El contenido literario de este blog está registrado en Safe Creative

martes, 29 de noviembre de 2022

El hombre de dos cabezas V

 

Jerome Charyn’s Movieland, chapter 10: Two-Headed Man

El hombre de dos cabezas V

 

 

«The Gangster», (película) con Barry Sullivan, giraba sobre un tipo salido del arrabal, al igual que Daniel Fuchs. En «La cicatriz», Paul Henreid era un criminal con una cicatriz en la cara. «El abrazo de la muerte» mostraba a Burt Lancaster como un ladrón entre ladrones. Fuchs ganó un oscar por «Quiéreme o déjame», con Doris Day interpretando a la actriz y cantante Ruth Etting, y James Cagney como Moeel cojo”, el marido mafioso que dirigió su carrera. 


Yo había visto cada una de estas películas. «The Gangster» tiene toda la tristeza del mito. Recuerdo el traje a rallas que vestía Barry Sullivan, sus modales tranquilos, como si fuese un Philip Haynan convertido en Papravel. En « Quiéreme o déjame», el infierno se cernía sobre un chico del Bronx. Lloraba cuando Cagney sufría uno de sus ataques de locura. Estaba loco por Ruth Etting. “Ruthie,” exclamaba, “Ruthie,” y destruía el mobiliario de un club nocturno. Pero no recordaba el nombre de Daniel Fuchs. Pertenecía al ejército silencioso que posibilitaba la película. Él no era Cagney, ¡por Dios! Él tan sólo era uno de los guionistas.

Y entonces, en 1971, como si hubiese regresado de entre los muertos, Fuchs publicó su cuarto libro, tras un lapso de treinta y cinco años. Era una novela más sobre Hollywood, «West of the Rockies», sobre una actriz ya entrada en años. Fuchs no pudo regresar a casa, a Williamsburg. Pero debería haberme dado cuenta de que Hollywood era su casa. Había arrojado Williamsburg de sus sueños. Era como un inmigrante que había llegado a algún lugar al oeste de las Montañas Rocosas.


Los objetivos de su viaje se volvieron más claros cuando leí «Days in the Gardens of Hollywood», un modesto libro de memorias que escribió para The New York Times Book Review en 1971. En él, hablaba de la tarde llena de alucinaciones en la que desapareció de su pueblo. “Me voy a Hollywood, Frank,” le dijo a un policía que se encontró en una esquina. Y se fue.

Fuchs era como un conquistador. Partía hacia un país subdesarrollado llamado California del Sur, “fresco, rebosante y por descubrir, en un principio... todo en esta nueva tierra era maravillosamente único, ardiente y amable”.

Ardiente y amable, como el sol de Hollywood.

 

«Movieland: Hollywood And the Great American Dream Culture»;       


 es una obra de Jerome Charyn, publicada por la editorial Putnam ©®.

 

 

Adelante

Atrás

jueves, 24 de noviembre de 2022

Cada jueves, un relato: “Mi rincón favorito” – «Ninogar»

La infatigable Mag asume de nuevo la tarea inspiradora y coordinadora de textos creativos en un jueves relatado como “Mi rincón favorito”.

 


Pese a las limitaciones materiales que conlleva el carecer de un ordenador personal, Mag se persona para guiar, que no ordenar, una antología de textos cuya extensión máxima sea de 350 palabras. En mi caso, ese lugar “al que acudo para sentirme bien” es mi palacio de la memoria: Ninogar. Morada de la que este blog forma parte y en la que tú, amable leyente. Siempre tendrás tu espacio.

Gracias por tu visita. Bienvenido a Ninogar.

Formula V - Eva María

Ninogar

 

Ninogar, mi palacio de la memoria, está construido sobre los sólidos cimientos que me proporcionó el haber credido sintiéndome protegido por mis padres. No es ninguna fortaleza de soledad, es un fortín de reencuentros con evocaciones que habitan en las habitaciones que conforman este hogar en constante expansión, ya que los buenos recuerdos siguen produciéndose y reproduciéndose.


Sin haber sido mal criado como un niño mimado, crecí consentido como un niño querido. Mis padres me consintieron ser feliz; y me consiguieron lo mejor que estaba a su alcance: que creciera sin miedo.

Mi madre es la arquitecta de este castillo de la memoria, en el que su memorial ocupa la zona más luminosa. Ella me enseñó cómo alzar un espacio propio dentro de habitáculos compartidos.

En la escuela pensaban que era “tonto”, siempre estaba ausente de clase, estaba “allá, allá lejos donde habite el despiste”. Los docentes indecentes propusieron a mis padres sacarme del colegio y mandarme a un centro de educación especial –el gijonés Sanatorio Marítimo–. Se negaron a hacerlo. Pero les preocupó sobremanera haber recibido esa indicación profesional: delataba que algo no iba bien conmigo.

Mi madre me escuchaba atentamente. Le contaba el aburrimiento que pasaba en unas clases donde los profesores leían o decretaban, pero nunca explicaban. Le contaba mi fastidio al verme castigado constantemente a copiar, y copiar, y copiar... Ella me dio un doble consejo que ha constituido el cemento y los ladrillos en la construcción de este fortín: que aprendiera a segmentar el tiempo que pasaba en el colegio –desde que entraba faltaba menos para que saliera–; que pensase que todas las cosas que tanto me gustaban estarían esperándome cuando saliera de clase. Es a día de hoy que este recurso a diferenciar entre los actos de mi yo forzado y el autónomo me ayuda a afrontar las rutinas e imposiciones.

Es bueno tener buenos recuerdos, devienen en sólidos cimientos vitales. Mi vida es un eco de las risas de mi infancia, no sería el Nino que soy de no haber sido el niño que fui con el consentimiento de mis padres.

 

Nino (hijo de Elena y Marcelino). Gijón. 2022.


Gracias por tu compañía lectora, amable leyente. Ahora te animo a que visites el blog de Mag y disfrutes de todos los rincones mapeados para esta convocatoria. Allí, junto a la detallada convocatoria para esta edición, encontrarás un mapa de los diferentes rincones propuestos por mis compañeros.

https://latrastiendadelpecado.blogspot.com/2022/11/convocatoria-un-jueves-un-relato.html


martes, 22 de noviembre de 2022

Eternamente, su mano

Eternamente, su mano

Éste no puede ser no más que un texto para un blog. Quisiera que fuera una declaración de amor a la Imaginación. Si me faltara ella, no voy a morirme; pero logra que mi soledad se sienta acompañada y por eso siempre sé que la necesito.

Variación personificada sobre la letra de la canción «Yolanda», compuesta por Pablo Milanés. (DEP)

Yolanda - Pablo Milanés (junto a su hija Lynn)      

           

En un intento de poner freno a lo que ahora siento a raudales, me pongo a escribir a vuelablog.

La nuestra es la sociedad de lo fácil y lo rápido, en la que incluso los logros deben desvirtuarse para ser aceptados. La nuestra es una sociedad fascinada por una vulgarización disfrazada como diversidad; pero pobre de quien no entre por el ojo de la aguja de lo políticamente correcto: será tratado como un monstruo, perseguido como una aberración y “cancelado” socialmente. Si Pablo Milanés nos estimuló a ser eternos, ahora Bad Bunny nos insta a ser ignorantes. Seamos vulgarizantes y aceptémoslo: es el signo de los tiempos. Comparar las figuras de Milanés y Bunny nos permite figurarnos las diferencias entre esta sociedad y la de los años 70. Ahora que el futuro me ha alcanzado no puedo evitar imaginarme un presente mejor, como aquél que anhelaba cuando tarareaba la canción «Yolanda».

Pese a lo amargo del presente, esa eternidad a la que cantaba Pablo Milanés está al alcance de nuestra mano, amable leyente: en el futuro siempre habrá alguien que nos recordará con aprecio si le trasmitimos esperanza en su presente.

Gracias por venir y enloquecer, afable leyente. Gracias por compartir la eterna necesidad de imaginar un futuro menos áspero para nuestros hijos –de la realidad o de la imaginación–.

Nino Ortea. Gijón. 2022.



lunes, 21 de noviembre de 2022

El hombre de dos cabezas IV

 

Jerome Charyn’s Movieland, chapter 10: Two-Headed Man

El hombre de dos cabezas IV

 

Daniel Fuchs fue uno de esos guionistas que vivían dentro del laberinto. Llegó a Hollywood en 1937, el año en que yo nací, un año después de la muerte del yaciente Thalberg, “una pequeña y fina figura en una enorme cama”. Fuchs era un novelista de 28 años. No se había relacionado con el equipo del Algonquin. No era miembro de ninguna mesa redonda. Era un “interino permanente” en una escuela pública de Brighton Beach. Ganaba seis dólares al día. Era, a su manera, un hombre invisible.

Había publicado tres novelas, una trilogía sobre Williamsburg que fue recibida pobremente y había vendido un total de doscientas copias. Nadie en su vecindario le identificaba como escritor. Y el Williamsburg sobre el que escribía no era ninguna escalera hacia el éxito. Philip Haynan, el protagonista de su primera novela, «Summer in Williamsburg», se encuentra sin rumbo. La obra se abre con un suicidio y finaliza con otro, como si los límites estuvieran fijados para siempre. Los cables telefónicos que cruzan el piso de Philip “se asemejaban a los largos dedos negros de un esqueleto”. Y los gatos de la calle muestran “caras abultadas, crudas, parecidas a puños”.  

Philip, el eterno novelista, entiende su Williamsburg. “Aquí todo era bello. El amor era una cálida broma... La poesía y el heroísmo no existían, pero sí las películas. La gente en sus pisos, vivía en un círculo sin importancia... Nacían, se hartaban de vivir, encallecían, resistían y morían”.

Fuchs dejó su trabajo en la enseñanza, su vida de “substituto permanente”. Un día dejó su clase y se fue a Hollywood, donde trabajó primordialmente en películas sobre gángsteres. No es sorprendente. Su trilogía está repleta de gángsteres y vidas de arrabal; como Papravel, y su pequeña banda formada por dos italianos, un negro y tres judíos. Papravel controla las rutas de autobús desde Williamsburg a los albergues de montaña de Catskill. Y, mientras echa de la calzada a las otras compañías de transporte, dice: “esto es sólo el principio, porque, recordar, aún hay un Dios sobre Norteamérica”.

Papravel es mucho más convincente que su sobrino Philip, precisamente porque no es un poeta. Él tiene el hedor y la furia de la gasolina, el olor de las pensiones, los aromas de un hombre abriéndose camino. Y es esa clase de tensión la que Fuchs capturaba en sus guiones, bien trabajando solo o como un hombre de dos cabezas.


«Movieland: Hollywood And the Great American Dream Culture»;      


 es una obra de Jerome Charyn, publicada por la editorial Putnam ©®. 


Adelante

Atrás


viernes, 18 de noviembre de 2022

Cuando ensoñar no es bastante (2022)

 

Cuando ensoñar no es bastante (2022)

 

Cuando ensoñar no es bastante,

de nada te vale escuchar que tu escribir aviva sueños,

ni que con tus textos y acciones evitas en otros

que los titubeos se hagan sus dueños.


Cuando ensoñar no es bastante,

la clara risa que otros escuchan en tus palabras de ánimo

a ti te parece eco distante de una alegría

que temes se haya convertido en voz de un mimo.


Cuando ensoñar no es bastante,

llega para ti el momento de descansar,

de escucharte en la sonoridad del silencio,

de permitirte volver a soñar.

 


Y el silencio de la espera, se acompasará con la quietud de la esperanza. Pues la vida tiene sonidos, aún en su eco de silencios. ¿O acaso el aire sólo es vida cuando sopla como viento?

Cuando el viento no silba, seguimos respirando.

Cuando la escritora no escribe, sigue viviendo.

Respetemos la paz de su sigilo, deseémosle tranquilidad en su sueño. El que no escuchemos su voz, no significa que ésta no esté sonando, melódica y “libre, sobre corales de ojos dormidos…

A Clarisa Tomás Campa.

https://clarisatomascampa.blogspot.com.es/


 

Hola, amable leyente:

Tú, que eres fiel lector de este fabulador infiel, sabes bien de mi aprecio personal y literario hacia Clarisa Tomás Campa. Sin desmerecer a nadie, sin desvalorar ningún gesto, me siento muy unido a ella.

Nuestra amistad nació del trato fortuito que se adentró en el aprecio. Aprecio que sigue vivo once años después de nuestro primer encuentro.

Hace un tiempo le escribí a Clarisa esta pieza de prosa poética. Ahora la recupero. Al igual que entonces, ahora vivimos tiempos difíciles. Y es en los tiempos difíciles cuando más valoras la amistad. Me planteé escribir algo nuevo. Pero mis sentimientos son los mismos, así que he optado por reafirmarme en mis palabras sentidas.

Gracias por tu compañía en estos tiempos difíciles, afable leyente.

Nino Ortea. Gijón. 2022.

domingo, 13 de noviembre de 2022

Comentarios a la convocatoria “Microrretos: Personajes antagonistas”

Hola, José:

Tu relato me ha hecho viajar en el tiempo, a esa época en la que los autores desaparecían drásticamente de la acreditación editorial, a esos tebeos de Vértice o esos cuentos de Bruguera donde incluso el inmortal Ibáñez perdía hasta su firma de las viñetas.

Iba a contratar a cierta agencia de información para que investigaran el asunto de esas desapariciones filoménicas. Pero gracias a ti me he ahorrado los mortadelos que me habría costado.

Un abrazo, José.

https://www.museodelaconfusion.com/2022/11/muerte-en-la-tarde.html?sc=1668082569577#c4893363472465172207

 

Hola, Gabilante:

Te ha quedado un relato muy manejable, de esos que te gusta tener siempre a mano para poder mandárselo a algún amigo y que lea que esto de la escritura ingeniosa no lo encontrará con el mando de su tele, por muy inteligente que esta sea.

Está claro que el aburrimiento es el asesino, por suerte leerte nos da inmunidad.

Un abrazo, Gabilante.

https://gabiliante.blogspot.com/2022/11/el-asesino-en-serie.html

 

Hola, Marta:

Leerte es caer bajo el embrujo del hechizo de tu escritura.

Hay mucha bruja avería invocando sapos y culebras en su ritual diario de “¡Viva el mal, viva el capital!”. Y vas tú e invocas este conjuro benefactor que es leerlo y ¡chas! el buen ánimo aparece a nuestro lado.

Un abrazo, embrujadora Marta.

https://cuentosvagabundos.blogspot.com/2022/11/maleficio.html

 

Hola, antagonista Flor:

Sí, compañera tu manera de escribir (una veces, angelicalmente sensible; otras, diabólicamente divertida) es antagonista de todo lo malo que anida en Internet. Te leo y encuentro vida en tus palabras: vida soñada, vida experimentada, vida compartida...

Has hecho bien en mandar a esa santurrona al Infierno. Imagino que te habrás acordado de decirle que no vuelva sin turrones que nos tienten en el pecado de la gula.

Un gran micro, Flor.

¡Feliz fin de semana, compañera!

http://elbauldemislibrosyjuguetes.blogspot.com/2022/11/yo-y-mi-flor-del-diablo-lycoris-radiata.html

 

Hola, Marifelita:

No necesitamos que ningún otorrinolaringólogo nos alerte del poder de la palabra. Nosotros, desde este congreso de soñadores que es el Tintero, ya disfrutamos de su efecto inspirador, sorprendente o apacible cuando leemos textos de otros. Nosotros ya nos beneficiamos del poder de esa palabra cuando nos estimula en los comentarios que recibimos.

 

El ruido, tanto el de fondo como sobre todo el interior, distorsiona nuestra capacidad perceptiva y altera la comunicativa.

Nuestras debilidades nos humanizan y personalizan. Sin tener muchas, tengo suficientes. Una de ellas es leer a quienes comparten mi debilidad ante el vicio solitario de escribir.

Una de ellas es leer a quienes como tú, Marifelita, escriben con ingenio desde la sensibilidad.

Un abrazo, compañera.

https://marifelita.blogspot.com/2022/11/tintero-de-oro-microrreto-de-noviembre.html

 

Hola, Rosa:

Gracias por tu detallada reflexión lectora.

No creo haber leído a Annie Ernaux (quizá mi memoria me falle en esto, como lo hace en tantas cosas). Y tras haber releído tu impresión lectora se ha desvanecido toda posibilidad de hacerlo.

Veo que acreditas la traducción a tres personas y que te refieres a los títulos en español de las obras. No sé si aprecias alguna diferencia literaria al leer los diferentes trabajos de traducción. Pero ese exceso de ego o esa falta de interés argumental en sus ficciones son patrones exclusivamente atribuibles al trabajo de autoría, no al de traducción.

Un abrazo, Rosa.

http://elblogdelafabula.blogspot.com/2022/11/el-lugar-y-el-acontecimiento-annie.html#comments

 

Hola, Ana:

Me maravilla cómo estás contando esta historia de toma de conciencia robótica.

Tras haber leído la segunda entrega, sólo puedo confiar en que continúes con la serialización de las vivencias de Robby.

Un abrazo, Ana.

 

Hola, Ana:

Tu cuento funciona como unidad narrativa, independientemente de que tenga un origen previo (como lo tiene Robby y lo tenemos nosotros). Cuenta un episodio completo en un personaje (más bien, en una especie) y su final es abierto, pero no inconcluso.

Al igual que Tamy y el resto de robots desobedientes, quiero saber más de Robby y de “la Gran Sublevación Robótica”.

Un abrazo, Ana.

https://anapieraescritora.wordpress.com/2022/11/08/sublevacion-microcuento/

 

Hola, Francisco:

Compresible su respuesta: ¿cómo iba a cargar con la Luna si estaba lloviendo, no tendría mano pata sujetar el paraguas?

Un abrazo, Francisco.

https://abrazodelibro.blogspot.com/2022/10/una-sola-condicion.html?sc=1668424682180#c4222753231983307158

 

Hola, Trujamán:

Gracias por este estimulante recorrido guiado por Buenos Aires y sus librerías.

Un abrazo, Trujamán.

 

Hola, Patricia:

Menudo brebaje amargo que es la envidia...

¡Menudo relato sugerente el que nos sirves, compañera! Gracias. ¿Puedo tomar otra taza?

Un abrazo, Patricia.

https://somosartesanosdelapalabra.blogspot.com/2022/11/la-hora-del-te-por-patricia-f.html

 

https://puri-dulcinea.blogspot.com/2022/11/la-aprendiz-de-bruja.html

 

Hola, Juana:

Tal y como anticipa el título, tu relato tiene enemigos: el aburrimiento, lo previsible, la monotonía... Y los vence con la misma facilidad con la que un insecticida elimina una cucaracha.

Gran relato, Juana.

https://juanamedinaficcion.blogspot.com/2022/11/enemigos.html

 

Hola, Josep:

Dejo para los gatos lo de tener siete vidas, leerte ha vivificado la de este humano con curiosidad minina. Y... ¿quien necesita tener 7 donde le basta con una?

Un abrazo, Josep.

http://jmretalesdeunavida.blogspot.com/2022/11/el-viejo-y-el-rottweiler.html

 

Hola, MJ:

Mi más sincera felicitación por tu relato, compañera.

Y es que como compañera te muestras al denunciar, con ingenio y sorna, la filibustería de tanto gavilán del estrecho que, con sus andanadas traicioneras, intenta desarbolar nuestra navegación tranquila.

¡Resistiremos sus ataques y mantendremos izada la bandera de la libertad!

A lo que no me resisto es a felicitarte por tu uso del lenguaje náutico.

Un placer navegar abordalado a tu lado, MJ.

https://eleeabooks.blogspot.com/2022/11/bogad-malditos-bogad-microrretos-el-tintero-de-oro.html

 

Hola, Carles:

Pues conmigo ha llegado “el feo”, tu escribir es “el bueno”... y “el malo” lleva toda la vida dándonos el palo.

Un abrazo, Carles.

 

Hola, Beauséant:

Mi más sincera felicitación por tu introspección.

Quizá ese ser conscientes de que navegamos hacia un océano de oscuridad, es lo que hace que apreciemos más los faros de esperanza que nos orientan en nuestra travesía.

Un abrazo, Beauséant.

https://www.elartistadelalambre.net/los-faros-en-galicia/

 

 

Hola, Cynthia:

Me parece muy hábil la manera que reflejas el horror en lo cotidiano, el terror en la Naturaleza y la naturaleza del terror.

Gran relato, compañera.

Un abrazo, Cynthia.

http://librospuenteaotrosmundos.blogspot.com/2022/11/el-rey-de-la-selva.html#comment-form

 

 

Hola, Clarisa:

Me alegra que lo relatado haya sido de tu agrado en este sucedido de "cazador cazado".

Tal y como lo ves, es. Como autora sabes que cada lector es un recreador de lo que compartimos: lo personifica, lo amplía, lo mejora... En mi caso, pese a que ya no me caso con nadie, siempre disfruto y aprendo de los comentarios desprendidos de vuestra atención lectora.

Quizá el peor de los males sea el que cometemos a “tontas”, tentados por la tontuna de abusar del débil. Esa maldad cotidiana de abusar del débil que el nefasto Marqués de Sade intentó presentar como “filosofía” –cuando era mera misantropía mema– de que hay personas que han nacido para ser abusadas. No entiendo otra justificación para comprar un ejemplar de su “Justine” que la de usarlo para calzar una mesita.

 

Mi madre tenía muy buen oído musical. Y muy abierto. Intentó contagiarme su amplitud de criterio, pero yo salí más bien rocanrolero. De hecho, me encanta el Cine, pero apenas oigo bandas sonoras. Muchas veces estábamos viendo una película en video y ella paraba la reproducción para rebobinar y escuchar de nuevo la música. “Rebeca” era una de sus favoritas.

Recuerdo aprenderme la letra del tema de amor de “El padrino” para cantársela, o memorizar la melodía de “Los Paraguas de Cherburgo” para tarareársela.

 

Participar en estas convocatorias es muy estimulante. Agradezco la generosidad de quienes las impulsan y coordinan. Disfruto leyendo a mis compañeros. Los disfruto como lector consumado y como aprendiz de escritor.

 

Feliz, así me siento al leerte. Confío en que estéis bien.

Gracias por tu compañía, por tu solidaridad y tu amistad, Clarisa.

¡Rocanrol, Clarisa!

 

Hola, Erik:

Muy buen relato y muy ágil la manera en la que hilvanas lo vivido con lo leído.

También fue flor quien me animó a participar en estas convocatorias.

Me alegra que lo hayas hecho, compañero.

Un abrazo.

https://noctambia.blogspot.com/2022/11/el-angel-de-la-musica-christine-erik-y.html

 

Hola, Clarisa:

Vuelvo para saber de ti y los tuyos gracias a tus respuestas a los comentarios lectores.

Me anima el que encuentres tiempo para acceder a tu blogs y a los nuestros para leernos y escribirnos. Habla mucho y bien de tu condición comunicativa. Habla bien y mucho de tu natural afable y curioso.

También me habla de mi error al aislarme de todo y de todos durante mis momentos de desánimo. Confío en aprender de tu ejemplo. Pero, ante todo, confío en que estéis bien.

Un abrazo, compañera.

Slava Ukraine!

https://clarisatomascampa.blogspot.com/2022/09/la-gran-inconformidad.html

 

Hola, María:

No conocía tu blog ni la obra de Kusterle. Curiosa coincidencia la que se da en este descubrimiento doble, ya que me parece que ambos firmáis trabajos hechos “a conciencia, con oficio y entrega”.

Un abrazo, María.

http://hablacontusamigos.blogspot.com/2016/11/belen-sanchez-domingo-0-0-2016-11.html

 

Hola, Ainhoa:

Gran historia de venganza la que traes a danza, compañera. Una puede cometer la locura de ser delincuente, pero nunca debe cometer la bajura de convivir con un infectante. Las relaciones infectas hay que cortarlas de raíz (o de cabeza).

Un abrazo, Ainhoa.

Hola, Guille:

Hay que tener la cabeza llena de pájaros ilusionantes, para que la imaginación vuele alto y alcance esta capacidad de descabezar al aburrimiento.

Un abrazo, Guille.

https://todoloquetienenombrexiste.blogspot.com/2022/11/bano-de-senoras-o-caballeros.html

 

Hola, Pepe:

Sorprendido, como cuando dejo el teléfono encendido en algún lugar prohibido, así me ha dejado el relato que has compartido.

Un abrazo, Pepe.

https://entreunascuatroesquinas.blogspot.com/2022/11/el-amo.html

 

Hola, David:

Un relato muy en la línea del género “negrocriminal”: narración firme y ágil, lenguaje expresivo, personaje sólido...

En tu comentario me preguntabas si mi personaje femenino estaba inspirado en una asesina real. En la última frase de tu relato está el porqué nunca nombro o me inspiro en personas malvadas para mis ficciones: creo que la peor condena para ellas es el olvido público.

Confío en que antes de enero nos leeremos, David.

Un abrazo.

https://balasyestrellas.blogspot.com/2022/11/nunca-me-olvide.html

 

Hola, Nuria:

Aunque se nos describa la descomposición de un cuerpo, tu relato es muy sólido: es empezar a leerlo y la mandíbula comienza a desencajarse a causa de un terror curioso que nos atrapa en su lectura.

Un abrazo, Nuria.

https://escritoranuriadeespinosa.blogspot.com/2022/11/ecos-en-la-oscuridad.html

 

Hola, María Pilar:

Un relato excelente que permite muchos niveles de relectura. El humor, el costumbrismo, la inocencia, la reflexión social... Sí, quizá el futuro será sombrío; pero tengo la esperanza de que la humanidad no será fagocitada por sus monstruos.

Un abrazo, María Pilar.

https://mpmoreno.blogspot.com/2022/11/matando-monstruos.html

Entradas populares