Ven y enloquece

Ven y enloquece
Aunque este blog lo firme Nino Ortea, pertenece a quienes lo sentimos nuestro al leerlo.

lunes, 8 de mayo de 2017

Random House adquiere Ediciones B



Random Houseel líder editorial mundial, con 250 editoriales en los cinco continentes y propiedad del grupo alemán Bertelsmann ha cerrado la compra de Ediciones B por 40 millones de euros.


Ediciones B tenía una gran presencia no sólo en España sino también en el mercado hispanoamericano destacando sus libros para adultos de ficción y no ficción, infantiles, juveniles, ilustrados y cómics.
Una parte importante de su peso en el mercado editorial se debe a su peso en el sector de la Historieta: gracias al éxito de los álbunes de autores como Francisco Ibañez o Jan, y a contar con el fondo editorial de Bruguera –cuyo activo más rentable continúa siendo el personaje de “El capitán Trueno”–.

Actualmente, en su catálogo literario destacan autores como Patricia Cornwell, P.D. James, Brandon Sanderson. Sarah Lark, John Katzenbach, Bernardo Stamateas, Deepak Chopra, Anne Rice o David Baldacci.


El anuncio de la compra ha sido realizado por MarkusDohle, director general de Penguin Random House, y Antonio Asensio Mosbah, presidente del Grupo Zeta. Está previsto que la operación se materialice una vez se haya dado cumplimiento a los requisitos jurídicos y administrativos pertinentes. La nueva empresa editorial prevé publicar 2.000 títulos anuales.

Poco a poco, Random House se va haciendo con gran parte del mercado literario nacional. Recordemos que ya en el año 2014 engulló a Alfaguara, que por entonces pertenecía al grupo Prisa, por la que pagó la friolera de 72 millones de euros. La compra de Ediciones B deja en contraposición a dos grandes mastodontes editoriales en España: por un lado estaría el gigante Random House, y por otro el hiperbólico Grupo Planeta.

10 comentarios:

  1. no entiendo mucho de lo que has escrito te leo un abrazo enorme para vos

    ResponderEliminar
  2. Nino,
    Al final nos encontramos con dos "apellidos" que tienen cientos de hijos los cuales van enviado a distintos prototipos de segmento. Engranajes que "funcionan" obviando el matiz pero me apena un poco que también con ellos se pierda la esencia de la vieja escuela.

    Un abraz☆ de luz a tu luz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, AtHeNeA:
      Ediciones B intentó alcanzar una situación preponderante en el mercado, pero algo les salió mal. Quizá fuera el descalabro de su apuesta por el sector audiovisual el que lastró a sus líneas editoriales: desaparición de periódicos y revistas, pérdida de autores, cierre de sellos editoriales. Su colección de ciencia ficción –Nova– fue para mí un referente, pero ya hace tiempo que no publican títulos “vitaminantes”.
      El problema con estos dos “apellidos” es que ostentan la edición, impresión, distribución y venta final no sólo de su “linaje”, sino que en gran parte también la comercialización descuidada de la “progenie” de editoriales pequeñas.
      Un abrazo, AtHeNeA.

      Eliminar
  3. Es para desconfiar cuando todo se centraliza en dos nombres, que controlan todo.
    Por ejemplo, no me gustan algunos resultados de que DC haya comprado otras editoriales, destruyeron las interesantes historias de Gen 13.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Demiurgo:
      “Control”. Has escrito la palabra que mejor define mi percepción de la verdadera intención de la mayoría de las personas, instituciones o corporaciones que dicen protegernos o buscar nuestro bien.
      En casos como éste, las empresas suelen asegurar que saldremos beneficiados con el cambio, pero solemos acabar viendo cómo imponen sus políticas editoriales por puro beneficio económico, no cultural (el precio de las ediciones de libros sin derecho de autor es una clara muestra de su regusto por el abuso)
      Sí, tal y como afirmas DC no ha tratado bien las colección de Wildstorm; pero creo que ahí quien tiene toda la culpa es Jim Lee, por haber malvendido su sueño.
      Un abrazo, Demiurgo.

      Eliminar
  4. eh comprado VARIOS DE ESTA EDITORIAL... si no recuerdo mal uno de Kurt Cobain sobre su vida... saludos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, JLO:
      Tanto Ediciones B como Random House tienen filiales en Argentina, por lo que esta absorción también afectará al mercado editorial argentino. Es triste el hecho de que en España apenas se editan libros de autores hispanoamericanos a menos que hayan tenido gran repercusión en su país natal, mientras que la penetración de autores anglosajones es apabullante: preferimos leer a traductores mal pagados antes que a escritores inspirados.
      Un abrazo, JLO.

      Eliminar
  5. Al final, todo se monopoliza, es a lo que conduce el capitalismos, donde los grandes se van haciendo más grandes y acaparando todo el pastel. La literatura es un gran negocio, no tanto para los autores, como para las editoriales, y en ese espacio vorágine, los minúsculos autores (como yo) me parece que no tenemos nada. Pero bueno, nos queda el consuelo de estar presente en dos o tres blogs y alguna lista de amazon, que hoy por hoy, son los únicos que no desprecian a casi nadie.
    Gracias, Nino, por la información, que también me había llegado y, con algo de tristeza.
    Feliz día, compañero. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Clarisa:
      Me atrevo a afirmar que el negocio es aún mayor para las distribuidoras, de ahí que el de la distribución sea el primer salto que aborda una editorial cuando quiere aumentar su ración del pastel.
      Como autora de obras publicadas por editoriales comerciales, tienes una experiencia que desconozco, pues mis novelas no interesan a ninguna editorial y me veo obligado a autoeditarme en Amazon. Lo que hace que entre a formar parte de un engranaje comercial que me parece tan peligroso como cuestionable. Alimento al monstruo global, lo mismo que hago al publicar en este blog. Contradicciones de mi bifrontismo.
      Te admiro, Clarisa.
      Un abrazo.

      Eliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.