Ven y enloquece

Ven y enloquece
Ven y enloquece apoya la campaña de Nino Ortea a favor de la lectura responsable y los sentimientos apasionados

miércoles, 30 de marzo de 2016

Mi novela “Castigado a vivir” está disponible en Amazon



Buenos días:
Ya puedes comprar en Amazon mi novela “Castigado a vivir”, disponible tanto en edición impresa como en electrónica.

https://www.amazon.es/Castigado-vivir-Nino-Ortea/dp/1530703468/ref=tmm_pap_swatch_0?_encoding=UTF8&qid=1459321355&sr=8-1

Castigado a vivir es una novela que hace un recorrido por los recuerdos de infancia de su protagonista. La trama está ambientada en los últimos años de la dictadura franquista y en los primeros de la Transición. En la narración en primera persona predomina un tono melancólico y descriptivo, próximo al monólogo interior, con el que el narrador intenta poner en orden sus memorias sobre los sucesos que precedieron a una tragedia que marcaría su vida para siempre.

La edición impresa, en tapa blanda, consta de 178 páginas y cuesta 4,55 € // 7.45 USD.
Desde este enlace puedes proceder a su compra

La edición digital consta de 112 páginas (imprimibles) y cuesta 0,99 € // USD. Está publicada en el formato propietario de Amazon: .mobi. En caso de no sepas si tu dispositivo de lectura abre este tipo de archivos, te aconsejo que descargues gratuitamente el programa electrónico Calibre.
Para comprarla, sólo tienes que pulsar este enlace


Las dos ediciones contienen el mismo texto, pese a presentar un número diferente de capítulos (32 en la edición digital, 19 en la impresa). Esta diferencia se debe a que he editado el texto de manera diferente, para así facilitar su lectura en cada soporte.

Gracias por tu interés.
Nino

16 comentarios:

  1. Hola Nino! ...llevo un atraso enorme en lecturas a decir la verdad, pero ya lo he comprado y apenas puedo lo leeré con muchísimo gusto. Conociendo un poco cómo escribes ya sé me gustará!!
    Te dejo el más grande deseo de todo lo mejor en este nuevo camino, que sea con el mayor de los éxitos... un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Alma:
      Gracias por la confianza que depositas en mi, espero no decepcionarte.

      Sin ser un relato costumbrista, ni mucho menos autobiográfico, sí que la ambientación de la novela es todo lo realista que pueden ser los falsos recuerdos, “CAV” está ambientada en un mundo más pequeño que el actual, donde las diferencias no ya entre países, sino que entre regiones de una misma nación, eran mucho más marcadas. En un mundo quizá más duro y sin dudas con sociedades más aisladas, pero a la vez iluminado por la ilusión ante lo sencillo y la esperanza ante el cambio. En una España que quizá yo haya usado como un marco social comprensible al ser leído por ojos jóvenes o sentido por corazones donde laten otras patrias.

      Confío en que me hadas llegar tu opinión lectora, Alma. Ése sería el mayor de los éxitos.
      Un abrazo sentido.

      Eliminar
  2. Esta misma tarde lo compro, tengo que hacer un pedido a Amazon. Tengo ganas de leer tu novela. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Ángela:
      Ganas tengo (y muchas) de leer tu opinión lectora sobre “CAV”, me ayudará mucho a mejorar y a aprender. Confío en que llegado el momento me la hagas llegar, mi dirección de contacto aparece en el lateral derecho del blog.
      Siento curiosidad por saber junto a qué otras referencias habrás unido la compra de “CAV”.
      Gracias, Ángela.

      Eliminar
  3. Que bien ver una nueva entrada tuya. Y con los comentarios habilitados.
    Y que gusto saber que el proyecto de libro de un blogero amigo se ha concretado. Y que está ya disponible.
    Te deseo que tenga éxito tu libro, como deseo que los tengas los de Teresa Oteo.

    Es interesante que las ediciones sean diferentes.

    Aprovecho para invitarte a participar de mis jueves de relatos. el 21 de abril.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Demiurgo:
      ¡Qué bueno contar con un nuevo comentario tuyo!
      Mi alejamiento de Internet y el que últimamente hubiera publicado entradas sin habilitar comentarios tienen una doble razón: falta de tiempo y de inspiración. Confío en que no vieras en ello una falta de consideración.

      Gracias por tus deseos exitosos; para mí ya es todo un éxito estar leyendo vuestros comentarios.
      Si dejo atrás cierta melancolía, que en lo creativo se traduce en desgana, estaré encantado de participar en tu convocatoria. Tu invitación es un gran estímulo en la lucha de este david frente a su goliat. Gracias,

      Un abrazo, Demiurgo.

      Eliminar
  4. Buen post Nino y mi gratitud por dejarnos una novela para leer. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Demian:
      Yo soy el deudor de esa gratitud hacia vosotros, permíteme que te la trasmita de manera sincera. Lanzo mis textos al océano de Internet como si fuera un náufrago en una isla incomunicada y vuestras olas de cariño me hacen sentir que formo parte de un archipiélago. Está en mí hacer de esas olas un viento que me anime a volver a la mar.
      Gracias, Demian.

      Eliminar
  5. que lindo, el sueño de todo bloguero, editar un libro.... o el sueño de todo escritor es tener un blog? ja....

    como sea, me alegro de este libro, me gusta mucho la portada y voy a tratar de hacerme de uno.... me voy a poner al tanto de como para este sur argentino tan profundo.... abrazo grande y felicitaciones!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, JLO:
      La belleza, el encanto de lo lindo, sólo tiene sentido cuando se muestra y comparte. De nada vale aislarte en tierra firme por miedo a naufragar en un océano de incomprensión.
      Gracias por mostrarme y compartir tu aprecio, con la misma generosidad con la que el agua del mar la hace sentir a una playa que su arena no es la de un desierto. Desde este Norte costero de España me es fácil ensoñarme en el Mar de la Plata.
      Un fuerte abrazo, JLO.

      Eliminar
  6. Buenas tardes Mr. Ortea!
    Sí que es un placer volver a leerle y además con tan buenas noticias.
    Te deseo lo mejor con el libro y con todo, ya lo sabes.
    Un beso y estamos en contacto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Teresa:
      Gracias por tus buenos deseos y por tu inmejorable compañía.
      A ver si a lo largo del fin de semana puedo visitar vuestros blogs.
      Me alegra saber de la marcha animosa de tus “cuentos sin miedo”.
      ¡Salud y suerte, compañera!

      Eliminar
  7. Hola, Nino. Siempre prefiero el libro físico al digital. Ayer lo pedía a amazón, me lo traerán el martes y voy a leerlo con detenimiento. Ya puedo leer en Kndle los primeros capítulos...
    Yo, sí prefiero tener libros a mano en mi biblioteca, y aunque no sea muy ecológico, la escritura sobre el papel me ofrece un tacto, un aroma, incluso una imaginación sobre cómo fue su escritura, que en el formato digital no lo percibo y me parece más fría, y en mi caso, menos práctica (no me gusta ir cargada de artilugios digitales). Será que soy una romántica, pero así siento.
    No hace falta que te diga que te deseo lo mejor, éso ya lo tienes en tus manos: una maravillosa creatividad, que ofreces generosamente.

    Bueno, compañero de letras, nos leemos y escribimos en este camino común elegido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Clarisa:
      Gracias por tu compañía.
      Creo que lo lógico es que nuestros actos sean eco de nuestros sentimientos, aunque eso lleve a que los remilgados nos tachen de caprichosos y a que los ecologistas nos acusen de “trogloditas”. No sé si esa conducta “lógicosentimental” es coherente o consecuente, sí sé que es reconfortante.

      Encuentro difícil leer en pantalla–más allá de cualquier romanticismo, es consecuencia de mi decrepitud–; pero es una manera económica o gratuita de acceder a la Cultura –en mi autarquía, un euro son unos valiosos cien céntimos–. Además, está el hedonismo de acariciar un libro o un blu-ray, el placer anticipado de prever su lectura o visionado a raíz de leer su contracubierta y reparar en su portada. Placeres que, como las lágrimas en la lluvia, nos pasan desapercibidos al convertirnos en androides que sueñan mediante tabletas electrónicas.

      Me enorgullece saber que mi novela pasa a formar parte de tu biblioteca, Clarisa. Sí, quizá “enorgullecer” sea un verbo de acepción fatua, pero el orgullo que me haces sentir es una emoción sincera y descriptiva. Confío en no decepcionarte. Aunque si eso ocurriera, me gustaría saberlo y aprender de ello.
      De entrada ya estoy aprendiendo de vuestras muestras de apoyo. Y del proceso de publicación en sí, ya que me está haciendo cambiar y salir de mi vivir a contracorriente: baste decirte que debido a la publicación de esta novela me he visto obligado a contratar una tarjeta de débito –llevaba años sin tenerla– para poder autocomprarme ejemplares, con lo que también podré adquirir lo ajeno. Mi mundo se va a adecuar en parte a mi curiosidad, también podré obrar a lo “lógicosentimental”.

      A ver si a lo largo de la tarde puedo volver a conectarme, y así me acerco, entre otros, a tu blog.
      Feliz fin de semana, Clarisa.

      Eliminar
  8. Hola, Nino. Estoy leyendo tu novela, capítulo 23, y me está gustando. Es ágil y con personajes muy de andar por casa. Creía que iba a tener más situaciones humorísticas, aunque lo que cuentas es triste lo cuentas con naturalidad. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Pablo:
      Redoble de agradecimientos: por un lado te agradezco la compra de la novela y, quizá más, el que me comuniques tu opinón lectora –el hecho de que te esté gustando, me hace feliz–.
      Ya estás cerca del final de esta entrega. Mi intención es continuar la historia de Fernando hasta la edad adulta, digamos que hasta los veinticinco años; por lo que probablemente publique dos entregas más de esta historia. Confío en animarme a compartirlas si siento que, al hacerlo, logro comunicarme.
      El humor, inteligente o záfio, no creo que sea algo que me caracterice; quizá por eso pocas cosas me atraen más que una sonrisa. Te agradezco que me hagas saber la naturalidad con la que mi personaje escribe sus recuerdos de andar por casa.

      Si te apetece, me cuentas tu opinión tras concluir la lectura. Mi correo es ninortea@hotmail.com
      Muchas gracias, Pablo.

      Eliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.