Para saber más sobre «LA GATA VIO AL ASESINO» sólo necesitas pulsar en la imagen superior.

jueves, 6 de diciembre de 2018

Zänder, el dragón acatarrado (V)


Encuentro con Gondra

Tras despedirse del rinoceronte volador y del bisonte alado, Zänder voló y voló sin reparar en que volaba y volaba; y se elevó y elevó, sin sentir que de sus temores se alejaba. Su instinto lo llevaba a aprovechar los vientos más favorables, para así poder avanzar sin apenas esfuerzo. Sus alas lo propulsaban fuerte sin que se sintiera débil, ya que la alegría le daba energía.
Al llegar la noche, tras tanto derroche de energía, se quedó dormido en cuanto se tumbó junto a un fuego reparador donde se había preparado un salteado de champiñones. Se despertó temprano, justo cuando se ponía la cuarta luna de Hauer. Supo instantáneamente que se encontraba más allá de Orión, cerca de la Puerta de Tannhäuser. Con sólo mirar al cielo mientras estiraba su nariz, podía calcular dónde estaba. E incluso saber la distancia que lo separaba en todo momento de Dragolandia.

Luego de prepararse un desayuno supervitaminante y mineralizante, retomó el vuelo. Se sentía confiado y seguro, no tardaría en encontrar a Gondra y, en cuanto él lo hubiera curado de su diferencia, podría volver junto a sus papis, Sygrid y sus amiguitos. Le apetecía regresar junto a ellos: pero mamá y papá lo habían educado para ser un dragón de palabra, y él había dicho y redicho que no volvería hasta haber encontrado a Gondra.
Al quinto día de su expedición, Zänder se sentía muy feliz y aún más expectante, confiaba en que tenía su destino delante de su nariz, que –por cierto– ya no estaba constipada y lo guiaba, con el acierto de un timón avezado, en su vuelo comenzado. Esa misma tarde reparó en lo mucho que se había alejado de Dragonlandia y en lo poco que le había costado hacerlo. Estaba contento con todo lo que le estaba pasando desde que había emprendido su búsqueda. Cuando quedaba poco para la medianoche, se zampó de un troche un cuenco repleto de fresas raspberreantes cubiertas por nata purplerain,
 
La imagen es un regalo de Sakkarah


Con el ánimo elevado, Zänder cayó en un sueño profundo. Luego de soñar con mamá y papá abrazándolo y con Sygrid sonriéndole, escuchó una voz que lo llamaba. Zänder abrió el ojo de su mente y vio a un dragón, de porte distinguido y expresión afable, que se le acercaba con seguridad. Zänder se sentía tan tranquilo que sólo se movió para incorporarse, ya que un dragón educado recive a sus visitas levantado.
—Hola, Zänder, hijo de Xana y de Cuélebre. Mi nombre es Gondra. Un rinoceronte y un bisonte muy salados me han dicho que estabas buscándome. Yo había acudido a su encuentro y ahora vengo al tuyo, amigo. Por favor, siéntate.
Zänder asintió con una sonrisa y se sentó en silencio. Estaba tan emocionado que permaneció callado
—No hay lugar para ti en mi refugio para marginados. No lo necesitas: eres diferente, porque eres especial. No sufres de ninguna mutación como el rinoceronte alado, o de alguna pigmentación, como la marciana rojiblanca. Tú eres un ser querido por quienes te rodean, pero eres tú el que no se acepta tal y como eres y quieres ser como los demás. Y ya lo eres, pues el amor te hace igual que las personas a las que amas: sufres y te alegras con ellos, vives su esperanzas y sus penas.
Y sí: eres un ser único. Pero lo somos todos corazón adentro. Únicamente necesitas aceptar que tu aspecto es diferente al de los de la mayoría de tu especie. Pero no del de todos: ya ves que yo tengo también una nariz roja y no voy por ahí alejándome de los que me quieren, sino que me acerco a quienes me necesitáis.
—Ya, pero tú… eres tan alto y tan elegante, la nariz te queda tan bien que…
Zänder, no admires en otros lo que está en ti y rechazas. Lo que hace de ti un ser especial no es tu hocico enrojecido, ni tu recién descubierta habilidad de vuelo… Es tu capacidad para ser amado por tus seres queridos. No pierdas tiempo buscando un refugio, cuando puedes pasar ese tiempo abrazando a tus padres o jugando con tus amigos. La vida puede parecer eterna, pero es tan frágil… El amor es una fortaleza. Tú lo sientes y lo concitas, refugiarte de quienes te quieren es huir de lo mejor de ti.
Zänder lo mira en silencio con sus ojos de color esmeralda muy brillantes, como si fuera a llorar.
—Ahora descansa, compañero. Sigue durmiendo. La vida es un sueño cuyo único dueño debe ser el amor compartido. Atrévete a ser tú y a ser tú mismo junto a quienes no te son indiferentes. La condición de diferente debe perfilar tu personalidad, no tu soledad.
Ahora te dejo. Si mañana quieres llegar a mi refugio, lleva esta runa a tu corazón. Si quieres volver a tu fortaleza, mira al cielo mientras estiras tu nariz.

Al despertarse, Zänder vio a su lado la runa. Se restregó los ojos y la piedra seguía allí. Se incorporó y, sin tiempo para desayunar ni asearse, miró al cielo y estiró su nariz. Calculó que si encontraba vientos favorables habría llegado a Dragolandia en cuatro días.


32 comentarios:

  1. Y éste es el fin, por ahora, del cuentacuentos de Zänder.
    Salud y suerte, amables leyentes.

    ResponderEliminar
  2. Tiene una gran enseñanza que todos deberíamos aplicar y aplicarnos día a día, me gustó, Nino
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Mujer Virtual: gracias por tu valoración lectora.
      La condición de “diferente” es ya de por sí difícil de sobrellevar, pues a uno le cuesta aceptar su contradicción frente a lo mayoritario. Es triste, pero muchas personas aparentan ser diferentes sólo por apuntarse a alguna moda o tendencia social impuesta, pero son intransigentes frente a la divergencia.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  3. Preciosisimo... me encanta, cuanta sabiduría hay en este cuento. Muchas gracias por el detalle...un beso grande, Nino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Carmen:
      Me alegra mucho el leerte, compañera. Gracias sinceras por encontrar un momento para venir y enloquecer.
      Los detalles son siempre tuyos. Eres una lectora estimulante y afable.
      Un abrazo cálido, Carmen.

      Eliminar
    2. Gracias, espero q hayas estado bien este puente.

      Besos grandes

      Eliminar
    3. El viernes he trabajado, pero el resto de los días han sido reparadores.
      Ahora me voy a comer con mi pareja, así que el día se presenta de lo más nutritivo para cuerpo y espíritu.
      Espero que tú también te encuentres bien, Carmen.

      Eliminar
    4. Me alegra mucho, pásalo muy bien :) Besossss

      Eliminar
    5. Muchas gracias, Carmen.
      Igualmente. ¡Te deseo lo mejor, compañera!

      Eliminar
  4. Me ha encantado, Nino... qué te puedo decir yo que mi especialidad es lo diferente. Un mensaje maravilloso y lleno de sabios consejos.

    La imagen elegida es preciosa... emana una armonía y elegancia maravillosa.

    Mil besitos para este día, compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Auroratris:
      Gracias por tutus palabras de apoyo. Eres una persona que vive con sentimiento y muestra consentimiento hacia lo diverso y lo especial. Leer tus ficciones o tus reflexiones garantiza encontrarse con una mujer abierta a comunicarse desde el respeto.
      Un abrazo, Auroratris.

      Eliminar
  5. El encuentro con Gondra lo he sentido como un encuentro contigo, ya que creo que es un personaje que habla mucho de ti.

    Es una pena que acabes la historia, me encantaba el dragoncito. Besos¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Ángela:
      Me gustaría que mis personajes hablen un poco de todos nosotros, sin por ello dejar de admitir que hay momentos en los que mi parte consciente se impone a la ensoñada y escribo en tercera persona lo que pienso personalmente: creo que muchas veces somos los primeros en rechazar nuestra diferencia.
      Un abrazo, Ángela.

      Eliminar
  6. Creo que escuchó lo que había comenzado a pensar.
    Bien contado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Demiurgo:
      Como maestro en relatos oníricos, sabes que en nuestros sueños usamos otras voces para hablarnos. Zänder lleva dentro un Gondra, al igual que todos llevamos dentro un ser que nos guía. Escucharlo a tiempo nos lleva al reconocimiento, hacerlo a destiempo acarrea el arrepentimiento.
      Un abrazo, Demiurgo.

      Eliminar
  7. Hola Nino , buenas noches gracias por pasar por mi blog , y dejar tu cariñoso comentario dándome animo por la perdida de una gran amiga , te lo agradezco mucho , en cuanto a tu entrada es muy entrañable por que al final podrá volver con su familia y amigos , ya que por una vez a aprendido de que el no es diferente a los otros dragones , lo que hace falta es que él se guste y se acepte tal y como es , te deseo una feliz noche amigo mio.

    Ahora hablando de otra cosa , como esta tú pareja del resfriado y ¿Y tú , como estas has probado lo que te dije del limón y la miel? espero que te abrigues cuando vayas al trabajo tanto si vas en el horario de mañana o de noche , ya que mayoría de los refriados se cogen , por que salimos de casa calentitos por la calefacción ,y salimos a la calle y si hace frío ya se sabe , en fin que espero que esteis bien los dos , y te repito te deseo una feliz noche y una feliz semana para ti y tú pareja , te mando un fuere abrazo , besos ronroneantes de flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Flor:
      Ante todo te envío un abrazo cálido, compañera.
      La pérdida de una persona querida es un proceso de duelo que, pese a repetirse, siempre nos causa desolación. Y esa tristeza es lógica ante la ausencia de esa persona. Confío en que pronto recuperes tu ánimo.
      Se ha recuperado, pero es alérgica a la penicilina lo que dificulta su tratamiento y hace que para ella sean dolores lo que para nosotros son puras molestias. Gracias por tu interés.
      Sí, tomé buena nota de tu consejo. Mi casa no está muy calefactada, no me gusta el calor industrial ya que me aviva la migraña. Gijón no es una ciudad fría, pero sí húmeda y mi barrio es muy ventoso ya que vivo en línea de costa, lo que hace que la sensación térmica en la calle sea desapacible. ¡Suelo ir bien abrigado!
      Muy feliz tarde, compañera.
      Te mando un abrazo ronroneante, Flor.

      Eliminar
  8. Un texto diferente sin lugar a dudas Tu imaginación vuela, salta ,se siente, va al ras del suelo y se eleva... Sin lugar a dudas tus cambios son inmensos.Qué suerte. Yo ando siempre en lo mismo aunque siempre puedo volar abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Mucha:
      Creo que lo importante es escribir tal y como uno se siente, y tú lo haces. Y, además, logras comunicar con quienes te leemos y establecer unos intercambios de opiniones muy vivos.
      Mis cambios de registro o estilo son una simple búsqueda de nuevas formas de trasmitir lo mismo: esperanza.
      Un abrazo, Mucha.

      Eliminar
  9. Mil gracias por tus palabras de apoyo y cariño que has dejado en mi espacio.
    Yo también quiero desearte unas felices fiestas navideñas arropado con el cariño de los tuyos y enriquecido con los éxitos que te proporcionarán tus libros, te lo mereces.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Kasioles:
      La muerte de una persona que nos es querida acarrea un periodo de duelo, creo que no es aconsejable vivirlo en soledad. Es conveniente hablar de cómo nos hace sentir su ausencia, aplaudo tu valentía al hacerlo.
      Gracias de nuevo por tus constantes palabras de afecto personal y por tus actos de aprecio. Te agradezco mucho tu lectura atenta en el blog y me emociona el que hayas comprado mis libros.
      Ahora y siempre os deseo lo mejor a ti y a los tuyos.
      Un abrazo afectuoso, Kasioles.

      Eliminar
  10. Nino, cuánto oficio literario en estas muestras de tu obra.La literatura, como escritura narrativa, es la que mejor de acompaña en tu soledad. UN abrazo de esta querencia, amigo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juan Carlos:
      Muchas gracias por tus palabras. Su efecto es siempre reconfortante y éstas en especial han tenido una consecuencia ilusionante, ya que no acababa de estar satisfecho con la manera en que he concluido la historia.
      Un abrazo, Juan Carlos.

      Eliminar
  11. Qué texto tan bonito, estimado Nino. La ternura y la sabiduría van de la mano para ser quien uno es. Es cierto que todo requiere su tiempo, pero este drangocito ha demostrado su valía y fortaleza y a llegado a él mismo.
    Es cierto que cuando se pierde a un ser querido y más si es en la infancia, de alguna manera buscamos esa conexión para no sentirnos perdidos. De alguna manera cuando uno quiere comprender, le entregan las herramientas para ello. Tiene tantos significados esta parte del final que es todo un reto resumir la bondad de tu escritura.
    Qué maravilla. No me canso de leerte y de comprender tu forma de escribir tan conmovedora y real a la vez. Espero que este cuento lo publiques en libro y podamos tenerlo en nuestras manos, para leerlo en voz alta en días familiares. Merece la pena.
    Te dejo mi admiración y mi cariño. Es un lujo leerte, amigo mío; un lujo que disfruto y agradezco.
    De grandes embrassades et beaucoup de soleils, pour toi et tu aimée. Tu as beaucoup de succès dans ton avoir, je le crois déjà!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compañera Clarisa:
      Es leerte y entrarme ganas de ser tal y como me escribes. Todo lleva su tiempo, pero me gustaría que pasara más deprisa y ya pudiera ser ese escritor que tú ves en mí al proyectar en mis textos tu excelencia comunicativa.
      Como sabes, quiero aprender más sobre la narrativa familiar y, si se me da la oportunidad, leer mis ninocuentos en público. Autoeditarlos es una opción que no me había planteado, pero quizá lo haga acompañándolos de dibujos (si me salen).

      Uno de los males de nuestra sociedad es la despersonalización que impone a quien quiere integrarse socialmente. La irrupción de las redes sociales no ha hecho más que aumentar esta marginación al diferente (es curioso, la “libertad” es algo que se nos vende como excusa para justificar el que se nos quiten derechos, pero se persigue si uno la ejerce en defensa de su parcela personal).
      Ya seas dragón o humano, tu vuelo será solitario si no vas donde van todos sin preguntarse a dónde están yendo.
      El final es un homenaje a mi madre (ella creía en el lenguaje de los sueños) y una autocrítica a mi autoignorancia de mí mismo (no sabes la de veces en las que me he buscado en sitios equivocados).
      El lujo es para mí esta sensación de plenitud que me proporciona el leerte, Compañera.
      Salud u suerte a ti y a los tuyos, compañera.
      Un abrazo esperanzado, Clarisa.

      Eliminar
  12. Querido amigo Nino:
    me gustan las enseñanzas que nos deja las historias de Zänder.
    En este encuentro con Gondra me deja una gran esperanza de búsqueda, tanto en su corazón como en el afuera, en otros mundos.
    ¿estás hablando el "vesre" (lunfardo revés)? ¿o es casual el nombre de Gondra?

    Fuerte abrazo de color verde esmeralda, camarada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querido Frodo:
      No falta quien mantiene que no hago nada a derechas; y son muchos los que sostienen que me falta mano izquierda. Acusarme de llevar la contraria no es nada nuevo; y afirmar que soy la contradicción andante es de un común vulgarizante…
      Pero tu escribirme que uso el "vesre" es sumamente reconfortante: habla de tu lectura atenta y de tu aprecio hacia mí. ¡Gracias! Sí, en esta parte he metido una serie de referencias a clásicos de la ciencia ficción: además he usado un lenguaje con ciertos reflejos a los mundos espejo.
      Un abrazo rocanroleante, Frodo.

      Eliminar
  13. Molto belli i tuoi lavori caro Nino e scritti sempre in maniera impeccabile, attraverso la scrittura riesci a trasmettere molto, per questo è sempre piacevole leggerti.
    Un abbraccio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciada Angeloblu:
      El placer es siempre mío. Cada vez que leo tus palabras y siento tu afecto, me reconfortas. Al pensar en el efecto que te supone el leer mi uso tan personalizado del idioma español, me siento muy agradecido hacia ti.
      Siempre agradecido por tu compañía, Angeloblu.

      Eliminar

Gracias por venir y enloquecer, amable leyente.