Ven y enloquece

Ven y enloquece
Felicitación navideña obra de Mónica http://neogeminis.blogspot.com.es/2017/12/y-llego-el-dia.html .

sábado, 29 de noviembre de 2014

Postkort fra et sted i Norge



6 comentarios:

  1. que injusticia, ni un premio de saldo, nada... ya vendrán tiempos mejores Nino, seguramente.... salu2,,,,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas, JLO:
      Como juez y parte en esta afrenta de despremio, he sentenciado por vía de apremio que todo aquel que me ignora sea declarado “ignorante” en la República de Ninolandia. A partir de hoy, y con carácter retroactivo, será considerado “tiñoso” todo aquel que me evita como si fuera radioactivo.
      Los tiempos mejores llegarán en cuanto me aleje del frío de Oslo y de la indiferencia de la malquerencia.
      Un abrazo, JLO.

      Eliminar
  2. jajajajajajajaja!!!!!!
    No he hecho más que leer las primeras líneas y dios!!! tercera persona que me hace reír a rabiar xDDDDDDDDDDDD y ya con eso de la pelirroja... xDDDDDDDDDDD

    Qué puta injusta es la vida por todos los cielosssssss!!!! xDDDDDDDDDDDDDDDD!!!!

    Manda las postales desde donde gustes, pero no dejes de escribir jamás ;)
    Aquí seguimos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, sonriente Nicki:
      Así me gusta saberte: rabiosamente risueña.
      Pues sí, para mi sorpresa y sonrojo, la mujer pelirroja me hace sentir lento cual cojo cuando se aleja corriendo de mi antojo. Da lo mismo las calles de Oslo que las praderas de Asturias, todas emprenden el vuelo en cuanto mis pies tocan el suelo.

      La próxima postal la mandaré desde alguna isla, quizá de Los Mares del Sur, de esas minúsculas donde mi tamaño no importe y el sur esté a un paso del norte.
      Aquí estamos para seguir, Nicki.

      Eliminar
  3. Me alegra saber de ti, Nino, te vengo echando de menos por la blogosfera, y me alegró leerte en mi blog, y ahora en el tuyo.

    Pues sí que es injusto que no te hayan dado dinero, pero por lo menos disfruta de Noruega, aunque hayas tenido que ir en un caballo de cartón jajaja que por lo menos aunque no te hayan dado un premio te estás llevando el premio del placer jajajaja espero que salgas de ahí con vida jajajaja que aquí te echamos de menos, no tardes ya en regresar.

    ¿Qué tal Oslo? ¿es bonita la ciudad?

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, María:
      ¿Cómo no me voy a pasar a leer tus palabras si describen sentimientos que comparto, me intrigan o enredan? La pena es mi falta de tiempo para dedicar a vuestros textos la atención debida,
      Oslo, fatal. Esto no es una ciudad, esto es un aburrimiento. Hablan del colmo de Estocolmo, pero la aspereza de Noruega no se tersa ni con la mejor de las cremas. Eso sí, las mileidis son muy saludables; no porque me digan “buenos días, sino por la salud que demuestran al correr tan rápido. No me estraña que los cornamentados vikingos huyeran de tanta mujer huraña que la piel te araña, no cono sus uñas, sí con su desprecio.
      ¡Ahora mismo me vuelvo a Gijón en mi caballo de cartón!
      Pero antes, te mando un beso, de esos que en el ánimo tienen peso.
      Nos leemos, María.

      Eliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.