Ven y enloquece

Ven y enloquece
Ya está disponible en Amazon mi antología «Nada ha sido probado». Gracias por vuestro interés.

sábado, 22 de febrero de 2014

Maus, de Art Spiegelman (1 de 2).



Maus, de Art Spiegelman (1 de 2).
Guión y dibujo: Art Spiegelman. 296 págs. Blanco y negro.

        Dentro de la atractiva serie de lanzamientos con la que la editorial Planeta saludó la lejana edición de Expocomic 2001, destacó la publicación completa por primera vez en España de Maus; obra que supone la inauguración de un nuevo proyecto editorial, la Colección Trazado.
El primer volumen de los dos que componen originariamente la obra, ya había contado con una edición por parte de Norma Editorial y Muchnik Editores en 1989; habiendo permanecido los cinco capítulos que forman la segunda entrega –And Here My Troubles Began– inéditos hasta la publicación que reseño. Pese a lo dilatado de su periodo de producción –Spiegelman comienza Maus en 1973 y la finaliza en 1991, apareciendo a lo largo de estos años serializada principalmente en la revista Raw que él cofundó– la historia presenta una sorprendente continuidad temática y gráfica; por lo que su presentación en un único volumen, no sólo facilitó su lectura, sino que resultó algo lógico.
En su edición Planeta no tuvo en cuenta la citada publicación previa del primer libro, mostrando su reproducción una serie de luces y sombras respecto al trabajo anterior de Norma / Muchnick o a la versión de la británica Penguin Books. Tal vez Planeta tuviera pensada una futura presentación de Maus que mejorase la que presentaba, tal y como acababa de hacer con From Hell, producción que Eddie Campbell ya intentó que apareciese en su primer lanzamiento tal y como lo ha hecho ahora.

        


         Uno de los problemas a los que se enfrenta una obra como Maus, y que puede llegar a condicionar su lectura, es el que se circunscriba su interpretación al desarrollo de un único tema; máxime en un caso como el presente, en el que el trasfondo es una realidad tan atroz como el Holocausto Judío.
Aún está reciente el caso de Guerra de clanes, saludada por muchos como una trasposición de las luchas que asolaban Los Balcanes; pues su escenario es una interminable guerra civil, y sus dos creadores (Darko Macan y Edvin Biukovic) son croatas. Pese a que Macan negó repetidamente su intención de reflejar la situación bélica que lo envolvía, su historia continua siendo limitada por muchos a un brillante resumen del conflicto que asoló un país; olvidándose de que la obra habla de toda una serie de sentimientos eternos, y en absoluto circunscritos a un espacio geográfico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.