidos, suelo retomar entradas viejas y actualizarlas a mi sentir actual (la reescritura es algo que me encanta y me alejo su abuso para que no me atrape)
      Confío en que ya hayas recibido noticias de Nicky, por favor mándale recuerdos y risas (pero no cosquillas, que creo recordar que no es el tipo de caricias que desatan su sonrisa)

      Gracias por la cercanía que me muestras al comentarme tu estado anímico. Por suerte, nunca he estado deprimido. He llevado una vida bastante placentera y son muy pocos los problemas a los que me he enfrentado: mi ambición siempre ha sido ser rico en experiencias y no en dineros, por lo que las vivencias que he tenido, independientemente de su resultado, han sido queridas. Además, mi inconsciencia es una coraza frente al abatimiento consciente, ya que carezco de la sensibilidad y la capacidad de autocrítica que llevan a cuestionarse el papel que uno juega en la vida. Sí que paso por momentos de tristeza, pero se me pasan con la mayor simpleza: puedes verme muy feliz ante la idea de comer algo que me gusta, dar un paseo a mi aire o contestar un comentario agradable. Por ejemplo, el viernes que viene iré a la inauguración de la obra de una amiga pintora y esa idea me alegra, ya que me apetece mucho disfrutar con sus nuevos cuadros y con su compañía.
      Sí que hubo un período anímico obscuro en mi vida; pero bueno, el negro me gusta para vestirlo, no para revivirlo.

      Me alegra saber que ahora se está curando lo que antes te dolía, y que la escritura sirva de sutura a cada herida.
      Bueno, Maduixeta, disculpa si en algo de lo que he escrito ves un tono errante. Créeme que me alegra leerte y más cuando me dices que has dejado atrás el “buenos días, tristeza”.
      ¡Un fuerte abrazo, milady!

      Eliminar
    4. Buenos días Sir Nino,
      Eres muy amable conmigo y mi blog lleno de pensamientos de más o menos poca valía literaria. Su valía es sobre todo terapéutica, me sirve para canalizar la pena, aunque ha tenido otra consecuencia maravillosa que ha sido encontrar gente sensible que escribe de mil cosas y experiencias. La relación con todos vosotros me enriquece como persona y amplia mi modo de ver la vida, dándome diversas perspectivas.
      Soy de natural alegre, aunque siempre tengo tendencia a pensar demasiado y a darle mil vueltas a las cosas. Nunca hasta el año pasado me había topado con la depresión. El año pasado tuve mi primer episodio, pero tratado muy a tiempo la cosa no pasó de ser un leve episodio en mi vida. Este segundo capítulo ha sido un poco peor, por diversos motivos caí en un estado de tristeza bastante profundo, con pensamientos bastante negativos etc....
      Poco a poco me desharé de la telaraña de la tristeza.

      Espero que la exposición de tu amiga sea muy interesante y pases un maravilloso día en su compañía y que los días fríos no te traigan un maldito resfriado.

      Una lluvia de besos, Sir

      Eliminar
    5. Encantado con este reencuentro, milady Maduixeta:
      Soy una persona que agradece tu trato cordial y la simpatía que me muestras, no creo que eso me convierta en amable, sino en interesado: me interesa estar rodeado de personas ilusionantes, de decepcionantes ya está llena la realidad.

      Gracias por tu confianza al comentarme abiertamente tu trayectoria anímica reciente. Confío en que no tardes en despegarte de esa telaraña con la que Aracne suele intentar enredar a aquellas personas cuya sensibilidad envidia. Desconozco las causas de tu tristeza, uno de sus mayores peligros es que nos puede acercar a malas compañías. Hay mucho insano disfrazado de samaritano.

      Más allá del efecto terapéutico que tiene para ti la escritura, en los demás tiene un efecto comunicativo: cuentas cosas personales de una manera que nos interesa a tus lectores. Escribes de una manera sucinta e intensa, muestras tu ingenio (sin hacer ostentación de él) al incorporar a tus textos la lectura que te sirvió de punto de partida. Me parece muy difícil acomodar la impronta personal a estructuras ajenas; a mí me es imposible. Felicidades.

      Junto a Lucía desarrollé un libro juvenil –“Sara y el robasueños”–, por desgracia la decepcionante acogida que contó su publicación nos llevó a aparcar la continuación del proyecto (había planeado desarrollarlo en 3 entregas). Es una pena, pues su trabajo gráfico es muy bueno.
      Un abrazo antigripal, mi vitaminante Maduixeta.

      Eliminar
  6. Me pasa algo parecido. No quiero ser como se supone que debo ser. De hecho, no sería nada en esos parametros.
    Y me pasa eso de que gente lejana físicamente sea cercana en la forma de ser.
    He descubierto gente interesante como JLO. Con sólo él como comentarista se justifica mantener un blog como perfil público.
    También he descubierto blogeras de personalidad encantadora.

    Yo te recomiendo que sigas el blog público, aunque sea renegando con la conexión.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Demiurgo:
      Gracias por tus palabras de ánimo y por tu comentario tan personal.

      Está claro que somos muchos los similares en nuestra individualidad. Reconforta el no saberse sólo en este océano vital, contraviniendo a Milton creo que soy una isla, pero formo parte de un archipiélago.
      Es curioso (y en ocasiones triste) el que no seamos capaces de lograr que nuestras ilusiones compartidas ilusionen a ciertas amistades, o que éstas tengan un concepto mercantil de la amistad basado en acumular allegados en sus redes sociales.

      Respecto a JLO, creo que ha sido una suerte nuestro encuentro. Al igual que es una suerte leer tu recomendación, Demiurgo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Me alegra que no hayas dejado este mundo del blog. Si no no hubiera llegado a leer lo que hoy escribes.

    Es muy interesante como te describes a ti mismo. Es bueno conocerse y parece que tú te conoces bien.

    Está muy bien no ser como a uno le obligan a ser... Es difícil, pero debe ser así.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Carmen :
      Bienvenida a este blog que es cada vez menos míos y más de todos, pues no falta quien me asegura que la parte que lo hace especial es la de los comentarios.

      No creo conocerme mejor o peor que nadie, lo que sí está a mi favor es que mi vida no se aleja bastante de la que llevaba de adolescente, con lo que la materia a estudiar se reduce a un puñado de lecciones bien o mal aprendidas. Me parece que he modificado muy poco mis ansias emocionales y, desde luego, he hecho muy poco por cambiar mis coordenadas vitales. Ese proceso de cambio y pérdida de la inocencia que se llama “madurar”, es una etapa en la que áun estoy verde.
      Ayer mismo le comentaba de viva voz a un amigo que me resulta llamativo que partes de mí que convierten a mi personaje creativo en atractivo, resultan decepcionantes para quienes descubren que esos rasgos forman parte de mi persona.

      Uno es como puede ser y se le permite ser. Por suerte, la vida me ha permitido acercarme a lo que deseo.
      Una suerte que hayas llegado. Carmen.
      Gracias,

      Eliminar
    2. Es la mejor opción, no perder la frescura de la juventud. Son muy de verdad, o sea que seguro que tú también lo eres. Me gusta eso de no perder la inocencia...

      Me alegra mucho haberte conocido :)

      Un beso muy grande.

      Eliminar
    3. Buenos días, Carmen:
      Quizá las mejores opciones sean aquellas que tomamos por voluntad propia y ejercemos sin afectar a los demás.

      Uno, dentro de su desconocimiento, procura no ignorar sus necesidades; y este tuno puede ser tenaz, pero no necio: si algo he aprendido de la empírica del sufrimiento es que cuando no soy yo, no soy nadie.
      Obviamente, me adapto a las situaciones forzadas, pero no a la fuerza de los sitios. Soy de esas personas que si intentas doblarlas, no se curvan, sino que rompen. Con el tiempo voy aprendiendo a ensamblar mis trocitos, pese a que me llamen monstruito.

      La alegría es mutua, Carmen.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Pues yo, sinceramente, agradezco poder leerte. Apareces con tu disfraz de mago, sacando corazones de la chistera... Porque, ¿quién no espera algo de magia en esta vida, a veces tan poco mágica?. ¿Quién no quisiera volverse cuerdo un poco, de vez en cuando?... Me gustan las personas que expresan sus inquietudes, aunque sean inquietantes; aunque sean un sube y baja por esa noria electrizante. Porque creo que estas ventanas donde podemos escribir, pueden servirnos para eso, para contemplar otros mundos diferentes y a la vez que puedan ver el nuestro.
    A veces, tener un blog puede ser cansado, si quieres corresponder con quienes te corresponde, pero creo que ya todos comprendemos que esto nunca ha de ser obligación, sino voluntad. Y cada uno hacemos lo que `podemos.
    A mí, lo que me motiva, ya ves, es parte de esa gente que te comenta con sinceridad, tal como siempre hago. Eso nos queda.
    ¿Conocerse? ¿Saber quienes somos? La verdad es que me conformo con alejarme de la maldad, que tanta hay por todas partes. Yo quizá soy simple, pero con seguir a mis pies ya me doy por satisfecha. Sinceramente, ser uno íntegro y original, y no ser copia de otros, es importante. Como dice un proverbio africano: "Copiando a todos los demás todo el tiempo, el mono un día se cortó su propia garganta".
    Gracias por estar por ahí, donde te encuentro de vez en cuando.
    Vaya muy bien!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Clarisa:
      Una vez más, leerte me deja sin palabras: no es que no sepa qué siento, sino que no sé cómo expresarlo. La gratitud se expresa con actos cuando las palabras se quedan cortas; y en mi caso no sé qué hacer, clarisa, para expresarte lo mucho que te agradezco tu tiempo de lectura (te adivino bastante ocupada) y tus muestras de aprecio.
      Además, me pareces alguien excelente en lo literario, por lo que te agradezco tu interés hacia lo que fantaseo y tu estima hacia mí.

      Me habría gustado ser mago, más bien un ilusionista; así que tu comparación me embruja. De hecho, la protagonista de mi próximo proyecto es una niña “encantadora de lo cotidiano y alegradora de corazones”. Sí, me gusta “la magia”; no en su componente de espectáculo, sino como capacidad de embellecer la realidad, esa magia que hace que nos levantemos de la cama para salir a la calle en vez de para arrojarnos a ella.

      También creo en la magia encantadora de las personas, ese algo especial que hace que quienes se acerquen a ellos se sientan reconfortados. Tú tienes esa magia al escribir, combinas tus sensibilidades con las ajenas; y logras hacer sentir a quien te lee que le importas. Eso no es fácil, pues no tiene que ver con el oficio de escribir; sino que con el arte de vivir.
      Por lo poco que sé de tu biografíao y el algo que creo leer en ti, eres alguien que pasa grácil de las palabras a los hechos, del Deseo a la Realidad. Y no es fácil eso de ser alguien que concita lo mejor de dos mundos, al menos a mí me resulta imposible.

      Gracias, Clarisa.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  9. Sin lugar a dudas eres un gran escritor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Mario:
      Gracias, el que me dediques esta valoración es para mí un acto de valor, en este tiempo de mezquinos que sólo exteriorizan su aprecio a lo que les revierte en interés.

      Me parece una gallardía eso de decirle a un desconocido que lo aprecias. Me gustáis los valientes, algún día confío en llegar a serlo.

      Gracias, por tus palabras, Mario.

      Eliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.