El contenido literario de este blog está registrado en Safe Creative

El contenido literario de este blog está registrado en Safe Creative
Este blog ha cumplido 14 años. ¡Gracias por tu compañía venyenloquecedora!.

viernes, 10 de junio de 2022

El club del folio (dedicado a Flor y a David Rubio)




Hola, a día 10-07-2022 este relato efímero ha perdido su efervescencia. 
Disculpa las molestias que mi decisión caprichosa pueda haberte causado, amable leyente.


En el blog «El tintero de oro» tienes enlaces a los relatos de mis compañeros participantes en esta ingeniosa convocatoria creativa: Concurso de relatos XXXII Ed. Cuentos macabros de Edgar Allan Poe.

https://concursoeltinterodeoro.blogspot.com/2022/06/concursorelatosterrorgoticohomenajeaedgarallanpoe.html

En la entrada anterior de este blog figura mi texto introductorio a este relato.

Gracias por tu tiempo de lectura.


82 comentarios:

  1. Gracias, Nino, por participar con este relato en el homenaje a Edgar Allan Poe que realizamos este mes. Cualquier duda que te surja no dudes en comentármela. Un abrazo y suerte!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, David:
      Haces un gran trabajo (tanto en lo tangible como en lo intangible). Ahora iré leyendo de manera pausada a mis compañeros de convocatoria de cara a la tarea ingrata de puntuarlos y enviarte el correo con mis valoraciones.
      Salud y suerte, David.

      Eliminar
  2. Hola de nuevo Nino , ese final hablando el espíritu de Poe a Bill es un final terrorífico y muy visual , me lo imagino con el hacha la cara y la camisa llena de sangre , muy bueno.
    Al principio me recordó a la peli "del club de los 5" 5 chavales que son castigados durante todo un sábado en el instituto , por ser estudiantes rebeldes. Te deseo mucha suerte en el reto besos de flor.🤗😋🏵️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, inspiradora Flor.
      es gracias a ti que he sabido de esta convocatoria, así que tienes un lugar capitular en este "Club de folio". ¿Cómo olvidar "El club de los 5" y su "Don't You Forget about Me? Recuerdo que la fui a ver con una minina de lo más maullante poco antes del comienzo del curso. Fuimos de lunes, día del espectador, a propuesta suya. A ella le gustó la peli, a mí el disfrutarla con ella.
      Un abrazo, compañera.

      Eliminar
  3. Me gusta lo que escribiste.
    William Wilson como escritor envidioso, con lado asesino, debido a su envidia.
    Lo del trastorno disociativo podría explicar que no recuerde que entregó textos fallidos a la profesora. Por lo que lo de doble podría considerarse como cierto.
    Y parece que es el comiezo.

    Bien contado. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Demiurgo:
      Gracias por tu lectura comentada del relato. Sí, Mr. Wilson ha desenterrado su hacha y va a dar mucha guerra con ella.
      Un abrazo, Demiurgo.

      Eliminar
  4. ¡Ah! el maestro, cuantas noches de invierno dibujando en compañía de mi musa muerta a la luz del flexo y el olor de la tinta china.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Erik:
      Quizá sea Poe uno de los grandes escritores universales más leídos por motivación propia del lector y no por imposición del sistema educativo. Lo descubrí en mi adolescencia tardía, sobre los 17 años, en una edición de quiosco publicada por Orbis.
      Un abrazo, Erik.

      Eliminar
  5. Lo cuentas de tal modo que el lector intuye lo macabro del relato, en la presencia de alter ego. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carlos:
      Lo comentas de tal modo que el escritor se siente halagado.
      Gracias, Carlos.

      Eliminar
  6. Te has metido con Rubio super bueno
    Te siento feliz muchacho
    brindemos sin veneno

    ResponderEliminar
  7. Hola Nino: Me ha gustado mucho tu relato. La mezcla de envididas dobles personalidades u los egos de la literatura. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ainhoa:
      Gracias por tu comentario. He detectado un par de despistes ortográficos en el relato que voy a corregir.
      un abrazo, Ainhoa.

      Eliminar
  8. Hola, amigo mío. Antes que nada te felicito por tu participación, digna de una novela, me ha gustado mucho la introducción a la trama y por supuesto... Poe. No dejes de invitarnos a vivir tus historias.

    Mil besitos con mi cariño y muy feliz noche, compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Auroratris:
      Sé de tu admiración por Poe, así que te agradezco doblemente tu comentario estimulante.
      Sí, tiendo a "novelizar" mis ficciones, me cuesta ser sucinto. De hecho, en su primera versión este relato ocupaba unas 1.600 palabras frente a las 900 actuales.
      Un abrazo refrescante, Auroratris.

      Eliminar
  9. Pero que buen relato! Que pena que no escribas más cosas de terror, este te ha quedado genial!! Besos. Maite.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Maite:
      ¡Pero qué buenas palabras me dedicas! Gracias por tus dos comentarios. Tal y como te he contestado en el anterior, mis relatos pecan de dilatados. El género de terror y el erótico me parecen los más difíciles de abordar.
      Un abrazo, Maite.

      Eliminar
  10. Un relato muy bien contado, una gran aportación a este concurso. Vaya personaje atormentado has descrito, muy al estilo de Poe. Saludos y suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Ana:
      Gracias por tu comentario. Deduzco que eres compañera en el concurso, así que te deseo también mucha suerte en él.
      El personaje tiene parte de mí, de entender la escritura como un acto de posesión por mi personalidad literaria y de alimentar mis ficciones con fabulaciones de otros.
      Un abrazo, Ana.

      Eliminar
  11. Todo el relato está lleno de referencias a Poe, además de la Wilson, el corazón delator, la muerte roja, el cuervo, el gato negro… Y todas muy bien encajadas en la trama, con naturalidad y buen hacer. Muy bien llevada toda la trama y el final es escalofriante. Suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Maite:
      Gracias por tu comentario. Deduzco que eres compañera en el concurso, así que te deseo también mucha suerte en él.
      No soy un lector reincidente de Poe, por lo que mis referencias a su obra son muy sencillas. Te agradezco mucho el que me indiques que funcionan en la articulación de la trama. Temía que el final fuera previsible.
      Un abrazo, Maite.

      Eliminar
  12. Hola, Nino. Pues también a mí me ha gustado mucho tu relato. Como dice Maite, todas las referencias a Poe encajan en la trama con muchísima naturalidad y el final es tremendo. Felicidades y suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Marta:
      Gracias por tu comentario. Deduzco que, al igual que Ana y Maite, eres compañera en el concurso, así que te deseo también mucha suerte en él.
      Me alegra leer que encuentras natural la narración de la trama, temía que resultara artificiosa justo por esas referencias a obras de Poe. El final es la parte en la que me iba soltando en la escritura, quizá esa sensación abrupta se deba a que dejé de escribir al darme cuenta de lo mucho que me había extendido con anterioridad.
      Un abrazo, Marta.

      Eliminar
  13. Que linda es escribir renacer ser feliz
    un abrazo muchacho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mucha:
      Esa lindura y felicidad están en tus ojos lectores que engalanan el texto.
      Un abrazo, Mucha.

      Eliminar
    2. Muchas gracias, Mucha.
      Buen miércoles.

      Eliminar
  14. Una entrada estupenda, Nino. Y como bien te dicen por aquí, haciendo honor a Poe y "guiños" a sus personajes. Y al final da miedo ese personaje y en qué terrorífica puede llegar a ser la envidia. Bien escrito y me ha encantado leerte, despacio, que es como hay que leer a los buenos , je.
    Abrazos, estimado Nino. Gracias por estos momentos literarios. No dejes de relatar ✍

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estupenda Clarisa:
      Es empezar a leer tu comentario y comenzar a sonreír. Me reconforta el saber de ti y los tuyos, al igual que me alegra el leer tus constantes palabras de aprecio. Gracias, compañera.
      Me encanta que tengas tiempo para lecturas superfluas como son mis textos, eso indica que tienes un momento de tranquilidad. El ritmo de lectura condiciona a la inversa el disfrute de lo leído –al lector rápido las obras se le hacen breves, la lectora atenta agranda lo leído–. Muchas obras son mejores en su recreación lectora que en su plasmación creadora. Y, sinceramente, eso es lo que le ocurre a mis pretextos recreativos cuando los leen mentes atentas como la tuya: se convierten en textos creativos.
      Todo mi afecto para ti y los tuyos, estupenda Clarisa.
      Slava Ukraine!

      Eliminar
  15. Hola Nino, llego a tu blog desde el Tintero de Oro y es la primera vez que te leo, y tus letras me han sorprendido gratamente. Un relato bien escrito y con un ritmo bien medido, enfocado hacia ese último acto del Club del Folio que desde el principio hace presagiar un final truculento. Retratas bien la personalidad psicopática del chico protagonista, viviendo en una realidad paralela creyendo ser quien le gustaría ser y no quien es realmente, y culpando a todo su entorno de su indolencia. En medio de todo ello encajas varias referencia a la obra de Poe, con naturalidad como te han comentado. En el desenlace el chaval recibe a la vez su premio y su castigo. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Jorge:
      Bienvenido compañero “tintero” y gracias por tu atento comentario.
      Ésta es la primera vez que participo en una convocatoria de David. Mis limitaciones creativas y anímicas me alejan habitualmente de la escritura. La melancolía no es una musa, sino una masa que te indigesta el estómago y te satura la cabeza.
      Te agradezco tu pausada reflexión lectora. Sí, la estructura narrativa está enfocada hacia el último acto. Me temo que lo está en demasía: el primer y segundo acto son muy dilatados –creo que debería haber impersonalizado a sus amigos y limitarlos a objetos de su envidia en el desenlace, así el relato tendría un final más desarrollado–. Lo abrupto del truculento tercer acto final se debe a que tenía que acabar la escritura del relato. El viernes tenía la mente clara, presentí que si no lo subía entonces y continuaba escribiéndolo, dejaría la historia sin acabar y nunca la compartiría.
      Muchas gracias por tu compañía, Jorge.

      Eliminar
  16. ¡Hola, Nino! Me ha gustado mucho tu relato, la trama, los guiños literarios, la intriga que empuja a seguir leyendo hasta el final... Sí, te doy la razón, pocas cosas pueden ser tan espantosamente terroríficas como la envidia y si a esta, se le une la locura, ya ni te cuento. Suerte en el concurso y un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carmen:
      Gracias por tu comentario, compañera.
      La envidia y la locura... ninguna es sana, digan lo que digan los envidiosos y sufran lo que sufran los enloquecidos. La locura y la envidia que ésta despierta en los cuerdos es un tema interesante en lo creativo y doloroso en lo vital. Una de mis novelas favoritas "A confederacy of dunces" (La conjura de los necios) por John Kennedy Toole es un reflejo tan brillante como enloquecedor de esa dualidad.
      La suerte que me deseas ya me ha llegado en forma de vuestra compañía, Carmen.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Buenos días Nino, bienvenido a Tintero. Un gustazo leer un relato de esa categoría. Creo que será la primera lectura de muchas que nos esperan, dado como escribes.
    Buenas descripciones que nos mete en un ambiente inquietante, así como la psicología obsesiva de Bill, como va creciendo en tensión la historia hasta que finalmente desemboca en la masacre. Referencias a Poe bien hilvanadas.
    Lo dicho, un placer de lectura.
    Un cordial saludo, Nino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Tara:
      Bienvenida a este tu blog y un gustazo leer comentarios tan estimulantes como el tuyo. Gracias.
      Me temo que incumpliré tu creencia en mi condición prolífica: soy un escritor guadiana. Mi ánimo es efervescente y mi creatividad un espejismo. Hace años que soy tierra baldía para la esperanza y fructífero para la incertidumbre. Enlazando con mi comentario anterior a Carmen: la cordura me ha vuelto cobarde, que no prudente; y envidio quien nunca podré volver a ser.
      Disculpa este miserere, no plasma mi alegría ante tu visita. Hoy estoy muy melancólico.
      Gracias por tu compañía, Tara.

      Eliminar
  18. Somos Artesan@s de la Palabra ha comentado "El club del folio"
    Hace 11 horas
    Hola Nino, me gusto tu relato, me ha remontado un poco a las películas, "el club de los cinco o la sociedad de los poetas muertos", ese lugar secreto de reunión para leer y escribir, muy bien desarrollada la historia, este joven conflictivo que termina asesinando para lograr su cometido, felicitaciones, saludos. PATRICIA F.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Patricia:
      Blogspot había eliminado tu comentario, de ahí que yo lo haya reproducido. Gracias sinceras.
      Grandes películas las que mencionas, me alegra leer que este relato te ha remontado a ellas.
      En mi enfoque al proceso de escritura de ficción muchas veces me he visto "obligado" a matar a personajes que para mí estaban vivos (mientras fabulo, los personajes me acompañan). En cierto modo, el final de este relato (ese asesinato de las ideas/personajes) tiene que ver con mi manera de entender la divulgación de un texto: son muchas las ideas propias que se quedan fuera al editarlo y muchísimas las ajenas de las que me apropio de manera consciente o inconsciente.
      Un abrazo, Patricia.

      Eliminar
  19. muy muy bueno tu relato

    ResponderEliminar
  20. Felicidades por este texto,Nino. Y por el homenaje que siempre es agradecido.
    Yo iba a participar pero se me ha echado el tiempo y nada. En otra ocasión será.
    Tú historia es evolutiva y asfixiante con esa personalidad de tu personaje.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mag:
      Gracias por tu visita y comentario.
      Confío en que ese tiempo que se te ha echado encima no te eche de otros planes. Yo he participado en la convocatoria de casualidad, casi llevado por la solidaria blog. He escrito y compartido el relato lo antes que pude, para así evitar que se me echar el tiempo encima o que el desánimo me echara de la curiosidad creativa.
      Este personaje tiene que ver con mi personalidad literaria: entiendo el escribir como un acto de posesión, al escribir mi apropio de situaciones ajenas y para concluir lo narrado suelo eliminar personajes (a falta de hacha, los elimino con el teclado).
      Un abrazo, Mag.

      Eliminar
  21. Hola, Nino, es la primera vez que te leo, o que visito tu blog, y me gusta mucho. Como tu relato, uno que por cierto está muy bien escrito. Un doppelganger en toda regla. Ese otro yo oculto al lector pero que ya pones en liza en la primera intervención de la maestra con guiño incluido y que al final sale como el as escondido en la manga para no solo ganar la partida sino retorcer todo el relato hasta unas cotas terribles. El título me encantó, El club del folio, con un guiño al club de los poetas muertos pero con la frustración como mano ejecutora. Muy bueno. Me quedo por aquí.
    Un abrazo y mucha suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Pepe:
      Gracias por tu lectura comentada, compañero.
      Sí, Mr. Wilson es un doppelganger de armas tomar, un apropiacionista en toda regla. Quizá te sorprenda, Pepe, el que en un principio mi idea era la de escribir sobre un traductor enfrentado a un texto de Poe. Siempre me ha llamado la atención el que muchas personas afirmen ser lectoras fieles de un autor al que en realidad leen traducido y nunca reparan en el nombre de quien traduce.
      Te agradezco tu comentario animoso, Pepe.

      Eliminar
  22. Hola Nino, bienvenido al club, y no precisamente del folio, ni los poetas, sino el del Tintero. Después de leer esta historia me quedo con la soltura y eficacia de tu narrativa. Retorcido ese final que no lo esperas; valiente masacre de esa mente enfermiza. Gracias. Disfruté con la lectura. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Emerencia:
      Te estoy doblemente agradecido: por tu bienvenida y por tu comentario.
      La lectura de los textos de nuestros compañeros me está resultando muy amena, dada la calidad de éstos, a la vez que inspiradora, siempre es bueno leer a buenos escritores. Ahora me acerco a tu blog.
      Un abrazo, Emerencia.

      Eliminar
  23. Hola, Nino. Todo un homenaje a la obre de Poe, sin duda. Has retratado el comienzo de la carrera sanguinaria de un asesino en serie, que silencia su "corazón delator" con fantasiosas inspiraciones.
    Un buen trabajo. Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Bruno:
      Gracias por tu comentario, delator de un corazón bienintencionado que te lleva a hablar de un "buen trabajo" donde sólo hay un trabajo cuidado. Pero comentarios como éste y el del resto de afables lectores me animan a seguir trabajando las técnicas narrativas para así mejorar.
      Un abrazo, Bruno.

      Eliminar
  24. Hola, Nino. Bienvenido al Tintero, espero que tan buena compañía te anime a seguir participando en futuras ocasiones. Tu creación cumple perfectamente con el requisito de mostrar esos detalles, personajes u objetos de la obra narrativa de Poe. Al ir descubriendo con el desarrollo del relato la fatal enfermedad del protagonista hace que un gris nubarrón premonitorio acompañe el resto de la historia. El final truculento y terrible, inicio de las correrías de este nuevo asesino en serie nos deja fríos y horrorizados. Buen relato, me ha gustado.

    Suerte en el Tintero, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carles:
      Bienvenido a "Ven y enloquece", compañero.
      Sí, vuestra compañía es a la par reconfortante e inspiradora. Todos los relatos que llevo leídos (reconozco que acumulo retraso lector) son brillantes.
      Te agradezco tu comentario detallado, me ayuda a saber cómo funciona la narración en tu atención lectora.
      Un abrazo refrescante, Carles.

      Eliminar
  25. Hola, Nino. Un placer leerte en tu primera participación en el concurso. Me ha gustado tu trabajo. Al principio , has introducido muy bien el ambiente , a los protagonistas con pequeñas pinceladas y referencias a aquellas pelis de los años ochenta sobre pandillas de chavales (hasta los nombres me han parecido muy acertados) . Luego has ido metiendo tensión e información para que vayamos dibujando mejor al personaje principal con datos acerca de su vida , que han ayudado a que vayamos descubriendo realmente como es. Por ultimo, el climax final se hacia necesario para que el relato sea redondo. Mucha suerte en el concurso. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Pedro:
      El placer es mío al leer comentarios tan cuidados como el tuyo, gracias.
      Quizá el principio del relato sea la parte más relajada del texto, la escribí mientras iba esperando a que se me ocurriera el resto del relato (mi idea era la de que Wilson fuera un traductor por eso del "doble" oculto, ya sabemos que los traductores son los grandes olvidados por lectores y editores). Creo que el clímax final se puede mejorar, es la parte del relato que no me convence.
      Muchas gracias por tu comentario, Pedro.

      Eliminar
  26. Te deje un comentario , mira en span....Por favor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Flor:
      Por suerte he podido recuperarlo. Me he emocionado al leerlo. Es todo un detalle el que te acuerdes de Minino. Eres una gran persona, compañera.
      Luego te comento, ahora se me ha echado encima la mañana y tengo que ponerme a preparar la comida.
      ¡Requetemiaú, querida Flor!

      Eliminar
    2. Buenas tardes , mi querido y viejo amigo..... Está que te escribe no es flor , sino un viejo amigo tuyo , soy una de tus primeras creaciones , no se si te acordaras de ella , pero con solo ver la foto del avatar , yo creo que si te acordaras verdad? jajajajajaja Soy Nino-minino ,y como tenía ganas de salir del cajón donde estaba , porque me sentía solo , fui a ver a nuestra amiga flor , y estaré con ella , eso si tú medas el permiso de irme de vacaciones a su acogedor rincón. Solo pasaba , para decirte que te echaba de menos , me enterado que te has enrolado en una nueva aventura de la mano de flor , espero y deseo de todo corazón que tengas mucha suerte en este nuevo reto que se abre o brinda ante ti , ya nos contaras como te va todo. Te deseo un feliz viernes , y un mejor fin de semana....Saluda de mi parte y de flor , a frambuesa Besos ronroneantes , de Nino minino y flor.🤗🥰🌺🐱‍👤

      Eliminar
    3. Buenas tardes, mi querida amiga Flor.
      Eres toda ternura. Tu bondad enternece incluso a este hombre de hojalata que habitualmente sobrevive sin corazón por eso de que lo delata. La sociedad no es habitualmente buena con la gente buena, os ve como débiles. confío en que ése no sea tu caso y en que veas correspondida la nobleza de tu vivir. Mil y un gracias por tu compañía, amiga Flor.

      Respecto a Minino Gatea ya ves cómo sabe acercarse a la mejor de las compañías.
      Frambuesa se ha reído mucho al leerte.
      Un abrazo y mil maullidos de agradecimiento, Flor.

      Eliminar
  27. Hola, Nino. Desde luego "el club del folio" es un nombre original para un club de lectura. Con tantas referencias a Poe, tenía que suceder lo que pasó, esa posesión que libera la Bestia.
    Suerte en el Tintero
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Paco:
      Gracias por tu comentario. El nombre del club, como los nombres propios que aparecen en el relato, son el único homenaje a Poe que he podido escribir; ya que, a diferencia del resto de relatos que llevo leídos, no he sabido mimetizar esa ambientación "American Gothic" que sí que engalana los trabajos de nuestros compañeros.
      Un abrazo, Paco.

      Eliminar
  28. Nuria de Espinosa ha comentado "El club del folio"
    Hace 21 horas
    Ufff, he sentido desasosiego al leer tu historia. Tremenda. Estupenda aportación. Un placer leerte. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Nuria:
      Gracias por tu comentario, por suerte he podido recuperarlo ya que Blogspot lo había teletransportado a una dimensión desconocida.
      Lo estupendo es recibir comentarios como el tuyo.
      Un placer, Nuria.

      Eliminar
  29. Magnífico relato. Sin desmerecer para nada los relatos, cuentos del resto de compañeras y compañeros participantes, he disfrutado como lector devorador de cuentos porque es un trabajo en el que están presentes, sino todos, sí muchos de los preceptos que Julián Ramón Ribeyro proponía en su famoso decálogo. No me resisto a enumerar algunos, que en muchas ocasiones echo de menos. En esta ocasión ha sido un placer la lectura de esta historia.
    1 - El cuento debe contar una historia. No hay cuento sin historia. El cuento se ha hecho para que el lector a su vez pueda contarlo.
    2 - La historia del cuento puede ser real o inventada. Si es real debe parecer inventada y si es inventada, real..
    6 - El cuento debe sólo mostrar, no enseñar. De otro modo, sería una moraleja.
    8 - El cuento debe partir de situaciones en las que él o los personajes viven un conflicto que los obliga a tomar una decisión que pone en juego su destino.
    10 - El cuento debe conducir necesaria, ineroxablemente a un solo desenlace, por sorpresivo que sea. Si el lector no acepta el desenlace es que el cuento ha fallado.
    En resumen, tal como abrí el comentario, es un cuento merecedor de alta puntuación.
    A todo lo anterior me permito agradecer y sugerir ya de paso, a quien no lo haga, que el soporte de cualquier blog, sea blogspot, wordpress, etc. permite la utilización de los temas "responsive" que favorecen la lectura en dispositivos móviles ( tener en cuenta que más de 2 de cada 3 minutos de lectura digital se hacen en móviles). En algunos blogs es tortuosa la lectura de las propuestas.
    A Nino Ortea, gracias por este trabajo. Me gustó mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Javier:
      Gracias sinceras por tu comentario. Me ha hecho sentir animado en lo creativo y alagado en lo afectivo. El que un desconocido como tú, Javier, me haya dedicado este tiempo y el que me estas pautas literarias es algo que me emociona mientras te estoy escribiendo.
      No conocía el decálogo de Julián Ramón Ribeyro –ni a su autor–, pero procederé a buscarlo por Internet. No tengo formación literaria más allá de la resultante de mis lecturas caprichosas. Poco aprendí de las lecturas forzadas en las aulas; es más, me temo que esa formación educativa me ha deformado y condicionado como persona, lector y escritor hasta el punto de no querer trabajar como educador, evitar lo académico y escribir de manera impetuosa, no cerebral (me ahogo corrigiendo lo que escribo, hasta el punto de que prefiero dejarlo inacabado a normalizarlo). Escribir ficción tiene en mí un efecto parecido al de una posesión (normalmente me posee mi heterónimo Nino Ortea) y cuando esta posesión se acaba de manera brusca no suelo recuperar ese espíritu creativo caprichoso (la voz es la misma, pero la tonalidad varía).
      Escribí “El club del folio” de manera continuada hasta que me di cuenta de que me estaba alargando en exceso, entonces paré y empecé a contar las palabras. Ahí tomó el control mi persona (Nino) que acabó el relato y lo editó. Lo colgué en cuanto alcancé el máximo de palabras permitidas y antes de que mi personalidad literaria retomara la escritura compulsiva y mandase al infierno la posibilidad de compartir el texto.
      Disculpa esta digresión que te estoy contando, Javier. Lo que te quiero asegurar es que me has hecho muy feliz (tanto a mi persona como a mi personaje). Me has otorgado la más alta puntuación a la que aspira un escritor: conectar con un compañero lector. GRACIAS.
      Respecto al uso de temas "responsive", de nuevo estoy aprendiendo según te leo. Voy a buscar información al respecto.
      Nunca olvidaré tu comentario, Javier. Mis mejores deseos.
      Nino.

      Eliminar
  30. Muy buen relato, Nino, combinas perfectamente a Poe con un psicópata "moderno". Enhorabuena. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mª Dolores:
      Gracias por tu lectura comentada. Me alegra leer que te parece acertada la combinación entre elementos de Poe y otros propios.
      Un abrazo, Mª Dolores.

      Eliminar
  31. La envidia, la soberbia, el alcohol, y por qué no decirlo, la locura, son una peligrosísima combinación, como lo demuestra tu estupendo relato dedicado a la figura de Allan Poe.
    Suerte en el concurso!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Josep:
      Gracias por tu estupendo comentario, compañero. Sí, creo que tanto la envidia como la soberbia son sentimientos/actitudes deshumanizantes/insolidarias. Quizá por eso también son premiadas socialmente. Respecto al abuso del alcohol y el abandono en la locura, son realidades que me cuesta abordar en este comentario.
      suerte en el concurso también para ti, Josep.

      Eliminar
  32. Hola, Nino.
    Menudo ego tiene Bill, nadie puede hacerle sombra y cuando cree que se la hacen, culpa a unos y otros. Un personaje muy bien creado. Al principio provoca tirria, de lo bien construido que está ;) Pero con ese final… qué macabro y bien conducido. Miedo da.
    Muchísima suerte en el concurso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Irene:
      Cuidado, que él sólo admite que lo llamen Mr. Wilson. Lo de Bill lo retrotrae a su adolescencia, a cómo lo llamaban sus padres adoptivos. Y, sabiendo cómo acabaron los dos, mejor evitamos apodos infantiles.
      Gracias por tu comentario, compañera.
      La suerte es el haber descubierto a compañeras como tú, Irene.

      Eliminar
  33. Hola, Nino. Es la primera vez que te leo y me gustó mucho. Has sabido enlazar guiños a la obra de Poe con total fluidez. El perfil psicológico del protagonista también está muy acorde al desenlace. Muy bueno. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mirna:
      Me alegra leer la buena impresión que te ha producido el relato.
      Gracias por tu lectura comentada.
      Un abrazo.

      Eliminar
  34. Hola, Nino. Me ha encantado tu historia de contadores de historias a la lumbre de una hoguera. Aunque no he leído el relato de Poe 'William Wilson' en el que te has basado he podido ver retazos de la vida del propio Edgar Allan Poe en él. Me ha encantado la manera en la que está escrito, lo bien que se lee y todas las referencias que introduces o eso me ha parecido porque las intuyo más que nada al no haber leído el relato original. Tienes muchos de mis puntos desde ya.
    Un abrazo y bienvenido a estos lares.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, MJ:
      Encantado con tu comentario lector, compañera.
      Somos muchos los que no hemos leído la totalidad de la obra de Poe y me parece genial: somos lectores voluntariosos, no completistas forzados. Eso sí; me temo que son legión quienes nunca han leído a Poe, sino que a los reputados reescritores que firman la traducción de sus textos al español o al francés (disculpa, mi reivindicación de la figura del traductor siempre condiciona mis valoraciones de autoría).
      Gracias por tu comentario, compañera.
      Un abrazo, MJ.

      Eliminar
  35. Hola, Nino. ¡Genial relato nos has traído para esta edición del concurso!, me ha encantado. Has sabido colocar muy bien las referencias a Poe y entrelazarlas con la trama de tu cuento para que tuvieran sentido. Te quedó muy bien.
    La historia se me hizo interesante de principio a fin. Y el personaje principal está muy bien desarrollado, con una personalidad bien trabajada.
    P.D: me recordó un poco al "Club de los poetas muertos".
    Suerte en el concurso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Cynthia:
      Genial me ha hecho sentir la lectura de tu comentario, compañera.
      Créeme que la colocación de esas referencias a Poe fue fortuita, o eso pienso, ya que cuando escribo un texto creativo la que se recrea es mi personalidad literaria; y ella es aún más desmemoriada que mi persona consciente (que es la que edita y adecúa las "enninaciones").
      Imagino que esa evocación de la peli de Peter Weir está ahí de manera inconsciente (es una película que marcó mi vida, pero ésa es un historia larga de contar y que afectó a mi persona vivida, no a mi personalidad literaria).
      Un abrazo, Cynthia.

      Eliminar
  36. Un final a la altura de un relato, en el que irremediablemente se visualiza la progresiva caída a los abismos del protagonista.
    Para alcanzar una fama que se cree merecer, no se duda en poner los medios adecuados.
    Poe, estaría satisfecho con los resultados, a mi entender.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Francisco:
      Gracias por tu generoso comentario. No estoy tan seguro de si a Poe lo satisfaría el relato o cogería un hacha para sacar estas malas ideas de mi cabeza, je je.
      Quien sí que está más que satisfecho con tu comentario soy yo, compañero.
      Un abrazo, Francisco.

      Eliminar
  37. a mi me ha gustado mucho tu texto. no ceo que hubiera sido conveniente despersonalizar a los otros componentes. hubiera quedado algo teorico, impersonal, falt de detale, borroso. cuando se te echan encima las 900 palabras a veces ahy que acabar a hachazos, como tu protagonista. Pero en tu caso no es demasiado drastico, incluso te permites ejemplos de futuras victimas. nos parece que 900 son muchas, y uno arma una historia mas compleja, ero 900 tampoco son tantas. siempre atropeyan aunque escribas mirando el contador de palabras. acortar luego...fff
    saludos y suerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Gabilante:
      Gracias por tu comentario.
      Probablemente tienes razón y de aplicarle cambios el relato no habría ganado en ritmo, simplemente sería otro relato. Mi manera de narrar no es sucinta, debo aceptarlo y mejorar, en vez de lamentarme de lo cortas que se me quedan 900 palabras. Y sí, lo de acortar un texto es un suplicio.
      Te agradezco el que opines de manera tan personal sobre el relato.
      Un abrazo, Gabilante.

      Eliminar
  38. Hola, Nino. Un relato juvenil en apariencia, el tuyo, que acaba como El Rosario de la Aurora. No podía ser de otra manera teniendo a un alter ego de Poe como protagonista, igual hasta más siniestro que el original. Los continuos guiños poetianos son otro aliciente para seguir el relato con interés hasta su clímax donde no queda títere con cabeza y todos los lectores tan contentos nos quedamos por eso mismo.
    Saludos y suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, JM:
      Gracias por tu comentario, compañero.
      Me temo que si Poe leyera este relato, lo calificaría de funesto, más que de siniestro. Gracias a vuestros comentarios he comprobado que el final, que yo temía brusco e impostado, funciona. No sabéis cuánto agradezco vuestra compañía.
      ¡Salud y suerte, JM!

      Eliminar
  39. Hola Nino, nos ofreces un relato entretenido con unos protagonistas como Bill muy bien creado que tiene su autoestima por los aires y lleva hasta el limite sus deseos de acabar con todo.
    Me gustó como nos cuentas toda la historia se lee con interés hasta el final
    Saludos y me alegro de leerte
    Suerte en el concurso
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Puri:
      Gracias por tu comentario, compañera.
      Es curioso cómo ciertas personalidades airadas y tendencias autodestructivas se asocian a rasgos de un (buen) creador. En mi caso, vivir al límite sólo ha servido para menguar mi calidad de vida.
      Me agra el haber contado con tu lectura y comentario, Puri.
      Un abrazo.

      Eliminar

Gracias por tu lectura comentada.

Entradas populares