Ven y enloquece

Ven y enloquece
Ya está disponible en Amazon mi antología «Nada ha sido probado». Gracias por vuestro interés.

sábado, 30 de mayo de 2015

De tebeos para niños a cómics para adultos 12/14



En “Zona 84” encontramos un intento de atracción de nuevos lectores, al incorporar obras de autores jóvenes yanquis que destacan por su inflexión clásica, como Dave StevensThe Rocketeer– y Mark SchultzXenozoic Tales–. También figuran obras tan destacables como El sureño (Enrique Breccia), La superviviente (Paul Gillon) y dos títulos, imprescindibles para cualquier lector con cerebro y corazón acompasados, guionizadas por ese auténtico lujo de escritor y persona que es el tristemente fallecido Antonio Segura: Kraken –junto a Jordi Bernet – y Burton & Cyb –dibujada por José Ortiz–.






El cierre en mayo de 1992 del mensual Zona 84 marca el comienzo de la despedida de Toutain Editor, que se culminará en los primeros meses de 1993. Curiosamente, en esos estertores editoriales se da una vuelta a la tortilla; y Toutain que había apoyado “paternalistamente” en sus momentos de apogeo a otros proyectos o editoras –la revista El víbora de La Cúpula contó con su mano en sus primeros pasos–, ve cómo en su etapa final sus proyectos pasan a ser coeditados por “jóvenes bárbaros”, principalmente por la editorial Zinco, con la que aborda planes efímeros como las seis entregas que conforman el tercer volumen del mensual Comix Internacional.



Toutain es constante en su intento de mantener viva su editorial a la vez que de “dignificar” el medio del Cómic, para lo que intenta acomodar la realidad de un mercado –que cada vez es menos boyante– a sus gustos, que él considera los gustos de cualquier “buen aficionado al Cómic”. A los constantes menosprecios a otras editoriales, se une su implicación activa en acciones culturales controvertidas, entre las que destaca su aliento al Manifiesto contra la exposición Tintín y Hergé (1987).



Esta oposición, nunca disimulada a lo largo de sus esporádicos desencuentros con la revista Cairo, a la “Línea clara”, se traduce en el alejamiento de un amplio sector de aficionados que ven en Toutain a un editor varado en ideas pasadas.

De nada sirve frente a esta percepción de editorial anquilosada, el que T.E. hubiera contribuido a la popularización de formatos por entonces “rompedores”, como el de “novela gráfica” –utilizado para Contrato con Dios de Will Eisner ya en 1979– o el de “comic-book” –usado en la línea “Calidad en Comics ´T´” para serializar, entre otros, el Andrax de Miquel Cussó y Jordi Bernet (1988)–.La memoria es frágil; y más a la hora de reconocer sus méritos a los caídos.



4 comentarios:

  1. Está bien que participara activamente en cosas culturales controvertidas y no veo también que no tuvieran en cuenta toda su trayectoria; pero es que él se dedicaba a menospreciar a los demás...

    No sé...

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Carmen:
      Toutain fue un hombre de marcada personalidad, una de sus personas convencidas de que el fin justifica los medios y de que el tiempo le daría la razón.
      A la defensa de sus intereses económicos se juntó su batalla contra los disidentes, lo que lo llevó al absurdo de enfrentarse a personas que pensaba diferente y no lo despreciaban, simplemente lo ignoraban.
      Buen lunes, Carmen.

      Eliminar
  2. Desconocía todo lo que cuentas en la entrada, Nino, gracias por toda la información que nos das, viene bien saber un poco de todo.

    Un beso y muy feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, María:
      Gracias por tu interés hacia mi contar personal de estos trasuntos.
      Siempre reconforta el sentirse apreciado-
      Un abrazo, María.

      Eliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.