El contenido literario de este blog está registrado en Safe Creative

El contenido literario de este blog está registrado en Safe Creative
Este blog ha cumplido 14 años. ¡Gracias por tu compañía venyenloquecedora!.

martes, 28 de junio de 2022

Atravesado por la flecha, novela gráfica de Luis Durán

 

Atravesado por la flecha

Luis Durán. Astiberri Ediciones.

Álbum de 96 págs. B/N. 12 €.

Puntuación guion y dibujo: 3.

 

            Hay obras que basta ojearlas para entrever su interés; es más, muchos son los títulos beneficiados por una atracción impulsiva, que luego acumulan soledad en estantes y corazones, recordándonos con amargura nuestra debilidad ante la belleza.

            En una época donde muchos sucumbimos ante el vértigo de lo inmediato y lo práctico, –entrega que nos suele abocar a lo efímero–, historias como «Atravesado por la flecha» proporcionan el placer de encontrarnos ante una obra personal, diferente y reacia a un amor a primera vista.


            Francia, finales del siglo XV. Bernard De Claire, con las horas contadas a causa de una flecha que le atraviesa el pecho, decide vivir sus últimos días sin Dios, ni Patria, ni Amo. Su decisión lo convertirá en desertor y en adalid. En su baile con la muerte, a lo largo de un viaje hacia un páramo mágico bañado por la paz y la igualdad, encontrará razones para vivir.

            Líder involuntario de quienes creen que otro mundo es posible, Bernard descubre que la libertad consiste en asumir decisiones sobre tu existencia, aunque puedan conllevar tu muerte. Además, si la vida es un sueño, más vale soñarla libremente.

            Algunos encontrarán el dibujo desproporcionado, simple y alejado de toda técnica. Esos "algunos" son los mismos simplistas que sostienen que un flechazo en una  aplicación de ligue es más seguro una sonrisa en la barra de un bar. Pero tú y yo que sabemos Cupido sólo sonríe en los corazones latientes, no en las pantallas falsarias, también sabemos que la fuerza de un relato gráfico no radica en su belleza, sino en su capacidad narrativa. Y a ese nivel, Durán –premio autor revelación en el Salón del Cómic de Barcelona– ha alcanzado la Tierra Prometida que persiguen sus personajes.

 

Nino Ortea. Gijón, 17 –X- 2002.

 

Reseña publicada en el número 23 de la revista «El pequeño Nemo».

lunes, 27 de junio de 2022

Sigrid: Amor y truenos (2 de 2)


 Marisol cantando a Serrat. ¡Rayos y truenos!




Hola, a día 10-07-2022 este relato efímero ha perdido su efervescencia. 
Disculpa las molestias que mi decisión caprichosa pueda haberte causado, amable leyente.


 


miércoles, 22 de junio de 2022

Sigrid: Amor y truenos (1 de 2)

Hola:

Esta fabulación está escrita desde el mayor aprecio al guionista Víctor Mora y al dibujante Ambrós, creadores de El capitán Trueno –sin duda la serie de historieta que más aprecio–.

Publicaré «Sigrid: Amor y truenos» en dos entregas consecutivas, en una especie de guiño a mi tener que esperar a la semana siguiente para saber cómo concluía la historieta que había empezado a leer.

Gracias por tu compañía, amable leyente. Te sugiero la escucha de este video "marisolero" para acompañar la lectura del relatero  «Sigrid: Amor y truenos».

ŋinO.

Marisol - Corazón Contento

 




Hola, a día 10-07-2022 este relato efímero ha perdido su efervescencia. 
Disculpa las molestias que mi decisión caprichosa pueda haberte causado, amable leyente.



martes, 21 de junio de 2022

Hoy ha llegado el verano, el calor lo hizo hace tiempo

Esta mañana he escuchado a la ponente de un estudio científico que establece que España, Italia y Croacia serán los países europeos donde las olas de calor venideras causarán más muertes.

La mayoría de las regiones españolas ha afrontado estos días  una subida de temperaturas que, afortunadamente, no ha provocado víctimas directas. Esta ausencia de fallecimientos se debe a la suerte caprichosa, no a la ciencia estudiosa, ya que sobrellevamos esta amenaza calórica con las mismas herramientas “no científicas” a las que ha recurrido la Humanidad desde el amanecer de los tiempos: evitar exponerse al sol, buscar protegerse en la sombra y mantenerse hidratado.

Pese a los innegables avances científicos que salvaguardan a nuestra sociedad, frente a algunos rigores seguimos recurriendo a alivios ancestrales –el confinamiento pandémico es un recurso tan salvador como atávico–; lo que me retrotrae a una sensación de que, en lo vital, el tiempo no pasa y sí que pesa hasta que su gravedad te aplasta. Y conozco pocas realidades más aplastantes, sean científicas o burdas, que la gelidez que te paraliza tras la muerte de un ser querido.

 

ŋinO. Gijón. 2022.

domingo, 19 de junio de 2022

Sobre “Val”

 


He intentado, por tres veces,  ver «Val» –documental que recorre  la vida del actor estadounidense Val Kilmer–. El dolor ante las escenas en las que el Kilmer actual aparece ante la cámara me ha impedido completar el visionado de este film autobiográfico.

Val Kilmer padece un cáncer de garganta, que a pesar de estar en remisión, le ha obligado a someterse a una traqueotomía que ha afectado a su capacidad de hablar. Me resulta punzante escucharle esa voz despersonalizada, ver apenas brillo en su mirada, encontrar su sonrisa desdibujada y observar cómo la que yo creía que era una trayectoria de éxito profesional y vital era en realidad una lenta caída a los infiernos.


El documental recorre la vida de Val Kilmer, estrella del Cine gracias a películas como “Top Secret”, "Top Gun", "Willow", "Batman Forever" o "Heat”. El principal atractivo de “Val” es que presenta un material único: cientos de horas de filmaciones domésticas que el propio Kilmer ha grabado a lo largo de su vida, en las que podemos ver sus esfuerzos artísticos, su relación con sus familiares, la trágica muerte de su hermano pequeño… Y ante todo la sensación de fracaso que siempre acompañó a alguien que parecía tenerlo todo (como actor y como persona). Un joven atractivo y rico, que alcanza su sueño de convertirse en estrella de cine y lo hace a edad temprana, se graba siempre autocorrigiéndose, lamentando sus decisiones, quejándose de los caprichos de un destino aún más caprichoso que él.

Kilmer alcanzó la gloria de un olimpo fílmico en el que nunca llegó a ser Zeus, ese endiosamiento se convirtió en una perenne sensación de fracaso e hizo de su vida una lenta caída a los infiernos.

No hay mayor infierno que el de una vida insatisfecha, caldeada por el fuego de la envidia y alimentada por la sensación de fracaso al no ser aquél que quieres ser. Val nos avisa de ello y pone su vida autodesvalorada como ejemplo.

ŋinO. Gijón. 2022.


viernes, 10 de junio de 2022

El club del folio (dedicado a Flor y a David Rubio)




Hola, a día 10-07-2022 este relato efímero ha perdido su efervescencia. 
Disculpa las molestias que mi decisión caprichosa pueda haberte causado, amable leyente.


En el blog «El tintero de oro» tienes enlaces a los relatos de mis compañeros participantes en esta ingeniosa convocatoria creativa: Concurso de relatos XXXII Ed. Cuentos macabros de Edgar Allan Poe.

https://concursoeltinterodeoro.blogspot.com/2022/06/concursorelatosterrorgoticohomenajeaedgarallanpoe.html

En la entrada anterior de este blog figura mi texto introductorio a este relato.

Gracias por tu tiempo de lectura.


CONCURSO DE RELATOS XXXII Ed. CUENTOS MACABROS de EDGAR ALLAN POE

 


Hola:

He escrito un relato para participar en la inspiradora convocatoria del blog «El tintero de oro»: Concurso de relatos XXXII Ed. Cuentos macabros de Edgar Allan Poe.

https://concursoeltinterodeoro.blogspot.com/2022/06/concursorelatosterrorgoticohomenajeaedgarallanpoe.html

 

Quiero agradecer a nuestro anfitrión, David Rubio, su convocatoria generosa y cuidada. También agradezco a la compañera Flor el que me haya animado a participar en el concurso. Y a ti, amable leyente, te agradezco tu compañía lectora.

Gracias a todos.

Nino.

Mi relato se titula «El club del folio». Tiene una extensión de 900 palabras. Prefiero citar al final del relato el elemento de Allan Poe que me inspiró. De hacerlo ahora temo que destriparía la trama de la historia. Pulsando en este enlace accedes a su lectura.

domingo, 5 de junio de 2022

¡Ven y obedece!

The Road to Hell Part II – Intérprete: Chris Rea. Con licencia cedida a YouTube por WMG (en nombre de East West Records UK Ltd

En mi trabajo no se puede ser del todo honrado. Mi nombre es Markelus Breadwhine y soy agente motorizado de tráfico. 

Como buen servidor público, tengo que darle a la ciudadanía lo que espera de mi servicio; y no nos engañemos: !!Vosotros sois unos delincuentes!! Cuando dejáis el coche mal aparcado o trazáis una maniobra penada, no pedís que os sancionemos de acuerdo con el reglamento ¿verdad, malhechores? No, nos suplicáis que os salvemos el culo –como llevamos haciendo toda vuestra puñetera vida–. Esperáis que aceptemos vuestras excusas como razones o nos rogáis que creamos en vuestra palabra, no en nuestros ojos, ¡ah, perjuros!

Y nos tragamos vuestras mentiras. Nos vemos obligados a ello. Nos obligan nuestros bajos salarios y vuestras escuálidas “propinas”. Gracias a ellas, vosotros, sobornadores, lográis que una multa gravosa se convierta en una dádiva escasa. ¡Con vuestras migajas conseguís que hombres dignos como nosotros consintamos en convivir con deshechos como vosotros, inmundicia!


Nada nuevo bajo el sol: las cosas llevan toda la vida funcionando así. Nosotros somos los mismos que ya en el patio del instituto aceptábamos vuestros donativos para contar con nuestra protección, o para que no os despreciáramos como “raros” por ser diferentes, o para que no os insultáramos como “tortilleras” por no admirarnos como guaperas. Lleváis toda la vida pagando a los de mi clase, para que os permitamos estar en NUEstras aulas, en NUESTRos parques o en NUESTROS bares. Así que es lógico que nos paguéis por usar NUESTRAS CALLES Y ACERAS. Y también es lógico, blandengues, que nos reconozcáis nada más vernos: seguimos llevando gafas de sol –haga frío o calor–, vistiendo ropa uniformada y calzando botas –antes eran camperas y ahora son de caña–.

Uno de vosotros, escoria intelectual, se ha atrevido a denunciarme ante la comisión de Motoristas Comisionistas. Y ésta me ha penalizado a relatar mis experiencias para que los cadetes policiales aprendan de mis errores. Pronto haré repaso de un primer caso. Hasta entonces, id moviéndoos de aquí, abrochad los cinturones y aflojad las carteras. ¡Circulando!

 

Markelus Breadwhine. Ninopolis. 2022.

miércoles, 1 de junio de 2022

Sobre “Everything Everywhere All at Once”


 

He disfrutado viendo “Everything Everywhere All at Once” –su título en España es ‘Todo a la vez en todas partes’– como hacía tiempo que no la hacía (disfrutar, que “lo otro” hace tanto que no lo hago que me daría un ataque de lumbago si a este arturito se le apareciera una dama del lago que tuviera el halago de invitarlo a dejar de hacer el vago y a ponerse a disfrutar con su falago).

Bueno, a lo que iba, me lo he pasado de lo más saltimbanqui con la última peli de los Daniels –heterónimo creativo de los directores Daniel Kwan y Daniel Scheinert– protagonizada por la inconmensurable Michelle Yeoh (sí, aciertas, la actriz de “Tigre y dragón”), que a sus casi 60 primaveras demuestra que el invierno somos quienes nos quejamos de la vida en vez de disfrutarla. Sin olvidar su embelesante arte para darle estopa a todo lo aberrante, la interpretación de Michelle es tan multiversante –en sus crisis existenciales y problemas mundanos– como es fascinante su declamación –su uso de diferentes acentos y tonos de voz “ all at once” me ha alucinado–.

La peli va, según sus dos creadores, de "una mujer que intenta pagar sus impuestos". Y la declaración de la renta que presenta la parienta es una apabullante mezcla psicotrópica de costumbrismo, ciencia ficción y KunFúFaitin. Date por avisado, alelado: hay un gran mal que se expande por el multiverso y puede que Michelle sea nuestra única esperanza para detenerlo.

Para finalizar, amable leyente, sólo puedo suscribir una afirmación lacrimógena de nuestra pagadora de impuestos: “De todos los lugares en los que podría estar, sólo quiero estar aquí contigo”.

                                                                                                                                    

ŋinO. Gijón. 2022.


Entradas populares