Un melodrama ambientado en el París de entreguerras del siglo pasado

jueves, 14 de diciembre de 2017

Enninado, que no alelado



Enninado, que no alelado
Muchas son las veces en las que bastantes superficiales me llevan afeado de ser un “machista deslenguado” por mi mera condición de lingüista ajustado. Y es que el uso apropiado de la lengua y del lenguaje, en cualquier posición o situación, suele llevar a que los vulgares y las corrientes te afeen por lograr éxtasis y aciertos, donde ellos sólo provocan decepciones y ellas invocan simplezas.

Centrándome en el uso del lenguaje, que el de la lengua es más bien descentrado, estoy harto ya de estar harto –vamos, que ya me cansé– de que se me acuse de usar un lenguaje sexista por expresarme con corrección lingüística.
No soy machista por articular con propiedad y usar lo masculino dentro de su género, persona y número. Cuando digo o escribo “lo”, donde tantos escriben “le”, cuando invoco a “la ciudadanía” y no a “los ciudadanos y ciudadanas”, o cuando no doy la badana escribiendo “tod@s” en vez de “todos”, no mantengo un comportamiento machista, sino que apropiado.

Tú, atentoLector, bien sabes que al invocarte no excluyo a mis atentas lectoras, y que mi expresarme es enninado, pero nada irrespetuoso: me atengo a nuestras normas gramaticales y sintácticas; de ahí que mis faltas, lingüistas, sean resultado de lapsos de atención, no de ausencias de respeto.




Hace poco, digamos que unos días, en un encuentro de aprendices de escritores en el que yo era el único hombre, me vi en una concatenación de situaciones incómodas: como la de aclarar que un autor de narrativa no tiene género cuando escribe, pues la voz la tienen sus personajes –de ahí que un narrador omnisciente pueda ser una voz femenina fabulada por un autor masculino–; o la de explicar que el leísmo consciente no es una forma de combatir el machismo, sino una expresión ramplona de incultura.
El haber tenido que dedicar mi presentación en sociedad a recalcar una evidencia social –mi condición de género no condiciona mi creatividad– y a recordar conceptos de cultura general –un “epilogo” es el apartado que cierra un texto, no el resumen que figura en la contraportada de un libro–, me hizo de nuevo sentirme un extraño entre quienes había presentido como mis iguales.
Obviamente, el desencuentro que acompañó a mis palabras llevó a que –una vez más– me sientiese solo, pese a estra en compañía de otras; y a que neófitas en desigualarme recurrieran al recurso añoso de etiquetarme como “chulo” –imagino que ranciedades como “engreído” y “machista”, también resonaron en mi ausencia–; pero siempre he tenido claro que antes solo que mal acompañado.

Es por eso que agradezco tanto el estímulo de tu compañía, atentoLector; y el que no des pábulo a los rumores burdos sobre las causas de mis recurrentes alejamientos momentáneos de éste, nuestro blog: lo que me aburre es la banalidad en Internet, no tu aprecio.
Nos leemos pronto, mis leídos compañeros.

Harlem Shuffle, The Rolling Stones



«Harlem Shuffle» —en español: «La movida del Harlem»— es una canción de R&B escrita y grabada originalmente por el dúo Bob & Earl en 1963. En 1986 la banda inglesa The Rolling Stones grabó una versión lanzándola como el primer sencillo de su álbum Dirty Work.
Fuente: Wikipedia

Increíblemente disfrutable, tanto como la versión orquestada por los Stones, es el video realizado por el insuperable Ralph Bakshi.


martes, 12 de diciembre de 2017

Felicitación navideña de Mónica



Mónica, compañera tan ingeniosa como generosa, ha tenido a bien volvernos a hacer un regalo: en forma de felicitación navideña, en la que figuramos todos los que –en algún momento de este año 2017– hemos participado en las convocatorias creativas de los jueves.

Te invito a que visites su blog, Neogeminis, ahora y siempre, dado lo cuidado de su creatividad.

Si te apetece ver diferentes variaciones de esta felicitación, o las imágenes donde aparecemos identificados cada juevero, sólo tienes que pulsar en este vínculo.






Aprovecho esta entrada para desearte lo mejor a ti y a los tuyos, atentoLector.

Nino.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

The ‘Justice League’ That Might Have Been (a The Wrap exclusive)



Being this post a cut & paste edit of an article by Umberto Gonzalez for https://www.thewrap.com/



“Justice League” could have turned out very differently: In a 2011 draft of the film obtained by The Wrap, Batman and Wonder Woman have a son, Aquaman is nowhere in sight, Darkseid enslaves Superman, and Hawkman and Green Lantern team up in space.
The script, by “Gangster Squad” screenwriter Will Beall, nails the art of fan service. After a quick introduction on Darkseid’s hellish planet, Apokolips, we’re plunged into a stunning set piece between Batman, Superman, KGBeast, Killer Croc and Lex Luthor that includes a shark tank shattering on the upper floors of Lexcorp Tower in Metropolis. And it just gets more packed with heroes and villains from there.

Here are a two highlights from the script obtained by The Wrap:
Though Steppenwolf is the lead villain in this year’s “Justice League,” Beall’s draft would have made his boss, Darkseid, the master of evil. That opening shark-tank battle ends with Desaad, one of Darkseid’s minions, killing Killer Croc and stealing Kryptonite that Luthor has just tried to buy from KGBeast, aka Anatoli Knyazev. At one point, Croc bites a shark.
Superman goes through a Boom Tube and travels eleven years into the future to find that Darkseid has wiped out 80 percent of the Earth’s population. Diana leads the last of the human resistance with an aged and grey-haired Bruce Wayne as her second-in-command. They have a son named Clark Wayne, and one surprising member of the resistance is Lex Luthor.



In 2013, Bad Ass Digest cited sources who called the script “terrible,” an assessment with which we disagree. Nevertheless, Warner Bros. preferred Zack and Deborah Snyder’s version of the DC Universe, which led to the Justice League we have today.

Thank you indeed for your reading time.