Ven y enloquece

Ven y enloquece
Fotocomposición a partir de una imagen de Eva Green en la película “The Dreamers”

lunes, 18 de mayo de 2015

De tebeos para niños a cómics para adultos 3/14



La expansión editorial de Toutain se da en un clima muy favorable para la creación artística, palpable en una eclosión de fanzines, radios libres o autogestoras culturales.
El arranque de la década de los años 80, coincide en España con un período en el que se produce un aluvión de ofertas culturales. Por un lado, llegan a nuestro país toda una serie de obras extranjeras prohibidas por la dictadura franquista; por otro, los autores nacionales ven cómo a las libertades sociales se unen las creativas, que posibilitan nuevas formas de expresión


 A esto, sumémosle la fuerte apuesta institucional por modernizar nuestro país, mediante la creación de una sólida red de espacios culturales –bibliotecas, teatros o museos–, y el desarrollo de políticas fiscales que favorecen la cultura.
Quizá el ejemplo más claro de este impulso modernizador sean todas las publicaciones, espectáculos y construcciones que acompañaron a las celebraciones/festejos/excesos que sitúan finalmente a España en el circuito de los grandes eventos culturales mundiales: las Olimpiadas de Barcelona y la Exposición Universal de Sevilla, ambas celebradas con mucho ruido y pocas nueces en el año 1992.



Ya no hace falta pasar una frontera para acceder en a obras creadas en libertad, basta con cruzar la calle y entrar en cualquier quiosco, donde uno puede encontrarse más de veinticinco revistas especializadas –“Totem”, “Blue Jeans”, “Vértigo”, “Bumerang”, “El Víbora”, “Cairo”, “Cimoc”, “Rambla”…– junto el resto de la oferta tebeística tradicional. 


Esta coexistencia de cabeceras no es pacífica. Toutain niega a sus competidoras, salvo a las editadas por Nueva Frontera, el pan y la sal, calificándolas como “publicaciones que no aportan nada positivo al cómic”. Más allá de diferencias artísticas, en este enfrentamiento subyace una causa económica.


Las editoriales no sólo pugnan por lectores, también por materiales y autores. Pese a que Garbo lleva publicando desde 1974 la colección regular de “Vampirella”, Toutain Editor no duda en publicar a todo color su Vampirella Special (1997) que convive en los anaqueles con el blanco y negro de Vampirella Extra distribuido por la competencia.



El mismo Josep Toutain que clama las virtudes de sus representados, brama cuando éstos dejan su costa protectora para navegar en las aguas de la autoedición –“Rambla”– o en otros puertos –“Cimoc”, de Norma Editorial–. Olvidándosele que su misma agencia, S.I., asienta muchas páginas en costas extrañas: “Kung-Fu”, “Dossier Negro”, “El Víbora”…


8 comentarios:

  1. Vampirella es un personaje memorable, que se destaca entre tanto personajes de historieta, que por suerte abundan.
    Tiene una marcada personalidad, sensualidad, heroismo y la mismo tiempo es una vampiresa, algo fascinante. Curiosamente, algunos guionistas han insistido en que sea una damisela en peligro, aun siendo una vampiresa. Curioso detalle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Demiurgo:
      Sí, como dices Vampirella tiene algo especial, de ahí que sea el único personaje Warren que aun protagoniza series regulares.
      Las páginas de José Gómez me parecen de una belleza única y los guiones de Archie Goodwin son mis favoritos.
      Gracias por tu comentario, Demiurgo.

      Eliminar
  2. Creo que hemos elegido la entrada más apropiada para pasar a saludarte y darte las gracias por tu visita y tu compañía :)
    Nos invitas a un café??
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenos días, Cuentos!
      Siempre es un buen momento para recibir visitas tan animosas como la vuestra.
      Pasad, por favor y sentaros. Ahora mismo acabo de preparar café: yo lo tomo solo, ¿a vosotros cómo os apetece?
      Por cierto, ¿conocéis el cuento de “El azucarero”?
      Poneros cómodos que os lo cuento...

      Eliminar
  3. La libertad trae creatividad y florecimiento de las artes. La censura destroza...

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Carmen:
      Me temo que los actos de censura son una constante en el comportamiento humano. No faltará quienes sostengan que la autocensura es necesaria para una convivencia respetuosa. Ya sabes, esos papagayos que repiten que el exceso de “libertad” lleva al “libertinaje”. Con la “Libertad” pasa como con el “Hambre”, no se puede quedar a medias y hay que combatir su hambruna.
      Gracias por tus visitas en libertad, Carmen.

      Eliminar
  4. se olvidó de mencionar el Demiurgo que Vampirella tiene un toque a lo Bettie Page, según me contó el mismo en mi blog...

    gran personaje para las mentes "febriles" masculinas ja...

    ResponderEliminar
  5. Hola, JLO:
    Triste vida e historia la de Betty Page, pagó en libras de carne y sufrimiento su actual condición de inmortal. Y lo peor de todo es que ya ni los dioses son eternos.
    Buen miércoles.

    ResponderEliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.