Ven y enloquece

Ven y enloquece
Gracias por todo el afecto que me habeís regalado durante estos 10 años.

lunes, 26 de marzo de 2018

Un sueño tonto y no más

Me gusta fabular historias positivas, que transmitan esperanza frente al desánimo. Eso es algo autoimpuesto, lo único a lo que me fuerzo cuando escribo ficción relatada. Ahora mismo, no sé cómo acabará la trama de la novela que estoy apalabrando; pero será un final con esperanza, o no tendrá un principio publicado.

En cierto modo, mi decisión de apostar por mi profesionalización como escritor, es un buscar profesionalizarme en la vida. Un querer seguir vivo, para así poder seguir escribiendo y dando vida compartida a mis sueños. Desde siempre, he sido un “ensoñador”, alguien que no recurre a la imaginación para anular la realidad, sino que para poder vivirla. Amenizo, embellezco o intensifico las vivencias cotidianas. Y este ejercicio de supervivencia individual, tiene también su proyección social. Soy una compañía entretenida, un interlocutor animoso y un escuchante templado. Por eso sé que la voz de mi personalidad literaria debe tener el tono de mi persona —para ser entretenida, animosa y templada—, y alejarse de declamaciones pretenciosas. Y en ello estoy, intentando apalabrar mi voz ensoñada, entonando evocaciones de realidad y deseo.



En mi próxima novela reaparecen creaciones de mi trilogía «Donde habita el recuerdo», y aparece mi yo real –MJOS– tratado con un personaje por mi heterónimo, Nino Ortea. Realidad y ficción convergen en una trama que transcurre en buena parte en Gijón, mi ciudad vital, pero que también recorre las calles de la ficticia “San Agustín del Campo”.

Siento gran curiosidad por comprobar si sabré novelar una resolución positiva para esta convergencia. Pese a mi anhelo, he decidido para su escritura. Algo en mi ánimo estaba orientando mi creatividad hacia una conclusión más literaria que sentida. Estaba articulando un final trágico con ambición literaria, lo que lo habría convertido en un relato fallido, cuya lectura produciría frustración. Sé que mi formación académica me ha dotado de técnica para la “literatura de salón”, que resulta en textos formalmente cuidados pero carentes de vida. Debo frenar la deformación creativa que produce el amaneramiento academicista. Lo deploro desde que alcanzarlo dejó de ser un reto.

Y en éstas estoy, mi atentoLector venyenloquecido. Mi vida transcurre tranquila, lo inquieto está en mi ensoñar.

Gracias por acercar tu compañía animosa al patio de mi recreo. La soledad sólo suena bien en las canciones de Antonio Vega. Gracias, atentoLector, por no decirme que es mentira todo. Un sueño tonto y no más”.

39 comentarios:

  1. No dejes que la perfección académica apague el sentimiento... Esto último es lo que perdura y llega más allá. Ánimo y sueña!
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Sylvia:
      Muchas gracias por tus constantes palabras de ánimo.
      Sí, la tentación de escribir de manera academicista (al recrearme en el estilismo formal) es algo que me impide escribir con sentimiento. Por eso agradezco tanto las indicaciones que conllevan vuestros comentarios lectores.
      Un gran abrazo, Sylvia.

      Eliminar
  2. Impaciente me tiene usted de disfrutar de nueva lectura.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Generosa Mar:
      El regalo de hacerme saber tu impaciencia lectora es una muestra más de tu generosidad y afecto.
      Os deseo lo mejor.
      Un abrazo antichubascos.

      Eliminar
  3. Convertirte en un personaje del personaje que has elegido ser o representar. Interesante concepto.
    Todo un desafío profesionalizarte, tal vez tenga que afrontar el de profesionalizarme como historietista. O esforzarme para llegar el punto de tener que afrontarlo.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciado Demiurgo:
      Me temo que no podré participar en tu convocatoria, el pozo de mi creatividad está seco estos días (mi abuso de la escritura las migrañas lo han drenado)
      Sí, mi personaje literario tiene (aproximadamente) un 20% de ficción intencionada, un 30% de mi personalidad pública, un 10% de mi personalidad privada y un 40% de ensoñación inconsciente.
      Opino que deberías profesionalizarte, eres una persona de enorme creatividad y el ponerte un propósito “ambicioso” ayudará a estimularla. No hablamos de alcanzar ninguna condición laboral, sino de aplicarle a nuestra obra un nivel profesional de calñidad en su acabado.
      Un abrazo, Demiurgo.

      Eliminar
  4. Tus sueñoss no son tontos, son bellos. Sigue soñando, Nino!!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soñadora Ángela
      Lo bello en la vida es sentir que ésta es estimulante. Y gracias a muestras de aprecio como las que me dedicas sé que mi sueño es una realidad.
      Feliz tarde.

      Eliminar
  5. ¿Tonto? ...no hay nada de eso, ni en tus sueños, ni en tus letras, ni en vos.
    Por eso, no dejes de hacerlo, ni de soñar, ni de escribir... por vos, y por nosotros que te leemos.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Animosa Alma:
      Ni en mis sueños más audaces había friccionado la idea de contar con el ánimo sincero de una persona como tú, con una gran sensibilidad creativa y un marcado criterio lector.
      Gracias por leerme sin juzgarme, gracias por escribirme sin adscribirme, gracias por soñarme tal y como me gustaría ser.
      Un gran abrazo, Alma.

      Eliminar
  6. Nino eres entrañable desde cualquier punto de vista
    Mil abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adorable Mucha:
      Siempre me dedicas tu tiempo y atención lectora acompañados de comentarios breves e intensos, fieles a tu manera de escribir; y con actos parejos a tu forma de vivir: cordial con los demás, sincera con lo que sientes.
      Cada día es un recomenzar a la vida. Es toda una suerte que mis recomienzos literarios lo hagan al sol de tu afecto.
      Un abrazo, Mucha.

      Eliminar
  7. Es bonito lo que intentas, es bueno transmitir cosas positivas a las personas y además creo que tú verdaderamente eres bastante positivo siempre.

    Me parece muy bien que te profesionalices como escritor porque pienso que uno debe hacer en la vida lo que realmente le gusta y en ello podrá ser bueno. Me gustan los sueños y las personas soñadoras, pienso que llegan mucho más lejos que las que son incapaces de soñar. Claro que eres entretenido y animoso, lo refleja tu cara, lo refleja todo lo que escribes. Creo que las declamaciones pretenciosas le deben gustar a poquita gente…

    Me gusta más lo realmente sentido que lo simplemente literario, creo que cala más hondo. Eres un ser lleno de sencillez y en la sencillez está la belleza. No en la sencillez del que no sabe, sino del que aún sabiendo es capaz de ser sencillo para poder llegar a todos.

    Tener alguna inquietud también es bueno y sobre todo si procede de las ensoñaciones…

    No, los sueños nunca son tontos y menos los tuyos

    Muchos besos, Nino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimulante Carmen:
      Leer tus comentarios supone un abrazo reconfortante para el ánimo, de ahí que me acurruque en ellos para sentirme fortalecido. El desánimo enmohece a los espíritus más decididos, así que mi inseguridad comunicativa agradece el cobijo que le das.

      La vida cotidiana de una persona sana y cuerda puede ser dura, terrible, inafrontable... entiendo que una persona que necesite canalizar su dolor lo expíe de manera creativa, pero me parece inexcusable el que ciertas personas agraciadas por la vida recurran al tremendismo para llamar la atención, para darse ínfulas de artista comprometido.
      Llevo vivida una buena vida, en gran medida se basa en una forma de vida que muchos no aprecian por no ser lustrosa en la feria de vanidades de nuestro día a día. Con mis trompazos contra la realidad, con mis problemillas de encaje social, mi trayectoria vital ha sido placentera. Mi viga gusta en mí incluso a otros, es como esa cazadora que no vestirías pero no puedes evitar reconocer que a otro le queda a medida, mientras que tu ropaje es despersonalizado por la maquinaria industrial.

      Sobre el asfalto soy Nino, sobre el papel so en la pantalla soy Nino Ortea. Existo por mi voluntad de persistir, pero a la vez porque otras personas me reconocéis. No sería Nino de no haber sido querido por mis padres, mi hermana y un puñado de amigos. No sería Nino Ortea de no ser apreciado por una selección de personas abiertas de ánimo y ágiles de mente como tú, estimulante Carmen.
      Por ello y por tantas cosas:
      GRACIAS.

      Eliminar
    2. Muchas gracias por tus palabras.. Me encanta charlar contigo. Nunca dejes que el desánimo se apodere de ti, aunque sé que eso es muy difícil, porque a mi me pasa…

      Yo pienso que lo que no se siente de verdad, se nota… Por eso aunque recurran a fingir, sus escritos nunca serán buenos. Al verdadero artista no le hace falta darse ínfulas.

      Tu vida siempre será buena mientras vivas de acuerdo con tus principios y estos no tienen por qué parecerse a los de los demás.

      Si es por el reconocimiento y el cariño que te tenemos nunca dejarías de existir.

      Un beso enorme y gracias a ti por ser como eres..

      Eliminar
    3. Buenos días, Carmen:
      El placer es mutuo, quizá ésa es la clave para que nuestras conversaciones sean tan estimulantes.
      El desánimo es siempre una amenaza a la sombra de cualquier acto compartido. muchas veces obtengo respuestas tan desatentas a mis inquietudes que me resulta inevitable sentir desencanto. es más, creo que ese desencanto es una forma de protegerme, pues es un atajo para que el recuerdo se convierta en olvido.
      Opino como tú, en las distancias cortas los actos fingidos se notan, pero muchas veces recurrimos al autoengaño disfrazado de esperanza y confiamos en estar equivocados en nuestras percepciones. En la escritura creativa ese vacío expresivo disfrazado de aparatosidad formal es algo evidente, y más entre aficionados sencillos como nosotros, carentes de ingenio subyacente. Todos conocemos a personas vacías que intentan ocultar su nada bajo un velo de palabras impermeables al sentimiento.
      Mi vida será buena mientras siga siendo sencilla. Incluso cuando vivía deprisa, mi vida no era complicada.
      Gracias por tenerme cariño. Confío en nunca decepcionarte.
      Un abrazo lleno de afecto, Carmen.

      Eliminar

    4. Pues nunca te dejes influir por la respuesta de los demás. Al que tiene que gustarle lo que haces es a ti mismo.

      Yo estoy segura que nunca me decepcionarás.

      Mil besos, Nino-

      Eliminar
    5. Buenas tardes, Carmen:
      No presto atención a lo que no me interesa, de ahí que haya sido un mal estudiante y sea un pésimo alumno. De ahí mi ya perenne eterna condición de aprendiz, pues he aprendido muy poco y llevo olvidado casi todo. Y me gusta ser así –libre de pensamiento y dúctil en el actuar–, pues hace que me identifique plenamente con lo que siento, quiero y hago. Aunque explica mis problemas para mantener un trabajo o disfrutar de relaciones duraderas. De hecho, son muchas las personas a las que he decepcionado pues sienten que las he utilizado o que carezco de consistencia.
      Te agradezco la confianza que confías en mí. Confío en hacer cierta tu seguridad.
      Mil besos, Carmen.

      Eliminar
    6. No creo que tú utilices a nadie y creo que de leerte ya te conozco bastante.

      Me pasa a mi eso de no prestar atención a lo que no me interesa...

      Nunca cambies, muchos besos, Nino

      Eliminar
    7. Buenos días, Carmen:
      Ten por seguro que tus muestras de ánimo ayudan a que me mantenga inalterable frente al desánimo. al igual que tú sólo cambio cuando busco corregir un error, no para ser aceptado por la mayoría despersonalizada.
      Un abrazo de mañana, compañera.

      Eliminar
    8. Gracias a ti, Carmen.
      Feliz viernes.

      Eliminar
  8. Qué sería del mago, sin chistera y paloma, y más de aquel que sabe que la magia es un haz de luz que sólo asoma cuando el mundo contiene la respiración. Así es el escritor que, simplemente, sorprende.
    Los sueños son el "ancla" que nos une a la esperanza, a las razones para seguir insistiendo. Me alegra que nos hagas "enloquecer" con ellos.
    Desde mi "bohemia" (en fantasía), te agradezco tu momento de alegría (me uno a ella).
    Soñé... que era prologue de Rimbaud...
    "Le soleil était encore chaud; cependant il n'aclairait presque plus la terre; comme un flambeau placé devant les voûtes gigantesques ne les éclaire plus que par une faible lueur, ainsi le soleil, flambeau terrestre, s'éteignait en laissant échapper de son corps de feu une dernière et faible lueur, laissant encore cependant voir les feuilles vertes des arbres, les petites fleurs qui se flétrissaient, et le sommet gigantesque des pins, des peupliers et des chênes séculaires. Le vent rafraîchissant, c'est-à-dire une brise fraîche, agitait les feulles des arbres avec un bruissement á peu près semblable à celui que faisait le bruit des eaux argentées du ruiseeau qui coulait à mes pieds. Les fougères courbaient leur front vert devant le vent. Je m'endormis, non sans m'être abreuvé de l'eau du ruisseau".

    Porque a pesar de todo, la sensación del sueño es perdurable...

    Feliz día, estimado amigo.
    Gracias por los "renuevos" que haces brotar con tu escritura.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compañera Clarisa:
      Siempre me resultan sorpresivas tus muestras de aprecio. No me acostumbro a que la persona con una personalidad literaria más perfilada que conozco. me dedique su tiempo y me regale su afecto.

      Tampoco me acostumbro ni dejan de sorprenderme las sincronías improvisadas que se dan entre nosotros. Al poco de haber abierto este blog, me reconocí como un prestidigitador “Siempre quise ser un mago. Pero no tipo Harry Potter, pues mi vértigo me impediría montar en escobas voladoras, y mi cobardía —disfrazada de prudencia— me llevaría a desmayarme antes de asumir ningún papel de héroe. No, lo que yo quería era ser un prestidigitador como Houdini, alguien que supiera escapar con ilusión de la realidad”. Y en esa misma enninación me travestía en Baudelaire: “Decidí despojarme de mi disfraz de Houdini, y travestirme en Baudelaire. Para ello vendí mis juegos Geiper y me hice con un juguete wi-fi que me permitiera plasmar un taller creativo donde brotaran mis propias flores del mal”.
      Éste es el vínculo a la entrada, por si te apetece leerla
      http://venyenloquece.blogspot.com.es/2008/11/consejos-los-jovenes-escritores-001.html

      Mis sueños son mi vida. Creo que la curiosidad que siento ante la posibilidad de hacerlos realidad es lo que ha hecho que no me haya rendido ante nadie ni ante nada. La “bohemia” es en gran medida mi modo de vida, curioso que mi parcela de realidad tenga sus pilares sólidos en la ilusión de los sueños. Aunque debo admitir que son los sacrificios que realizaron mis padres los que me han permitido vivir sin preocuparme por el mañana: sin ser un niño mimado, me sentí protegido. De la manera con la que apuraban un sueldo sencillo, aprendí a valorar lo que no compra el dinero y a vivir sin dejar que lo material limite lo espiritual. No me consintieron, pero me toleraron ser como sentía que necesitaba ser. Ellos fueron los primeros a los que hice enloquecer con mi manera de ser.

      Disculpa que no te corresponda escribiéndote algún párrafo en francés "nineado". Hacerlo me supone siempre un ejercicio intelectual estimulante; pero hoy, dada mi migraña, redactaría un sinsentido, quizá no feo pero sí vulgar.
      Sí, cuando el sueño tiene una parte consciente es posible y saludable vivir en un ensueño, con esa sensación de que la realidad seguirá siendo hostil pero también afable.
      Te tengo que dejar, compañera.
      Nos leemos pronto.
      Os deseo lo mejor.
      Gracias por hacerme sentir tu semejante, Clarisa.

      Eliminar
  9. En realidad los escritores lleváis tres vidas complementarias y a la vez diferentes: tu vida privada, la vida de los libros que lees y la vida de los libros que escribes.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cordial Pitt:
      Hay personas que me preguntan cómo es que si me identifico con un gato no poseo un gato. Intentar explicarles que el amor es anatema de la posesión me resulta complicado. Tú me has regalado una explicación sencilla a mis siete vidas mininas que va más allá de mi condición de superviviente a mis excesos y a lo execrable en otros: llevo vidas complementarias, y disfruto de vidas efímeras. Me basta con escuchar una canción, oler un aroma o ver una expresión sugerente para vivir una ficción con la intensidad de una vida que dura lo que esa sensación tarda en dejar sitio a otra.
      Un abrazo, Pitt.

      Eliminar
  10. Es un sueño precioso, lleno de ti y hecho por ti... todo lo que creamos desde nuestro ser es obra... tan sólo se ha de encontrar al actor que quiera ser lo que imaginamos. Al leerte, amigo Nino... yo soy la actriz principal... y es un placer hacerlo.

    Mil besitos para tu tarde, compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Preciosista Auroratris:
      “Guess this world needs its dreamers may they never wake up (Imagino que este mundo necesita que quizá sus soñadores nunca despierten” es lo que cantan Prefab Sprout a la par que te leo.
      Lo precioso está en apreciar los sueños ajenos, en no prejuzgarlos como delirios y permitir que el soñador siga soñando. Tú, respetas los sueños ajenos y los provocas en otros con tus textos. Tú compartes sueños ajenos, te unes a ellos y te conviertes en la mejor de las compañías, tanto para asomarse a un mirador creativo como para compartir miradas al interior de nuestros patios de luces y sombras.
      Toda una suerte y un placer el contar con tu compañía, Auroratris,

      Eliminar
  11. Buenas tardes, atenta compañía:
    Lamento el retraso con el que durante estos últimos 10 días estoy correspondiendo a vuestros comentarios. He tenido cúmulo de incidencias informáticas y de malas decisiones de instalación. Pero ahora mi nuevo pc ya está “nineado”, por lo que confío en no sufrir demasiadas maquinaciones de la máquina.
    Gracias por vuestras palabras animosas, compañeros.

    ResponderEliminar
  12. Me gustaste, has logrado tocar mi corazón, pocas personas se perciben transparentes, llenas de sensibilidad y serenidad, afortunadamente me he rodeado de muchas de ellas.
    Si me permites, te sigo, cuídate

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Ame:
      Gracias por tu lectura comentada. Ahora mismo me paso por tu blog a corresponderte.
      Saberse rodear de sensibilidad y serenidad es una muestra de tu inteligencia vital, y una prueba de tu vivir según dicta tu sentimiento y no los modismos sociales, que imponen obrar cual manada exaltada al silbato del guardés de turno.
      Feliz tarde, Ame.

      Eliminar
  13. Caro Nino in questi giorni sono poco presente sul blog e così arrivo un pò in ritardo. Questo mondo come dici tu ha bisogno di sognatori, menti creative, io sono stata sempre una grande sognatrice e devo dire che mi ha aiutato tanto nella vita. Mi piace molto come scrivi te l'ho detto tante volte, riesci a portarmi dentro i tuoi racconti e questo è meraviglioso. Sono felice che i tuoi sogni possano avverarsi ti mando un abbraccio grande e buona settimana di Pasqua.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida angeloblu:
      Nunca llegas tardes, lo haces a tu tiempo y en tu momento. Gracias por tu compañía lectora.
      Sí, ayer mismo me encontré con una antigua compañera universitaria –a la que hacía más de 25 años que no veía–, al poco de empezar a conversar me dijo que yo no había cambiado en mi forma de ser, que seguía siendo el soñador que ella había conocido. Lo dijo con cierta admiración, como si sus logros materiales no se hubieran traducido en placeres emocionales. Por el contrario, yo valoro en las personas que son como ella la capacidad que tienen para cambiar, para no ser un eco eterno de una voz adolescente.
      Te agradezco mucho, angeloblu, cada una de las veces que me has escrito palabras de aprecio. Gracias a ti he dejado de temer que mi uso del lenguaje limita mi capacidad de comunicación: el que tú, una mujer italiana, te esfuerces por leer mis “enninaciones” es algo que te agradezco enormemente, ya que me hace sentir capaz de comunicarme con personas que, pese a nuestras diferencias, me consideran su igual.
      Te mando un abrazo igual de sincero. Y te deseo un fin de semana tan intenso como reconfortante, angeloblu.

      Eliminar
  14. Fuerzas Nino, y que el resultado sea una maravilla ¿qué otra cosa se puede hacer en este mundo sino soñar...y escribir, pintar, sonar...?
    Si este es el recreo en el que te acompañamos, tiene que ser un momento de jolgorio, diversión y felicidad, un momento rocanroleante; para luego volver a esa soledad que es la única que permite la llegada de la musa inspiradora, del buen gusto artístico, de la fantasía.

    Te debo todavía la lectura de "Nada ha sido probado", pronto saldaré esa deuda. Lo tengo apuntado en la lista de espera.

    Abrazo grande!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reconfortante Frodo:
      Gracias por la fuerza que me trasmites con tus palabras de ánimo.
      Puede parecer que mi vida avanza por inercia simple, y que ya sólo puedo vivir soñando. Pero, como bien me escribes, soñar es una acto de buen gusto frente a la vulgaridad que nos rodea. Mi vivir ensoñado es una actitud rocanroleante frente a tanta música machacona que busca imponernos el compás vital.
      No me debes nada. Y no debes imponerte ninguna lectura. Si algo ha sido probado, es que el placer nunca llega a la fuerza. la lectura de mi antología puede esperar, tu vivir tu vida, no.
      ¡Rocanrol!

      Eliminar
  15. Admiro tu capacidad para no dejar nunca de lado el alma de tu obra.
    Siempre logras ir más alla de los personajes e incluso darles cobijo en más de una hostoria. Tus hilos argumentales son eso... hilos que llevan la mano hasta el lugar donde todo se gesta... un abrazo de admiración siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tarde, AtHeNea:
      El que tú –que pones tu alma en todo lo que escribes– no encuentres desalmado mi escribir, me supone el mayor de los estímulos creativos.
      Como bien sabes, compañera escritora, nosotros hilvanamos hilos con los que cada lector confecciona su historia. Y a mí me gusta cómo lucen en vosotros historias que, si no les dierais cuerpo, serían meros hilos deshilachados desde un laberinto.
      Un abrazo cálido, AtHeNea.

      Eliminar
  16. Me gusta como transmites, como eres, como lates, como llegas, me pareces una persona que hace soñar desde sus sueños, que hace latir desde tus latidos, un deleite es disfrutar de tus letras, Nino, gracias por compartirlas.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, María:
      Desde bebé he tenido el buen gusto de buscar gustar a la gente gustosa con la vida. Parece ser que ya de crío era bastante selectivo con quien me cogía en sus brazos. Ahora, ya viejo, el encanto ajeno sigue siendo el embrujo que me convierte en una persona feliz, como un niño.
      Cuando escribo, mi personaje se libera de bastantes máscaras sociales que mi persona se ve obligada a llevar. Las voces de mis personajes son un eco de mi voz. No fabulo sobre lo que “Está”, sino lo que sobre lo que “Es”, sobre lo que se resiste a la erosión del tiempo y a la condena al olvido.
      Gracias por hacer de mis actos de ilusionismo un vivir ilusionante, María.

      Eliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.