Ven y enloquece

Ven y enloquece
Fotocomposición a partir de una imagen de Eva Green en la película “The Dreamers”

domingo, 26 de abril de 2015

Kin, una historia de Gary Frank 3/3



Mayordomos émulos de James Bond, agentes secretas ceñidas en cuero, padres que cruzan océanos para garantizar la seguridad de sus hijas, mujeres hermosamente traidoras y sublimemente perversas, hombres confraternizando entre cervezas y puñetazos... toda una serie de modelos que hacen que, pese a no incluir en su trama ningún elemento innovador, la evolución de la aventura avance hacia puntos sorprendentes, donde se llega a entremezclar la realidad de la ficción con la ficción real: en este mundo donde hombres de neandertal conviven con agentes forestales de gatillo fácil, siempre hay tiempo para entretenerse con Friends, y ver como Ross Géller convierte una fotocopiadora en tálamo, aprovechando que su novia Rachel Green le ha dado un respiro.




© Gary Frank & Top Cow.
Gary Frank opta por desarrollar una historia abierta, en la que la narración es lineal, introduce a los personajes sin presentación previa o explicación posterior, todo lo que sabemos sobre ellos nos viene dado por sus acciones, sus conversaciones o por los actos de aquellos cercanos a ellos. Al prescindir de textos de apoyo o imágenes explicativas, el misterio que sustenta esta trama de aventuras aumenta.

El hecho de que los personajes sean unos desconocidos para el lector agranda nuestra identificación con las creaciones, pues éstas deben fiar sus vidas a extraños, o verán como aquellos en los que confían revelan caras inesperadas. Frank muestra desenvoltura manejando situaciones arquetípicas, y sabe dotar de interés a planteamientos comunes en el género. Su trabajo gráfico se mantiene en el elevado nivel al que nos tiene acostumbrados.



Habrá que esperar a la llegada de las próximas entregas de la serie, para poder apreciar en su justa medida la capacidad creativa de Gary Frank. Por el momento ha sabido crear una trama que ha atraído nuestro interés, confiemos en que sus continuaciones no nos decepcionen.


4 comentarios:

  1. Esos elementos no son nuevos, se han usado una y otra vez. Pero son tan interesantes, como el de la mujer bella y siniestra, lo de las mujeres enfundadas en cuero ajustado, como Selene de Underworld. O como Maria Hill, la agente de SHIELD. O como Black Widow, una espía intrigante, que sabe como hacer que le crean, siendo parte de su talento para infliltrarse.
    Son interesantes algunas situaciones arquetipicas. Las escena con el personaje gritando ¡NO!, para lamentar una trágica muerte ya cayó en la burla de Los Simpsons. Pero la del heroe que tiene aventuras amorosas con villanas es un recurso muy efectivo.
    Me gustan las portadas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Demiurgo:
      Muchas gracias por tus renovados comentarios.
      Sí, la cultura popular de entretenimiento está basada en una estructura de “continuará”. Los medios y las ambientaciones van cambiando, pero básicamente nuestros mitos y leyendas se mantienen imperturbables. Incluso el uso iconográfico presenta pocas variaciones.
      La Ficción sobrevive a lo arquetípico de sus personajes; y es sin duda un terreno muy fructífero para la interpretación psicológica de nuestro subconsciente: malas fascinantes, héroes abnegados, poder y dominación...
      Me gustan tus comentarios, Demiurgo. Gracias.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Hola, Carmen:
      La ventaja de lo inexistente es que no decepciona, aunque su ausencia frustra.
      De momento, Gary Frank no ha retomado la historia de Kin; con lo que nuestra fantasía es libre para desarrollar sus aventuras.

      Gracias por tu atenta lectura y tu compañía, Carmen.

      Eliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.