Ven y enloquece

Ven y enloquece
Hola, este año 2018 me voy a centrar en incorporarme al mundo “profesional” de la creación literaria. Eso se traducirá en que mi presencia en la blogosfera no será tan asidua como debería ser. No malinterpretes mi ausencia como desatención, atentoLector. GRACIAS

jueves, 5 de enero de 2017

Los Secretos / Adiós tristeza / Y no amanece




Y NO AMANECE
El sol de medianoche entró por la ventana
y con la luz de un coche se iluminó tu cara,
la lluvia que mojaba tus calles tan lloradas
quisiera que limpiara también tu alma,
y no amanece, y no amanece, y no amanece.

La luz del sol gritaba tu nombre tan lejana
tus párpados trataban de no oír la llamada,
y no amanece en tu cara,
y no amanece en tu espalda,
y no amanece en casa.

El ruido de la calle también te recordaba
pero al coger tu mano no despertabas,
y no amanece en tu cara
y no amanece en tu espalda
y no amanece en casa.
Y no amanece en tu cara,
y no amanece en tu espalda,
y no amanece en casa.

2 comentarios:

  1. Me ensalma el juego de anáforas, para reiterar la desolación y las sombras en el alma de una mujer. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, Carlos:
      Es lo que tenéis las personas bendecidas con una gran sensibilidad y expresividad: que sentís más allá de las palabras y os expresáis con las más cercanas. Son innumerables las veces que he escuchado esta canción compuesta por Enrique Urquijo y nunca supe resumir su motivación con una expresión tan sublimemente escueta como la tuya: juego de anáforas para reiterar la desolación y las sombras en el alma de una mujer.
      Leerte es siempre un deleite personal y un aprendizaje creativo, Carlos.

      Eliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.