Ven y enloquece

Ven y enloquece
Ven y enloquece apoya la campaña de Nino Ortea a favor de la lectura responsable y los sentimientos apasionados

miércoles, 1 de junio de 2016

Egomanía



Fuera del brillo de las pantallas –y lejos de la mugre en los teclados– se encuentra la Vida (o al menos la pantomima que nos reducen a aceptar como existencia).
Aún mantengo mis dudas sobre si Internet es el futuro o un embudo de ideas y libertades, similar a cualquier otro por el que nos llevan haciendo pasar desde tiempos pasados. Sigo creyendo que mi prolongación selectiva del pasado no es muestra de una falta de adaptación al presente, ni una cobardía frente al futuro, sino que mi manera de buscar el equilibrio entre la Realidad y el Deseo. Pero no voy a seguir devengando sobre ello; al menos, espero no hacerlo ahora.

En lo que va de semana, al comentar a quien aparentó quererme oír que mis planes para el futuro se reducen a publicar una nueva novela, he vuelto a sentir ese rancio ser tratado como si fuera un caso clínico, uno de esos de encerrar y tirar la llave.
No ser económicamente provechoso es una de las principales razones para que te declaren legalmente “loco”; a menos que acumules tanta genialidad que los aburridamente cuerdos se vean obligados a calificarte como “extravagante”.
En mi caso, el de un simple hombre carente de ingenio y sobrado de mal genio, el que prefiera que mis manos no sean de obra sino que creen obras está muy mal visto. ¡Y más cuando mis ignorantes se enteran de que de ésta tampoco me haré rico, ya que volveré a publicar mi novela al precio que marque Amazon y sin aplicarle beneficio económico!

Cual monstruo me señalan por la calle como un vago, un crápula o un vividor. Y es que, para los normalizados, hacer las cosas por amor al Arte no es un trabajo, es un pordioseo. Por eso hay tanto mecenas que, con dinero público, da subvenciones con los mismos modos que quien da limosnas impulsado por un frenesí de vanidad, no por un sentimiento de solidaridad.
¡Sea usted progresista, siente en su mesa a un artista! Comen poco, pues se pasan la velada hablando de sí mismos, y entretienen mucho, pues sin levantarnos del sillón nos llevan a mundos que no existen. Pasen y vean, la sesión va a comenzar: la mujer barbuda, el hombre imberbe y el más monstruoso… ¡el creador orgulloso!
¡Aquí llega y los saluda el endiosado Nino Ortea!


Quien antes de despedirse aprovecha para anunciarles que a lo largo de este recién nacido mes de junio publicará su nuevo enninamiento “Forzado a convivir”.
Una vez más, apreciado lector: gracias por venir y enloquecer.

15 comentarios:

  1. “Es un verdadero privilegio vivir inmerso en la locura, haciendo todo lo contrario a lo que hace la mayoría, luchando y revolucionando por una vida mejor, por un mundo mejor, por una experiencia conjunta mejor. Formando parte de las muy contadas personas, a comparación de la inmensa población de la que formamos parte, que se permite vivir desde el Amor, en un intento continuo, decidiendo desde el corazón y con la fuerza de la intuición. Permitiendo que el Espíritu Santo guie nuestros pasos, para pensar desde la Sabiduría, hablar con la contundencia del decreto positivo y actuar congruentemente de acuerdo a nuestra real Esencia. En el mundo en el que vivimos, es algo que verdaderamente cuesta un esfuerzo titánico, puesto que nos encontramos inmersos en una de las épocas más llenas de desamor, de sin razón, de violencia. Donde el dinero y todo lo material, lo mundano, lo placentero, lo rápido, es lo más importante, son los actuales dioses de nuestros tiempos. Las tendencias constantes a la separación, de todas las formas posibles, se manifiestan de una manera verdaderamente .......
    me aburri de escribir esto ...
    Ser diferente a los otros
    es un privilegio
    Sos vos te gustas
    te disfrutás
    te juzgas...
    lo que opinen los demás no importa
    siempre y cuando puedas disfrutar de tus momentos cualquiera que sean
    Escribir es un don
    ser real con uno mismo poniendo la cara
    no es fácil


    Mi admiración . Aprendo de los que como vos viven sumergidos en las letras
    mil besos mas tarde vuelvo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Mucha:
      Gracias sinceras y sentidas por tu comentario, me he emocionado al leerlo, pues me siento horado y feliz de leerme en tus palabras.
      No sé con exactitud cuándo ni cómo empecé a dejar de intentar ocultar mi vivir diferente, se que fue en la infancia y que lo hice por supervivencia, pues los profesores del colegio me machacaban y yo no lo aceptaba. Por el contrario, mi adolescencia fue más tranquila. No me consumía el miedo al rechazo ni la inseguridad frente a los cambios, es más creo que mi condición de diferente empezó a volverse en atractiva frente a la atención ajena. Eso de no ir donde iban todos, hizo que no faltara quién se acercaba a mí. Bohemio, juerguista, raro, especial… son adjetivos que desde entonces me han acompañado. Es un aún ayer mismo le comentaba a un amigo desde hace 35 años que en lo único que quiero ser normal es en términos de salud física.
      Lo de estar loco (por insensato) o ser tonto (por aburrido)es algo con lo que me juzgan al igual quienes me quieren y quienes me ignoran, por lo que debo de tener unos patrones de comportamiento bastante alejados de los de la mayoría.
      Soy como soy, y me gusto. He tenido que hacer muchos sacrificios en lo emocional, mi vida tiene bastantes necesidades económicas y mi situación social es precaria. Por suerte, tengo un padre y una hermana que me quieren, unos amigos que me respetan, una curiosidad infinita y un mal carácter resolutivo. Además, no he tenido mala suerte en la vida y disfruto de una salud físico-mental muy vigorosa.
      Tengo dos grandes miedos: una muerte dolorosa y una vida de arrepentimiento. Ambos miedos tienen su origen en el que es mi gran temor: ¿acierto al empeñarme en vivir una vida solitaria? Cada cierto tiempo ese temor se vuelve inseguridad, me desanima y me lleva a despersonalizarme. Mi terror es haber vivido en el error del autoengaño de haberme creído un solitario y descubrir que en realidad estoy solo. Que lo mío no ha sido una vida, sino una huida.
      Por eso; Mucha, me has emocionado y reconfortado con tu comentario. Me haces saber que no estoy solo ni muy equivocado, que la vida es algo más que este aburrimiento salpicado de excesos en el que nos quieren adormecer. Tú, libre y vital, te sientes cómoda en mi compañía. Lo que opinen el resto, poco me importa y en nada me afecta.
      Soy feliz al leerme en tus palabras, Mucha. Gracias al regalármelas.
      Un placer estar y ser a tu lado.
      Nino

      Eliminar
  2. Internet da más de lo que quita, aun con regulaciones, aun con redes sociales con absurdos límites.
    Es un buen plan lo de dedicarse a escribir una novela, a publicarla. Exige empeño. ¿Que hace quien te critica? Es un planteo absurdo y además atrasado, pegado al pasado.
    Es fácil plantearse ante ese sentido común, cuando se es Mozar, cuando se es Miguel Angel, incluso cuando se es Neil Gaiman, Jack Kirby. Pero cuando es alguien que trata de aprender el dedicarse a algo de eso, es más dificil. O cuando se tiene el talento, la preparación, pero es poco conocido.
    No busques el balance entre la realidad y los deseos. En mi opinión hay que desear, desear. Si no se cumple alguno, se puede sublimar. La insatisfacción por la escasez de deseos cumplidos puede ser motivadora para escribir.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Demiurgo:
      Creo que somos nosotros los que con nuestro mal uso le estamos quitando a Internet todos sus aspectos novedosos, positivos y excepcionales.
      Por ejemplo, tal y como mencionas, el tema de las regulaciones y los límites, en lo mecánico dificulta mucho el acceso a ciertos blogs que se protegen recurriendo a distintivos de acceso o que, una vez en ellos, buscan asegurarse de las buenas intenciones de su lector. Yo practico la automoderación, no la autocensura y me apena encontrarme con personas que se ven obligadas a censurarse (yo no lo haría, antes de aceptarlo me niego a participar en su negocio)
      La autoedición, mi experiencia se reduce a Amazon, es mi recurso para poder compartir textos que no interesan en el mercado editorial. La novela que estoy publicando en forma de trilogía, ha sido rechazada en innumerables ocasiones. Me estimula el encontrarme con personas interesadas en su lectura y el mismo proceso de publicación/edición es un proceso de aprendizaje.
      Si saco los textos al precio más bajo que me permite Amazon es por mi necesitar ser leído y aprender de la opinión lectora; si quisiera ganar dinero no le dedicaría todas las horas que le dedico a la corrección de los textos, pero como quiero obtener satisfacción, lo hago.
      El trabajo creativo (escribir una novela, un artículo, una entrada...) lleva tiempo, requiere disciplina y motivación. No le veo más requisitos a escribir una novela que a mantener activo un blog; y menos en casos como el tuyo que confieres a la mayaría de tus trabajos una cuidada encadenación. De hecho, imagino que este menosprecio por dedicar tu tiempo a compartir sueños te ocurrirá también a ti, con el blog. Me temo que habrá personas que no entenderás el que le dediques tanto tiempo, el que desarrolles una historias tan cuidadas o el que tengas la deferencia de interesarte por las ilusiones de desconocidos como yo.
      Gracias por tus continuas muestras de aprecio, Demiurgo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. ¡A tomar viento todos! ¡¡Qué va a ser esto de meterse con mi amigo Nino!! ¡¡Cual Dulcinea quijotesca montaré mi corcel y, espada en mano, iré cortando las cabezas de los pérfidos malhechores ignominiosos!!, ¡¡A ver, a mi amigo no se le moslesta!! Hombreeeeeee.....

    Bueno, lo que quería yo es la copia en papel de la anterior, no soy muy dada a comprar por la red y quería saber si hay otro modo, necesito emborronar y la tableta me ha petado con todas las anotaciones que te había hecho; para evitar que vuelen volveré al boli ROJO, jajajja.

    Y la nueva también la quiero en papel. Ya ves, pidona estoy hoy :)

    Beso, en papel también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Verónica:
      Quizá el problema de estos opinadores airados, es que se pasan el tiempo tomando viento, para intentar dejarnos sin aire para respirar en libertad, en vez de tomarse tiempo para pensar si tiene sentido que todos vivamos de la misma manera. A mí me parece fenomenal que cada cual viva su vida, a lo que me niego es a que esperen que yo reviva la suya.
      Aunque sé de tus innumerables capacidades, mi ensoñada Dulcinea, mucho trabajo te auguro si te pones a cortar la cabeza de quienes critican, cuestionan o ridiculizan el !modus vidae ninensis”. Mejor los ignoramos, que son muy felices hablando de fútbol, deseando a la mujer ajena o fantaseando con que les hacemos caso.
      ¡Para los que no quieren tengo yo mucho!
      Gracias por tu renovado interés lector, verónica. Pero, a día de hoy, no hay NADIE interesado en publicar mis enninaciones, de ahí que haya recurrido a Amazon: no me cobran por editar, el precio de los libros es muy asequible y distribuyen a tutiplén.
      ¿a dónde habrán volado esas anotaciones? ¿en qué cielo de la palabra se habrán cobijado para protegerse del purgatorio de mi prosa?
      ¡¡Buahh, ya nunca me llegarán esas palabras rojas que me ruborizarían del placer de saberme objeto de tu atención.!!
      Pues con la nueva pasará como con la vieja: si quieres, te la envío en texto sin formato, para evitar todos los problemillas que te causé con los envíos.
      Café sólo con doble de tu compañía, Verónica.
      Y el jueves parecía ya acabado.

      Eliminar
  4. Nino, te haces preguntas de emancipación con el internet, y las ponen en el camino de la duda. Creo que la libertad está en esa quijotada que nos hace libres, y es la de escribir libros del ensalmo del imaginario. MI abrazo, por el nuevo vástago:Forzado a convivir. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Carlos:
      Si en lo físico me asemejo al orondo Sancho en lo enloquecido cabalgo junto al Quijote: siempre me encontrarás junto a causas perdidas y arremetiendo contra monstruos que nos quieren hacer creer que son molinos.
      Mi decidirme a empezar a publicar, tiene mucho de rebelarme ante la realidad de que mis textos no interesan. Con la ayuda de quienes me leéis, busco aprender, mejorar y disfrutar.
      Gracias por tu compañía, Carlos. El viaje durará más de una jornada y el camino se hace mejor en compañía.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Siempre tu idea aderezada de in-genio nos hace sentirnos navegando entre letras que transmiten.

    Ser uno mismo es un viaje que conlleva peaje.

    Mi abrazo y admiración siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida AtHeNeA:
      Se me acaba el inter-tiempo.
      Espero no tardar en poder contestarte con todo el aprecio que te mereces.
      disculpa mis prisas.
      Gracias, AtHeNeA.

      Eliminar
    2. Buenos días, AtHeNeA:
      Muchas veces critico, hasta me quejo de la manera más lastimera, los modos y maneras en Internet y sus redes. Mis críticas generalizadas, además de selectivas, son injustas, ya que se me olvida alabar lo bueno y las buenas personas que ha traido a mi vida Internet.
      Tú, AtHeNeA, eres una de esas contadas personas que me iluminan desde Internet. No sólo con las palabras de ánimo que me dedicas y las de afecto que compartimos, también por ese estímulo intelectual que conlleva pasear por el archipiélago de reflexiones y sensaciones que conforman tu blog.
      Gracias, AtHeNeA.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Yo creo que tú eres un genio, siempre sorprendiendo a los lectores, y esto es lo bueno de internet, que aunque ya sabemos que hay un mundo afuera, también te gusta olvidarte de ese mundo y sus problemas, para entrar en la magia que nos hace sentir internet desde el mundo de las letras, que nos hace traspasar otro espacio distinto para volar en el arte de las letras.

    Gracias por existir en este mundo de "locos y genios".

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, María:
      Gracias por tus renovadas palabras de aprecio, que a la vez me transmiten esperanza, ya que confío llegar a ser tal y como tú me describes, María.
      Me temo que los demonios que me persiguen en la vida sentida, también lo hacen en la fabulada, de ahí que no acabe de encontrar en Internet la tranquilidad resultante de haber dejado atrás mis problemas.
      Gracias a ti por venir y por hacerme enloquecer allí en tu blog.
      Feliz tarde, María.

      Eliminar
  7. Son las 12 de la noche
    vine a dejar galletas de chocolate que me gusta comer antes de dormir Son buenas para el dolor de cabeza
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Mucha:
      Apenas pasan las 4 de la tarde en un día que se presenta de nuevo migrañoso.
      Te agradezco el estímulo de tu compañía y el analgésico con el que tus abrazos palían mi dolores de ánimo.
      Feliz domingo, Mucha.

      Eliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.