Ven y enloquece

Ven y enloquece
Ya está disponible en Amazon mi antología «Nada ha sido probado». Gracias por vuestro interés.

domingo, 9 de octubre de 2016

JOHN ROHNER, MARINO por Alfonso Font 1 de 4



Hay personas, quizás más de las que creemos, capaces de moldear su existencia con el cincel de la pasión y el martillo de la determinación; pero, son pocos los capaces de convertir su obra de vida en un resultado apasionante para los que nos limitamos a vivir los trasuntos de los otros.
El catalán Alfonso Font es uno de esos contados forjadores de empatía, el escocés Robert Louis Stevenson fue otro de ellos. Estos creadores nos presentan reflexiones vestidas de aventuras, denuncias sociales engalanadas como andanzas, y nos llevan a otros mundos para conocer el nuestro. Ambos artistas muestran un gran humanismo en su fe ciega en el individuo frente a la Sociedad.


Sus relatos, protagonizados habitualmente por solitarios solidarios, son un canto a la necesidad de entender el Mundo como una suma de todos en igualdad, y no como una fracción en la que un numerador minoritario quiebra al denominador mayoritario. Sus personajes tienen ese halo de locura que conferimos a los idealistas que se alejan de las convenciones sociales. Por lo tanto, pueden ser tenidos por amorales, o temidos por violentos, simplemente por seguir su propio código ético marcado por la dignidad.
La recuperación, por parte de Planeta DeAgostini, de la obra de Alfonso Font John Rohner, marino nos permite navegar por costas comunes a ambos autores.

La singladura de Rohner comenzó con otro nombre y otro aspecto.
Gracias a Jann Polinesia, Font había realizado un sentido homenaje a dos relatos —“La isla de las voces” de R. L Stevenson y “Las terribles Salomón” de Jack London— mágicos no sólo dentro del género de aventuras, si no que desde cualquier perspectiva narrativa.
Con el paso del tiempo, Jann pasó a llamarse John, de apellido Rohner; su aspecto se endureció aunque mantuvo el espíritu de Jim Hawkins y no el de John Silver; su goleta abandonó las coordenadas en blanco y negro por la cartografía a color; y Stevenson pasó de inspirador a personaje de la obra.

La estampación de Planeta, agrupa las siete historias publicadas con anterioridad en la revista Cimoc, junto con una cuidada introducción donde Font comparte algunos de sus mecanismos como guionista, a la vez que deja clara su pasión por el escritor de “El diablo de la botella”. A diferencia del álbum recopilatorio publicado en su momento por Norma, estamos ante una edición respetuosa con el coloreado, ortografía e información ofrecidos por su creador.

 

Adelante


5 comentarios:

  1. Hola;
    Este artículo aparecerá serializado en cuatro entregas, para mañana a las 09:00 habrá concluido su publicación.
    gracias.

    ResponderEliminar
  2. Muy bien por presentar a quienes no lo conocemos, es mi caso, a un historietista capaz de inspirarse en Stevenson. Y de convertirlo en personaje.
    Interesante entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Demiurgo:
      gracias por tu compañía comentada. Confío en que te guste el artículo.
      Un abrazo, Demiurgo.

      Eliminar
  3. me gusta lo que te gusta
    sos alguien fenomenal
    compartís cosas
    nos das aliento y al final
    te dejo un aplauso hoy
    Muy especial

    ResponderEliminar
  4. Buenas tardes, Mucha:
    Me gusta compartir risas y ganas con personas tan generosas y estimulantes como tú.
    Me gusta compartir el aliento con personas que no dais entrada al desaliento.
    Un abrazo, Mucha.

    ResponderEliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.