Ven y enloquece

Ven y enloquece
Ya está disponible en Amazon mi antología «Nada ha sido probado». Gracias por vuestro interés.

miércoles, 27 de noviembre de 2013

¡A mí la legión!



Es una suerte el que la culpa siempre la tenga el otro.
Lo de que la tengan los otros puede llegar a ser esquizofrénico, dado que más de dos son multitud; y lo multitudinario siempre me ha resultado ordinario. Además, eso de “los otros me recuerda a la peli de la Kidman; y puestos a montarme películas tengo mejor gusto que Amenabar.



El que las culpas de uno las pene otro, es tan rentable a la larga como el que las compras propias las pague el ajeno –alguien apellidado Mastercard o Visa–. La solución está en cambiar frecuentemente la tarjeta de nuestros cargos, lo mismo que cambiamos la “jeta” del cargante con nuestras responsabilidades. Te llegas a sentir como un rey al no ser responsable de tus actos. ¿No somos todos iguales ante La Ley? Pues, al igual que el personaje televisivo navideño, si lo hice no me acuerdo; y si lo firmé, no lo recuerdo.

A lo que llamo “otrear”, al otro lado del espejo lo llaman “proyectar”·o “reflejar”; aunque su nombre suele cambiar dependiendo de lo que case en cada casa. Y es que el recurso a el otro suele venir de familia, como la alopecia y la halitosis. No es que sea genético o congénito; pero sí que es casi innato el oír desde neonato eso de “Ya estás como el otro” o “A mí me gustaba más el otro”. Estos hábitos de familia no tardan en llevarnos al bifrontismo de modelar un otro con lo delator de uno mismo. Un tal Dorian Gray fue más elegante y encargó un cuadro a tal fin; pero uno no aspira a ser eternamente joven, sino a ser ocasionalmente querido.

No sé si es por empatía hacia los demás o por apatía frente a lo propio, pero el que la culpa la tenga el otro es todo un clásico en nuestro argumentarlo: el profesor es el culpable de nuestros suspensos; el árbitro, de nuestras derrotas y Hacienda nos lleva a la bancarrota.



¡Con lo bien que irían las cosas de funcionar a nuestra manera y no al albur de los otros, que además son legión, cual plaga bíblica!

Gijón. 24-XI-2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.