Ven y enloquece

Ven y enloquece
Hola, este año 2018 me voy a centrar en incorporarme al mundo “profesional” de la creación literaria. Eso se traducirá en que mi presencia en la blogosfera no será tan asidua como debería ser. No malinterpretes mi ausencia como desatención, atentoLector. GRACIAS

martes, 29 de mayo de 2018

Mis ideas llegan del azar, no de la reflexión


Tanto en la vida respirada como en la anhelada, las ideas me vienen de sopetón al corazón y de ahí se me suben a la cabeza.

Como de sopetón me vino una alegría que me dejó el corazón abombado y el rostro sonrojado —mi debilidad ante el aprecio se aprecia hasta en las tonalidades de mi piel—. No fue esta mañana, pero sí la otra tarde que me lleve esta alegría arrebatadora —te recuerdo, madrugadora aristogata, que en lo que va de semana no nos hemos despertado juntos, y ya sabes que los alegrones sólo me los da el estar contigo—.


Bueno, a lo que iba—que es pensar en ti y “colgarme en las alturas” como le ocurría al personaje cantado por Joan Manuel Serrat—. En esta tarde reciente me sentí creciente —digamos que un “quincón”— al ver cómo de sopetón recibía afecto de manera inesperada. Y eso que la persona afectuosa era repetidora en esas lides. Como temo que me estoy liando y te adivino afilando tus uñas, mi felina aristogata, mejor me centro.
Ocurrió que, a mitad de una clase, mi alumna con más clase volvía a pedirme que le dedicara un ejemplar que ella acababa de comprar de uno de mis libros—en este caso, de la antología recreativa «Mirador»—; selección que ella leerá a su libre elección: en pie, sentada o como le venga en gana.
Me sentí halagado por su renovada muestra de aprecio impagable; pues si sabe que escribo no es porque yo se lo haya dicho, sino que debido a que se interesó por saber sobre este bicho angloparlante.
Si ya todo interés lector es impagable, el que ese apego lo muestre una asturiana a la que cobro por sentarme a conversar con ella en inglés me hace sentir universalmente agradecido.

Ahora, racionalizo esa alegría y la convierto en palabras. De su generosidad brotó también la idea para esta enninación.
Agradecimiento que extiendo también a ti, amable leyente. Sin ti, sin vosotros, este blog sería de nadie.
Nino

Cuando estoy contigo, aristogata, soy tuyo.

mituNino.
.

viernes, 25 de mayo de 2018

"La Vida Misma": campaña solidaria


La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios ha lanzado la campaña de sensibilización "La Vida Misma", para visibilizar y dar a conocer la realidad de las personas sin hogar y en situación de vulnerabilidad con las que convivimos, y a las que podemos ayudar con pequeños gestos.

Para más información, sólo tienes que pulsar aquí.




Gracias.

jueves, 24 de mayo de 2018

Una mujer devuelve un sobre con 400 euros que encontró en la calle


Una mujer, de origen ecuatoriano, formuló una denuncia en una comisaría de Oviedo porque había extraviado un sobre con dinero. Los policías no le dieron muchas esperanzas de que el dinero apareciera. Sin embargo, posteriormente los agentes averiguaron que una señora había llamado a  la comisaría diciendo que había encontrado en un paso de peatones un sobre con dinero y que si alguien acreditaba su propiedad, se lo devolvería.

 Para leer la noticia completa, pulsa abajo. Gracias.

miércoles, 23 de mayo de 2018

Investigadores logran reducir la metástasis hepática en cáncer de colon

Una investigación liderada por la Facultad de Medicina y Farmacia de la Universidad del País Vasco y la Universidad de Santiago de Compostela ha conseguido reducir en un 80% la metástasis hepática producida por el cáncer de colon.

Para leer esta noticia al completo, pulsa abajo.

Gracias.

martes, 22 de mayo de 2018

Redes que unen

El libro de un octogenario se agota en Almería gracias a Twitter tras meses sin vender un solo ejemplar

Cientos de personas reservan la obra de Emilio Ortega, 'El mundo visto a los ochenta', tras darla a conocer un usuario anónimo en la plataforma. La editorial ha pedido una nueva remesa de 1.000 copias.



Hola;

Te invito a que les esta noticia reconfortante en este enlace a la edición digital del diario “El País”.

Gracias.

De cabeza


Hola:

He acabado el borrador de mi próxima novela.
Planeo autopublicarla en unos meses; así que —si no se me va la cabeza a pájaros— tengo tiempo de sobra para pulir el texto. Quizá la fiscalización de un nuevo borrador, cuando tengo pendiente afianzar uno previo, pueda parecer una nueva prueba de que soy un cabeza loca. De hecho, no recuerdo que nadie me haya definido alguna vez como un tipo cuerdo.

Sí que me han definido como tenaz, terco o “cabezota”.
Y lo soy. Por ejemplo: esta “nueva novela” es en realidad una cabezonería con un proyecto viejo. En ella rescato los pecios de un naufragio creativo que me resisto a dejar que se hunda en el océano del olvido. Por alguna razón, se me metió a la cabeza, hace casi tres años, escribir una “trilogía francesa”. Un proyecto apasionante que me sirvió para descubrir  un buen puñado de películas, novelas y tebeos franceses. Proyecto que mi cabeza no supo llevar a buen puerto. Pero me resistí a dejarlo varado, y retomé una de sus tramas para convertirla en la “brevela” «La piel del diablo» –publicada en la antología «Mirador»–. Los 5 capítulos de esa “brevela” forman parte de los 23 que, por ahora, conforman mi novela destitulada.

Mi novela tendría título de tener yo cabeza.
Normalmente mis proyectos no llevan título hasta que finalizo su borrador. Entonces es cuando los encabeza un nombre, cuya disponibilidad compruebo en Internet. Me conformo con que no sea semejante al título de otro libro publicado recientemente —disfrutando como disfruto de un blog titulado «Ven y enloquece» (referencia española para una obra antológica de Frederic Brown), encuentro redundante reconocer mi falta de reparos a la hora de apropiarme de encabezamientos ajenos—. El caso es que se me despistó el comprobar la disponibilidad del título que había pensado para este borrador recién acabado, y después de haberlo registrado voy y me doy de cabeza con una novela romántica con un nombre casi similar.
Así que ahora ando rascándome la cabeza a la búsqueda de un nuevo título.

Y esta búsqueda me trae de cabeza, atentoLector. Disculpa mi testarudez a la hora de no sacármela de la cabezota.
Gracias por tu compañía.


domingo, 20 de mayo de 2018

¿Le vas a contar a la tía María lo del tío Juan?



Long Tall Sally

Little Richard



Gonna tell Aunt Mary 'bout Uncle John

He claim he has the misery but he's havin' a lot of fun

Oh baby, yeah baby, woo

Havin' me some fun tonight, yeah

Well long, tall Sally

She's built for speed, she got

Everything that Uncle John need, oh baby

Yeah baby, woo baby

Havin' me some fun tonight, yeah

Well, I saw Uncle John with long tall Sally

He saw Aunt Mary comin' and he ducked back in the alley oh baby

Yeah baby, woo baby

Havin' me some fun tonight, yeah, ow

Well, long, tall Sally

She's built for speed, she got

Everything that Uncle John need, oh baby

Yeah baby, woo baby

Havin' me some fun tonight, yeah

Well, I saw Uncle John with bald-head Sally

He saw Aunt Mary comin' and he ducked back in the alley, oh, baby

Yeah baby, woo, baby

Havin' me some fun tonight, yeah

We gonna have some fun tonight

We gonna have some fun tonight, woo

Have some fun tonight, everything's all right

Have some fun, have me some fun tonight

Autores de la canción: Entoris Johnson / Richard Penniman / Robert Blackwell

Letra de Long Tall Sally © Raleigh Music Publishing



martes, 8 de mayo de 2018

No bromeo con las cosas del comer

No bromeo con las cosas del comer ni con las del querer, por lo que no bromeaba hace unos días cuando escribí que nunca quise ser escritor.
De niño no me gustaba escribir. Los maestros de mi escuela, y me temo que los de casi todas, entendían la escritura como un aprendizaje basado en copiar textos.
Interior de cuaderno de escritura "Rubio"

Mi trastorno por déficit de atención siempre ha condicionado mi interacción social; y ese “siempre” nunca ha sido tan sempiterno como en el averno escolar: donde me endemoniaba el ser tildado de “atontado”, cuando la tilde de mi hiato recaía en mi acentuado despiste. A esta atención distraída se une mi natural rechazo al “ordena y mando”; por lo que no me cuesta admitir que hubo, hay y habrá veces en las que no es que esté en la inopia, es que no me da la gana de obedecer a desgana.
También debo reconocer que de niño me dolía mucho al no sentirme integrado, por lo que fue en esa época cuando más intenté amoldarme a lo que se esperaba de mí. Pese a que fue en esos años de escuela cuando más azucé con espuela mi atención, solía cruzar rezagado las metas educativas: me costaba copiar la literalidad de un texto sin cometer algún que otro despiste. Despiste que era interpretado por los docentes como una muestra indecente de mi desatención a sus órdenes. Por lo que me castigaban a copiar de manera repetida una frase o un párrafo. A mayor número de copias, mayor número de fallos por mi parte. Por lo que ese castigo escolar se convertía en familiar, dado que tanto mi madre como mi hermana acababan teniendo que repasar mis copias a fin de indicarme dónde aparecían nuevas faltas, para así intentar poner fin a esa redoma eterna que me convertía en un multicopista errático.

Y es que a mi aversión por lo monótono se une mi repulsión por lo absurdo; y de niño pocas cosas me parecían más absurdas que las normas gramaticales.
Yo copiaba repitiéndome en voz alta la frase a fusilar, lo que siempre conllevaba variaciones en aquellas repeticiones –de siempre he sido partidario de escribir las palabras como ellas suenan y no como otros las dicen. Pero en mis años de copiador eran otros los que mandaban en lo que escribía, y a su prejuicio amanerado lo que les entregaba era un amasijo de jeroglíficos, por lo que no tardaban en mandarme castigado a cualquier esquina del aula por mi escritura analfabeta del alfabeto. Tengo que admitir que una de mis primeras claudicaciones ante las leyes sociales se produjo frente a las normas gramaticales, que aprendí a destiempo y aplico a desgana. La cobardía, que no el convencimiento, explica que a día de hoy escriba con un estilo arcaizante.
Bueno, otra razón está en  mi eterna inapetencia por las corrientes y los vulgares. Pero esa desgana no se convirtió en virulenta hasta mis años de instituto; y sobre eso ya me enninaré en otro momento.
Gracias por la atención que dedicas a este despistado, amigaLectora.

domingo, 6 de mayo de 2018

Recortes de abril



Buenas tardes, Carmen:

Encuentro acertada tu decisión de apalabrar los instantes. Poner en orden tu sentir al volcarlo en palabras puede ayudar a que veas tus expectativas desde otra perspectiva.

Un abrazo, Carmen.



Buenas tardes, angeloblu:

Por suerte nunca podemos anticipar dónde vamos a sentir una emoción, o qué o quién nos la hará brotar. Podemos anticipar su encuentro, pero no su intensidad o la manera en que nos llegará.
Cuando vengo a leerte, angeloblu, vengo al encuentro de emociones. Siempre me sorprende la intensidad que transmites con tus textos, intensidad que supera las limitaciones del idioma pues tu escribir es muy plástico, muy adecuado a los sentimientos.

Feliz noche, angeloblu.



Buenos días, Pitt:

Gran poema de Sánchez Ferlosio el que nos regalas.
Creo que la seguridad en que vendrán días ingratos, en que el futuro traerá un final mortal, no debe hacer que vivamos atenazados por la amenaza de un futuro incierto en su cuándo, pero certero en su cómo.
Cuando el futuro nos alcance, seremos pasado. Hasta entonces, somos presente.
Hasta entonces: Pan, ilusiones y libertad.

Un gran abrazo, compañero.




Buenos días, Auroratris:
Disculpa mi falta de originalidad al comentarte, tu poema me ha transmitido tal sensación de serenidad que no quiero que ninguna otra sensación lo altere. De hecho, incluso el entorno se ha aliado con tu calma, y, pese a escribirte en un sitio público, ahora mismo no suenan ruidos, sólo sonidos de vida.
Mi más sincera enhorabuena por tu pericia literaria, y mi más profundo agradecimiento por tu serenidad.

Muy feliz día, compañera.




Buenas tardes, Ame:
Gracias por tu lectura atenta y sentida. Creo que el sentido de la vida, mi porqué de las cosas, es dar vida a ilusiones, sueños y esperanzas. Saber que mi introspección sencilla ha dado pie a un texto tan excelso es algo que me ilusiona, ensueña y vivifica. Compartir es dar vida, compañera: GRACIAS.
No soy persona aplicada, ni siquiera un hombre diligente; pero, Ame, tras releerte me aplico lo que he descubierto de mí, de ti, de todos.

Retomo el vuelo, tan torpe como animado.
Te deseo lo mejor, Ame.




Buenas tardes, Mucha:
Tras haber leído tu opinión sentida, me dispongo a empezar a ver la teleserie. Dices todo lo que se puede sentir con la historia, sin desvelar nada de lo que se va a contar en la historia.
¿Volverte a enamorar? Nunca has dejado de ser una enamorada fiel de la vida libre y sincera.

Un fuerte abrazo, Mucha.




Buenas tardes, Alma:
No hay mejor guerrera que una superviviente, que alguien que vive con ánimo de lucha tras cada combate. Logras transmitir carga época en tu relato sin cargarlo de recursos belicistas manidos. Creo que ahí está el acierto de tu relato, pues al igual que una superviviente economiza recursos y energías en cada batalla de cara a afrontar una guerra; tú eliminas de tu relato lo superfluo, y sacas el máximo provecho de cada palabra.

Un abrazo, Alma.



Buenos días, Kasioles:
En respuesta a tu pregunta, no soy capaz de detener el sentir de mi corazón. En realidad no lo intento, mi corazón es delator de mi debilidad ante el afecto o la belleza, también delata mi desazón ante el sufrir propio o ajeno. Y me gusta que lata así, de manera acompasada con mi sentir. Aunque eso me lleve a sufrir de taquicardias esporádicas, me hace sentir vivo, ilusionado y humano.

La receta que compartes promete ser deliciosa.

Gracias por todo,Kasioles.
Feliz martes.



Buenas tardes, Juan Carlos:
Tu poema me ha llevado a hacerme a la mar, abordo del bajel del recuerdo, y recordar cuando oteaba tierras extrañas en las que inmediatamente sentía necesidad de recalar y hacer puerto.

Un gran abrazo, Juan Carlos.

miércoles, 2 de mayo de 2018

Batman’s wedding to Catwoman

Batman’s wedding to Catwoman is getting closer by the day, but Joker will be doing his best to ruin the celebration.
For a villain of his caliber, that usually means more than crashing the reception; which has DC fans wondering just how bad Batman’s most iconic villain will make things for Bruce and Selina ahead of their wedding in Batman #50, arriving on July 4th. Judging by the cover artwork being revealed, Bat and Cat may have to endure one of their darkest days before they can start their honeymoon.