El contenido literario de este blog está registrado en Safe Creative

El contenido literario de este blog está registrado en Safe Creative
Este blog ha cumplido 14 años. ¡Gracias por tu compañía venyenloquecedora!.

jueves, 31 de diciembre de 2009

5 minutos más, y me levanto




¡Hola a todos!
Quizás en realidad sea un oso, y deba olvidarme de mis ensoñaciones gorilescas con la figura de Kong. Aunque para mantener mi condición de “king” no me iría a ninguna hamburguesería, sino que elegiría reconvertirme en el oso que comió a Favila. ¡Ñam, ñam!

Perdonar esta zooloflexión. Es que me estoy comenzando a despertar tras mi hibernación de 6 semanas, y la verdad es que todo me sabe a miel. ¿Me lames?
Después de 6 años (desde el 3 de junio de 2003) de actividad enardecida necesitaba descansar de todo, especialmente de mí. Y esto de tumbarme a la bartola —y hacer del barbecho un hecho— me está sabiendo a ambrosía de gominola.
La verdad, necesitaba descansar.
Sabido es que entre la condición de excéntrico y la de loco, dista la firma de un juez; y como hay mucho emplumado al que no le cuesta afirmar lo que no sabe., antes de que me encarcelaran me encerré.
Ahora que mi vida es tranquila, pero no aburrida —gracias a ti—. Ahora que ningún espejismo me lleva a saciar mi sed con arenas de soledad. Ahora que ha finalizado la guerra civil entre mis tripas y mi corazón, lo que necesito es seguir durmiendo, aunque sólo sea un rato. Sosegarme en este sueño reparador al cobijo del avalon de tu regazo, mi dama del lago.
Hay vida fuera de mi osera, lo sé. Y también sé que la he desusado. No sólo he silenciado este blog, también se apilan emilios por contestar en los que se me felicitan las Fiestas, correos por reenviar o textos por leer en blogs amigos.

Además, como esta misma tarde me recalcaba el sincero Guindilla —gracias por la naturalidad— he trasladado mi recogimiento interior, al exterior de mi entorno social.
Mi componente exhibicionista —disfrazado de necesidad creativa— me impedirá guardar reposo por mucho tiempo. Pero ahora dejadme apagar la luz de la razón y dormitar –quizás vivir— 5 minutos más. Cuando, tras levantarme, vuelva a sentarme frente al teclado no lo haré por inercia, lo haré con ganas.
Volveré pronto aquí y allí, en cuanto eche unas cabezaditas más. 

Antes de volver a morfear, dos digresiones cinematográficas:

—Hoy, 30 de diciembre de 2009, ha muerto Iván Zulueta. Ver su poderosa película Arrebato en los cines Hollywood, me abrió muchas ventanas.
—La noche de fin de año, a eso de las 2 de la madrugada, la desanuncida segunda cadena emitirá el filme Cache (Michael Haneke). Una acerada reflexión sobre la confianza y el olvido.

Os deseo lo mejor en este 2010 que está por vivir. O que ya será historia —espero que feliz— para ti, dependiendo de cuando me leas.

¡Salud y suerte, compañeros!

I wanna do bad things with you.

©Nino Ortea. Gijón, 31-XII-09

domingo, 20 de diciembre de 2009

Nineando

Ojalá que en este año, la Realidad os acerque a vuestros deseos.


Eso sí, ahora y siempre: ¡Sin piedad con los miserables!


Bueno, y ahora me voy a hacer el interesante y a seguir leyendo, mientras espero a que monte un belén en el portal de su escote. Confío en que este año no me toque otra vez hacer de buey...





¡Cuidaros!



Nineando

Ojalá que en este año, la Realidad os acerque a vuestros deseos.


Eso sí, ahora y siempre: ¡Sin piedad con los miserables!


Bueno, y ahora me voy a hacer el interesante y a seguir leyendo, mientras espero a que monte un belén en el portal de su escote. Confío en que este año no me toque otra vez hacer de buey...





¡Cuidaros!



viernes, 18 de diciembre de 2009

b

jueves, 19 de noviembre de 2009

Recomencemos

Recomenzando donde lo acabábamos dejando:
Hace tiempo que he llegado a la convicción de que el único límite que se puede imponer al ingenio, es el de la pobreza, bien sea económica, de miras o de ánimo.
Sin embargo tu belleza es tan ilimitada como mi impaciencia.
¿Le ponemos un signo de infinito?




Recomencemos


Recomenzando donde lo acabábamos dejando:
Hace tiempo que he llegado a la convicción de que el único límite que se puede imponer al ingenio, es el de la pobreza, bien sea económica, de miras o de ánimo.
Sin embargo tu belleza es tan ilimitada como mi impaciencia.
¿le ponemos un signo de infinito?


Nino Ortea. Gijon

lunes, 16 de noviembre de 2009

Sus montañas y mi locura 002

Hola, este relato forma parte de la antología «Nada ha sido probado», disponible en Amazon por 0,99 €.

Gracias.



© Nino Ortea. Gijón, 15-XI-09

jueves, 12 de noviembre de 2009

El consuelo del tonto

El único presente diario es el regalo del hoy por hoy, que al cuadrado me dejará el culo de seguir aquí sentado todo chulo —¡con la de sábanas que me esperan en el tendal y yo aquí, desentendiéndome de lo tendido!—.
¿He dicho chulo?
¿En quién estaría yo pensando? No tengo ningún espejo a mano, así que debía de ser un espejismo del espíritu de las novedades pasadas. Una ofuscación que me hablaba de alguien empeñado en mantener su novismo a base de esnobismo, demandas y estiramientos de piel.
Alguien como, por citar a alguno, el gran Monchito quien como ya no disfruta siendo marioneta del poder, ni pelele del Moreno, se ha dispuesto a no dejar títere con cabeza en esa revista filistea que, pese a llamarse El Jueves, sale los miércoles. Si eso no es prueba de mala fe, que baje el endiosado Ra —en su moncín balancín— y lo vea.
El caso es que no se si sabéis que los ciberguardianes de Gu:gul han cerrado el canal que la revista El Jueves tenía en Yo tube (una granja en África). Parece ser que la causa principal de ese cerrojazo ha sido el contenido de dos videos albergados por la publicación satírica, en los que se escarnecía la figura pública de ese buen chaval y mejor persona cuyo anonimato respetaremos bajo las siglas de J.R.J.M.M.; o mejor, por ponerle un mote inexistente, llamémoslo Ramoncín, pues que yo sepa, NADIE se llama así ni en la pila del bautismo ni en la burocracia del abismo.
El caso es que todas las voces se han centrado injustamente en criticar la demanda en defensa de su honor del honorable King of the Fried Chicken in the Kitchen. Olvidando que tienen tanto derecho a defender su honor un vasallo como su señor, y que si eres rey nunca debes cambiar tu reino por un caballo. Otra cosa que no debes olvidar es llamar a casa de la que vuelves tarde a casa, no vayas a encontrarte a tu compañera en compañía y jugando al “tanto monta, monta tanto”.
Volviendo al tema del rifirrafe entre el Ra y el Ju, en la fuenteovejunera defensa de los del cuarto día, se nos olvida el primer factotum: Gu:gəl.
Y es que el mismo oligopolio que colabora con la dictadura China, vende nuestros datos personales ¡Y ME DEBE 137 $ QUE SE NIEGA A PAGARME A LA VEZ QUE NOS ACUSA A MÍ Y A ESTE BLOG DE FALSARIOS!, los muy corsarios van y cierran el canal de El Jueves al completo —y los requete pantagruélicos, van y lo hacen de miércoles—.
Curiosamente a esta compañía que gana millones prestando servicios gratuitos, y que aspira al control global de nuestra información, nadie la cuestiona ni investiga.
Sabido es que —como toda mente bien manipulada y mal informada sabe— el triágulo rectángulo formado por Bill Gates, Mr. Propper y Chiquito de la Calzada es el culpable de la decadencia de nuestro sistema de valores… y peor nos iría de no ser por que llegaron los de c Gu:gəl con el alza de su paquete de acciones. Sin su sacrosanto algoritmo, el mundo estaría regido por monstruosos yahoos, reducidos ahora a inocentes liliputienses gracias a los viajes de Gu:gəliver.

No sé a vosotros, pero a mí la omnipresencia de los todopoderosa Gu:gəl me preocupa tanto como la ausencia de pelos en mi testuz y su abundancia en mi espalda.
Ahora que lo pienso, ¡tengo este blog en un servicio de Gu:gəl!... ¡¡Seré vicioso!!
Mejor subo al tendal a ver si lo tiendo, aunque a mí no hay quien me entienda.
¡Nadie es perfecto! (Y ahora que me estoy mirando al espejo)
© Nino Ortea. Gijón, 11-XI-09

martes, 10 de noviembre de 2009

VI a


ATRÁS

VI b



© Nino Ortea. Gijón, 9-XI-09

sábado, 7 de noviembre de 2009

miércoles, 4 de noviembre de 2009

A la Viuda le sienta bien el luto


-->
De cara al inminente estreno de la segunda parte de la franquicia cinematográfica centrada en el personaje tebeístico Iron Man, la mayor parte de los ojos se están centrando en adivinar cómo le sentará el cuero negro ceñido a esa liliputiense, con más curvas que una botella de coca-cola, que responde al nombre de Scarlett Johansson.

Como actriz, la señorita tiene tanto futuro como yo de ventrílocuo; pero enfundada en odres y blandiendo un látigo… ¡me pone firme! Eso sí, como le de por ponerse a cantar no aguantaría la tortura; pero si le diera por acariciarme con su fusta, me volvería infausto.


A la espera del estreno de esta segunda peli —que si es la mitad de interesante que la primera, ya será bastante chanchi— os aconsejo la lectura de las aventuras protagonizadas por Viuda Negra. Además, es probable que alguna de sus historias la podáis conseguir a un precio más tentador que la carne escarlatera; pues ya hace 4 años que Planeta dejó de editar tebeos de Marvel y no es raro encontrar copias a un precio muy original.
Aquí os dejo con una pequeña reseña sobre una gran obra.




-->

Max: Viuda Negra.
Planeta DeAgostini. 72 páginas. Color. Prestigio. 4.7 €.
Guión: Greg Rucka. Dibujo: Igor Kordey.


Hay muchos a los que nos gusta ser bebé en el bautizo, novio en la boda y difunto en el funeral. Con mujeres como Viuda Negra, cualquiera que orine erguido puede entender mi interés por las dos últimas ceremonias: de sufrir la condena del matrimonio, mejor compartirla con una fémina que hará de la sentencia conyugal algo breve y placentero.




Nino Ortea. Gijón, 4-XI-09


domingo, 1 de noviembre de 2009

Lo sano de tu alimentación




-->
Hola, ojos de miel.
¿Cómo estás?


Permíteme que repita mi parte de lo que hace poco hablábamos sobre el tapete de los sueños.

Si quieres compartir una vida de emociones, cada día llevaré a la ciudad de tu corazón un circo de tres pistas:
en una seré un trapecista con vértigo,
en otra un payaso sin pelucón
y
en
la
central
te
esperará
un
fierecilla
domado
por
tu
ternura.


Si lo que quieres es disfrutar de un paseo en el que suavicemos lo tortuoso del día a día, e intensifiquemos lo fascinante de compartir ilusiones: ¡échame el lazo de tu sonrisa y sácame a pasear!


Pero, si lo que quieres es invitarme a cenar a un restaurante vegetariano, llegaré tarde; aunque confío en hacerlo para el postre.
El día en que comer brócoli me sea indiferente, será el día en que vivir se me atragante al no poder saborearte. Hasta entonces —y más teniéndote a ti en mente— sólo le echo el diente a la carne de tus entretelas, a lo dulce de tu voz y lo salado de tu piel.


Quizás sea cierto el dicho de “contigo pan y cebolla”, pero el de “contigo lecho de coliflor sobre torta de hongos” no aparece en ninguna biblia, súper pop ni código de barras.

Vamos, que hay que ser muy animal para preferir chupar un espárrago a lamerte un dedo. El silogismo deductivo sería muy fácil, incluso para un inductivo como yo: hace falta ser un animal para ser vegetariano.
Pero si a un cerdo, que come de todo, lo llaman “marrano”… ¿Cómo llamaremos a quien sólo se alimenta en su impaciencia de pación? ¿Quizás… “VEGETARIANO”? Así al pronto leido suena a mofa insulsa; y más si me acuerdo que tanto Hitler como Sofía, comparten sectarismo frugal.


Aunque te rías, te recuerdo que antes dejo que me llamen “lechuguino” a que me hagan comer lechuga; pues lo único que me gusta de las verduras es su verde que me habla de mi esperanza en ti. Y que a mí —que me llaman “verdulero” por hablar de ti sin parar— únicamente me gusta dejar plantados en el barbecho a los que se ponen rojos como tomates en su envidia al vernos florecer juntos.

Eso sí para que leas que soy hortofrutícola de tu cosecha como sé que al hablarte de peras, melones, pepinos y plátanos verías una forma de llevarte al huerto del deseo; prefiero citarte las pechugas, zancas o descotes que hacen de mí el granjero más dicharachero en tu granero.

Para vegetar siempre hay tiempo: y, Miel, para mí hacerlo contigo y ahora sería un desperdicio. Puestos a hacer cosas que acaben en /-ar/, prefiero empezar por soñar en mi minifundio y acabar por disfrutar en tu latifundio.

¿Vegetales? ¡Sólo como guarnición del fortín de tu entrecot!

¿Hace una hamburguesa en Los Vikingos?
Si eso salimos a comerla fuera, para que la luna se muera de envidia mientras tú te echas ese cigarro que me emboquilla a tu boca.



Supernino.

sábado, 31 de octubre de 2009

Avatar: el encanto de lo azul sin ser pitufo


¡Ñam! ¡Ñam!
¿Qué haces el viernes 18 de diciembre a las 22.30?
Yo, mi, me y conNino, estaremos viendo la peli de Jaime Camarón.
¿Nos acompañas? Esta vez prometo no confundirme al ir a cogerte las palomitas.

Mientras tanto, aquí os dejo un nuevo avance de Avatar.

Las fotos de Sigourney están escaneadas de la revista cinematográfica inglesa Premiere. (Caesar quid Caesar est)

¡A vivir!


Nino pulsaría aquí

viernes, 30 de octubre de 2009

PAUL NASCHY, LA MÁSCARA DE JACINTO MOLINA

Os adjuntamos la siguiente nota de prensa sobre el lanzamiento y presentación del libro Paul Naschy, la máscara de Jacinto Molina. Os rogamos que le deis la mayor difusión posible.



Muchas gracias.

Scifiworld.



------------------


PAUL NASCHY, LA MÁSCARA DE JACINTO MOLINA

Scifiworld publica la obra más completa realizada jamás sobre la figura de Paul Naschy.



Paul Naschy nació en
La marca del hombre lobo, una película de 1968 que marcó un hito en la historia del cine fantástico español y europeo. Detrás de ese seudónimo se escondía Jacinto Molina Álvarez, un levantador de pesas, escritor, dibujante y actor que con el tiempo dirigiría sus propias películas y sería reconocido a nivel mundial como maestro del fantástico y del terror.



En los más de cuarenta años transcurridos desde el estreno de la película, han sido varias las ocasiones en que Jacinto se ha despojado de la máscara de Naschy para hablar de su vida, pero nunca de forma tan completa y sincera como en este libro.

Tras más de 60 horas de entrevistas con el cineasta, Scifiworld publica Paul Naschy, la máscara de Jacinto Molina, un volumen con más de 600 fotografías en el que los aficionados al cine de Paul Naschy podrán encontrar la obra más completa jamás editada sobre su figura.

Escrito por Ángel Agudo, Paul Naschy, la máscara de Jacinto Molina aborda de una manera única y detallada la vida del cineasta. Desde su nacimiento hasta sus logros más recientes, su vida deportiva, sus comienzos en el cine, el nacimiento del mito...



El libro se completa con una
filmografía comentada por Ángel Gómez en la que da cuenta de todas y cada una de las películas, cortometrajes, series, obras de teatro, etc. en las que ha participado Paul Naschy.



Además
Paul Naschy, la máscara de Jacinto Molina cuenta con la colaboración de Sir Christopher Lee que aporta, en un apasionado prólogo, sus impresiones sobre su amigo y colega.



SOBRE LOS AUTORES



Ángel Agudo Vázquez


Licenciado en Comunicación Audiovisual por la UEM y diplomado en guión por la ECAM. Ha trabajado en la redacción de Academia. Noticias del cine español y actualmente compagina trabajos como guionista y la escritura de una obra de teatro con colaboraciones en
Rock is Roll y Scifiworld.



Su devoción por el fantástico español se remonta a la primera vez que fue al cine, cuando en una sala de Carabanchel vio Serpiente de mar, una película de Amando de Ossorio en la que -casualidades del destino- Paul Naschy prestaba su voz.

Ángel Gómez Rivero



Escritor especialista en literatura y cine fantástico, es autor de los ensayos
Drácula en el cine, Christopher Lee: El regreso de las tinieblas, Fantaterror italiano, La marca del hombre lobo, La marca del vampiro, La marca de la momia, Drácula versus Frankenstein, Casas malditas: La arquitectura del horror, El vampiro reflejado y Cine Zombi.



Novelista, incansable conferenciante y organizador de eventos cinematográficos, es profesor titular de la Escuela Politécnica Superior de Algeciras y, asimismo, dirige el Aula de Cine EPSA de la Universidad de Cádiz (UCA).



CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS



Tamaño 170 x 240 mm

448 páginas

Más de 600 fotografías en color y B/N

Cubierta rústica con solapas de 300 grs.

Encuadernación cosida

Páginas interiores 150 grs. mate

PVP: 25 ?


HTML Message ----------------------------

Para más información:



SCIFIWORLD

www.scifiworld.es

press@scifiworld.es



martes, 27 de octubre de 2009

Sus montañas y mi locura 001


Hola, este relato forma parte de la antología «Nada ha sido probado», disponible en Amazon por 0,99 €.

Gracias.



. Nino Ortea. Gijón, 27-X-09

domingo, 25 de octubre de 2009

Érase un dios a un martillo pegado 1/4

El presente artículo está basado en una relectura partidista de los primeros 25 números y dos anuales del cuarto volumen —que no mundo— de la serie El poderoso Thor, en su ya caduca explotación por parte de la editorial Planeta. A falta de rayos y truenos, el repaso de estas páginas me ha proporcionado tranquilidad y buenos alimentos.
Emociones fuertes buscarlas en otra composición.

Born Again


Una de las decisiones menos afortunadas que Marvel ha tomado en su laaaaaaaarga historia de laudos inlaudables fue aprobar Heroes Return; proyecto consistente en cerrar varias colecciones clásicas con bajo nivel de ventas, relanzándolas con nueva numeración y absurda fe ciega en algunos de los hijos pródigos de la editorial. Vamos, algo tan ridículo como confiar en que Espinete deje de pincharte cuando lo abrazas; ¿acaso no es un puercoespín, pues siempre te acabará pinchando?



Si existe un registro de partos artísticos desafortunados, el propiciado por Jim Lee y Rob Liefeld encabeza los realizados en el paritorio de los Cómics. El origen de héroes y villanos fue alterado y, pese a la presencia de autores como James Robinson o Walter Simonson, el todo vale con tal de vender impulsó este despropósito al precipicio editorial; alud que afectó doblemente a Thor como personaje y como colección.
En su condición de miembro del grupo Los Vengadores, experimentó un revivir indigno tanto de un dios como de un mortal. El Dios del Trueno reapareció en el primer número de “The Avengers” (Vol. II), colección en la que Kurt Busiek lo presentaba habitualmente como un ser de mucho músculo y poco cerebro; uno de esos zorolos que tanto les gustan a las estudiadas chicas estudiosas.

El asgardiano no contó con serie propia que mal contara sus gestas; retomándose el título de ”Journey Into Mistery” —colección en la que el asgardiano dio sus primeros martillazos en el número 83— que continuaba la numeración de la serie en la que había caído ante Onslaught (502). Planeta publicó los trece números de este proyecto de Thor sin Thor, en formato comic-book y como serie limitada (Los dioses perdidos).
Tom DeFalco y los Deodato Studios desarrollaron una trama apuntada con anterioridad: Odin, temeroso de que el Ragnarok acabase con los dioses, les asignó identidades mortales, y los envió la Tierra inconscientes de su condición divina. Contaba con la ayuda de su hijo para, una vez pasada la amenaza, poner en orden las cosas; pero su retoño, tan dado a proteger a Midgard, acudió en defensa de ésta desapareciendo en el citado combate frente a Onslaught.

El protagonista de estas aventuras es un Odin sin poderes y convertido en acólito de Baco, quien verá cómo una siniestra organización intenta eliminar a los desmemoriados asgardianos. Por lo que se convierte en un barrigudo ”YamesVón” que combate amenazas “spectrales”.
La serie protagonizada por la deidad nórdica se retrasó en medio año respecto a las de sus compañeros de exilio; quizás por aquello de que en la peluquería no acababan de dar con el tinte apropiado para las mechas de su poblada melena. Dan Jurgens fue seleccionado como guionista; siendo polémica desde el principio su elección. No era el candidato inicial —Walter Simonson rechazó el ofrecimiento—, y su propuesta compitió con las de guionistas más valorados, como el supravalorado Peter David.

El pasado editorial de Jurgens —marcado por su vinculación con La muerte de Superman, o el intento desmedido por redefinir el Universo DC en Hora Cero— y su vínculo con Rob Liefeld —uno de los personajes más controvertidos de la Industria del tebeo— tampoco contribuían a garantizarle una agradable acogida.



Érase un dios a un martillo pegado 2/4


Los temores de muchos aficionados aumentaron al finalizar el primer número, con un Dios del Trueno presumiblemente muerto al igual que el kriptoniano al que la gente confunde con un pájaro. Los recelos del autor de este artículo estallaron en el segundo episodio, al recibir el héroe una nueva identidad mortal: “¿¡La madre que lo parió, otra vez me lo van a poner lisiado, embarbado y enamorado!?”, gritó desde su trono de roca el estreñido Nino Ortea.

¿Era posible que en dos episodios Jurgens convirtiese su proyecto en un ragnarok editorial?
La recuperación de personajes y situaciones impregnaba la serie de una aroma rancio; máxime cuando el difuso periodo en que Ron Frenz y Tom DeFalco comiquearon al galán, había agotado la viabilidad de enfoques revivalistas.
Todo apuntaba a que el atractivo de la serie recaería exclusivamente en el dibujante John Romita Jr., quien prescindía del desafortunado aire a vicetiple de Locomía —ideado por Mike Deodato– que había avergonzado al dios en su etapa postrera, y le devolvía la majestuosidad y esplendor propios de una deidad que camina entre mortales. La serie fue progresivamente alcanzando un interés que convierte su lectura en fuente de entretenimiento y diversión. Incluso ahora, que para divertirme me basta con pensar que luego volveré a verte.


Dioses Oscuros

Marvel apoyó el regreso de Thor (julio, 1998) con la publicación del primer número con cuatro portadas diferentes; editándose en septiembre este episodio sin el entintado de Klaus Janson. Parece ser que la editorial planeaba reproducir directamente los dibujos de Romita, idea finalmente abandonada por limitaciones técnicas.
Nota a los curiosos —para las curiosas, un beso—: los números entre paréntesis tras personajes o situaciones, indican los episodios en los que éstos aparecieron u ocurrieron por primera vez en la serie regular.
Un secuestrador —que dice ser Heindall (85)— logra que Thor lo lleve a las ruinas de Asgard; unos militares descargan un contenedor; mientras es presentado el enfermero Jake Olson, y Hela (102) recibe una esperanzadora profecía. Thor deja al falso Heindall, al cuidado de Jane Foster (84), ahora doctora; para acudir en ayuda de Los Vengadores (101) frente al Destructor (118), quien ha cobrado vida apoderándose del espíritu del militar al mando de la descarga del contenedor.
Envuelto en el fragor de la batalla Thor no repara en Olson —quien está arriesgando su vida para salvar a una herida— provocando involuntariamente la muerte del paramédico antes de ser el mismo quebrado por su enemigo.
Un enigmático Marnot impide que el vengador reciba el frío beso de Hela, y condiciona su regreso a la Tierra —donde la Bruja Escarlata (109) mantiene el último hálito del héroe— a que éste comparta su existencia con Olson. Tras enviar al limbo al Destructor, el dios comprobará la dureza de la vida cotidiana de un mortal: trabajo estresante, relaciones complicadas y secretos asfixiantes.
Una deidad marina (120) necesitada de consorte complica la vida del asgardiano cuyo Mjolnir comienza a rebelarse; acudiendo en su rescate Namor (112), experto en eso de enamorarse de quien de él no se enamora. En Asgard, sobriamente reconstruido, asistimos al diálogo de unos seres que buscan capturar al último asgardiano: el Dios del Trueno. Aparece en escena Hércules (125), tras los destrozos que aderezan estos reencuentros, ambos viajan al Olimpo, donde Thor espera contar con el apoyo de Zeus (124). Encontrándose un panorama desolador, del que olímpicos culpan a asgardianos.

La dificultad de las relaciones paterno-filiales vuelve a florecer al apoyar Hércules a su amigo, quien clama la inocencia de su estirpe, frente a su padre. En Asgard otro progenitor doliente, Odin (85), conoce la identidad del enemigo, Los Dioses Oscuros, y la causa del enfrentamiento divino: el rencor de una mujer despechada. ¡Ah, las mujeres!




Érase un dios a un martillo pegado 3/4


Planeta publicó el número 8 de Thor dentro del Spiderman (vol. III) #2, aprovechando que este episodio continuaba en Peter Parker: Spider-man #2.
Los Oscuros descubren a Thor —al que su padre y Balder (85) daban por muerto— y atacan Nueva York. Tras enfrentarse a Replicus (141) e intentar que Orikal (138) le desvele lo que está ocurriendo, será Marnot quien le hable de Los Dioses Oscuros. Perrikus, contrapartida tenebrosa de Thor, logra que éste vaya a Asgard tras amenazar a Lady Sif (102). 
En el combate Perrikus parte el Mjolnir (118), provocando la fuga del dios antes de convertirse en hombre. Recuperado el martillo, acude al Destructor, solicitando la colaboración del humano que mora en la armadura; a ambos se unirán Hércules, Los Tres Guerreros (119) y Replicus. ¡Llega la hora de las tortas!
Liberado Asgard, Marnot desvela su identidad, resultando ser Hescamar, el cuervo de Odín.

Dioses Tozudos

A la altura del número 13—y quizás por aquello de la mala suerte—las cosas se ponían difíciles para Jake; a su complicada relación con Hannah, y la hija de ésta, se unía su condición de sospechoso de tráfico de drogas. Su compañero paramédico —Demetrius— se revela como un policía que lo investigaba. Las desapariciones de Jake para solventar amenazas interestelares no ayudan a clarificar los problemas. Mientras en su identidad endiosada se enfrenta —junto a Iron Man (101)— al Hombre Absorbente (114), su martillo queda incrustado en una pared. Y de allí no hay quien lo saque.
Transformado en mortal recibe el ataque de uno de Los Encantadores (143), cuyo espíritu anidaba en el interior del rebelde Mjolnir. La inclusión del anual 1999 como número de la colección permitió a la edición española ponerse a la par con la yanqui; escrito y dibujado por Jurgens y entintado por Janson, se desarrolla entre el final de Heroes Return y el comienzo de la serie.Thor cuenta a Los 4 Fantásticos (109) su enfrentamiento con Dr. Muerte (182) en un planeta donde el asgardiano intimó con Ceranda, hechicera asesinada por Muerte y llamada a implicaciones póstumas en la trama.

Odín, antes de ser atacado por dos de Los Encantadores, envía a Los Tres Guerreros en auxilio de su hijo; mientras éste, ayudado por Jane, huye de la policía. Aprovechando que Odin lucha en otra dimensión, Loki (85) suplanta a su padrastro (454). Thor se enfrentará a Juggernaut (411) —episodio perteneciente a la saga El octavo día— y ayudado por La Bruja Escarlata auxiliará a su padre; mientras buscando inculpar más a su hermanastro, Loki acude a Mefisto (180) pidiéndole que envíe al verdadero Olson –alma en pena en el Infierno– al averno llamado Nueva York. Derrotados Los Encantadores, comienza la búsqueda de El Elegido por parte de Thanos (471), ayudado por Mangog (154), en su intento de desencadenar el Armagedon.

Thor lleva a Jane ante un Odin (136) traicionado por su visir (180), sirviente de Thanos. Jane se reencuentra con una herida Sif con la que compartió cuerpo (236). El anual 2000 recoge en una historia, dibujada por Jerry Ordway, el final de la trama Olson.
Thor, con la ayuda de Matt Murdock, urdirá una historia de hermanos gemelos —recurso habitual en Daredevil— para justificar la presencia de dos Jakes en la ciudad. Odín castigará a Loki confinándolo en el cuerpo del encarcelado Olson. En la segunda historia —ilustrada por José Ladronn, autor de la portada del número 14— El Registrador (132) nos cuenta el ataque de Thanos a Los Colonizadores de Rigel (131).
Thanos consigue la última pieza de su mecano –El Elegido– a quien Thor, ayudado por El Registrador y El Señor del Fuego, intenta liberar. Odín le encarga al herrero Jagrfelm una armadura indestructible para su hijo; enfundado en ella, Thor logra anular la amenaza y todo parece volver a la calma. 
Aunque la solución del conflicto acarreará uno de superiores dimensiones... pero esa es otra historia, y Romita no fue el encargado de contarla.






Entradas populares