Ven y enloquece

Ven y enloquece
Ya está disponible en Amazon mi antología «Nada ha sido probado». Gracias por vuestro interés.

sábado, 21 de febrero de 2015

Rubén Paniceres on Steranko


Heroes are tired


Jim Steranko is an unquestionable architect of brilliant graphic images, and at the same time a modernizer of the way heroes appear in comics.

The artist gave a new focusing to the one-dimensional Marvel universe, crowded with seraphic paladins whose main quandary was trying to get their dream girls’ attention. He brings the awareness of the loneliness and unavoidable failure that present-day men go through.




His Nick Fury, Agent of Shield’s depiction goes beyond a James Bond hyperbole. Nick Fury lives out his adventures in a United Sates where the future is today. A Brave New World, which exhibits with baroque pop images, a landscape full of ornery citadels colonized by dadaism machinery, lustful apartments, neon mirages, cars emulous of space-ships, and many different gadgets. But, beyond all this paraphernalia that seems to proclaim the progress’ success, Nick Fury will uncover the face of assorted atavistic menaces.



The fascist Hydra faction, immortal and prolific, invades gigantic splash pages, where the disciples of wrath, yelling Hail to the iron dream of barbarity, increase to infinity. Evil is an enigma camouflaged behind a Celtic ghost’s semblance; hideous extra-terrestrial menaces appear disguised as apollonian archangels; prophets of eugenics bear a resemblance to both doctors Mengele and H. G. Wells’ Moreau. Or as an impenetrable arcane ruled by the signs of the zodiac, we face the demiurgic assassin Scorpio.
 

 But the most devastating aspect displayed by Steranko is illustrating Fury unable to save, nor even to understand, the ignored tragedy of a loser who, victim of fate, blows up while trying to speak with the ones he loves at a grimy telephone-box. Being unable to shelter the man in the street, the hero’s mission has no use, and the idea of leaving the stage prevails. The idea of getting that card Captain America reads at a fortune teller in a fair of darkness full of nightmares: “Tomorrow you live. Tonight I die”.



This trilogy, where he sketches with iron and sublime hand the masked titan’s crisis, is one of the best moments in Steranko’s career. He is a virtual stranger in a foreign land, prisoner of guilt, isolation and solitude. His only way out, as in an alchemical process, is dying, in order to revive and become, as Borges’d say, the other, the same. And this is the moral in Steranko’s work, the only way for a hero to live his life free is abandoning his mission.






As time went by, his graphic novels become portraits in noir form, Red Tide and Outland, where we’re introduced to detectives and futuristic sheriffs who understand their setting is poisoned by corruption and lies; therefore the only option left is throwing the badge, and walk from shadow to light.

But, first, they are to fight the final battle against the masks of iniquity. Their main aim isn’t changing the state of things, but recovering a quality in disuse today, dignity. The American author gives us a great ethical lesson that –in these times where almost everybody pacts with infamy– should make most of us meditate.



©Rubén Paniceres.
 


9 comentarios:

  1. ¡Pero bueno! ¿y todo ésto quién me lo traduce a mí? tendré que ir a por el diccionario.

    Un beso, Nino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, María:
      Me merezco un buen tirón de orejas por la descuidada presentación del artículo.
      Te/os cuento: esta entrada es de publicación programada (es habitual que publique en diferido, para así evitar mis problemas a la hora de acceder a Internet desde un ordenador de confianza). Muchas veces, hasta que no veo el texto final en el blog no detecto errores o despistes.
      Gracias por indicármelo: había puesto en inglés el vínculo con el texto en español de Rubén,
      Ahora ya está arreglado.
      ¡Gracias!

      Eliminar
  2. No soy de leer cómics, pero veo que tratan de temas que nos llegan y que tienen una enseñanza, si es que queremos recogerla. A la vez está el arte de sus ilustraciones...

    He tenido que meterlo en el traductor, no domino el ingles.

    Gracias por tu comentario en el anterior, creo que nos te valoras tal y como eres; pero yo sí veo lo que te digo :)

    Montón de besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Carmen:
      Gracias renovadas por tu aprecio constate: quizá hay momentos en que me veo por lo que me falta y no por lo que tengo.

      Sí, la Historieta es una forma narrativa muy completa, ya que une palabras con imágenes. Además, suele ser una obra realizada en conjunto (en el caso del cómic norteamericano, quizá esa división artística es excesiva) por lo que nos encontramos ante varias sensibilidades creativas a la hora de reflejar una historia.

      Ya he solucionado el despiste con el tema de la traducción, al incluir un vínculo con el original en español. Además, el traductor de Goole lo realiza un robot analfabeto (me temo que sea mi admirado Bender de la serie •futurama”)
      Un gran abrazo, Carmen.

      Eliminar
    2. Muchas gracias por el enlace. Ya lo he pedido leer bien y claro que no hay color.

      Besos :)

      Eliminar
    3. Buenos días, Carmen:
      Creo que los espíritua que animan Google, crearon su traductor inspirados por esa comparación con "traidor". Una cosa es la mpérdida de matices y otra que te ofrezcan un texto escrito por Belén Esteban en sus horas bajas.
      Un abrazo, Carmen.

      Eliminar
  3. Este texto fue escrito por Rubén Paniceres para el libro Steranko Arte Noir disponible en el catálogo de la editorial norteamericana Vanguard, donde aparece tanto en su versión original española como en la que traduje al inglés.
    http://www.vanguardproductions.net/steranko/artenoir/

    Para mí fue y es una suerte conocer a Rubén, al que admiro en lo creativo y aprecio en lo personal.

    ResponderEliminar
  4. El personaje de Nick Fury aporta un interesante elemento a los comics de Marvel, al ser un personaje dificil de clasificar. No usa doble identidad, pero tiene muchos secretos, más allá de la organización que dirige. Parece admirar a los heroes, ayudarlos, pero no tiene escrupulos en manipularlos para que lo ayuden en misiones altamente cuestionables. Y cuando parece que merece todo el odio del lector, tiene una participación clave como en Civil War, conviertiendose en el antagonista de Maria Hill, su segunda al mando, que es un personaje que merece todo un analisis. La odio un poco y a la vez me gusta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Demiurgo:
      Nick Fury es un personaje que puede dar mucho juego tanto en su papel de vigilante de los vigilantes, tanto como mero mortal que camina entre poderosos titanes. Además, tiene un punto de jugueton con las damiselas y de socarrón con los damiselos, que hace que algunos de sus diálogos sena de lo más ágil en la narrativa de Marvel.
      Su problema es común al que ha sufrido (casi) todo el elenco de personajes de la editorial: muertes y resurecciones/ procesos en los que se ha convertido en una copia del “Punisher2 o cualquier personaje de moda,.. y en general alejarlo de esa amena continuidad que tanto distinguía a Marvel del resto de editoriales (sus personajes no sólo tenían problemas “normales” –dinero, amor, jefes..–, las historias presentaban una continuidad que hacía que lo courrido en un tebeo marcara la trama del siguiente)
      “Civil War” es, para mí, un claro ejemplo de buen proyecto explotado hasta el exceso para proceder a un reroceso (los muertos volvieron a la vida y los enemigos retomaron su amistad)
      Creo que es evidente que, como en tu caso, amo y odio a la nueva Marvel.
      Un abrazo, Demiurgo.

      Eliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.