Ven y enloquece

Ven y enloquece
Ven y enloquece apoya la campaña de Nino Ortea a favor de la lectura responsable y los sentimientos apasionados

lunes, 9 de marzo de 2015

POWERS: Fábulas para tiempos sombríos 04



Centrado en su carrera como guionista, Brian Michael Bendis es uno de los artistas completos más interesantes que han aparecido últimamente en el panorama editorial norteamericano. Sus trabajos destilan una confianza plena en las capacidades narrativas de la historieta –tanto en el ámbito literario como en el gráfico– y una profunda pasión por el medio: ávido lector de tebeos, llega a enviar cartas al correo de lectores de series que despiertan su interés, como fue el caso del Next Men número 8.

         Su paso al campo profesional se produjo en 1991 con Parts of a Hole, historia en la que firmaría guión, dibujo, rotulación e ilustración de portada. Caliber –editorial que acogía a autores como David Mack o Guy Davis– publicó esta obra desarrollada por Bendis en sus tiempos de estudiante del Cleveland Institute of Art. 1993 fue el año en que vio la luz la novela gráfica de 112 páginas Fire. Partiendo de las penosas acciones de los Servicios Secretos de la Inteligencia Estadounidense durante la época del Presidente Ronald Reagan, asistimos a una trama que aúna elementos de novelas de espionaje, policíacas y de conspiraciones internacionales.




Allá por 1988 Bendis realizó una historia de 12 páginas llamada A.K.A. Goldfish, la cual retomaría en septiembre de 1994 para Caliber, en una versión que se acercó a las 300 páginas de extensión.

Un buscavidas de poca monta, David Gold –Goldfish– regresa a Cleveland tras 10 años de ausencia. Sus deseos de recuperar a su hijo Billy, saldar viejas deudas y ganar esa timba que lo aleje de la penuria, se ven truncados por el caos en que se ve envuelto.

Bendis realizó un guion cinematográfico que adaptaba la serie, aunque su producción por parte de Miramax permanece estancada. Su mortificador fogueo hollywoodiense aparece recogido en la miniserie Fortune and Glory, publicada inicialmente por Oni Press. En 1996 emprende la realización de Jinx, obra que marca su salida de Caliber y su recalada en Image, sello bajo el que recuperará la mayor parte de su producción, mediante recopilatorios en los que procura añadir retoques al trabajo original o complementos.

En Goldfish no sólo actualiza la rotulación y el diseño general de las entregas publicadas por Caliber, sino que incluye un episodio narrado en seis páginas de prosa. Torso, serie limitada de seis episodios, dibujada por Marc Andreyko, especula con la posibilidad de que Eliot Ness y sus intocables intentasen descubrir la identidad del primer asesino en serie norteamericano. El proyecto fue galardonado, en 1999, con un Eisner en el apartado de Comic Book Excelence.



5 comentarios:

  1. que bueno el seguir guionistas... yo solo pude seguir algún que otro dibujante como te conté en el comentario pasado referido a Mac Farlane... no recordaba que te gustaran tanto los comics.... abrazo!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola de nuevo, JLO:
      Sí, me gustan mucho los cómics. Los leo (casi) de todo tipo. hay guionistas muy interesantes, muchos de ellos me gustan más que en sus carreras de novelistas e incluso de dibujantes.
      un abrazo, JLO

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Hay mucha gente a la que le gustan los cómics. Pienso que tiene que ser un género muy entretenido; pero es que yo no he sido lectora de ellos.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Carmen:
      El cómic es un medio creativo tan válido como cualquier otro; y su lectura es igual de placentera.
      Pero uno no puede estar a todo, ni participar de todo. Yo no escucho música sinfónica u ópera, no me acerco a la pintura abstracta,... La lista de mis huecos es inmensa.
      Un abrazo, Carmen.

      Eliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.