El contenido literario de este blog está registrado en Safe Creative

El contenido literario de este blog está registrado en Safe Creative
Ya está a la venta mi último libro

domingo, 21 de julio de 2019

Mi ausencia de aprecio


Frank Sinatra: My Way



Sé que mi ausencia de aprecio por lo que no atrae mi interés suele ser distraída como una presencia de desprecio. Y puesto a ser sincero, amable leyente, la verdad es que habitualmente no me importa esa confusión. Gracias a ella logro estar tranquilo a mis cosas y que me ignoren los ignorantes que me descosen a mis espaldas.
 
Fotografía sacada en Gijón de una ilustración mural callejera.
Pero me fastidia el descuidar de manera inconsciente a quienes me estiman. Aunque creo que poseo un buen nivel de empatía –característica que destacan mis superiores en trabajos de atención al público–, tengo más que comprobado que no descodifico bien las lamentaciones indirectas ni las verdades a medias. A esta carencia de perspicacia sociolingüística se une mi falta de mano izquierda a la hora de relacionarme socialmente. El resultado es que son muchas las veces en las que reacciono tarde –y a destiempo– ante peticiones/sugerencias/invitaciones encubiertas que me realizan mis afines.

Unámosle que la migraña crónica que padezco no es incapacitante, pero sí que resulta aislante. La convivencia me resulta agresiva en lo sensorial, dado que la mayoría de los olores, sonidos o luces que nos acompañan al relacionarnos en calles, bares y demás lugares de encuentro me alejan de los demás. Sufro notoriedad de “raro” por evitar lugares frecuentados, apenas usar el teléfono móvil o sentarme a contraluz y a favor del viento.

De ahí que prefiera estar solo a provocar involuntariamente que, a causa de mi excentricidad, las personas que tengo enfrente crean que las enfrento. La ventaja de la soledad es que mata lo absurdo de los tópicos sociales: no tienes que preocuparte por cómo malinterpreta alguien un acto que no va dirigido a él.
Supongo que es fácil consolarse ante la soledad impuesta si la concibes tan apuesta como el impostarte de libertad.

26 comentarios:

  1. Admito que extraño leerte asiduamente como tiempo atrás... como también que en los últimos tiempos yo también he estado complicada y eso ha hecho que me ausente o no llegue a visitar todos los sitios que me gustan... pero sí, se te extraña... de todos modos, lo importante es que estés bien y haciendo lo que te gusta.

    Besos Nino!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alma:
      Gracias por tu compañía.
      Confío en que ya no estés implicada en esas complicaciones y sobre todo en que seas feliz, a mí me hace feliz el leerte.
      Internet es un laberinto, me adentraba en él como Teseo pero solía quedarme convertido en el Ninotauro. Me despisto por él. De ahí que sea el primero que, cual Ulises, se tenga que ensordecer ante sus encantos de sirena y evite frecuentar puertos amigos para no dificultar mi travesía.
      Un abrazo, Alma.

      Eliminar
  2. Hola, Nino.
    Creo que entiendo tu punto de vista, tal vez la comparta.
    Lo que tengo es un tinnitus, que parece que nunca dejará de acompañarme. A veces acentúa su molestia, interponiéndose en mi percepción.
    Prefiero reservar mi entusiasmo ante lo que me deslumbra. Y no soy ajeno al deslumbramiento, ¿´como no deslumbrarme ante una modelo a la que dibujo?
    Me pregunto si había tanta diferencia entre Teseo y Asterión el Minotauro.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Demiurgo:
      Gracias por tu comentario tan personal.
      Espero que el tinnitus no te condicione demasiado, tengo una conocida a la que le produce vértigo.
      Mejor deslumbrase ante la luz de la belleza que desdibujarse con la sombra de la fealdad. Nuestras debilidades nos humanizan. La debilidad ante la belleza refuerza nuestra condición de seres sintientes.
      En un mundo de minotauros, Teseo sería la atrocidad encerrada en un laberinto. El poder de la masa igualitaria aísla al diferente y lo convierte en un monstruo.
      Un abrazo, Demiurgo.

      Eliminar
  3. Nino, compañero.
    Si Algo admiro de ti es tu sinceridad, tu valía sin medias tintas y ese don que siempre guardas para los que de verdad te importan. Yo me siento más que afortunada por sentirme parte de ese entorno. Gracias, compañero.

    Mil besitos de cariño con abrazo inmenso 🤗

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compañera Auroratris:
      Me alegra que te sientas parte de mi entorno vital, ya que lo eres.
      Pese a que necesito del autoengaño en las pequeñas cosas cotidianas para así mantener el ánimo, en lo fundamental procuro analizarme. Tanto la escritura como ka correspondencia me ayudan a conocerme mejor.
      Gracias por tu compañía, Auroratris.

      Eliminar
  4. Yo no creo que nadie piense que tienes falta de interés. Eres un ser precioso y cercano.

    No siempre podemos ser a gusto de todo el mundo, pero la persona que nos quiere comprenderá todo eso.

    Me encantaría que siempre escribieras aquí, pero a la vez se que no siempre es posible... un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Adelina:
      Me alegra despertar en ti ese pensar, ya que eso hace que me anime el espejismo de llegar a ser tal y como me veis.
      Necesito mejorar en mi interacción social, es un campo vital en el que tengo mucha tarea pendiente: apuntarme a tallares literarios, asistir a charlas, cafetear con mis compañeras de trabajo… Pero mi salud quebrada y mis limitaciones emocionales me limitan bastante.
      Un abrazo refrescante, Adelina.

      Eliminar
    2. Eres tal como te veo y mucho más que no alcanza a mis ojos.

      Me gustan todos esos planes que tienes, pero no te preocupes si no llegas a todo. Vivir siempre es interesante y cada uno vive como puede.

      Un abrazo igual, refrescante, pues hace mucho calor estos días.

      Eliminar
    3. Refrescante Adelina:
      Tu compañía es vivificante, como la brisa del mar.
      Mis planes son meras alternativas frente al tedio, de ahí que unos sean expansivos y otros mutables. Siempre tengo ganas de algo o siento curiosidad por algo.

      Espero que estés bien, compañera.
      Un abrazo de ola de mar.

      Eliminar
    4. Vivificante es tu presencia, siempre.

      Es buena esa curiosidad que tienes y lo emprendedor que eres siempre, eso es estar vivo, lo contrario, no.

      Estoy bien. Un beso enorme.

      Eliminar
    5. Estimulante Adelina:
      La curiosidad que mató al gato estimula a este minino (aunque también es una de mis debilidades, ya que una de las formas más fáciles de engatusarme está en despertar mi curiosidad).
      Siempre tengo planes y proyectos, me ayudan a hidratar la sequía cotidiana.
      Me alegra leer que estás bien, compañera.
      Un abrazo refrescante, Adelina.

      Eliminar
    6. Yo también soy curiosa, y creo que eso es bueno, no? Porque si tú lo eres, bueno tiene que ser.

      Nunca dejes de proyectar, de tu mente solo pueden salir cosas maravillosas. Un beso muy grande.

      Eliminar
    7. Buenas tardes, curiosa Adelina:
      Creo que la curiosidad y el amor son los motores en la vida: el amor mueve nuestros actos y la curiosidad impulso nuestro pensamiento.
      El amor y la curiosidad deber ser libres.
      Un abrazo, Adelina.

      Eliminar
  5. Estimado Nino:
    Eres de lo más honesto y sincero que se suele encontrar por aquí, en esta "caverna de internet". Haces bien en buscar tu espacio, tu aire, lejos del banal ruido... En ese aspecto sabes que te aplaudo porque yo a vece hago lo mismo.
    Me encanta la música que has puesto, y la imagen de ese artista callejero, es más que evidente de lo que gobierna este mundo tan interesado.
    Para mí siempre eres un ser muy especial al que admiro por toda la riqueza que tu persona, sintiente y escribiente, me aporta. Agradezco cada uno de tus textos, tus palabras. Tu consideración a los que te importan. Admiro en ti que, aquellas personas o cosas que te importan, nunca le das la espalda.
    Me gusta el que no malgastes tiempo en la banalidad...
    Abrazos, mil.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Clarisa:
      Creo que soy un espejo, que veis reflejadas en mí vuestras virtudes: tú proyectas la honestidad y la sinceridad que ves en mi.
      En este mundo tras el espejo, soy el “Sombrerero (loco)” y cada uno de los que permitís que vuestra curiosidad os adentre por la madriguera de Internet hasta esta “merienda de locos” os convertís en una maravillante Alicia.

      Sinatra es uno de mis conocimientos de madurez, no empecé a apreciar su voz hasta que alcancé los 40 años.
      Soy el primer administrado por ese gobernante tan interesado: hago por dinero cosas que no haría por amor.
      Me siento rejuvenecer al leer tus palabras consideradas, me hacen soñar con no ser un espejo y convertirme en esponja para así absorber esos rasgos positivos con los que regáis mi ánimo.
      La banalidad es una exhibición pueril de la vulgaridad. Y ni tú ni yo somos exhibicionistas ni vulgares, quizá ésa sea la principal explicación de nuestro no encontrar un espacio en la feria de las vanidades literarias.
      Os deseo el mejor de los tiempos, Clarisa.
      Afecto, todo.

      Eliminar
  6. Hola, Nino:
    Desde siempre he sido una chica sensata que admira a los que viven a su manera. Eres admirable por tu excentricidad y por tu riqueza intelectual.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ángela:
      Comentarios como el tuyo son los que me hacen sentir no ya rico, sino que millonario en ilusiones.
      Respecto a lo intelectual, créeme soy bastante limitado (pero mi curiosidad no lo es).
      Feliz martes, Ángela.

      Eliminar
  7. Hola Nino , yo digo como Angela pero con una cosa más no lo hagas o no te lo impongas como parte de tu vida cotidiana , ya que también tienes que relacionarte de vez en cuando con las personas que te rodean , ayer justo descubrí que unos de los medicamentos que estoy tomando aparte de dejarme con el humor por los suelos que eso va a días , tiene tendencia a crearte aislamiento , y hoy como me tocaba cita con mi neumologa de valencia , se lo comente y me dijo que eso es parte de los posibles efectos secundarios del medicamento que estoy tomando para que no me haga rechazo el pulmón , así ya ves unos días estoy super bien y otros en cambio , me quiero morir , así que ya sabes mi querido Nino tú y yo vamos juntos de la mano en nuestras respectivas luchas para ganar a la maldita guerra que nos a tormenta , por cierto ¿ Como esta Frambuesa? espero que te mejores amigo mio , ya que sabes que te tengo en gran estima , te deseo una feliz semana , besos ronroneantes de tu amiga Flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Flor:
      Me reconforta el leerte, gracias por encontrar un tiempo para acercarte.
      Estoy mejor y el leerte ayuda a robustecer esa mejoría. Dejando a un lado otros problemillas, la migraña es mi principal dolencia cotidiana. No es algo grave, pero me quita calidad de vida. Ayer me han recetado un nuevo tratamiento. Y curiosamente no lo hizo el encumbrado neurólogo, sino que la cercana médico de cabecera. Confío en que todo va a ir a mejor.
      Frambuesa está resplandeciente. Ella es primavera que coquetea con el verano; yo soy un otoño con tiempo de invierno. Pero el amor no es un sentimiento estacional.
      Gracias por tu estima sincera, Flor. Te deseo lo mejor.
      Un abrazo ronroneante, amiga.

      Eliminar
  8. Querido amigo Nino, ya me habías comentado esos inconvenientes para relacionarte en sociedad, una lástima que los bares, los anfiteatros, los foros de aulas universitarias, los escenarios, se pierden de una eminencia. Por suerte nos queda todo para los que por acá pasamos, y para los lectores de tus libros editados.
    Hermoso estencil de Copérnico. Y sí, se equivocó, pero como dijo un amigo de él... Y sin embargo se mueve

    Abrazos bólidos y rocanroleantes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Floro:
      Gracias por tu simpatía, pero no sientas lástima por lo que no me duele: desde junio del año 2010 en el que sufrí mi ¿último? coma etílico llevo una vida tranquila y, progresivamente, solitaria. Por suerte, mi decisión de alejarme de los excesos la tomé antes de que mi salud empezase a mostrar síntomas de deterioro. Por lo que, cuando llegaron las prohibiciones médicas vetaban algo pasado. De hecho estoy mejor ahora que hace 6 años –que fue cuando mi organismo presentó múltiples incidencias–.
      Me conmueve tu aprecio carente de giros copernicanos, Frodo.
      Un abrazo rocanroleante.

      Eliminar
  9. Te has perdido pero yo te he encontrado mi amigo Por aqui envejeciendo bien en armonía con la vida Qué maravilla siempre lo que escribes abrazos inmensos me voy a dormir es de madrugada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por venir a mi encuentro, Mucha.
      Confío en que tu dormir haya resultado tan reconfortante como lo es siempre tu compañía.
      Feliz domingo.

      Eliminar
  10. La soledad es una postura de vida. Y no está completamente solo, por lo que se necesita de algo del otro para la susbsistencia. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciado Carlos:
      Estar solo es una opción interna que puede ayudarte a mejorar como individuo. Sentirte solo es una imposición externa que te lleva a convertirte en tu peor enemigo.
      Un abrazo, amigo.

      Eliminar

Gracias por tu lectura comentada.

Entradas populares