Ven y enloquece

Ven y enloquece
Ya está disponible en Amazon mi antología «Nada ha sido probado». Gracias por vuestro interés.

domingo, 15 de febrero de 2015

No tienen planes. Podrían estar muertos mañana



Llevo unos cuantos días en los que lo único que hago es lamentarme de un malestar temporal eco de una dolencia crónica.
En el tiempo que no dedico a quejarme por sentir luz, oír sonidos u oler aromas, me da por pensar. Y luego me avergüenzo.

Pienso en cómo los europeos nos mantenemos extraños al dolor ajeno. Nos preocupan sandeces como que nuestro WhatsAp no se saturaró el día de San Valentín, nos obsesiona comparar la memez fílmica de 50 sombras de Grey con la sandez literaria que la originó.
Eso nos preocupa mientras a tiro de mortero de mi casa, hay gente aterrada por lo que ve, escucha y huele. Hay personas que sufren y mueren, ajenas a que ayer fue San Valentín y mañana será Noche de carnaval.

¿Qué aprendimos de la guerra que asoló Los Balcanes? ¿Acaso nos consolaremos contando con que, pasados unos años, Ucrania se convertirá en un destino vacacional, como ahora ocurre con Croacia? ¿Mitigaremos nuestra mala conciencia empleando a sus hombres como mano de obra barata y a sus mujeres como carne para nuestros prostíbulos?
Hoy ha comenzado un alto al fuego en la zona. ¡Ojalá que no sea uno de tantos acuerdos rotos!



Me gusta la voz de George Michael. Ayer, en penumbras, escuché por azar su álbum Songs From The Last Century, donde incluye entre otras versiones una del Miss Sarajevo de U2.
¿Fue una casualidad el que reprodujera ese cd o un acto en remordimiento por mi actitud inánime? Escucharla me removió el ánimo y hoy me remueve la conciencia. Son varias las veces en que he vuelto a ver el videoclip sin poder contener lágrimas de frustración.
¡¿Qué coño estamos haciendo?!
Los nuestros son ya demasiados pecados de omisión.