“Librelena” es una caricia a mi madre y un beso a la libertad.