Ven y enloquece

Ven y enloquece
Ven y enloquece apoya la campaña de Nino Ortea a favor de la lectura responsable y los sentimientos apasionados

jueves, 26 de enero de 2017

Gracias por vuestro interés en «¡Bloguea o revienta!»


“¡Bloguea o revienta!”, ésta fue la disyuntiva que pareció empujarme a fabular mi realidad en un blog con la misma impetuosidad con la que, hasta entonces, había desaforado mis deseos en excesos. Quiero pensar que el bálsamo de lo contado como alivio de penas aquí en «Ven y enloquece» ha conllevado en mí un cambio para bien. Desde luego, al hacerlo he disfrutado fabulándome, me he conocido al (d)escribirme y he aprendido al (re)leerme.


Hace ya tiempo que no soy el que fui, no me lo puedo permitir. Lo que sí que es un placer permitirme, amigo lector, es el darte las gracias por leer tu interés en «¡Bloguea o revienta!», selección –realizada al albur de mi antojo– de catorce textos que blogueé en la que considero mi etapa más creativa en el blog: la que finalizó el domingo 3 de julio de 2011, fecha en la que –por primera vez– me rendí al autoengaño de que la soledad era esto de escribir y ensoñar; y en la que –por segunda vez– intenté llevar una vida ¿normal?

Aunque sigo teniendo ocasionales pesadillas de Realidad –cuya manifestación física quizá sean mis migrañas recurrentes–, he vuelto a despertar al ensueño de una vida apasionada; eso sí: he aprendido que es mejor que ese ensueño lo viva en soledad y con tranquilidad.

 Los textos que aparecen en esta antología caprichosa, son un vivo retrato de mi desvivir blogueístico. No he seguido ningún criterio para su selección, no habría sabido elegir entre ellos, aunque sí que había dos entradas en el blog que por su repercusión quería incluir: «Ayer la vi» es una fabulación que me hizo creer en mi capacidad creativa, y «Mi amigo Antón» es mi GRACIAS a la vida por hacerme sentir querido.

Todos los venyenloquecimientos aquí recogidos presentan correcciones –originadas por las numerosas faltas de ortografía y las contadas de respeto–, y algunas variaciones –para librarlos de ataduras a su origen como entradas en este blog– respecto a su edición original. Los podéis encontrar con el mismo título «Ven y enloquece».

Pese a este propósito “corrector”, he optado por no revisar en exceso los textos que reproduzco, pues creo que sería privarlos de la naturalidad que les trasfiere la escritura directa, y que encuentro esencial en unos textos redactados de manera caprichosa para un blog de contenido personal.

Las entradas aparecen en su mayoría acompañadas por fotografías tomadas durante este otoño/invierno; y por comentarios lectores que he escrito al calor de cada relectura correctiva.

Gracias por venir y enloquecer, compañero lector.

Si te apetece leer más sobre «¡Bloguea o revienta!» sólo tienes que pulsar en este vínculo:


 Nino.

4 comentarios:

  1. Muy bien Nino!
    como soy uno de los recién llegados por acá, vengo un poco atrasado de tus textos. Ya nos iremos poniendo al día
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Frodo:
      Pienso que no vas atrasado, sino a tu paso; y te agradezco cada paso en compañía.
      Un abrazo, Frodo.

      Eliminar
    2. Qué buena idea 👍 uno siempre sueña con ver el blog en libro y aunque no sea este caso específico sirve para seguir soñando.... Voy al link!!!! 🙋

      Eliminar
    3. Buenos días, JLO:
      Muchas gracias por tu interés en “¡Bloguea o revienta!” y por tus palabras de ánimo.
      El proyecto original era mucho más ambicioso: quería incluir 32 entradas del blog en lugar de las 14 finales, y publicarlo también en papel. Pero empezaron a surgir problemillas variopintos que despintaron mis planes.
      La escritura de los nuevos comentarios busca ser ágil, un estilo a la manera de escribir en un blog. De ahí que sólo los corrigiera una vez antes de publicarlos (en la misma presentación de la antología se pueden apreciar ya ciertos despistes gráficos resultantes de mi torpeza mecanografiadora, pero de momento no voy a revisarlo, me gusta el texto así de enninante)
      Si quieres te envío la antología en formato pdf.
      ¡Un abrazo, master!

      Eliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.