Ven y enloquece

Ven y enloquece
Ven y enloquece apoya la campaña de Nino Ortea a favor de la lectura responsable y los sentimientos apasionados

martes, 24 de febrero de 2015

Mi pasión por la escritura es tan renovada como apasionada



Como escribí hace dos días: Por suerte no estoy solo.
Me siento muy vivo, aunque el silencio/desinterés que personas cercanas a mi piel mantienen sobre mis inquietudes creativas, bien podría llevar a creerme que me he vuelto invisible. Y es que ante su ignorancia me siento como su fuera uno de esos mendigos a los que no miramos cuando pasamos a su lado, y de los que despreciamos hasta el “Buenos días” con el que nos saludan.


Por suerte hay personas ajenas a mi piel que son cercanas a mi ánimo; personas a las que les importa lo que imagino y cuento. Ahí están, por ejemplo, AtHeNeA y Maduixeta. Las dos me están prestando una gran ayuda al haberse ofrecido a leer de forma serializada los treinta y tres capítulos de mi novela Buscando el olvido. Y lo están haciendo en su tiempo y a su manera: cada una a su ritmo, cada una con su sensibilidad; pero las dos unidas en compartir su opinión sincera con cariño y con esmero.

Me llama la atención el que ambas coincidan en disculparse por temer infundadamente que sus opiniones me molestan; cuando en realidad no sólo me están haciendo un favor, ante todo me están haciendo sentir un cariño que hace que yo me quiera más. Me dan más de lo que espero de ellas; y yo aun no sé cómo compensarlas.



Quienes conozcáis los blogs de Maduixeta y AtHeNeA –y si no es así, os invito a que dejéis de leerme y los visitéis; para comprender que lo que cuento es verdad– sabéis de su sensibilidad exultante y de su prosa concisa. En sus textos leéis a corazones que sienten y mentes inquietas. Os encontráis a dos mujeres tan diferentes como sólo lo pueden ser dos personas que viven y escriben en libertad.

Ahora que ya las conoces, amigo lector, comprenderás mi suerte al disfrutarlas como atentas lectoras; y entenderás mi delicia al leer sus correos. Cartas donde se trasladan al mundo en el que callejean mis personajes y caminan a su lado. Cartas que me dirigen a mí, como padre de las criaturas, preocupándose por el devenir de mis hijos imaginados.

Me siento tan emocionado como honrado de contar con el interés lector de AtHeNeA y Maduixeta. Es más: me siento sorprendido de que esto me esté pasando y me pregunto si no estaré profundizando en una de mis ensoñaciones.

Y es que hace apenas dos años esto no estaría pasando. Me temo que ni siquiera hace dos meses lo habría permitido: ¿Compartir el gran Nino Ortea sus intereses con dos desconocidas desinteresadas? ¡Nunca sin cobrar a cambio, como menos, una libra de carne!

De repente he comprendido lo equivocado que estaba respecto a muchos aspectos; de repente me arrepiento de conductas que se convirtieron en vicios y de momentos que han durado media vida. También lamento comportamientos negativos que he tenido en lo creativo; y lo siento por que al igual que en el mundo de piel, han sido otros los que han pagado mis necedades, en el mundo de palabras lo han pagado mis ilusiones.

Mi de repente tiene un nombre, se llama Maduixeta y AtHeNeA. Gracias por haberme cambiado sin pretender hacerlo. Gracias por ayudarme a confiar más en mí, al impregnarme en vuestra confianza.

Gracias, haré todo lo que esté en mi mano para que vuestra complicidad no caiga en el olvido.

Nino

17 comentarios:

  1. Bello texto
    Abierto al mundo
    mientras escribis tus pensamientos................

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, fragante Mucha:
      Me reconcilia con mis pensamientos saber que los encuentras abiertos y mundanos.
      Un abrazo, Mucha.

      Eliminar
  2. Te entiendo porque yo también tengo muy buenas lectoras, que han contribuido con sus opiniones. Con el riesgo de omitir nombres, puedo mencionar a Marifer Pizzani, creadora de los banners que viste en mi propuesta juevera. Y creadora de interesantes sagas llamadas Pequeños Relatos. O Teresa Oteo, maestra de relatos oscuros, que alguna vez escribió algo sobre Duality, la mujer felina.

    No está mal cambiar de criterios.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Demiurgo:
      Sí, recuerdo que acreditaste la autoría de Marifer. Gran trabajo el suyo.
      En cuanto pueda leo alguno de sus Pequeños Relatos; lo mismo que intentaré leer a Teresa y compartir la oscuridad de Duality.

      Creo que el cambio de criterios es siempre conveniente cuando te guían la mente y el corazón.
      Tenemos otra cosa en común, Demiurgo_ la fiel guía de buenas lectoras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. que bueno, me alegro que tu talento se vea correspondido con lecturas y críticas, como se merece... yo me comprometo a leer la novela cuando esté lista y terminada jaja.... y bueno, tengo dos hijas che...

    abrazo grande y a cranear mas páginas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ah y excelente ese poster de Citizen Kane!!!

      Eliminar
    2. Buenos dias, JLO:
      De alguna manera, todo mi cambio comenzó con tus visitas, así que GRACIAS.

      Tu compromiso será mi placer; y la futura lectura de tus dos soles cosquillea mi curiosidad.
      Comparto con el gran Orson nuestra pasión por hablar bien de nosotros mismos, el gusto por la buena mesa y el regusto por no acumular proyectos que no buscamos llevar a la realidad.
      ¡Buena vista, pardiez!

      Eliminar
  4. Admiro muchísimo a las dos. Escriben bonito de verdad, es un lujo poder leerlas y yo tengo esa suerte.

    Tengo la suerte de poder leeros a los tres, cada uno en su estilo y los tres muy, muy buenos.

    Montón de besos, Maduixeta, AtHeNeA.y Nino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días de nuevo, Carmen:
      Sí, es una suerte contar con la opinión lectora de Maduixeta y AtHeNeA. Aún quedan personas desprendidas que no dudan en dedicarle tiempo y estima a un desconocido.

      También es una suerte contar con el estímulo de tu compañía, Carmen. Este blog y yo hemos ganado mucho con tu cercanía.
      Buenos días.

      Eliminar
    2. Gracias por tus palabras bonitas.

      He ganado yo al descubrir este blog y mucho :)

      Montón de besos

      Eliminar
    3. Buenas tardes, Carmen:
      Supongo que ponernos ahora a matizar si el beneficio es para el descubierto o para la descubridora, nos llevaría mucho tiempo.
      Sé lo que siento y se llama agradecimiento.
      Un abrazo, Carmen.

      Eliminar
  5. Que puedo decir....
    GRACIAS a ti Nino.. Por compartir tu creatividad e ingenio hecho palabra conmigo. Es un placer leerte e ir desgranando pedacitos de esa historia que a buen seguro pronto verá la luz.

    Estamos en el alba ... Sólo queda poner un poco más de alma.... Y te sobra.

    Un abrazo de luz y gratitud. Me emociona tu detalle hecho palabra.

    Carmen, mil gracias por tus palabras, significan mucho para mi.
    Maduixeta, un placer compartir post con alguien a quien admiro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida AtHeNeA:
      No tienes nada que agradecerme. Es admirable tu valor. Eso de ofrecerte a un desconocido para leer y comentar su libro. Exponiéndote a su rechazo inicial, o a sus respuestas ariscas según tus verdades lectoras van desvelando la desnudez de un libro que el fantasea como vestido de etiqueta.

      El mundo es para los valientes, para personas como tú y Maduixeta que ayudáis al necesitado. El mundo es para las personas que lo agrandáis con vuestra sinceridad desinteresada.
      Mis mundos, el creativo y el latido, son mejores gracias a vuestro valor y valía.

      Gracias por tu luz, AtHeNeA.

      Eliminar
  6. Con tantas cosas bonitas como dices y dicen, casi me siento celosa, jajajaja.
    Chicas, he realizado la misma labor con un amigo y llegó a ser un grato trabajo, árduo porque soy muy crítica y no perdono, ajajajajaja, mira yo que chula, jajaja.
    El problema es que tanto tacha, añade, liga cabos sueltos, quita y pon expresiones, lima, pule y empapela no es del todo aceptado, y es que por más que así se vea, el autor lo ve asá y no todo el esfuerzo es válido por parte del corrector. El que caigan en saco roto tus ideas es algo difícil de llevar, sobre todo en mi caso. Si me gusta leer obras ajenas es por meter el lápiz en ellas, llamadlo deformación profesional pero así es, leo cualquier cosa siempre con um lápiz en la mano ¡¡¡hasta la prensa!!!! porque todo es mejorable... debe ser por eso que una comunicación de ocho folios, me cuesta más de retocar que de confirmar todo el dato que aparece.

    Bueno, si quieres de ora mano correctora, hazme llegar una copia, pero el hacha caerá sobre el texto JAJAJAJAJA, mujer fatal yo, qué risa. Lo haría con mucho cariño, ya sabes.

    Un beso y tu cafelito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas tardes, Verónica!
      ¿Tú celosa?, je je, ¡qué más quisiera este ninocéntrico!
      ¿Qué tal estás, compañera? Ahora me paso a leerte que ya veo que has publicado.
      Yo estoy bien. He encontrado un trabajo a media jornada, que quizá dure lo que un helado al sol, pero mientras tanto me relamo de la suerte.
      En lo creativo ya ves, las cosas marchan bien. He cambiado mi actitud y me he visto recompensado. Tú tienes mucho que ver con mi evolución positiva, Verónica.
      Sé de sobra el cuidado y esmero que pones en tus correcciones de textos. Ahí está la forma en que me ayudaste con mi relato “Sesión continua”.

      La ayuda de AtHeNeA y Maduixeta está siendo mágica, trasciende a las palabras y reconforta el espíritu: es esperanzador (ya sé que no te gusta la palabra) encontrarme con un interés y un apoyo tan desinteresado. Además, son dos excelentes opinadoras: Maduixeta es muy ella y AtHeNeA es muy suya.

      Por supuesto que, para cuando esté acabado el libro (espero que tras el lunes de pascua) estaría orgulloso de enviártelo para saber de tu opinión sobre el resultado final si no andas fatal de tiempo. Pero sólo consideraré que el libro está acabado si mis dos luces lectoras llegan al final de su lectura y les ha gustado (Por ahora, les parece interesante)

      Sentémonos a cafetear y a disfrutar de la tarde, Verónica.

      Eliminar
  7. Buenas tardes Nino,

    Intentando ponerme al día con la lectura de blogs me encuentro con ésta entrada y me quedo sin palabras. Algo había comentado AtHeNeA, pero aún no había pasado por aquí.
    En todo caso, las gracias, te las tendría que dar yo a ti, por la confianza de poner tu obra en nuestras manos y bajo nuestra opinión, por brindarnos la oportunidad de leerte, por compartir tu creatividad...... Es un placer leerte y si eso te ayuda, miel sobre hojuelas :)
    Encantadora foto :) por cierto.

    Gracias Carmen por tus amables palabras, un placer también seguir tu blog y compartir letras y sentimientos.
    Encantada de compartir este post con AtHeNeA a quien sigo y admiro por su forma de expresar, por su forma de escribir y reflexionar. Tiene una maravillosa forma de comunicar.

    una lluvia de besos emocionados.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Maduixeta:
      Me alegra comprobar que no te has quedado sin palabras; y me deleita el que nos las dediques a las encantadoras AtHeNeA y Carmen, y al encantado de Nino.

      Para mí es una suerte contar con tu opinión lectora, incluso en estos momentos en que el tiempo no te sobra. Saber que alguien tiene un interés por acompañarme en el paseo junto a mis personajes es algo que me ilusiona; lo que convierte vuestra compañía en un tesoro a cuidar en estos tiempos de miserables y miserias.
      Claro que me ayuda tu opinión; y lo hace por partida doble: ayuda a Nino Ortea y a Nino.

      Eliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.