Un melodrama ambientado en el París de entreguerras del siglo pasado

viernes, 2 de febrero de 2018

Tras haber leido «Donde los puentes se alzan»




Encuentro en Clarisa Tomás Campa una escritora exquisita en su trato con las palabras: nunca se me ocurre una manera mejor de escribir lo que cuenta, que como ella lo escribe. Leerla es siempre un estímulo. En sus libros transmite una humanidad tan desbordante como contagiosa. 

«Donde los puentes se alzan» es una lectura que aviva el ánimo y ejercita el intelecto.